OPINIÓN: Maravillas

 Por Ignacio Ruiz Quintano.

El torero Posada de las Maravillas, que se llama José Luis Ambel, viene de Badajoz, como la cantante Rosa Morena, que se llama Manuela Otilia Pulgarín, y el lunes cortó una oreja (sesenta minutejos) en la orejería de Las Ventas, el mejor medidor de la socialdemocracia española, donde impera el arte por el arte, ya sea Isco con el balón… o Posada con la muleta.

Chesterton intentó decir que el arte por el arte es buen principio si se parte de la crucial diferencia entre la tierra y el árbol que hunde sus raíces en ella, pero muy malo, ay, si se dice que el árbol también podría crecer hundiendo sus raíces en el aire.

 Y en el aire estamos. Quien sepa del acontecimiento venteño por el “Magníficat” mediático, creerá haberse perdido la de Aparicio al toro de Alcurrucén (¡veinte años!), y tampoco fue eso.

El toreo de Maravillas fue como el politiqueo de Rivera, desnudo (sin chaquetilla) y por las afueras (“en paralelo”, según el canon de lo moderno). Sin más clásicos que Elvis, en el caso de Maravillas, por su forma de (ex) citar con la pelvis, y Sabina, en el caso de Rivera, que vive fascinado por dos versos a los que, según él, no llegó Quevedo:

 –Que ser valiente no salga tan caro, / y que ser cobarde no valga la pena.

Muleteó descamisado por un revolcón, cosa que no se le permitió a Belmonte en Sevilla una tarde de julio en que la Giralda se doblaba de calor como una vela de cera. Luego, sartenazo… y oreja, llena de los rumores del gentío, diría Cocteau, como una caracola con los rumores del mar.

Mondeño, por cuya elegancia se pegaron en barrera Cocteau y Yul Brynner, toreó en Beirut; la corrida fue en un campo de fútbol y el marcador luminoso anunciaba los “olés”.

 –Los libaneses decían “olé” cada vez que se encendía, y yo no he oído más “olés” en mi vida.

Como ahora en Las Ventas.

Hace tiempo que yo bajo a la plaza cantando por los pinejos “The glory of Lebanon shall come unto thee, the fir tree, the pine tree”…

Fuente: ABC Diario 

4 Comentarios »

  1. ¡Enhorabuena Nacho! Es la primera vez en mucho rato que leo una critica distinta a la de tanto comentarista amargado, me han provocado mucha risa tus comentarios. Es refrescante leer en otro estilo las mismas amarguras de tantos. ¡No le aflojes!

    Me gusta

  2. M e sumo a las opiniones vertidas por los comentaristas anteriores y les participo el estupor que me ha producido la lectura del lamentable artículo que han tenido Vds, el mal gusto de reproducir,
    No cabe en mi cabeza que el Sr, Ruiz Quintano −que, desde luego, no entiende de toros ni papa− haya sido capaz de exprimir hasta el límite toda la pedantería existente en su cerebro para cargar contra un novillero que, con todos los defectos propios de la novillería, supo sobreponerse a una voltereta impresionante que a punto estuvo de partirle las cervicales (no fue el calor, como a Belmonte,lo que le impulsó a quitarse la chaquetilla) y fue capaz de brindarnos, no sólo unos de los escasos momentos emocionantes que se han vivido estos días en coso madrileño, sino un puñado de naturales –auténticamente naturales, desmayados unos, desgarrados otros− realmente inolvidables.
    Lo verdaderamente inaudito es que el Sr. Ruiz Quintano, en su empeño de justificar el supuesto regalo de una oreja, vierte toda su diarréica e irrefrenable pedantería y cita con nombre y apellidos completos a la cantante Rosa Morena, al futbolista Isco, a Chesterton, a Elvis, a Sabina, a Quevedo, a Cocteau, a Yul Brinner… amén de permitirse reproducir el manido chiste de los sesenta minutejos y de cerrar su trabajo (?) con una bonita frase en inglés.
    Y me pregunto: todo esto ¿para qué?

    Me gusta

  3. Chico tú eres aficionado a los toros o solamente a poner verde a los toreros,es fácil tener una lengua viperina y odio a los toreros,
    Me gustaria verte a ti después del revolcon a posada de maravillas, tu tan diestro y machote.
    Tu no eres aficionado a los toros tu eres un amargado y resentido amigo.
    Te vengo leyendo tus comentarios desde hace tiempo,nunca leo un comentario que merezca la pena.que hables bien de un torero.
    Pena amigo eres un pena

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s