Opinión: El Apoderado

  

Un buen apoderado tiene que ser: diplomático como Talleyrand, psicoanalista como Freud , matemático como Poincaré, dinámico como un Bussines y diestro en publicidad.

Por A. Garcia Polo.

Dentro del estamento taurino, una de las figuras más importante del mismo, es la del apoderado, igualmente llamados: representante de los diestros, manager, director artístico, mentores o consejero taurino. Persona que tiene poder o autorización legal del torero para representarle y proceder en su nombre. Hoy día se hace a través de un acta notarial que acredita el mandamiento o con un apretón de mano,

 
Por regla general el administrador, antes de firmar un contrato, suele comunicar al torero las condiciones en que se les ofrece. Siendo el diestro en definitiva quien decide si acepta o no el compromiso.

La importancia del mandatario es grande, fundamental e imprescindible en la vida práctica del torero,. Yo creo, después del diestro que arriesga su vida, la figura del poderhabiente es la más comprometida en el planeta taurino. 

La de apoderado es una profesión libre, para la que no se necesita titulo académico alguno. Sin embargo debe poseer muchísimos conocimientos de este mundillo, al tener que luchar en ocasiones contra esa planta de parásitos dañinos y estériles, los intrusos, ignorantes, aventureros sin escrúpulos y los falsos “Mecenas” que pululan por el entorno del espada. 

 Ya que el cometido del representante del torero, exige grandes dosis de psicología, saberse mover con habilidad y destreza entre bastidores. El manager es un secretario, un jefe de relaciones públicas, habla con las empresas, redacta campaña de publicidad, organiza viajes, invita a personajes de la localidad donde torea, en resumen: es tutor, asesor, director y administrador. 

No todo lo que puedan ganar es fácil, ya que recogen abundante cosecha de responsabilidades, errores, quebrantos, olvidos, ingratitudes y desengaño. La mayoría son personas inteligentes, activos y de conciencia que los dirige y administra bien, llevándoles al triunfo. Algún periodista dijo de ellos: “Piloto de toreros.” A veces tienen que soportar: olvido, ingratitudes y desengaño.

¿Cuál es la misión de un apoderado? .- Son varias: que toree mucho, cobre la mayor cantidad de dinero posible con el menor riesgo asequible. Le corresponde: registrar los contratos, visitar las ganaderías, preparar orientar y administrar la propaganda de su poderdante, acompañar al torero, asistir al apartado.

Decía D. Cristóbal Becerra: un buen apoderado tiene que ser: diplomático como Talleyrand, psicoanalista como Freud, matemático como Poincaré, dinámico como un Bussines y diestro en publicidad . Deben tener “la fe del carbonero” .

Hay que reconocer que alguno de estos hombres empiezan haciendo grandes inversiones en los novilleros, les ayudan a vivir, les proporcionan vaquillas para entrenarse en las ganaderías amigas, algunos toreros son ingratos con ellos; pero esto redimen a ciertos apoderados de los vicios que hay que cargarse en su debe ante la Fiesta, pensar que lo importante es el torero y su economía., por encima de la propia..

Apoderados famosos que yo he conocido están; José Flores Cámara, Eduardo Pagés, Domingo Dominguin, los hermanos: Andrés y Fernando Gago, Marcial Lalanda, Hermanos Lozano, Los Choperas y Choperitas, Simón Casas, etc. etc

Fuente: http://digitalextremadura.com/not/73388/el-apoderado/

1 comentario »

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s