RADAR TAURINO – El Mundo a la Espera. La Opacidad del 31-E en La México.

 f25ba6dbf258eb78

Decía “El Guerra”, fundador de este nuestro querido De SOL Y SOMBRA, justo a las cero horas de este 31 de Enero, no hay plazo que no se cumpla ni fecha que no se alcance. Y como el tiempo es parte del rigor de la Fiesta, tiene que ser igualmente parte del juicio rector de los hechos taurinos que acaecerán hoy en la tarde. Con toda la estela de expectación encima, la ilusión en el cielo de la Afición, lo único que ha reinado es la opacidad, tanto de la Empresa y no digamos del propio José Tomás en el culmen de su excentricidad torera. Tan solo queda decir que Dios reparta suerte…

 Por: Luis Eduardo Maya Lora De SOL Y SOMBRA. Especial

Sumemos años, meses, tiempo… la espera acabó.

Y la Plaza México se puede llenar, diez años después, no obstante, lo hemos constatado ayer, hay indicios de que aun hay muchas localidades y, ayer mismo, electrónicamente hubo quien evadió el cáncer revenderil e hizo la chica de conseguir numerados en la franja de la reventa.

Fila 17, segundo tendido. Para arriba.

Es decir, el efecto del veto televisivo de José Tomás hay que matizarlo porque va a ser un lleno total en el numerado pero sin apretaduras en el general. Esperemos que esto solo sea un pronóstico no acertado donde la negación de la televisión tiene el propósito de llenar la Plaza. Porque entonces no se entendería que cuando en la 2007-2008, siendo el torero madrileño un producto relativamente “nuevo”, hizo el favor y concedió la gracia de dejarse televisar incluso el 5 de Febrero.

Claro, como respuesta, las siguientes dos tardes en 2009, sin televisión, incluso el espléndido mano a mano con Arturo Macías, tampoco la Plaza se abarrotó, tristemente. Y sí, en cambio, dejó sin corrida a cientos de miles, quizá un millón de taurinos o de nuevos aficionados que no pudieron ver una de las grandes corridas en nuestro libro de aficionados.

Quién sabe dónde estaría la Afición de México de haber tenido la memoria de este festejo en un documento.

Real, fehaciente.

Y si este 31 de Enero de 2016, con toda la carga histórica que todos conocemos, con todo lo que implica el último domingo de Enero para la Plaza México y su indubitable estrella taurina, quiere empatar con esas fechas y el último cartel de José Tomás aquí tiene que estar a la altura de aquel finísimo público de 2009, del alternante que incluso se fue por delante, de la Autoridad que, aun siendo discutida, estuvo firme y, principalmente, del encierro.

Aquel de inolvidable de Xajay.

Y esta es la gran duda.

La excentricidad, la muy poca atención para con los aficionados que han hecho lo imposible por estar en la corrida, con la historia misma del toreo, por parte de José Tomás, nos hace ilusionarnos menos por una corrida que esperamos, que necesitamos, sea seria y bien hecha, que no es tanto pedir. Solo recordemos los tres primeros toros de aquel 29 de noviembre de 2009…

Bravura y presencia, esencia y apariencia, conjuntadas.

Pero aquel hermoso domingo, se trató de un José Tomás, en champaña vestido, previo a “Navegante”, que era capaz de matar esas corridas porque físicamente estaba mejor que nunca y taurinamente mejor que siempre. Solo queremos que ese torero, ya no el de 97, ya no el de 2001, al menos aparezca que no se reduzca a solo citar atrás que su temple no ceda ante el enganchón y que así se valore.

Porque eso es lo que vale de este torero, su capacidad de templar y no solo su quietud por la quietud misma.

La clave de la tarde ante lo poco que puedan, esperemos que no, ofrecer Los Encinos y Fernando de la Mora está en buena medida en las cuadrillas, ratonerísimas toda esta Temporada con varios nombres que hoy aparecerán con diversos petardos en la lista, si algo va a contar mucho es lo que tras la suerte de varas los capotes, más incluso que los palos, hagan a toros que en Aguascalientes, salvo uno del lote del primer espada, decepcionaron.

Así que la mesa está puesta.

Con la oportunidad de oro para Joselito Adame de meterse desde el primer instante, incluso en el primer toro, a la tarde, apretar y no perdonar sin acorrientarse porque el título de la publicidad le viene muy grande, México no quiere ni sentirá suyo a un torero que torea tan vulgarmente como en la tarde anterior.

Y por último, decía Santiago Amón que hay toreros que llevan el pase montado y son criticables, pero hay también aficionados que llevan el criterio montado y son igualmente reprobables. Sin televisión, cuenta muchísimo la crítica, simplemente justa y veraz, ese es el quid de todo este asunto, enamorarse de la verdad taurina.

Sea cual sea.

Porque los toros son el único espectáculo cuya publicidad y cualquier cosa que se diga previa, se acaba al salir el primero de la tarde.

La cual solo esperamos, solo deseamos, para bien, que histórica sea.

Suerte para todos.

Twitter: @CaballoNegroII.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s