Archivo de la categoría: OPINION TAURINA

PLAZA MÉXICO: Temporada Grande 2017-2018 – CARTELES – La Temporada del Atraso.

ert-201017-095511
Javier Sordo presenta la Temporada Grande. FOTO: Plaza México.

Tener un pie fuera de la Ley es estar fuera de ella, totalmente. Palacio de las otrora hazañas taurinas, el lienzo de la historia queda incompleto al quedarse la Plaza México en la superficie y únicamente con la camarilla que conjunta unos carteles tan desiguales como descafeinados dejando, para variar, al toro en último sitio con muy pocas y relativas variantes en los mismos. El inexplicable retraso vuelve a mostrar no solo la novatez y el leso taurinismo de la presente administración sino, además, su muy limitada concepción taurina pasando a ser protectorado nacional y no la mayor vitrina taurina de América. Decadencia crónica soportada por el porrismo rastrero e interesado que, como cada año, aquí analizamos.

Por: Luis Eduardo Maya Lora – De SOL Y SOMBRA. Especial.

Se nos pregunta, si este año ese es el anuncio, dónde quedó lo demás…

Claro, refiere la Afición a lo que falta: las novilladas previas, como dice la Ley, esa empolvada pero vigente Ley de Espectáculos y que muestra además las olvidadas formas taurinas. El mismo chocante ordenamiento que indica que “la venta de derechos de apartado… Únicamente se permitirá… si el titular demuestra haber cumplido con los requisitos que lo obligan a iniciar la temporada en el mes de octubre o a más tardar el segundo domingo de noviembre con un mínimo de doce corridas ininterrumpidas. Previamente al inicio de la temporada se deberán dar por lo menos doce novilladas…”  

Esto es el Artículo 43, fracción primera.

Con esto, está dicho todo.

¿Con qué saldrá este año la Autoridad? Ahora, ¿Cuál es, de nuevo, la razón para no llegar a tiempo? ¿Por qué desperdiciar tres domingos claves? El último de octubre y los dos primeros de noviembre, tiempo de televisión incluido.

Pero más grave aun, dónde están las ganas y los deseos de forjar una historia más allá de la convencional. No caigamos en la trampa de la Corrida Guadalupana, sobre la cual privó el mutismo en la presentación, la corrida sin toros a la que con mucho tino hace alusión Bardo de la Taurina, si esa es la salida, es un camino suficientemente falto de torería, corto de visión y nada novedoso.

¿Dónde está la apuesta de los toreros?

¿Dónde, la riqueza material y de imaginación de la Empresa?

Y falta saber dónde está el resto de los toreros y, claro, de nuevo, año con año es la misma letanía, lo que ocurrió con el toro. Donde esté estará la Fiesta. Ciertamente en La México muchas cosas y formas están más que olvidadas, perdidas, primeramente, la legal y la taurina y, principalmente, aquella que por mucho tiempo hizo de la Temporada Grande la gran vitrina taurina en América: la variedad y la apuesta.

Ese prestigio, ganado a pulso, hoy se reduce al dudoso que trae consigo la mitad del Consorcio que conforma la burocrática empresa. Espectáculos Taurinos de México hace uso del manual ganadero de siempre y de su monopolio toreril, falto de figuras, ideas frescas y plagado de proteccionismo, casi clientelar, que olvida el mérito taurino y exagera la posición de una supuesta figura, vapuleada taurinamente el año pasado.

Pero primero lo primero.

De nuevo, La México comete el pecado de anunciar minúsculamente al toro en unos carteles cuya forma, poco taurina, se limita a la simpleza de colocar fotos sin que la anunciadora pieza taurina se revista de arte.

Desde ahí, no hay distinción ni importancia en el anuncio del toro, esperamos que, aun con tan poco nivel de relevancia, no salga de ese mismo tamaño, que sea cierto esa intención que nos reportan desde Guadalajara que indica que la Empresa tiene la idea de nivelar el trapío de ambas plazas.

Cosa que se agradecería en tanto el trapío de ambas plazas sea el mismo.

Sin embargo, poco que esperar de Teófilo Gómez celebrando sus treinta años de tormentosa y bipolar relación con La México. De Julio Delgado que, por gracia de la tacañería taurina, regresa y de las relegadas, Rancho Seco y San Marcos.

Por qué, nos preguntamos, las dejan en la sombra.

Solo la anfitriona Xajay y el encaste Barroso pueden, de nuevo, sacar la cara, considerando todos los encierros que, pudiendo venir, quedan fuera.

La pregunta es sobre Jaral de Peñas, sobre Torreón de Cañas a la que tristemente ni siquiera hay oportunidad de verla completa, sino en el inicio del final del año. Qué habría sido, volvemos a cuestionar, si esta ganadería habría podido mostrar todo el color de la divisa, por todo lo alto y con seis, u ocho con los sobreros y, principalmente, enfrentada por un primer espada de mayor veteranía, como Antonio Ferrera.

Y de ahí que objetemos la corrida de rejones.

Porque al llegar tarde la Temporada, ese cartel se queda incompleto al no hacer que Cartagena toree por lo menos con Gamero y con mucha más gente en la Plaza, deja incompleta una corrida de a pie y, claro, a la afición estrellada con unos encierros que, salvo el Jaral de Peñas, dicen poco y no volteemos a los anunciados en el Elenco porque la cosa empeora, como todo lo que se hace a las carreras. De ahí que La México reduzca su idea taurina a cubrir, forzadamente, un expediente llamado, José Adame.

Un eje de Temporada ya muy transitado. A lo mejor, saturado.

En un año, de Diciembre 12 de 2016 a la misma fecha pero de este año, habrá matado un total de diecisiete toros, once del año pasado y seis este. Y sin ser la atracción en taquilla ni la diferencia taurina que apasione pero está puesto porque el corporativismo y la mezquinocracia taurina encuentra en Adame bajo costo y una fácil solución.

Y claro, con todo el equipaje que le acompaña.

Esto surge pues ningún otro torero mexicano confronta y replica ni busca en tan necesario choque la chispa de la pasión. Solo mantienen la posición unifilar, distancia por tiempos, sin disputa real del trono, si aun existe, del toreo mexicano. Ahí de que Sergio Flores, que renunció a confrontarse aun luego del baño a Adame en Febrero, por tal medida, quede al lado de Castella y Ginés con la de Xajay, dejando, raramente a José Adame con “Juli” y, de premio, con Enrique Ponce con la resucitada Julio Delgado y, la discutida, Teófilo.

Un cartel que el ganado puede echar a perder, tristemente.

Como puede ser casi toda la Temporada.

Siendo Sergio Flores un factor de cambio tiene en la mano apretar al alternar con Ginés Marín y su enorme racha, si físicamente lo de San Luis no hizo mella. Debe y tiene que ser el encargado de cambiar de régimen y apuntarse, sin más ayuda que su capote y muleta, al auténtico mando. Lo mismo que “El Payo” en la Temporada de su ahora o nunca, donde debe buscar la guerra si quiere, en verdad, la paz

Porque hoy solo manda el Corporativo, La México ya no es contrapeso.

Solo así entendemos que sea el proteccionismo el que hizo la tarea y relegue a Rivera y Sánchez, a cambio de Luis David, sin fuerza tras Madrid y a Leo Valadez, sin el cartel necesario, gracias a la pésima decisión de no traerlo a La México de novillero. Por mera calidad, Rivera y Sánchez, revestirían esos carteles con mayor categoría. Principalmente, el cartel que encabeza, por primera vez en mucho tiempo en Noviembre, Hermoso de Mendoza, que traerá gente, misma que no verá a Fermín Rivera o Juan Pablo Sánchez.

No, cuando Casa Matriz dicta, no hay interés que se oponga.

Triste el caso de Juan Pablo, abandonado hoy por el Corporativo.

Peor el de Fermín, ni por ser apoderado por la propia Empresa quedó mejor colocado.

Y llegamos al colmo de colmos, ni Roca Rey ni Talavante figuran, imperdonable decisión. La confirmación de Valadez, con Talavante de padrino y Roca Rey de testigo, habría sido un cartel por demás clave. Si ya se torció la Ley…

Quizá el presupuesto no dio para más.

Ni tampoco la imaginación para amarrar el Aniversario de Plata de Enrique Ponce, ya no digamos con una gesta que solo genera gestos en los taurinos, sino con la mera importancia que la efemérides reviste y no con, otro, rejoneador por delante o a “Juli” por segunda vez en el año con Teófilo, que parece ser la única fórmula del madrileño.

Como inexplicablemente también La México deja pasar a otro Adame, Gerardo, después de su muy desafortunado paso por la Temporada primaveral e ignore al triunfador de ese ciclo, Juan Luis Silis, ya triunfador en su confirmación con la propia Rancho Seco, tan cercana ya a su centenario para ya no ahondar tanto en las ausencias, en estos tiempos taurinamente perdidos, de los toreros con sello auténtico.

Ni Jerónimo ni José Mauricio cuentan.

Solo cuenta la camarilla, el grupo menor que enfrenta una responsabilidad mayúscula.

De nuevo, mencionamos, las formas son fondo.

La apuesta por una afición nueva, no puede ignorar los elementales principios de la afición taurina, esa que no se logra con bares, pachanga acabando cada corrida y hacer de los toros un espectáculo que no mira más a su base popular. Al contrario, la maravilla de los toros está en la sencillez de lo real y en el drama eterno que logra el encuentro entre toro y torero, lo simple, lo fundamental siempre impacta, el artificio se quema, dura poco y reduce la semilla a cenizas.

Hoy tristemente poco contado porque aparece poco y los que lo cuentan saben aun menos.

Solo queda desear suerte, tan necesaria, siempre, a pesar de todo, en los toros.

Quedan aquí los carteles para el mejor juicio, el de la Afición.

Twitter: @CaballoNegroII. 

NOTA de De SOL Y SOMBRA:

Convocamos a la Afición, tal como amablemente hicieron en el anuncio del Elenco el año pasado a hacer notar su voz y opinión contestando el correo para los suscriptores o dejando comentario debajo de esta entrada.

Agradecemos su atención.

Atte.

De SOL Y SOMBRA.

 

PLAZA MÉXICO – Carteles: Temporada Grande 2018-2017, Derecho de Apartado.

Todos los festejos comienzan a las 4:30 pm en la Monumental Plaza de Toros México.

I. Domingo, 19 de Noviembre de 2017. Primera de Derecho de Apartado. 6 Toros, 6 de Teófilo Gómez para “El Juli” y Joselito Adame, en mano a mano.

II. Domingo, 26 de Noviembre de 2017. Segunda de Derecho de Apartado. 8 Toros, 2 para Rejones por designar para Hermoso de Mendoza y 6 de Jaral de Peñas, 6 para Cayetano, Arturo Saldívar y Leo Valadez, que confirma alternativa.

III. Domingo, 3 de Diciembre de 2017. Tercera de Derecho de Apartado. 7 Toros, 1 para Rejones de El Vergel para Jorge Hernández Gárate y 6, 3 de Teófilo Gómez y 3 de Julio Delgado para Enrique Ponce, Joselito Adame y Octavio García “El Payo”.

IV. Domingo, 10 de Diciembre de 2017. Cuarta de Derecho de Apartado. 8 Toros, 8 de Xajay para Sebastián Castella, Sergio Flores, Ginés Marín y Luis David Adame.

V. Martes, 12 de Diciembre de 2017. Extraordinaria Corrida Guadalupana. 8 Toros por designar, 1 para Rejones para Hermoso de Mendoza y 7 por designar para José Tomás, Julián López “El Juli”, José María Manzanares, Joselito Adame, Octavio García “El Payo”, Sergio Flores y Luis David Adame.

VI. Domingo, 17 de Diciembre de 2017. Quinta de Derecho de Apartado. 6 Toros, 2 para Rejones de Rancho Seco para Andy Cartagena y 4 de Torreón de Cañas, para Fermín Rivera y Juan Pablo Sánchez.

VI. Lunes, 25 de Diciembre de 2017. Sexta de Derecho de Apartado. 6 Toros, 6 de Rancho Seco para Fabián Barba, Antonio Romero y Gerardo Adame.

VII. Domingo, 1 de Enero de 2018. Séptima de Derecho de Apartado. 6 Toros para rejones de San Marcos, 6 para Emiliano Gamero, Luis Pimentel y Sebastián Torre acompañados de los Forcados Mazatlecos y los Forcados Portugueses de Alcochete.

20171020_174929.png
Programa de la Plaza México. Corto, incompleto y a destiempo, Derecho de Apartado 2017-2018.
Anuncios

Carteles Plaza México 2017 –  2018: Una Temporada Grande Austera, sin Gestas y con Poco Brillo 

A la Plaza México le han lavado la cara, aunque todavía siguen pendientes las mejoras prometidas hace más de un año.  

Con la llegada de TauroPlaza un vientecillo de modernidad nos permitía concebir esperanzas de mejoras, pero donde importa, que es por dentro, la fiesta no mejora. La fiesta está, según pudimos apreciar ayer en la presentación de los carteles, tan alicaída como siempre. 

Pero pronto nos dimos cuenta que una buena gestión con ETMSA será imposible, si el espectáculo continúa siendo un negocio monopólico, falto de interés y desigual como los siete carteles con los que abre la Temporada Grande 2017-2018.

En los primeros siete carteles que anuncia la empresa no se incluye la corrida “Mounstro Guadalupana” en el derecho de apartado, pero al parecer si sumará en el número de festejos para cumplir con las obligaciones que exige la delegación Benito Juárez para poder vender el derecho de apartado, el cual consta de un mínimo de doce festejos.

Por Juan Carlos Valadez –  De SOL y SOMBRA.

Contrario a lo aquí expuesto en este portal en infinidad de ocasiones por otros críticos y periodistas, la tauromaquia en México no está en decadencia. Es el espectáculo taurino actual, obsoleto, aburrido y manipulado, el que ha sacado al público del tendido.

Son precisamente los taurinos que se sirven de la fiesta para sus intereses, junto con la colaboración necesaria de las autoridades, los verdaderos culpables de que el aficionado huya de las plazas, cansado de tanto fraude y aburrimiento.

Después de la presentación de los carteles de la Temporada Grande la afición tiene a partir de hoy, lo mejor del toreo qué la empresa les pudo contratar y de la ganadería de bravo para protagonizar, el juego de la vida y la muerte que es la lidia.

A lo largo de 7 tardes, el toreo va a escribir en La México nuevas páginas de su historia según los voceros de la empresa. Si son brillantes u opacas, eso aún está por verse.

Pero la realidad es que la afición está compungida: ha observado que en los carteles de la feria faltan toreros como Roca Rey, Diego Silveti, algunos diestros españoles como Antonio Ferrera, Paco Ureña, Manzanares, Alejandro Talavante, Miguel Ángel Perera, Román, además de otros diestros mexicanos y determinadas ganaderías como Los Encinos, Piedras Negras y de Santiago entre otras.

Con la llegada de TauroPlaza (lease ETMSA) la fórmula adecuada para que una temporada de toros se desarrolle sobre criterios de selección justos es ya una total utopía, ya que lo que priva actualmente en esa empresa son los intereses de sus poderdantes.

De cualquier forma, la que debería de ser la piedra angular de esta empresa es de lo que más carece: el toro de lidia. En la seriedad del toro empieza a definirse la seriedad del espectáculo, que es lo principal que debería de garantizar el organizador.

Pero nuevamente la empresa se equivoca al anunciar hasta en dos tardes al toro pastueño de Teófilo Gómez y resucita los Julio Delgado entre otros hierros, que tan solo por su fracaso durante la temporada pasada, no debieron de haberse anunciado este año.

Hay que entender que al toro de la Temporada Grande hay que imponeserle siempre las máximas exigencias. El toro de La México tiene que tener trapío y saltar a la arena irreprochablemente de sus astas. Pero esto desgraciadamente no sucede.

Tras la salida de la empresa que comandaba Rafael Herrerías pensábamos que la seriedad de las autoridades iba a regresar a La Plaza México y con ellas para tranquilidad de los aficionados, los exámenes post mortem para las reses que ahí se lidian.

Porque es inconcebible que el cien por ciento de los astados que se lidian en La México presenten sospechas de manipulación de sus astas, no aseguraremos que todos los toros están afeitados, aunque lo parezca, pues los ganaderos juran que jamás afeitaron ningún toro y su palabra es ley. Sucede, más bien, que los ganaderos mexicanos que lidian en la Plaza México poseen la rara ciencia para criar toros jamás afeitados que parecen afeitados.

Pero en resumen, en las 9 ganaderías que se anuncian inicialmente para la Temporada Grande 2017-18, radicara el misterio del éxito o el fracaso del serial.

Tras una breve entrevista Luis Cuesta fundador de De SOL y SOMBRA, me comentó a una pregunta que le hice “en mi opinión el toro que se lidie en La México debe ser siempre un animal íntegro, estar bien hecho, armado por delante, que imponga peligro, y admiración en el buen aficionado siempre” concluyó.

Sin embargo en el papel, las ganaderías seleccionadas resultan en su mayoría decepcionantes, nuevamente las figuras se apuntan a la comodidad y dejan como sucede año con año las gestas para otra ocasión.

El poderoso “Juli” se anuncia con los teofilitos en un mano a mano antinatural con José Adame, a quien nuevamente le dan un trato privilegiado y le brindan dos apariciones de los siete festejos anunciados y otra en el festejo guadalupano.

Enrique Ponce a quien se le ha defendido recientemente e inexplicablemente en todos los medios (también en De SOL y SOMBRA) apuesta por la misma formula de toros bobalicones, es decir tres teofilitos y tres de Julio Delgado junto a José Adame y El Payo.

Ponce, Juli y José Adame (este sin ser figura) prefieren una vez más la comodidad de las ganaderías nobles y que solo en casos muy excepcionales destacan por su fuerza o bravura.

¿Ese es el compromiso de las máximas figuras españolas con la afición mexicana? A otro con esos cuentos por favor señores.

En cuanto al elenco de este año éste casi no presenta novedades (salvo los triunfadores de la Feria de la Cuaresma: Barba, Romero y otro Adame, este de nombre Gerardo) y si algunas ausencias. Hay que señalar el mal trato que nuevamente recibe el triunfador de la temporada pasada Sergio Flores, al que se le ha relegado a tan solo un cartel de cuatro toreros y un toro en la “corrida Guadalupana”.

Si hicieramos una encuesta con la afición entre un mano a mano entre El Juli y Adame o El Juli y Flores: ¿Cual le resultaría más atractivo al día de hoy?

El resto de los carteles dan la impresión de que están armados a espaldas a los aficionados y no presentan ninguna  innovación, ideas nuevas motivadoras, heroicidades o una gesta relevante.

De esta manera el próximo 19 de noviembre inicia la Temporada Grande con el optimismo de los organizadores, toreros y ganaderos anunciados, pero los toros tendrán al final y como siempre la última palabra.

Los Carteles

Domingo 19 de noviembre.- Julián López “El Juli” en mano a mano con Joselito Adame, con toros de la ganadería de Teófilo Gómez.

Domingo 26 de noviembre, corrida mixta.- El rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza, Cayetano, Arturo Saldívar, y Leo Valadez, quien confirma alternativa. Los toros para rejones están por designar, y los de los toreros de a pie serán de Jaral de Peñas.

Domingo 3 de diciembre.- El rejoneador Jorge Hernández Gárate, y a pie, Enrique Ponce, Joselito Adame, y Octavio García “El Payo”, con toros de Teófilo Gómez, Julio Delgado, y El Vergel.

Domingo 10 de diciembre.- Sebastián Castella, Sergio Flores, Ginés Marín, y Luis David Adame con toros de Xajay.

Domingo 17 de diciembre, corrida mixta.- Andy Cartagena, Fermín Rivera, Juan Pablo Sánchez, con toros de Rancho Seco, y Torreón de Cañas.

Lunes 25 de diciembre.- Fabián Barba, Antonio Romero, y Gerardo Adame, con toros de Rancho Seco.

Lunes 1 de enero Festejo de Rejoneadores.- Emiliano Gamero, Luis Pimentel, y Sebastián Torre, además actuarán los Forcados Mazatlecos en mano a mano con los Portugueses de Alcochete. Lidiarán toros de San Marcos.

Tendido 7: ¡Un escenario que no cambiará!

Toro de Piedras Negras, una relegada por las figuras extranjeras y algunos toreros mexicanos.

Por Xavier Toscano G. de Quevedo.

Ha finalizado ya la temporada en la Península Ibérica y Francia, por lo que a sus plazas les han puesto ya candados en sus puertas de acceso, que muy probablemente los irán retirando en el mes de marzo del próximo año. 

Sí, seguramente antes del inicio de este mes se realizarán algunos festejos esporádicos, pero estos no serán en plazas de primera, es por estas circunstancias que ya están en nuestro país los toreros nacionales que actuaron con “cierta regularidad” en cosos del otro lado del Atlántico, y con certeza diremos que de igual forma un número relativamente significativo de coletas españoles.

Es por ello que con alguna levísima idea de esperanza —no obstante sé muy bien que ésta es muy remota, y concluyentemente imposible— trato de idealizar que el espectáculo taurino en nuestro país pudiera cambiar y que se tornará en algo serio y auténtico.

Pero, para que este “milagro fundamental y necesario” pudiera acontecer, es obvio y básico que tendrían que desaparecer o esfumarse —he aquí la complicación, y la negativa del milagro— las actuales empresas, los “criadores” de las reinantes reses ¡“bravas”! tan aptas ¡uffff para los toreros!, y el pernicioso séquito de parásitos, oportunistas y serviles taurinos, que tanto daño han causado a la fiesta por todo el territorio de nuestro país.

Una vez más retomaré el necio e insulso argumento que por décadas se ha convertido en el “alegatito” o evasiva tan ocurrente de todos los “iluminados” que formam parte en la realización del insustancial, gris y soporífero espectáculo taurino en nuestro México: ¡Ah, es que nuestra fiesta es diferente!

Y la pregunta es: ¿En qué, o por qué tiene que ser diferente? Y aquí viene otra de sus sandeces, ¡Ahhhhh, es que aquí la interpretación de nuestros “toreros” es de sentimiento, y necesitan un toro —o más bien resecitas descastadas— para llevarlo a cabo! – ¡Vaya argumento más insulso el que utilizan! Resultado: que los aficionados y el público ya no asisten a sus plazas, y únicamente se reflejan en los tendidos cuando anuncian a los toreros españoles —siempre y cuando sean las figuras— contexto del cual tienen absoluta razón “los que pagan su boleto”, y están en su total derecho. ¿Por qué asistir a “cartelitos” mediocres y soporíferos?

Una vez más hagamos hincapié en el núcleo de nuestro fatal y siniestro problema, “la degradación del toro”, y recordemos la bobada mayúscula que argumentan: ¡Es que el toro que aquí se lidia es de características muy diferentes al de España! Sí, por supuesto que sí, y esto es como consecuencia de la selección —¡“tan escrupulosa”!— que por muchas décadas han utilizado para disminuir y aniquilar su presencia —y agréguenle que se lidian sin edad— y lo más pavoroso y deplorable ha sido la irreparable pérdida de su bravura, que es la característica FUNDAMENTAL que define y diferencia a este hermoso y gallardo animal, pero que la irresponsabilidad de algunos creadores le han cercenado.

¿Algún día lo entenderán los negligentes promotores del espectáculo en nuestro país? Tristemente creo que NO. Hoy la fiesta en nuestro México está desahuciada, y angustiosamente moribunda. Así que ya déjense de continuar con sus perversas acciones, y aunque NUNCA lo van a admitir y obviamente jamás cambiarán, lo necesario y urgente es el regreso a la autenticidad y grandeza del Espectáculo, recordando que éste exclusivamente se alcanzará cuando en todas las plazas de nuestro México salgan de nuevo —¡seguramente que con ellos definitivamente jamás!— auténticos toros.

Porque el único protagonista y eje central de nuestra Fiesta es, y siempre será, su Majestad el Toro Bravo.

Publicado en El Informador.

Roca Rey prepara ya su temporada americana

El torero peruano comienza este domingo en Pachuca su temporada en ruedos americanos.

De SOL y SOMBRA.

El primero de los compromisos será este domingo día 22 en La Monumental Vicente Segura de Pachuca (Hidalgo), para continuar el día 28 en Juriquilla (Querétaro) y el 2 de Noviembre en la tradicional corrida de la Noche de Muertos en Morelia (Michoacán), donde alternará con Emiliano Gamero, Andy Cartagena y Diego Silveti.

Tras ese triplete en México, Roca Rey actuará en Acho (Lima), en el primero de sus compromisos en su tierra natal (el segundo será el 3 de Diciembre), para después viajar a Latacunga donde se anuncia en un apasionante mano a mano con Enrique Ponce el día 24 de Noviembre.

A falta de oficializarse más fechas en México, lo que ya está confirmado, el doblete de Andrés Roca Rey en Cali los días 29 y 31 de diciembre, siendo uno de los principales atractivos de la Feria colombiana.

Twitter @Twittaurino 

El nombre de Ponce no está en el cartel 

La imagen de la derecha -Ponce y Tomás en el mismo plano- será difícil de reeditar. / Vigueras.

Por Álvaro R. del Moral.

Y la temporada echó el candado…

Se lo contamos ayer pero merece ser desmenuzado. José Tomás rentabilizará toda su fuerza mediática a favor de los damnificados por el terremoto de México abanderando el atractivo cartel coral -ocho toros para ocho matadores- que supondrá su vuelta a la palestra después de un nuevo año de barbercho y cábalas en torno a dónde y cuándo se produciría una nueva venida en carne mortal. El evento, además de los cuatro toreros aztecas de ordenanza incluiría la presencia rutilante de El Juli -rendido admirador de Tomás-, José María Manzanares -que habrá reaparecido poco más de una semana antes en Lima- y el rejoneador navarro Pablo Hermoso de Mendoza…

EL NOMBRE DE PONCE NO ESTÁ EN EL CARTEL

No, en el cartel no figurará el nombre del incombustible maestro valenciano, primer torero que anunció a los cuatro vientos su intención de torear a beneficio de las víctimas del seísmo en cuanto tuviera ocasión. Dicen que le han invitado; también se comenta que Ponce, triunfador indiscutible de la temporada española y torero consentido de la afición azteca, habría declinado la oferta… Pero tendría sus razones; muy poderosas. Detrás de su ausencia hay un larvado y antiguo enfrentamiento con José Tomás que afloró a la superficie hace ya una década a raíz de las declaraciones en las que el madrileño tildaba al valenciano de “torero sin riesgo”.

El último capítulo de esta larga lista de desencuentros -conocidos y por conocer- se escribió hace más de un año al socaire de otra corrida coral organizada en Valladolid para homenajear la memoria del infortunado diestro Víctor Barrio. Tomás desplazó a Ponce de aquel festejo y por extensión de todo el ciclo pucelano sin que la empresa -léase Matilla– cumpliera la palabra dada al valenciano… La corrida de México se celebrará el mismísimo día de la Virgen de Guadalupe, fiesta mayor del pueblo azteca. Promete ser un acontecimiento que agotará todo el boletaje, más allá de esta polémica. Pero en la vertiente estrictamente taurina se echa de menos haber podido asistir al enfrentamiento definitivo entre Ponce y José Tomás que habría dejado muchas cosas en su sitio. Ojo: por el primero no ha quedado nunca. Así son unos y otros. Así es, por desgracia, el interior del toreo.

EL MERCADO TAURINO OTOÑAL SE ANIMA

La caída de las hojas acompaña a las despedidas más o menos honorables de toreros y apoderados. Las cuentas rendidas y por rendir; el número y la calidad de los compromisos cumplidos y las expectativas creadas para el año que vendrá suelen pesar en las decisiones de los coletudos. El último toro de la gran temporada ya dobló en la plaza de Jaén el pasado domingo. Sin solución de continuidad se produjeron los primeros movimientos de trastienda. El más llamativo ha sido el de Sebastián Castella.

El diestro francés no había esperado al final de la campaña para cortar con Manuel Martínez Erice que, verbigracia, será el nuevo mentor de otro matador francés: Juan Bautista. Castella venía navegando desde junio con el apoyo de su fiel Curro Molina pero ha sorprendido a propios y extraños escogiendo al inefable productor Simón Casas para que se haga cargo de sus asuntos. El tiempo dibujará el definitivo resultado de este empeño que incluye una llamativa apostilla. En la nota de prensa que ha anunciado el flamante apoderamiento se señala explícitamente que Casas gestionará única y exclusivamente la carrera de Castella en 2018. 

¿Qué pasa con el resto de toreros que gravitan en la órbita del empresario galo? 

Hablamos de Javier Jiménez, David Mora, Rafaelillo y hasta Paco Ureña… Pronto habrá más noticias al respecto. Mientras tanto, la pregunta del millón sigue siendo la misma: ¿Quién acompañará a Morante en la temporada 2018 si se decidiera a salir de su parnaso de La Puebla?

Publicado en El Correo Web

Lagartijo, el torero al que le tocó la lotería el día de su muerte

Féretro con el cuerpo del torero Rafael Molina “Lagartijo”. / Archivo ABC

Su muerte, de cáncer, el 1 de agosto de 1900 conmocionó a la ciudad de Córdoba que salió a despedirlo. Él no pudo disfrutar de su boleto premiado con el número 19.

Por JOSÉ MARÍA MARTÍN.

El 1 de agosto de 1900 falleció el primer califa del toreo cordobés, Rafael Molina “Lagartijo”. Lagartijo, cuyo apodo respondía a su pequeña estatura y a su agilidad en el ruedo era una auténtica celebridad en aquellos tiempos. “La profesión de torero servía para salir de las miserias y adquirir fama y prestigio”, relata nuestro historiador de cabecera de Córdoba Hoy por Hoy, Manuel García Parody, con quien hemos empezado a repasar la historia del siglo XX a través de sus noticias.

Lagartijo no murió en la plaza, falleció de cáncer, cuando no tenía aún ni 60 años. Aquel 1 de agosto la ciudad de Córdoba quedó conmocionada por la muerte del ídolo. “Se congregó una multitud para acompañar los restos hasta el cementerio de La Salud y al día siguiente también para acompañarlo en su último adiós, en la iglesia de San Miguel”. Al velatorio acudió Mateo Inurria, que sacó su mascarilla en yeso y un joven pintor, Julio Romero de Torres.

Córdoba tenía entonces algo más de 40.000 habitantes. 3.000 de ellos salieron a la calle a dar el último adiós al diestro. En el Museo Taurino y en el archivo gráfico del diario ABC hay imágenes que recuerdan este momento histórico para la ciudad.

El día que murió le tocó la lotería. El número 19, al que estaba abonado. Había matado más de 5.000 toros en las 1.632 corridas que protagonizó.

Fuerte: Cadena Ser

​¡Puñalada trapera a Enrique Ponce! Por Bardo de la Taurina


El 19 de septiembre la muerte  aventó su manto de luto  sobre México, más al igual que hace treinta y dos años se volvió a dar  la otra cara,  la que  nos anima a no quedarnos varados ni cuando estemos con los clavos en las palmas,  y pa’ ello el fin de semana pasado, Cinco Villas abrió de par en par gratuitamente la puerta  pa’ dar toros, doma de caballos,  bailables hispanos y mexicanos,  la plaza  más bella de México se iluminó como un lucero, copada hasta las arracadas, ¡vamos!, no cabía ni un suspiro en el graderío. 
Entre toda esa rotundidad de taurinos, una  pregunta fue la constante de toda la tarde, si la gente ya no acude a las plazas de toros ¿Cómo le hizo la empresa de Cinco Villas pa’ lograr lo imposible?, esta pluma concluye que esto se debió a que todo lo que se ha hecho en esa plaza, ha estado bien hecho; novillos con edad, trapío y en puntas,  novilleros interesantes, buen barajear a la hora de armar los carteles, una masiva, contundente y bien dirigida publicidad, un horario idóneo pa’ ese tipo de festejos, y por supuesto, un apasionado idilio con la fiesta, ¡por eso! llenaron la plaza hasta el reloj.

Y hablando de plazas,  la otra, la que está en el ombligo de la ‘Ciudad de los Temblores’ ya se le andaba haciendo tarde pa’ conectar la aspiradora de millones y por eso anuncio, que todo el anuncio del elenco todavía no está completo y solo adelantar que parecerá que la base de los carteles no va a ser la de la fórmula atractiva con dos toreros extranjeros, pa’ lo que se haría  indispensable sumarle a los amos del toreo Enrique Ponce y Julián López nombres como los de José María Manzanares,  Alejandro Talavante, Cayetano Rivera Ordoñez, Diego Urdiales, Alberto López Simón, Paco Ureña, Antonio Ferrera, Pepe Moral, José Garrido y es que sin esos, a los tacos les faltará la crema que forma parte del atractivo, sobre la conformación de los carteles todo indica que los van a dar a conocer armados imitando a la Plaza de Las Ventas, que lo que da es un feria en treinta días y no una temporada en cuatro meses, de ser así, que necedad por parte de  la empresa de cerrarse el poder moverse libremente con las repeticiones  justas y atractivas.

Hasta ahorita la apuesta para darle atracción a la temporada azteca, la están moviendo algunos vientos  en torno a que así como un 12 de diciembre guadalupano, Juan Diego se convirtió en noticia, ahora ídem lo sea ‘Pepe Tomy’,  dicen que éste jueves venidero a las 6.30 PM en el ruedo de la plaza con Solo por Invitación / Formal (así dice la susodicha)  pa’ los pocos profesionales que hay en los medios, los incondicionales que son los más, los amateurs, y los cuates, se sabrá hasta donde da el ayate de la fe, la esperanza y la caridad.

Y solo ponerle puntos a la íes, a esta idea de una ‘Corrida Mounstro’ con el subrayado de los sismos; la primera consideración sería, si el lobo con piel de oveja ‘Pepe Tomy’ va a venir arrodillar a la Plaza México a imponer sus condiciones, que más bien son impotencias de torero a torero, contra su majestad Enrique Ponce y por ello lo excluye pa’ así evitar ser enjabonado por el valenciano, pues así la cosa ya va mal, lo que además sería una enorme falta de respeto al maestro que en las temporadas flacas siempre ha apoyado con su solidaria participación, mientras que el galapagueño  menosprecia casi siempre a la Plaza México, pero bueno, ahora anda aflojando el cuerpo buscando ponerse en condición pa’ su temporada española a la que debe llegar a plenitud, así que matar un toro mexicano le va a venir de dulce, pa’ afinar temple y orear un vestido.

 Tampoco es correcto referirse a una  ‘Corrida Mounstro’ sin la mitad de estos que son Enrique Ponce y Morante de la Puebla, y ¡sí!, pudieran traer a ‘Juli’, a Manzanares y a Hermoso (¿a ver en qué lugar sale ahora el ventajoso navarro?, al que aunque no le cuadre debe abrir plaza), a menos que a la mera hora sea un festival en el que por los tricolores  a la usanza  chinaca, pasen lista Eloy Cavazos, Jorge Gutiérrez,  ‘El Zotoluco’ y  Guillermo Capetillo, o irse en cualquier modalidad con ‘El Payo’ y Saldívar, con lógicas posibilidades por la cercanía con uno de los hombres fuertes de la  empresa y dos más que no sería prudente pensar en los hermanos  Adame, después de la cuarteada temporada pasada que tuvieron donde dejaron más fracturada su imagen que un edificio en demolición, lo que sería debilitar la estructura del festejo, cuando de lo que se trata es de fortalecer los cimientos económicos…bueno, pero ya sabemos que aquí los plurinominales no son de mayorías sino de imposición. 

Y figuras españolas; es tiempo de sacar el pecho, no de ponerlo, pa’ que les cuelguen medallas, el torear esa corrida no es ningún mérito, mérito hubiese sido que con los millones de dólares que se han llevado por tentar de luces y matarle la bravura al toro mexicano, devolvieran aunque sea un pilón pa’ la causa damnificada, pero sacar de la bolsa, ¡duele!, por eso optaron por un festejo el que  les va redituar en reflectores y es que en esto, no se da paso sin huarache, bueno, no giremos el molinillo que la leche todavía ni hierve.

Y a las porras que seguramente ya tienen planeado colgarle al ‘Pepe Tomy’, su herradura con florecitas silvestres, y regalarle en muestra de agradecimiento  una canastita con alegrías y pepitorias ¡ni lo hagan!, porque si el galapagueño viene, no es por ayudar a la causa, es por joder al Rey de la Plaza México, Enrique Ponce, y esto lo hace por rajado, cerrando los ojos para no ver,  que los toreros cabales como Belmonte con Sánchez Mejías, ‘Manolete’ con Dominguín, Garza con el ‘Soldado’, Camino con el ‘Cordobés’, las diferencias taurinas las dirimían en los ruedos, no huyéndole al enfrentamiento cobardemente.

Guadalajara: Pastor fue el mejor librado en la cuarta novillada

José María Pastor. Foto Gus Pelayo.

Por Jesús Zárate

El cierre de la primera etapa de la temporada novilleril se enfrentó con la realidad de una tercia que no sabe hacer uso de la espada. Un total de ocho avisos, incluyendo a un novillo que se fue vivo fue el triste balance que arrojó la cuarta novillada, en la cual sólo José María Pastor pudo pasear una oreja, en calidad de tuerto en tierra de ciegos. 

El encierro de Marcos Garfias, bien presentado, fue complicado por lo incierto de su comportamiento y puso a prueba la capacidad de cada uno de los actuantes. 

El primero fue Arturo Soto, quien haciendo gala de voluntad realizó un quite por tafalleras en su primero. Logró dos buenas tandas con la muleta y después la faena se le vino abajo, tan abajo que perdió los papeles con la espada para escuchar los tres avisos. En su segundo novillo, prolongó un trasteo sin trascendencia. 

José María Pastor mostró clase de la buena, ya sea al abrir el capote para lancear a la verónica, o al ejecutar gaonears. Pero lo mejor fue cuando con la muleta le tomó la distancia al novillo y lo llevó suavecito para cosechar las ovaciones más sonoras de la tarde, y que por una atinada estocada le valió el corte de una oreja. Con su segundo, se esmeró en un trasteo sin fondo, ni trascendencia, pero eso sí, con muchos fallos con la de la matar. 

Por su parte, José María Hermosillo, tuvo que enfrentar un complicado lote que poco le dejó para lucir. Al igual que sus alternantes, mostró su impericia con la espada. 

La temporada novilleril se verá interrumpida por las corridas de la feria de Octubre, para posteriormente reanudarse con los dos festejos de triunfadores. 

Publicado en Milenio