Ocho con Ocho: El efecto de José Tomás Por Luis Ramón Carazo

En dónde quiera que actúa José Tomás como lo hizo el viernes 24 de junio en Alicante, día de San Juan, la verbena mundial provoca un gran impacto emotivo y económico en las plazas en las que se presenta. de igual manera que lo hicieran en su tiempo los cordobeses Manolete y El Cordobés, el primero como José, en pocas tardes, el segundo con el mérito de hacerlo en múltiples ocasiones.

Para algunos lo de José Tomás,  ha contribuido a construir una figura elitista por los altos precios en los que se cotizan las entradas para verle, sin embargo, ese fenómeno es el que provocan los grandes genios del toreo, puesto que es tanto el interés que existe por verle torear,  que los precios de hoteles, restaurantes y desde luego los llamado billetes en España, alcanzan precios estratosféricos y así fue entre otros en su tiempo, en las actuaciones tanto de Manolete como de El Cordobés.

La negativa a ser transmitido en vivo y sólo permitir visualizar unos minutos de sus actuaciones en las plataformas de comunicación. pudiera ser otro factor,  pero y ya lo vimos en la Plaza México, con todo y que lo negociara dudo mucho que el aficionado de cepa,  se quisiera perder la emoción de verle en vivo, como sucedió en Alicante con el buen toro de Núñez del Cuvillo, para saborear por ejemplo sus naturales.

Y desde luego que en su estilo la respuesta de José María Manzanares fue de pelear la palma de la victoria y construir para su historia una faena que fue la respuesta clara de que el toreo, siempre tiene versiones y formas diferentes de ser ejecutado, por tardes así es que cada actuación del de Galapagar se convierten en un suceso.

Además del tema de la atracción de personas de todo el mundo, también se logra que los abonos de las ferias como sucede en Huelva y en San Sebastián por dar dos casos, vuelen como decimos en México,  como pan caliente,  contribuyendo a mejorar las entradas de las tardes que acompañan a la de su presentación.

Por esa razón es que los honorarios que devenga son merecidos, siempre se ha dicho que el torero más caro,  es el más barato y en su caso se cumple a cabalidad el adagio, súmele los ingresos directos del abono completo y la derrama económica en cada sitio y las cuentas serán en favor del madrileño en beneficio del toreo y de las poblaciones que lo presentan.

Hoy en tiempos de elecciones en España es muy importante que los políticos tomen nota y no se inclinen a pensar que las repercusiones de su prohibición no solo atentan contra quienes los amamos,  sino también tienen una gran repercusión económica en épocas en las que el mundo está padeciendo crisis de empleo y de esperanza en el futuro.

Y todo sustentado en un estilo de torear ajustado, con un trazo casi perfecto, ha perdido unos pocos centímetros de cercanía en  la manera de citar y embarcar de José Tomás,  pero ahora lo que brilla es el temple, la continuidad, la pureza en la ejecución con la bamba del trapo rojo como señuelo y con el tiempo lo que  ha logrado José es ganar en belleza lo que antaño combinaba con mayor drama.

Con el capote es variado y por lo tanto, parece que la angustia que lo acompañaba en cada actuación ha sido sustituida por el exponer no para imponer un camino, sino para encauzar la embestida hacia la plasticidad y la emoción combinadas.

En tiempos de José Tomás,  lo preocupante es que él transita en solitario, no se ve en el túnel hacia adelante o hacia atrás alguno capaz de mover a tirios y troyanos, a aficionados y a legos,  a verle dónde actúa hoy que tenemos oportunidad, disfrutémosle.

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s