Tendido 7: Un tunel que no tiene fin 

 

Por Xavier Toscano G. de Quevedo.

¡Que el Congreso analizará la situación del espectáculo taurino! ¡Que en la Cámara de Diputados tratarán el tema del ingreso de los menores a las plazas de toros! ¡Que en España se funda un nuevo partido político llamado “Acción Natural Ibérica” con el único fin de consolidar y resguardar el mundo agrario, sus costumbres y hábitos!

Sí, todo está sucediendo, y es por ello que estamos dentro de una crisis grave y peligrosa dentro de nuestra emblemática y hermosa fiesta brava. Hoy como podemos avistar, amenazada por los continuos e insaciables ataques que dirigen sin conocimientos, ni razón —caprichos e ideologías personales— los políticos y detractores, que ven y viven únicamente su oportunidad de exhibicionismo.

La sobrepolitizada globalización ha implementado una nueva forma de vida en nuestro planeta, dando paso a nuevos avances, pero que de igual forma trajo incorporados varios problemas y probablemente el más agudo es el de la crisis económica que ha arrastrado a muchos países del mundo, entre ellos a España, y en un gran porcentaje a nuestro México.

La Fiesta Brava, como una actividad más dentro de nuestra sociedad, se ha visto seriamente afectada por esta grave desestabilización monetaria, y en este año ha sido más notorio, en el que hemos sido testigos de una reducción importante en el número de corridas de toros en todo el planeta de los toros, pero lo más y más amargo es el descenso alarmante en el ámbito de las novilladas.

Sin embargo, la problemática es compleja, si no se programan festejos menores, será imposible ver resurgir a nuevos novilleros, y sin novilleros entonces: ¿qué expectativa le espera a nuestra fiesta?

Pero cuidado, no atribuyamos toda la culpa a la crisis económica —gravísima, acrecentada e incorregible por los actuales gobernantes— que igualmente retrocedamos en el tiempo, y veremos la tragedia provocada durante décadas por la nefasta e inoperante actuación de las empresas que tienen secuestrado el espectáculo en nuestro país. ¡Así, nunca se logrará nada, y tampoco veremos el final del túnel!

Hoy, que estamos viviendo la segunda década —¡qué vertiginosa marcha del tiempo!— en este nuevo siglo, aparecen pequeñas, y apenas tenues luces en el escabroso e interminable túnel en el que han convertido la fiesta de nuestro país. Y sí, nuevas caras de jóvenes, pero no más de tres, que al parecer están con deseos de alcanzar la gloria en ejste complicadísimo mundo de los toros, pero ojo, han sido todos ellos forjados en escuelas de España, en las cuales las lecciones les fueron dictadas, y los conocimientos transmitidos. ¡Porque “disque” formarse aquí, es una utopía!

Las enseñanzas se fundamentaron en los principios necesarios para estar y comportarse dentro y fuera del ruedo, además de todos los secretos precisos e importantes para desplegar adecuadamente el oficio para lidiar reses bravas.

Ahora la respuesta a todas las interrogantes que se les presenten será exclusivamente de ellos, el dificultoso y empinado sendero lo irán salvado día a día, para que alcancen a consolidar sus sueños; en este trágico, sorprendente y mágico mundo, que existe y vive, únicamente gracias a la presencia de su Majestad: El Toro Bravo.

Publicado en El informador.

Anuncios

Un pensamiento en “Tendido 7: Un tunel que no tiene fin ”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s