Es lo que digo yo: Sebastián Castella, Gloria y Majestad

castella15_xoptimizadax--1350x900
CASTELLA: De Guadalupano de Teofilo Goméz a Seda de Oro de La Joya, toda una época y tauromaquia de una gran figura del toreo.

Por Luis Cuesta para De SOL y SOMBRA.

El pasado viernes 5 de febrero fecha emblemática para La Plaza México, Sebastián Castella le demostró a toda la afición de México porque es una figura del toreo. Torero sobrio y elegante, de poderío, técnica y gran valor dio una lección para todos aquellos que aspiren un día con llegar a ser figuras del toreo.

Ser figura del toreo es la meta de todo el que se viste de luces y Castella siempre lo tuvo claro de su presentación en público el 30 de marzo de 1997 en Aignan (Francia). En México debuto con picadores el 17 de enero de 1999 en la hoy tristemente olvidada Plaza de Toros Caletilla de Acapulco -semillero de grandes figuras del toreo- con novillos de Cerro Viejo, alternando con Javier Gutiérrez, Jorge González e Israel Téllez.

El 12 de agosto del 2000 tomo la alternativa en Béziers con toros de Juan Pedro Domecq cortándole una oreja a cada uno de sus ejemplares, siendo su padrino aquella tarde Enrique Ponce y José Tomás de testigo.

Desde ese año su carrera subió a niveles vertiginosos entre triunfos sonados en Madrid y los ruedos más importantes del mundo, en donde en más de una ocasión pago con sangre el derecho de piso hacia la cumbre del toreo.

Castella tiene también el enorme mérito de haberse convertido en la primera figura de la historia de Francia e imponerse como un torero revolucionario de su generación, que ha influenciado a muchos toreros jóvenes que han visto en su toreo y personalidad un espejo de lucha, ya que además de los toros, tuvo que superar el factor en contra de triunfar en España al no ser un torero nacido en esa tierra.

En el pasado festejo de aniversario de la Plaza México, Castella salió a arrimarse y ponerse muy cerca del toro para poder triunfar como si no hubiera mañana y de esa noche dependiera el seguir toreando o quedarse en su casa para solamente ser uno más.

Después de una dolorosa cornada en el primero de su lote, salió con hombría y decisión para lidiar al segundo de su lote, pero ante lo deslucido del mismo, regalo un toro de La Joya  que tuvo movilidad y fijeza, pero que embestía siempre a media altura y punteando.

No fue la faena bonita, limpia y artística que suele caracterizar las grandes faenas en La México, pero fue una faena de entrega y técnica, en donde por momentos Castella pudo expresar lo mejor de su tauromaquia en algunas series de muletazos por ambos lados con mucho temple y largueza, en lo que fue una faena variada y emocionante de principio a fin.

Cuando el público solicitaba erróneamente el indulto, Castella hizo caso omiso de la petición y se fue por derecho para dejar un estoconazo. Dos orejas inobjetables en la que ha sido junto a la faena de Morante de la Puebla, lo mejor de la presente temporada.

Gloria y majestad para esta gran figura del toreo mundial.

A la imagen del éxito de Castella se sumó la cara de la derrota de una promesa fugaz como lo fue en su momento Arturo Saldívar, que nuevamente ha tenido una temporada en la Plaza México para el olvido.

La gran duda que me queda es: ¿Por qué Saldívar no regalo un toro antes que el diestro francés tras su lamentable actuación? ¿No se quiso arriesgar con Seda de Oro de La Joya, un toro que era alto de agujas y de imponente cornamenta? ¿Por qué no dio ese paso adelante de casta, dignidad y celo profesional?

La respuesta es muy obvia: Esa es la gran diferencia entre las figuras del toreo y el resto.

Por su parte el primer espada Ignacio Garibay tuvo una muy digna y grata actuación, pero por sus fallos con el acero malogro la oportunidad de poder redondear su temporada en La México.

EL SUPER DOMINGO DEL ANTICLIMAX TAURINO

Del festejo del domingo – de Super Bowl- que por cierto no convoco a más de tres mil personas, es mejor no decir mucho, salvo que el querétano Juan Pablo Llaguno se vio un poco más decidido que el resto de sus alternantes, que en términos generales junto con el ganadero Pepe Marrón tuvieron –otra vez- una tarde para el olvido.

Y remato con lo expresado por el Maestro Castella tras su triunfo: “Quiero seguir creciendo taurinamente y seguir sorprendiendo, quiero dar mucho de qué hablar en este 2016″. 

No hay duda de que las figuras del toreo están hechas de una pasta especial.

Es lo que digo yo.

Twitter @Luis Cuesta_

3 Comentarios »

  1. Y del domingo; ya se veía venir, la corrida de los júniors. Exceptuando a Juan Pablo Llaguno, los demás jóvenes, y no tan jóvenes, son y serán del montón. Es increíble que tanto a Silveti como a Armilla, les hayan dado 3 corridas a cada uno, es decir, 6 toros per capita y que no hayan mostrado más que mediocridad a raudales. Que desperdicio de oportunidades. Lo rescatable de la tarde, la clase, el gran sentido de las distancias y el temple del joven Juan Pablo, que como siga así puede llegar muy lejos. Si acaso poniéndonos exigentes, le pediría ser mas descarado ante los toros. Dejar a un lado la solemnidad y arrebatarse un poco más

    Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s