Novilladas: El apunte tapatío – ¡Termino el ayuno!

20130819-190336.jpg

Por Luis E. Carvajal para De SOL y SOMBRA.

Se terminó el ayuno en Guadalajara, tierra distinguida por los taurinos de nuestro país, entre otras cosas por una razón principal: La seriedad del ganado que se suele lidiar en la Nuevo Progreso.

Un cielo despejado que invitaba a sacar el pañuelo blanco y una sangre hirviendo de los muchos aficionados que contamos los días para volver al coso de la Calzada Independencia, siempre en busca de una ilusión enfundada en un vestido de luces, que año tras año nos invita a soñar con la próxima figura del toreo en México.

Casi 3 mil aficionados fuimos testigos de la presencia del disparejo encierro que presentó la ganadería de Caparica que en terminos generales se destacó por su escasa romana, pero que dio un buen juego y tuvo esa esencia que algunos taurinos del medio la justifican como “fondo” (en este caso prevaleció la nobleza pero no la bravura) y de esta manera disimular un poco la triste realidad de la fiesta “a medias” en nuestro país.

Ojalá que los ganaderos se preocuparan más por la selección de los encierros que ponen para esta plaza; claro que la responsabilidad es compartida con la empresa, veedores, apoderados y autoridades que esperemos no mantengan este listón tan bajo como esta tarde y le permitan a los jóvenes que vengan a Guadalajara, foguearse con novillos mas cuajados y serios como marca la tradición en esta plaza.

En lo artístico la tarde se la llevo Nicolás Gutiérrez que le arrebato un apéndice a su segundo novillo, el hidrocálido es un novillero que a pesar de su escasa madurez muestra las ganas que tiene de ser torero y nos dejo ver destellos de un temple narural y un oficio bien aprendido en su natal Aguascalientes.

Se le ve a gusto haciendo el toreo por ambos pitones, pero abusa de la búsqueda de la tan criticada nueva dimensión, factor común en algunos toreros actuales que prefieren descomponer la figura y ganar “profundidad”, concepto que podrá gustar o no gustar, pero que existe y cada vez son más los aspirantes que lo predican. Será interesante verlo de nuevo en la temporada para que pueda refrendar su buena actuación.

El primer espada es ya un conocido por la afición mexicana, me refiero al queretano Brandon Campos de la escuela “Tauromágia Mexicana”, que a pesar de contar con una larga experiencia por ruedos ibéricos, no pudo plasmar un amplio muestrario de su progreso en los tres novillos que lidio, aunque sí es evidente que anda muy toreado y con un envidiable sitio para las actuales filas novilleriles de nuestro país. En lo que si no anda con sitio es con el acero, que le impidio tocar pelo en esta tarde.

La relación entre la empresa y Campos parece que es sólida, por lo que no sera la última vez que lo veamos en el actual serial.

Si me preguntan con qué me quedo de esta tarde, seria con el joven Mendoza novillero del estado de Michoacán, un torero tan verde y tan natural, que no busca el aplauso fácil y tiene en sus manos un don que muy pocos jóvenes mexicanos hoy pueden presumir, por cierto una felicitación al matador Jacobo Hernández por este diamante que se está encargando de pulir.

A diferencia de sus compañeros de cartel, Antonio Mendoza demostró su clase desde el inicio de su faena en el único novillo que lidio, en donde dejo patente su clase al dibujar un par de verónicas de cartel muy coreadas y dejandonos ver que tiene una facilidad innata para conectar con el tendido.

Fue patente su quietud y que posee un repertorio basto en su toreo. Para el recuerdo quedaran unos estatuarios antiguos, los cambiados de mano y un toreo clásico que desempeño con ambas manos, siempre encajando la barbilla al pecho pero sin estancarse en el libreto por demás conocido de dosantinas, manoletinas y bernardinas.

Después de ver a este novillero, nos deja pensando en la poca imaginación de algunas faenas mecánicas que hoy en día realizan los jóvenes espadas alrededor del mundo taurino.

Faenas que más allá de buscar un concepto y un estilo propio, parecen tejidas con la misma aguja, algo que resulta preocupante en una carrera artística como lo es el toreo, porque al final del día aquello no trasciende.

A pesar del agridulce sabor de boca
¡Enhorabuena al joven Mendoza por marcar una notoria diferencia y una pronta recuperación!

Twitter @luiscarvajal0

1 comentario »

  1. Como escribe pen..jadas Sr. Carvajal, los toros estaban bien comidos, lo que no tenian era pitones,y usted lo que no tiene es ni ..uta idea de lo que habla, vaya petardo de cronista

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s