Para más inri: Regresa El Fandi a la Plaza México para la octava corrida de la temporada.

El Fandi y el toro sillon

¿Qué es lo que esperan los actuales dirigentes de la fiesta brava en la capital? porque por muchas orejas que se corten como en esta temporada, el aficionado finalmente ha acabado huyendo de sus corridas insulsas, donde no existe la menor emoción.

La empresa alegaba hace unos años que si no se anuncia a las figuras españolas no acude el público, pero no sólo es un problema de figuras y de nombres sino del espectáculo que se ofrece, carente de intensidad y vibración, con sólo sonrisas y éxitos de cartón piedra.

La clave está en el toro, ese del que huyen la mayoría de los toreros y los empresarios que actualmente dominan una fiesta que antes era eso, una fiesta, pero que ya va en reunión.

Por Juan Carlos ValadezDe SOL y SOMBRA.

Encerronas de oropel, triunfos e indultos caricaturescos, mansedumbre, falta de trapío, faenas intrascendentes son el resultado de las siete primeras tardes en la actual temporada con algunas excepciones muy contadas.

La gran pregunta es ¿Hacia dónde se dirige la temporada grande 2014 – 15?

Esa es la pregunta y si nos basamos en los festejos que llevamos hasta el momento, la respuesta seria; hacia ningún lado.

Con los cartuchos quemados de algunas figuras españolas que no llevan público en grandes cantidades a los tendidos, la empresa parece que apostará el resto del ciclo a los triunfos de los toreros nacionales, que tampoco convocan público, pero que resultan más económicos. Casi al 2 x 1 de la mayoría de las figuras extranjeras.

Solo Pablo Hermoso de Mendoza por su imán taquillero y Enrique Ponce por su empaque torero y gran tirón en La México, podrían salvar un ciclo caótico porque el resto de la caballada luce muy flaca.

Ni los extranjeros, fuera de Morante, ni los mexicanos fuera de El Zotoluco (aunque usted no lo crea) han conseguido que la gente acuda en grandes grupos a la Monumental.

La ausencia de la afición también se debe en gran parte a la gran escasez artística que se ha vivido en el presente ciclo, ya que solo la faena del Payo en el festejo inaugural, algunos momentos de Fermín Rivera en sus dos actuaciones, otros de Sebastián Castella que fueron emborronados por un corte de trofeos excesivo y una media faena de Alejandro Talavante, el resto del elenco ha impactado muy poco en el ánimo de la afición.

Todo esto a pesar del tono triunfal que lleva la temporada y de la lluvia de orejas aderezadas con puertas grande al por mayor gracias a una autoridad complaciente y amenazada, que han manchado una temporada que ha terminado por sepultar el prestigio que alguna vez ostento la Plaza México.

La realidad aunque nos duela es que al día de hoy La México, es la burla de América y Europa.

Pero la pesadilla continua, de hecho se dirige hacia su octava corrida con un cartel que parece perfecto para sacar de sus asientos al resto de la fiel afición.

Ya que para este domingo se anuncia el regreso de El Fandi cómo si de una película de terror de clase B se tratara. Si señores, el mismo torero que ha protagonizado en este 2014 momentos en Europa y América que solo han servido para denigrar y desprestigiar aún más nuestra alicaída fiesta brava.

Este torero granadino como todos sabemos no necesita del toro para montar cada tarde su puesta en escena. El Fandi va a lo suyo que es que dar show y pegar trapazos para que en una de esas surtan efecto en los públicos pueblerinos o confundidos, como el que actualmente manda en la Plaza México, una afición capitalina que ante tantos años de miseria ve un manjar donde solamente hay pan duro.

Pero si no le bastaba a la empresa con anunciar al Fandi, del bombín del mago se han sacado también al torero tlaxcalteca El Zapata – para que el repertorio populachero brille en toda su intensidad este domingo – y nos regalen toda su tauromaquia. Por cierto alejada de cualquier relación con el arte de los toros.

Con mucha pena hay que decirlo, completa el cartel Federico Pizarro, un torero veterano que la pasada temporada tuvo dos solventes actuaciones y en cada una demostró su buen toreo. Sin embargo como premio a esa buena temporada, la empresa lo anuncia en este cartel mutante, con lo que queda demostrado una vez más que los carteles se arman en contra del gusto del aficionado. Porque mire usted que poner a Pizarro con estos toreros banderilleros, es como acompañar un buen vino con un plato de aire.

De los toros de José María Arturo Huerta tengo que decir que se distinguen por ser toros generalmente bravos con movilidad, pero de fisonomía mediana y poca cornamenta. Así que no esperemos que el trapío mejore este domingo, sobre todo cuando se anuncie en esta plaza un torero ibérico por más mediocre que sea y al mismísimo Zapata.

El aspecto curioso es que tras siete corridas, con la excepción de los encierros de Barralva y Xajay, nadie en esta plaza se incomode por ver cómo le hurtan el verdadero espectáculo, el que produce la emoción que da la bravura cuando se anuncia una corrida de toros en su dimensión verdadera.

Pero todos callan, prensa y afición, nadie exige ante el espectáculo que nos ofrecen domingo a domingo y que está muy pero muy alejado de aquel por donde debe de caminar la tauromaquia del siglo XXI.

Por eso, cada vez resulta más difícil cruzarse los domingos en el tendido con los buenos aficionados de la capital y de otras ciudades que han dejado de asistir, mientras que algunos fieles parroquianos que todavía deambulan por ahí, siguen resignados a su desdicha.

Ahora que si usted no asiste al festejo y lo ve por TV, aquello es aún mucho peor, ya que tiene que soportar al cronista oficial con su lenguaje churriguresco tapando y confundiendo en cada tercio o en pocas palabras, haciendo su trabajo cómo su título lo dice; cronista oficial y portavoz de la empresa. Lo cual creo estimado lector, que resulta mucho peor que asistir a la plaza de toros.

Prueba de la gran manipulación que vive la “prensa oficial” es que tras el festejo del domingo pasado los cronistas de la ilusión y los enanos de los portales salieron todos juntos a pregonar el trapío de los toros de Xajay, como si hubieran encontrado oro o petroleo, exhibiéndose cómo realmente son; un grupo de oportunistas que se les olvida que las anteriores tardes callaron vilmente el poco trapío de otros encierros.

Por eso ya nadie les cree y a pesar de sus interesados servicios, la gran plazota está vacía. Así que ni eso están haciendo bien los “medios oficiales” con lo cual tampoco están redituando la ‘importante’ inversión en medios de comunicación que hace la empresa cada temporada.

Lo que todavía no alcanzan a distinguir este grupúsculo de taurinos es que la afición ha pasado de la indiferencia a la exigencia y protesta silenciosa.

Sin embargo esta protesta tiene como arma la peor formula o atentado que se le puede hacer a la fiesta brava en la actualidad; que es dejando de asistir a la plaza. Sin hacer ruido, ni broncas como ya está pasando. Y eso estimado lector, puede ser la puntilla de la fiesta en la capital mexicana.

¿Pero cómo se le puede pedir a la afición que asista a una farsa? Yo en lo personal no me atrevo.

La corrida de este domingo 14 de diciembre. Octava de la temporada. Toros de José María Arturo Huerta para Federico Pizarro, Uriel Moreno “El Zapata” y David Fandila “El Fandi”. Boletos en las taquillas de la plaza y en el sistema www.ticketmaster.com.mx

1 comentario »

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s