Pepe Tomy otra vez, nos hizo el asco Por El Bardo de la Taurina

#Petardo…José Tomás. Tarde de decepción.

Durante la semana previa a la ‘Corrida de la Chirrioneada’ esto por el dicho ese tan mexicano de ‘¿Haber de que cuero salen más correas?’ como que el morbo fue la constante imperante al estar inmersos en la forma en que se desdoblarían algunas situaciones, digámoslas anómalas y otras inverosímiles, como que un juez llamado Gilberto Ruiz Torres fuera cesado por el resto de la temporada invernal que se está realizando en la Plaza México, por volver al camino de la cordura, y sí, es que en ese albero que con preocupante regularidad se transforma en una sucursal del  desorden, el influyentísimo, el caos, la prepotencia, la ignorancia hasta convertirse en la Sodoma y Gomorra donde los pecados brotan sin espanto y sin recato, donde un hombre se mete al ruedo a pedir chamba y la autoridad lo convida a que se retire para que el ritual continúe.

Donde desde el callejón uno le agarra una cuerna a un cuadrúpedo, donde a unos señores les permiten que a unos instantes de que un torero se va jugar la vida le quiten el tiempo so pretexto de darle un presente, ignorando el estallamiento nervioso en que en esos momentos se encuentra el que viste de seda y focos, donde se sueltan animalejos de dudosas actas de nacencia, donde los  pesajes parecen deformados y con aparentes castraciones cuerniferas, donde se regalan más orejas que en celebración de San Mickey Mouse en Disneylandia, donde se confunde lo bobo con lo bravo y se les premia por ello a los vacunos y cuando sale un juez en acto de contrición, se enmienda apegándose al reglamento y  se guarnece de regalar una o unas peludas a un español, pa’ que luego alguien poderoso se molestara y lo suspendieran, ¿en qué quedamos compadre? ¿Queremos orden o que continúe el desorden?

Ya luego vino un sainete que estaba programado y por ello era esperado producto de dos vertientes; la de la reventa estructurada ilícitamente y la de quienes invirtieron en un producto llamado boleto para luego ya maduro venderlo a través de las redes sociales y que fueron más satanizados que la virginidad de Sor Juana Inés de la Cruz, así llegamos a las  enaguas de la plaza donde nos recibieron con una encuesta ‘Por el bien de la fiesta’ – tres preguntitas solo le quitamos un minuto – a) ¿Para usted quienes son las persona que dañan  a la fiesta, los anti taurinos o los que hacen el negocio?, b) ¿está de acuerdo en que el reglamento y la Comisión Taurina deben reformarse?, c) ¿La Fiesta Brava en la capital es verdadera o fraudulenta?…

Luego ya seguro de no estar infringiendo ninguno de los decretos implantados para la ocasión como no introducir bazucas, lanza granadas, ‘cuernos de chivo’, la nueve milímetros, ni tampoco charrascas, puñales (de metal), verduguillos, navajas y eso sí ¿no sé si también la prohibición alcanzó a las resorteras, cerbatanas y hondas?,  mi emparedado de crema de cacahuate  me lo metí por el cogote antes de entrar a la plaza  junto con mi Jarrito de tutifruti, de los insumos pa’ drogarse en el graderío ni me preocupe porque todo mundo sabe que mi menda no le hace el caldo gordo al ‘Señor de los cielos’.

Luego el encuentro con una plaza tapiada por planchas de acero en algo que castrensemente le llaman barricadas, ¿de quién fue esa exageradísima, absurda y pésima idea de demostrar o hacer gala de un poderío repugnante?, la plaza muchas veces ha registrado verdaderos entradones con toreros mucho más imantados que los ‘Josefos’ y jamás se había recurrido a ensuciar de esa manera la fachada taurina más grande del mundo y que no nos vengan que fue para protegernos de los anti taurinos, que eran menos que el equipo vecino del Cruz Azul y más mansos que lo que medio se lidio el domingo en la ‘Corrida de la defraudación’

Solo agradecer a lo que queda del torero José Tomás Román Martin, el que me haya avalado este último día de enero el haberlo rebautizado como ‘Pepe Tomy’ en alusión directa a la forma en que espejea a la afición mexicana en una manera muy peculiar de quererla que es expresando ese sentimiento tan a flor de piel que tiene y que científicamente se llama ‘Me valen madre, todos ustedes aficionados mexicanos’ lo que no le debemos de perdonar es que en ésta hoy pomposa Ciudad de México nos la haya venido a plagar de cucarachas inmundas, pestilentes, feotas, indignas y sobretodo ignorantes de lo que es la raza, la casta, la bravura ¡Qué asco!

Y solo para las estadísticas decir que asistimos a la última corrida de un mito al que ahora no le alcanza ni pa’ armar un mitin, y al que la vida nuevamente le negó la fortuna de morir en un ruedo y es que esta vez el toro ‘Bellotero’ que le pudo otorgar el pase para alcanzar la eternidad y la gloria torera al atravesarle la yugular, tan solo le lamió el pescuezo sudoroso porque la cucarachas y más cuando son pargas, inconfesas, debiluchas no dan cornadas dan…lástima, bueno como sería la cosa que a una de esas sabandijas que el propio torero a su gusto e imposición trajo para el fraude, la tuvieron que regresar al caño y en su lugar sacaron una igual y es que esta especie, así son, se reproducen idénticas hasta en gramos y desfachatez cuando no han alcanzado el estado adulto o cuando son enclenques de nacencia, bueno como sería la pequeñez que cuando el señor del palco supuestamente regidor le regalo de recuerdo una peluda, esta se le perdió entre las manos de un subalterno al que se la deposito.

José Adame un torero comparsa, esta tarde en que salió auténtico tal cual es y de él solo decir que; el peso de la responsabilidad ya le doblo el espinazo y por eso más allá de su bullanguería, todo le pesa comenzando por las ‘pantuflas’ esa que avienta por la arena al alimón de la montera que lanza con todas sus fuerzas por los aires en una manifestación de que lo suyo no es el respeto a la indumentaria  ni a la elegancia en ninguna de las notas de la partitura torera, aunque haya quien le regale retacería vacuna en algo que le cuelga un recadito que dice ‘equivocación’.

Los ojos del mundo voltearon al México taurino y ahora de la vergüenza no sabemos en dónde meternos al haber consentido que un español como hace 500 años nos llegara a doblegar…

4 Comentarios »

  1. Excelente narración o crónica Sr. Bardo, sin pelos en la lengua y realista al 100%, lo felicito porque además de buen periodista, usted con estos escritos tiene mas valor al enfrentar a tanto personaje nefasto, que PEPE TOMMY al enfrentar a esas cucarachas asquerosas como bien dice usted.
    En hora buena y si quiere usted presenciar espectáculos taurinos no tan bochornosos como los de la México, lo espero en esta bella ciudad de Guadalajara donde todavía peleamos como gatos boca arriba por la presentación del verdadero toro, que déjeme decirle aquí entre nos que desde que el gerente Barrerita llego a ETMSA pura habichuela nos quiere dar o bien, le anda queriendo mover la silla al hoy juez de plaza.
    Saludos

    Le gusta a 1 persona

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s