Volvieron los festejos a la capital Por El Bardo de la Taurina

Una impertinente lluvia termino sacando al poco publico, pero entusiasta, que se había congregado en la Plaza México.

La plaza más grande del mundo que lo es La México, localizada en el ombligo de la metrópoli capitalina, éste domingo  abrió su puerta de hierro, la que permaneció trabada hasta casi enmohecer por largo tiempo, para ello se armó un cartel operativo de tronío, Don Alberto Bailleres, el Arq. Javier Sordo y el matador Mario Zulaica, mejor, regular o lo que sea, solo el tiempo lo dirá, por lo pronto, los tres, en tercia abrieron el compás y con paso firme empezaron a conquistar a la afición presente y a la virtual, que desde la lejanía se metió al esperado suceso, el que hay que decirlo desde ‘endenantes’ había comenzado primeramente con el destape de la chistera de la que salieron un manojo de novedades, que desde un principio prometían y de ello dejaron constancia cuando las inconformidades empezaron a aflorar, lo cual fue buena señal, pues si el anuncio de la Temporada de Novilladas hubiera valido cacahuates, pues ni quien se hubiese ocupado de él.


Los grillos cantores y los jilgueros de lengua suelta al oído, le habían susurrado a esta columna que se estaba registrando harto movimiento de camiones materialistas,  los cuales entraban a los laberintos del embudo y ahí andaban como subibajas, llevando arena fresca para espolvorearla en la pandereta torera, a la que previamente la habían dejado bien niveladita,  a  las tablas y las contrabarreras  les aplicaron un rojo labial con lo que quedaron rete guapotas, al estuche en donde guardan a los toros le dieron una buena maquillada hasta dejarlos como dormitorios V.I.P., la azotea lució muy cuca con su diadema en colores españolados que invitan a llegarle a un Torres 10.


Se había levantado mucha bulla entre los aficionados y entre los solo entusiastas, ¡Qué vamos a los toros!, ¡Que ahí nos vemos!, ¡Qué te traes a la comadre! O sea previó al jolgorio se armó un mitote a la mexicana que dio como resultado que la zona de barreras se viera alegrona y la del primer tendido  copeteado, resaltando los palcos y lumbreras donde se llenó de bote en bote. 


Los billetes como ustedes le dicen a las entradas en España, pues digamos que estaban como butaca de cine, comoditos, una barrerita sin sol unos 10 euros que son como $200.00 devaluados papeles y con sol como pues como 7 euros, $150.00 más arribita pues los precios más abajito, lo que sí, hablando de taquillas las señoritas expedidoras de los cartones de acceso de sol  se encontraron con que les falto práctica y nos tuvieron casi una hora pa’ darnos a cambio de la lana, el salvo conducto, ya adentro otra agradable sorpresa cero guaruras intimidadores, ni sujetos vestidos de negro tenebroso y el personal de ‘Total Safety’ muy en su papel, vistiendo de gris sobrio y cuidando el orden, sin asomo de prepotencia 


El ambiente antes del festejo sabrosón, dándose abrazos los unos a los otros, como si se hubieran encontrado en Júpiter después de una ausencia planetaria, los changarros de tacos como ‘El Huequito’ más caros, ¡imposible! pues ¿cómo estará la cosa? que por lo que se paga por un ‘gringa’ (tortilla de harina con carne) y una agua de chía me zumbo una rubia en la calle de Montera y además no le tengo que dejar propina,  los puestos de birria pues como siempre, a todo dar, caldositos, hirvientes y picosones, los vendedores de puros chafas y  sombreros de cartón, pasando las de Caín  porque no había muchos turistas ni villa melones y en cambio los que vendían cascaritas  de plásticos pa’ la pañí, sí la levantaron.


Ya dentro, cuatro chavales dos de los del pasaporte colorado de los que otorga España y dos mexicanos que solo requirieron el permiso del padre y la bendición de la madre pa’ salirle a seis novillos, que traían  vigente el ISSO que certificaba su procedencia, edad y casi todos guapura, luciendo la divisa de la dehesa de Los García, bureles que no fueron penetrados por puya alguna, porque el festejo se anunció novedosamente como Novillada sin Picadores, aunque no se puede dejar de soslayar que ese tipo de novillos en algunas plazas  de la provincia mexicana pasarían cínicamente como corrida de toros, donde además si les meterían la vara pa’ asentarlos y dejarlos listos pa’ que los figurines les hagan desfiguros.


Acá  el cuarteto de chavales se los zumbaron como a colegiala de secundaria limpiecitos y sin piquetes, primero de la escuela de Sevilla Juan Pedro García ‘Calerito’ quien dio la impresión de que se espejeo con la plaza tan grandota, nunca terminó de reaccionar, salió Juan Pedro Llaguno  y anduvo decoroso, luego  un aguascalentense Miguel Aguilar y sin más y pa’ más, con su toreo nos dijo; -¡Aquí hay un torero!- y créame usted, que si es cierto. Y pa’ cerrar la lidia de un novillo por piocha otro españolito Francisco de Manuel quien a estas horas yo creo no termina de acomodarse.


Después por haber estado mejor en la lidia de concurso Juan Pedro Llaguno  lidió otro novillo en forma majestuosa, hasta que se le paso el alargue y a otra cosa mariposa, al último novillo de triunfador se hizo acreedor Miguel Aguilar al que ya con el antecedente de su primer burel lo vimos con más detenimiento, fresco como el verde de su vestimenta y con un torear de realidad juvenil y un imán pa’ seguirlo por donde se presente.

Una observación que va para la Empresa;Sería muy conveniente y hasta necesario que al anunciar el nombre y peso del toro, anunciaran también el nombre del novillero que lo lidiará, pues por ser todos debutantes solo los conocen sus abuelitos, pues pa’ el público concretamente ayer, no se supo quién era quien, máxime a que la Empresa coadyuvo a que la confusión brotara desde un principio, esto debido a que en el boletín de Prensa que entregaron previamente, el primer espada era Miguel Aguilar, en el programa que nos entregaron en taquilla, aparece como primer espada, Juan Pedro Llaguno y en el programa de La Plaza México, (el coleccionable) dan como abridor a Juan Pedro García ‘Calerito’. Luego en la hoja programa aparece el nombre de Fernando Manuel y en las otras publicaciones lo anuncian como Francisco de Manuel e incluso en una sin el ‘De’ ¿Cuál es su nombre real? Y como los cuatro salieron como cortados por la misma tijera de guapitos, pues ni cómo distinguir.

Un ¡Que me importa!

Por largos meses nos quejamos y hasta satanizamos que no había empresarios que apostaran su dinero y que echaran pa’ lante a sabiendas de que en esta temporada novilleril van a perder parné y cuando salen tres hombres decididos a ver por la Fiesta, yo no vi que ninguna de las porras ni naiden de naiden, izara una lona o manta que dijera ¡Bienvenida Empresa! bueno, ni tampoco oí que el ‘Profe’ con sus acostumbrados gritos dijera; ‘Welcome Managers’.  Salvo en  El Programa de distribución gratuita, del Director General Fernando Jiménez M. y el Director Editorial Alfredo Flores García.

En resumen, la empresa debutante la solvento y solo queda una incógnita pa’ el próximo domingo y esa solo la despejará el meteorológico o no perdamos la esperanza de que el coempresario Arq. Javier Sordo, quien vivió la experiencia de empaparse durante cinco toros en su barrera de siempre y el director Mario Zulaica, que también sintió la humedad, recapaciten y apuesten por las doce del día.

3 Comentarios »

  1. Bien amigo Bardo, por la torería con qué das réplica respetuosa al señalamiento en cita y pones de manifiesto, tu digna y honesta costumbre de pagar tu boleto de entrada a los festejos, por lo que bien señalas; no crear compromiso alguno con nadie de los protagonistas.

    Me gusta

  2. Ah caray ya cambiaron de tercio o de burladero al Bardo o que pues Pq seria el cambio ya no mas falta que Paez ande por las mismas. Antes el bardo era referente de rebeldia pues que le paso al rato lo vamos a ver entra do a sombra con los perfumados del palacio de hierro

    Me gusta

    • Don Joaquín;

      Con gratitud a Porta Gayola por la distinción que brinda usted a mis letras y si usted me permite soslayar que no suelo contestar referidos, más a leguas se ve la decencia y respeto de usted.

      Sobre mi actual postura que no conducta, respetuosamente yo invitaría a que cualquier expositor profesional me rebatiera una de mis posturas y desde luego entraría en proceso de reflexión.

      Relativo a el lugar que ocupo dentro de la plaza, le rogaría a usted me permitiera seguir con mi costumbre de años atrás de ver cada festejo desde diferentes sitios en sombra o sol, barreras, tendidos, lumbreras y generales, lo que permite tener una visión global del ambiente de la plaza.

      Aprovecho pa’ comentarle que el acceso a la plaza siempre lo hago mediante el pago de mi boleto, precisamente pa’ no adquirir compromiso alguno.

      Reiteró mi respeto a usted y sus letras.

      Bardo de la Taurina.

      Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s