Feria del Pilar: Naturalmente Talavante.

Largo natural del torero extremeño durante su faena al castaño que hizo tercero, ayer en Zaragoza
Largo natural del torero extremeño durante su faena al castaño que hizo tercero, ayer en Zaragoza. EFE.

Por El Guerra para De SOL y SOMBRA.

Alejandro Talavante anduvo inspirado en Zaragoza y se encontró con un toro de Juan Pedro Domecq con el que destapó el frasco de las esencias en una faena inolvidable que marcara el serial de la Feria del Pilar 2014. La faena que de inicio a fin prácticamente se desarrolló por el pitón izquierdo, siendo este el más potable de toro, fue un tratado de buen toreo.

Que largos y expresivos fueron los naturales, unos más templados que otros, pero todos muy ajustados y sentidos. Al final una serie de derechazos y una arruzina hicieron crujir el Coso de la Misericordia. El clímax llego con una estocada letal y las dos orejas que le abrieron la puerta grande.

Con el sexto la tarde se le complico, pues el toro de Juan Pedro protestaba y calamochaba en sus embestidas, defecto que nunca pudo corregirle en su muleta el diestro extremeño que finalmente abrevió.

Diego Urdiales que entro en lugar del lesionado Finito de Córdoba, bordó el toreo de capa con su primero y con la muleta le hizo una faena inteligente y aseada, en donde ejecuto muletazos de bella factura aunque sin mucha ligazón. Lo mató de una estocada de ejecución perfecta y se llevó una oreja de ley.

El quinto fue muy deslucido, pero Urdiales aposto por él y anduvo por encima del complicado astado de Domecq. Fue una faena larga de mucho mérito y reconocimiento, pero finalmente de nula recompensa.

Enrique Ponce, se empeñó en alargar su faena al primero, con el que técnicamente anduvo en maestro, al igual que con el cuarto (bis) un sobrero de Torrealta, que aprovechó para hacerle otra larga faena, pero esta hay que decirlo estuvo aderezada de bellos momentos.

Una oreja fue la recompensa para la lección de poder y maestría de Ponce, un maestro que cada día parece que se acerca mas al ocaso de su brillante carrera .

El resumen final es que los tres espadas han estado extraordinariamente cada uno en su estilo y por encima del encierro de los Juan Pedros, que una vez mas han fallado en una cita importante.

FICHA DEL FESTEJO:

Cinco toros de Juan Pedro Domecq -el primero lidiado como sobrero- bien presentados, y un sobrero, de Torrealta. Mansos en general, con nobleza los corridos en segundo y tercero lugar, el resto fueron complicados y faltos de fuerza.

Enrique Ponce: ovación y oreja.
Diego Urdiales: Oreja y ovación.
Alejandro Talavante: Dos orejas y silencio. Al final salio por la puerta grande en hombros.

La plaza aparentemente se llenó en su totalidad en el séptimo festejo de la feria del Pilar.

Twitter @Twittaurino

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s