El Cid: “Un 50% de un torero es la mentalidad”


Por Victoria Rodríguez.

Manuel Jesús Cid Sallas lleva toda una vida en el mundo del toro. A sus inicios, difíciles e ilusionantes, como él mismo define le han seguido más de quince años en los ruedos desde que tomó la alternativa en Las Ventas en el año 2000. Desde entonces, faenas memorables como la que dejó en Guijuelo la temporada pasada y que espera repetir este verano después de un gran entrenamiento invernal que le ha dejado buenas sensaciones para este 2016. 

– Echando la vista atrás, ¿cómo valoras la pasada temporada? ¿Satisfecho?

– Sí. La verdad es que contento con la temporada. Satisfecho no porque me quedé fuera de muchas ferias importantes pero en las que estuve, creo que lo hice a un nivel muy alto. Terminé la temporada en una línea ascendente y muy buena y con buenas sensaciones a principio de temporada. 

Esto es una lucha continua. Hemos tenido todo el invierno una preparación intensiva. Hemos estado en América también a un nivel muy alto. Hemos empezado este año en Sevilla aún sin suerte pero con una sensaciones muy positivas porque mis dos tardes, de no haber sido por la espada, hubiera cortado una oreja cada tarde. He empezado muy bien y las vistas las tengo puestas en Madrid que ya está a la vuelta de la esquina. 

– ¿Cómo fueron los primeros pasos en el mundo del toro?

– Los primeros pasos, muy duros y sacrificados, con muchos sinsabores pero con muchos momentos de alegría y, sobre todo, fue un aprendizaje duro porque me hice en el valle del Tiétar con novilladas duras. Había que torear, coger oficio y mantener la llama de la ilusión de ponerte el traje de luces. Tuve momentos muy buenos. Toreé en casi todas las ferias importantes del valle del terror como le decían. A mí me sirvió muchísimo para tomar la alternativa en Madrid. 

Desde ahí mi comunión con la plaza de toros de Madrid ha sido muy bonita, he dado grandiosas tardes de toros. Como he toreado y cuajado toros en Las Ventas lo he hecho en muy pocos sitios y eso se lo debo a los comienzos duros pero muy positivos. No cambiaría nada de lo que viví porque los toreros se tienen que forjar en la dureza para después apreciar cuando las cosas te salen y cuando vienen los momentos buenos. Sobre todo, si eres constante, te llega y cuando llegan los momentos dulces es cuando te das cuenta todo lo que ha pasado.

– Cuando te pones el traje de torero y pisas una plaza, ¿qué quieres transmitir con tu toreo?

– Mis sensaciones, lo que en ese momento siento. Quiero transmitir pureza, clasicismo, que es como yo siento el toreo. Cuando estoy bien y me sale un toro acorde para hacer mi toreo, se me nota muchísimo y cuando estoy adisgusto, se me nota también. Soy una persona muy transparente y a lo mejor no me sé tapar con ciertos tipos de toros que otros compañeros sí lo hacen. Admiro a esos toreos porque a mí me gustaría ser así pero no puedo porque cuando me sale bien, lo siento mucho y cuando veo que no me va a salir, mentalmente me vengo alguna vez abajo y no insisto lo que debiera. Un 50% de un torero es la mentalidad.

– ¿Hay alguna faena que se haya quedado marcada por lo buena que fue?

– Hay más de una pero sobre todo hay faenas importantísimas en Madrid. El toro de Victoriano del Río en la Feria de Otoño fue un toro muy bueno que lo cuajé extraordinariamente bien y no lo maté. Esta, mi primera puerta grande en Madrid son toros que se clavan. Mi primera Puerta del Príncipe con una corrida de Juan Pedro, una corrida en Nimes donde corté cuatro orejas… Hay muchísimas faenas. 

Recientemente la faena de Guijuelo. Hay gente que dirá que es una plaza de menos importancia pero yo cuando me pongo el traje de luces y piso un ruedo, me da igual que sea Guijuelo que Madrid. Esa faena la podría haber trasladado a Madrid. Son faenas que se te quedan en la retina y no se te olvidan y eso es señal de lo que se hizo aquel día llegó al corazón. 

– En Guijuelo recibiste el premio a esa mejor faena. ¿Este año te volveremos a ver en Guijuelo?

– Lo espero. Estar anunciado en Guijuelo a mí me llena de ilusión. Creo que es una feria que se está consolidando como de las más importantes de Salamanca y de Castilla y León. Son carteles muy bonitos, rematados y junto con Salamanca, Guijuelo, Ledesma, hay cuatro o cinco sitios que son plazas que están cogiendo una importancia muy bonita dentro de la temporada taurina. No me gusta decir que este año voy a recoger el premio. Uno siempre va con esa ilusión de querer triunfar pero uno propone, Dios dispone y el toro descompone pero siempre hay que ir con mentalidad ganadora y así muchos defectos de los toros, los tapas, y si sale uno para pegarle quince o veinte muletazos como salió el año pasado, intentar pegárselos. 

– Imagino que con los mejores objetivos para esta temporada

– Con unas sensaciones muy buenas. Hemos tenido un invierno muy duro de entrenamiento y ahora mismo estoy a dos caballos entre Sevilla y Salamanca entrenando y no paro de estar en contacto con los animales, las corridas e intentar plasmar lo que tú entrenas delante de los animales. Eso es lo que todos los profesionales queremos. 

Fuente: www.salamanca24horas.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s