En Guadalajara… Luque: Cuando se torea con el alma Por Francisco Baruqui.

Luque. Foto cortesía de Alejandro Acosta.

La tarde de ayer queda con una significación especial para la Plaza de Guadalajara, que haciendo una entrada de un tercio en tarde caliente que invitaba a toros, se presenció una obra maestra del toreo en la conjunción de arte, nobleza y bravura, que queda para el recuerdo de quienes tuvimos el placer de disfrutarlo.

Corrida seria, cuajada astifina, y con condiciones variadas de lidia con hierro y divisa de San Isidro que habiendo recibido muy medido castigo en varas, puyazos para hacerles sangre tan solo para descongestionar, destacando un soberbio toro, cárdeno, precioso de estampa, con una lámina de lujo, corrido en segundo lugar que mereció los honores de arrastre lento por su gran calidad, fijeza, estupendo estilo, claridad en la embestida y son, mucho son, que fue la materia prima para que el artista español, de Jerena, Sevilla, Luque plasmara una obra taurómaca en la que la expresión, el sentimiento, la profundidad y la hondura cobraron relieves extraordinarios.

El encierro, con la seriedad del toro, tuvo movilidad, contrastando en condiciones de estilo pero abriéndose mucho en los toques para los engaños brindando la oportunidad de que los de la tercia lucieran.

A Daniel Luque le tengo viendo desde sus inicios como novillero, y al paso del tiempo se ha ido convirtiendo, al encontrar su propio estilo y todo el arte que dentro de sí atesora, en la gran figura que España está esperando en la nueva generación.

Capote de privilegio, abriéndose a la verónica como el abanico de pausa y cadencia con el que dibujó el lance fundamental, mandando y templando, cargando la suerte como se debe e hilvanar series de hasta seis lances que pusieron al público de pie, rematando con recorte para escultura.

Con la muleta, entendiendo a la perfección las condiciones notables del extraordinario ejemplar, Daniel se ha roto… abandonándose del cuerpo, ha toreado con el alma.

El toreo por abajo, tanto con ayudados con la mano diestra como al natural también con la misma mano y con la de cobrar, que es la zurda, ha desbordado todo el caudal artístico que es el mensaje que como artista que es, a transmitido a la sensibilidad del aficionado por la estética, por el ritmo, por el corte elegante, por el dejo con el que, repito, abandonado, se ha dado con el sentimiento torero que le esta haciendo verse en el mejor momento de su todavía carrera conjuntando cabeza y sensibilidad, la maestría de un oficio soberbiamente aprendido en base a una escuela depurada del toreo auténtico, el que vale, el de verdad…

Foto cortesía de Alejandro Acosta.

Cuando el cárdeno le pidió la muerte, perfilado en corto y por derecho se volcó sobre del morrillo haciendo la cruz, toreando mucho con la mano del engaño, que es la que mata, para sepultar el estoque en lo alto en una estocada de exposición y ganarse, con todas las de la ley las dos orejas y el rabo del estupendo San Isidro.

Triunfo clamoroso, con la Plaza entregada, y el estruendo del batir de las palmas en su honor, en una plaza como la de Guadalajara y su afición tapatía ante la que ha caído auténticamente de pie.

Con su segundo, el hueso del encierro, mostró con torería su técnica sus recursos, su inteligencia en una faena que fue bien apreciada por el cónclave, matando con brevedad, para salir a hombros cuando ya las luces de las lumbreras regaban el ruedo.

Torero de lujo, que deberá de volver pronto a este coso en el que ha empezado su campaña con el pie derecho.

El aguascalentense Fabián Barba ha sobresalido por una disposición y una entrega desde ponerse de hinojos a porta gayola y recibir con espectacularidad para de pie destacar con lances a pies juntos, chicuelinas, gaoneras que arrancaron fuertes aplausos.

Con la muleta se mira seguro y torero, que torería tiene este artista, comprendiendo la lidia para meterse a sus toros en la flámula, haciendo el toreo por abajo por los dos lados y con ambas manos en series que se le jalearon. Sus trasteos adolecieron de la excesiva prolongación pasando de faena a sus enemigos, incluyendo un sobrero de regalo de Montecristo, castaño anovillado, joven de cara que pocas condiciones ofreció para lucir. Poco eficiente con el acero, Fabián cobró estocadas defectuosas llegando a escuchar un aviso en cada uno de sus toros, pero dejando muy buena impresión por sus formas y entrega que el público supo agradecerle sacándolo a saludar en dos y dando una vuelta al ruedo en el cuarto.

Sergio Flores es un chaval que tiene mucho que dar. Después de haber sido reconocido como el triunfador de la pasada temporada, ha tenido una tarde en la que los deseos, el empeño y el tesón fueron el fundamento de una actuación lucida, destacando la faena del tercero, también como Barba, de larga duración en la que presionado por el triunfo de Luque le hizo intentar todo dejando constancia de su voluntad entre altibajos que sacaron un tanto cuanto de ritmo la labor. Breve matando, escuchó fuertes palmas.

Con el sexto estuvo en similar tenor, pero las condiciones de mansedumbre del de San Isidro que acabó rajándose le impidieron conseguir el éxito, no obstante que también intentó en otro largo trasteo ganarse las palmas. No se pierda de vista a este torero…

francisco@baruqui.com

Vía: http://opinion.informador.com.mx/Columnas/author/francisco/

Anuncios

2 Comentarios »

  1. No se dejen engañar por las loas de Baruqui, lo de ayer fue un encierro muy justo de trapío y casta, sólo el segundo tuvo calidad. Se rasgan las vestiduras por una faena ventajista, chabacana y de puro accesorio, Luque sale a torear con un telón de teatro. La verdadera afición ya hace rato que dejó de asistir a los tendidos, no van tragarse lo que Sahagún se empeña en servir. Lo del juez vergonzozo, salió el pañuelo verde catapultado.

    Me gusta

  2. LO DICHO COMENDADOR GUADALAJARA, JALISCO, ES HOY POR HOY, LA CATEDRAL DEL TORO-TORO, EJEMPLO QUE DEBERÍA TOMAR, LA EMPRESA DEL DISTRITO FEDERAL, PERO LEJOS ESTÁ DE HACERLO PUES EN LA PERSONA QUE REGENTEA DICHO COSO, PREVALECE EL INPORTAMARISMO, LA ARROGANCIA Y EL PODER, SOBRE EL RESPETO AL AFICIONADO Y A LA FIESTA.

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s