Ocho con Ocho: Diego Por Luis Ramón Carazo

image

En los sesenta en el mundo del toreo hubo un torero sevillano muy valiente y bajo de estatura que se convirtió en figura del toreo por su capacidad de sobreponerse a lo que le saliera por la puerta de toriles, su nombre  fue Diego Puerta quién en la época de los sesenta del siglo pasado vino a México para hacer pareja española con Paco Camino y contender con toreros mexicanos como Huerta, Rangel Y Capetillo.

Desde su presentación  dejó sello en la memoria colectiva, como ahora lo ha hecho por su toreo puro, reposado, de pies firmes en la arena, otro Diego,  de apellido Urdiales proveniente de la Rioja, más concretamente de Arnedo,  lugar dónde cada año se disputa entre los novilleros el trofeo Zapato de Oro, por cierto él después de varios intentos lo ganó en 1998.

Tomó la alternativa en Dax, Francia el 15 de agosto de 1999 y desde ese año hasta los dos más recientes,  su promedio de corridas actuadas por año era menor a 20 y hubo ocasiones que menos de la decena. El día de su alternativa en Dax,  Paco Ojeda celebró sus 20 años de doctorado, y con Manuel Díaz, El Cordobés, como testigo. Curiosamente el toro de su alternativa era de Puerta Hermanos, propiedad de los hijos de Diego (QEPD).

El 15 de noviembre de 2105 Diego toreó en La México sustituyendo a Enrique Ponce quién se afirma no se ha recuperado de la lesión en el abductor que sufrió en Nimes en septiembre de este año. Para hacerlo  se trasladó de España a México el jueves anterior con su esposa Marta Tomás quién le acompañó como acostumbra,  desde el tendido.

Ella y él han sido testigos de cómo el túnel del toreo para algunos es muy largo, apenas las dos recientes temporadas es cuando Diego además de torear corridas de las llamadas duras denominadas así por qué los ganaderos,  si bien buscan nobleza en las embestidas de sus toros, también dejan las asperezas del carácter de sus animales y por eso muchos les dan la vuelta para apuntarse y torearles, ahora por sus triunfos ya lo están anotando en los carteles de las figuras, que prefieren encastes más bonancibles como los provenientes de Domecq o de Núñez.

Si revisamos la trayectoria del riojano prevalecen en sus carteles las ganaderías de Victorino Martín, Fuente Ymbro, Miura, Dolores Aguirre, Guardiola;  por dar algunos nombres y desde luego con los alternantes que son los especialistas de esas corridas y poco se verá a las figuras punteras, insisto hasta este año, donde ya fue más frecuente que alternara con Castella, Ponce y otros.

La faena de muleta de  Urdiales al toro Inolvidable de Bernaldo de Quiros muy noble en su recorrido,  le ha realizado como una pieza bellísima por su sobriedad y pulcritud, la empezó a tejer con la mano derecha y la cinceló con la izquierda,  todo en un palmo de terreno para provocar el paroxismo de quienes descubrieron en Diego en minutos lo que tantos años les ha costado reconocer en España.

En su segundo nos deja en la retina unos naturales ayudados en los que barrió la arena de La México,  arrastrando la muleta.

Ahora  la Fusión Internacional de Tauromaquia es la que lleva los destinos de la carrera del riojano que vino acompañado por su hombre de confianza,  el subalterno y novillero retirado Luis Miguel Villalpando, nativo de Zamora, España y que por muchos años con algunas interrupciones ha creído en la capacidad de quién el domingo, estrujó a La México.

Si Dios no dispone otra cosa el próximo año veremos a Diego en los mejores carteles de su carrera y en México ya se abrió al apetito por verle más, seguramente así será.

Fermín Rivera pudo pasar con nota sobresaliente con una actuación muy madura , exponiendo ante la mar de mansedumbre de los toros guanajuatenses de Bernaldo de Quirós,  quién su concepto ganadero  es  la extrema nobleza.

Con el primero de la tarde el de la confirmación de Diego lo logró,  con los otros prevaleció el comportamiento huidizo de la preferencia de las figuras, Fermín estuvo firme en su concepto e incluso saliéndose de él, expuso  hasta lograr triunfar.

Así las cosas y dejando buen aroma el rejoneador Alejandro Zendejas y el reto de Fermín Espinosa por remontar el pasado que lo apoya pero que también le compromete,  su capacidad tiene que brillar para labrarse su futuro que de él depende que tan brillante será, argumentos tiene, esperamos que los haga relucir en las dos actuaciones que le restan por delante en La Grande.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s