Tom Jones: «Nunca he ido a una plaza de toros, pero uno debe ser respetuoso con tradiciones que no entiende»

1403985955_730661_1403986231_noticia_normal

Por Diego A. Manrique.

Impresiona. Impresiona tener esa voz de trueno al otro lado del teléfono. Tom Jones (Tretford, Gales, 1940) no ha perdido su tesitura o su afabilidad. Aunque ese buen humor no es compartido por la encargada de supervisar la conversación, que interrumpe para regañar al periodista por determinadas preguntas y que finalmente corta la entrevista antes de lo previsto.

Gajes de tratar con las superestrellas. Lástima, ya que estamos ante alguien con cintura y que manifiesta la obligada modestia. Recientemente ejerció de telonero de Morrissey, cuando la lógica sugiere que debería haber sido al revés: “Fue un buen emparejamiento, al final no sabíamos quién llevó a más público. En contra de lo que te hayan dicho, Morrissey es un tipo encantador. Le conocía de… Bueno, los británicos que vivimos en Los Ángeles solemos quedar para tomar té y recordar la vieja patria”.

Cuesta imaginar semejante tea party, siendo Morrisey un antimonárquico vociferante y Tom un devoto súbdito de Isabel II, que le nombró sir en 2006, sobre el fondo de ese coro de voces disidentes que siempre protesta cuando se honra a un exiliado fiscal. La voz vigilante advierte que no proceden “las preguntas políticas”.

Desde 1974, Tom reside en Estados Unidos, donde tiene su principal mercado. Fueron demasiados años en Las Vegas, reflexiona: “Sinatra me dijo que tuviera cuidado, que Las Vegas te chupa la sangre. Y es cierto, lo vi con Elvis: actuar se convierte en una rutina y no te das cuenta de que hay otro mundo ahí fuera”.

«Me identificaba con El Cordobés. Yo también fui un chico pobre”

¿Sabes lo de Matador?”. ¿La película de Pedro Almodóvar? “¿Qué? No, no. Matador era un musical basado en la vida de Manuel Benítez. Tenía canciones formidables de Mike Leander y me comprometí a hacer lo que fuera necesario, actuar las primeras semanas, lo que quisieran. Me identificaba con El Cordobés, yo también fui un chico pobre que me lo jugué todo”.

Curioso: hacia 1965, Brian Epstein especuló con unir a sus Beatles con el torero en una película. “Ya ves, nada nuevo bajo el sol. El caso es que, cuando llegué a Londres, el guion estaba alterado. Los defensores de los animales habían protestado y los productores se acobardaron, quitaron muchas referencias al toreo y potenciaron a una especie de Ava Gardner. No lo entiendo: todo era simbólico, los toros estaban encarnados por bailaores flamencos”.

Parece genuinamente cabreado: “Sin los elementos dramáticos, yo me descolgué y el musical se cerró en pocas semanas; echaron la culpa a la Guerra del Golfo pero los responsables fueron los productores. No, nunca he ido a una plaza de toros pero uno debe ser respetuoso con tradiciones que no entiende. Pasó lo mismo con la caza del zorro en Inglaterra, prohibida por gente que nada sabe de…”. Un clic y su voz se desvanece. La entrevista ha terminado.

Via: http://cultura.elpais.com/cultura/2014/06/28/actualidad/1403985955_730661.html

1 comentario »

  1. Asi como el hay varias personalidades de ascendencia anglo a favor de la Fiesta como Hemingway,Madonna,Sharon Stone.Charles Chaplin etc.etc que nos dice mucho tomandolo de quien viene.Es muy importante tomar en cuenta y ejemplo a este tipo de lideres de opinion para defender la Fiesta…

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s