Archivo de la etiqueta: tauromaquia

La bipolaridad de Simón Casas / del “los empresarios no deben apoderar toreros” al apoderamiento de Toñete

Casas con el CEO de Nautila Rafael Garcia con quien se dice tiene fuertes diferencias por cuestiones económicas.
Casas con el CEO de Nautila Rafael Garcia y socio de Plaza 1, con quien se dice tiene fuertes diferencias por algunas cuestiones económicas y operativas.

El empresario francés sumaría a sus filas al novel matador de toros Toñete a quien apoderará durante la próxima temporada 2019.

Casas es actualmente apoderado de Sebastián Castella.

De SOL y SOMBRA.

La bipolaridad en Simón Casas es algo común y constante, ya que suele pasar de la genialidad a la ridiculez en un minuto.

Si hace unas semanas declaraba abiertamente “los empresarios no deben apoderar toreros” hoy habría dado un giro de 180° para convertirse en el nuevo apoderado de Toñete, un joven torero que recientemente ha tomado la alternativa en Nîmes.

En este negocio nadie está peleado con su dinero y menos cuando a esto le queda muy poquito tiempo, como lo ha declarado y comentado el empresario en muchas ocasiones.

Las razones del apoderamiento de Toñete tienen razones de peso, aunque más bien tendríamos que decir de euros, ya que el novel matador es hijo del empresario millonario Antonio Catalán, fundador de AC Hoteles y único socio en el mundo del grupo hotelero Marriott.

No será barato el apoderamiento en caso de confirmarse, pero al padre de Toñete eso no le quitará el sueño, siempre y cuando el nuevo apoderado lo ponga a torear la próxima temporada, cueste lo que cueste.

Son tiempos difíciles para el toreo, hay mucha tensión en los despachos y con esto solo se constata un cosa: Hay poco dinero. Cada vez menos y lo poco qué hay se lo reparten entre unos cuantos. Casi todas las empresas están perdiendo dinero tanto en América como en Europa. Se dice que Sevilla ya no pierde y ahora gana, pero no mucho. Casas no gana, pero las cuentas le cuadran y sale tablas. Los choperas han tenido que vender a Baillères parte de sus empresas y en muchos pueblos y ciudades medias ya no hay toros.

El próximo invierno será muy largo para la Tauromaquia mundial, que desafortunadamente sigue sin un plan solido para afrontar su decadencia eterna.

Twitter @Twittaurino

Anuncios

Juan José Padilla: “Nunca seré un resentido porque no tengo motivos”

Se ha sometido a 21 operaciones en la cara y estuvo año y medio sin comer sólidos.

Por Antonio Lorca.

Y el salón de actos de la Fundación Caja Mediterráneo de Murcia, abarrotado de público, jóvenes en su mayoría, se vino abajo en una cerrada y encendida ovación.

El protagonista era el torero Juan José Padilla, que finalizaba de ese modo el coloquio que había mantenido con el crítico taurino Andrés Amorós, que ponía punto y final al II Congreso Internacional de Tauromaquia.

Durante cuarenta y cinco minutos, el diestro jerezano mantuvo la expectación y el interés del auditorio con un recorrido emotivo y sentimental de su trayectoria personal y taurina tras el gravísimo percance que sufrió en la plaza de Zaragoza el 11 de octubre de 2011, en el que perdió el ojo izquierdo.

Recordó que, tras recibir el alta médica, padeció “un profundo bajón anímico que transmití a mi familia; me encerré en una habitación, embargado por la angustia y sin querer saber nada del toro”.

“Hasta que caí en la cuenta de que el verdadero valor no está en ponerse delante de un toro”, prosiguió, “sino en afrontar la vida como viene”.

Dijo Padilla que salió de la habitación decidido a continuar una larga y dolorosa rehabilitación que le ha obligado a someterse a 21 intervenciones en la cara, lo que le ha impedido comer sólido durante un año y medio, y aún hoy padece secuelas en forma de ruido en los oídos. “Desde hace siete años no sé lo que es el silencio”, explicó.

Contó después que se preparó intensamente para volver a la plaza en plenitud, “porque yo no quería la compasión de nadie ni ser víctima de nada”. Reconoció que no esperaba torear más de quince corridas tras la reaparición, y que, incluso, pensó en retrasarla. Pero volvió en marzo de 2012 -cinco meses después del percance- en la feria de Olivenza, y ahí comenzó lo que él llama “una segunda vida”.

“Siempre me había sentido recompensado y atendido por las empresas, pero con la corridas duras; y más, mucho más cuando me ofrecieron la parte amable del toreo, en carteles con figuras y ganaderías más toreables”.

Las previsiones iniciales han sido ampliamente superadas por la realidad; ha participado en más de 500 corridas desde 2011, le han acompañado los triunfos y se ha convertido en un referente del esfuerzo y el sacrificio del ser humano frente a la adversidad. “Hay que sonreír a la vida”, afirma Padilla, “porque ofrece muchos valores”.

Evocó también la aparatosa cogida que sufrió el 7 de julio en la plaza abulense de Arévalo, en la que un toro le levantó parte del cuero cabelludo. Y recordó que él era el más tranquilo entre todos los que le rodearon en aquellos dramáticos momentos. “Tenía la ‘boina’ en la mano -la piel desgajada-, me la coloqué y llegué andando a la enfermería”.

Sorprendentemente, seis días después, el 13 de julio, hacía el paseíllo en los Sanfermines de Pamplona con un paño negro en la cabeza, lo que reforzaba sobremanera su imagen de ‘pirata’, como le reconocen las peñas navarras. Su despedida sanferminera fue apoteósica.

Y el 14 de octubre estaba anunciada su adiós definitivo en la feria de Zaragoza. Cuenta Padilla que la primera visita en la capital fue a la Virgen del Pilar (“una norma de obligado cumplimiento”, aclaró); rememoró, después, el brindis de su segundo y último toro en España a sus dos hijos, Paloma y Martín, testigos de la despedida de su padre desde una barrera. “No conseguí que su madre nos acompañara, pero compartí con ella el brindis por lo mucho que he aprendido de los tres a lo largo de mi vida”. Y añadió que el vestido de aquella tarde, de color blanco y oro, se lo regaló a Paloma, “con las manchas de sangre y sudor intactas”, y Martín guardará como recuerdo un capote de paseo con la imagen de San Martín de Porres, a quien Padilla profesa una gran devoción.

La despedida fue un éxito clamoroso. Y, al finalizar el festejo, en una escena desconocida en una plaza de toros, el torero tomó un micrófono y dio las gracias a todos por su presencia, respeto y cariño.

¿A qué te hubieras dedicado si tu vida no se encauza por el mundo de los toros?; le preguntó Amorós.

“Hubiera sido panadero, y panadera mi mujer, porque la conocí repartiendo pan; pero yo tenía claro que había un hueco para mí en el mundo del toro, y que debía buscarlo desde la máxima entrega”, respondió.

Atrás quedan 25 años de profesión, casi 1.500 corridas, 39 cornadas -siete de ellas muy graves-, y muchos triunfos.

Toda una vida a la que Juan José Padilla ha puesto fin en España. Dentro de unos días volará a tierras americanas en el primero de los dos viajes que tiene previstos antes de colgar definitivamente el traje de luces.

“Aún no sé a lo que me dedicaré después, pero sigo teniendo claro que con voluntad, tenacidad y disciplina se puede alcanzar cualquier meta”, terminó.

Y el auditorio no se cansó de vitorear a quien considera un héroe y un referente en la vida.

Así, de manera tan emotiva finalizó el II Congreso Internacional de Tauromaquia que, desde el jueves hasta el sábado, se ha celebrado en Murcia.

Antonio Amorós, de la Dirección General de Bellas Artes del Ministerio de Cultura, y verdadero promotor del encuentro, y Pedro Rivera, consejero de Presidencia del Gobierno de Murcia, protagonizaron la clausura oficial. El programa se había cerrado con una mesa redonda sobre Tauromaquia y Cultura, en la que François Zumbiehl, Gonzalo Santonja, Álvaro Martínez- Novillo y Gonzalo Díez Recasens se adentraron en los vericuetos culturales de esta pasión secular.

Publicado en El País

Aguascalientes Corrida del 443 Aniversario: Cuando las piezas no embonan…

Continúan los abusos en Aguascalientes.
Continúan los abusos en Aguascalientes.

Por José Aguilera.

Cuando las piezas no embonan, ni aunque trates de que sea a la fuerza, sabes que el resultado no es el óptimo. Cuando las piezas no embonan sales de la plaza de toros con un sinsabor en la boca.

Cuando las piezas no embonan es porque a Antonio Ferrera no se le vio firme con el toro que debió estarlo y con los que quiso estaban totalmente desfondados en el tema de bravura.

Cuando las piezas no embonan no encuentras la casta en los bureles, para colmo un toro se te despitorra obligándote a regalar un astado que no ayudó más que a alargar el festejo y, por último, la suerte suprema no es de la mejores tardes en que la ejecutas, como le ocurrió a Joselito Adame.

Cuando las piezas no embonan, sin pasar por un mal momento en tu carrera, como El Payo, te toca el único toro bravo, fijo y emotivo de la corrida, lo mandas al destazadero con la posibilidad de otros veinte derechazos y de encumbrarte fuertemente tras una faena que pudo ser inolvidable. Finalmente, tras algunos gritos a los lejos de “¡Toro!” y después de matar, te terminan concediendo dos orejas que acabaron siendo protestadas.

Cuando las piezas no embonan la bravura solo aparece en un astado de ocho que saltaron al ruedo, con un encierro parchado por necesidad y disparejo de presentación por obviedad.

Cuando las piezas no embonan, apruebas y reseñas “algo” para que se dé el festejo, se pierden cerca de treinta minutos para que salga el primer toro desde el paseíllo, la gente aplaude que un torero pare el abuso de ordenar, desde el palco de la autoridad, a que la banda suene de inmediato durante la faena; además de que te protestan el que los únicos dos apéndices que otorgaste lo hiciste de forma inmerecida.

Cuando las piezas no embonan…¡Cuidado!

Es momento de que las piezas embonen porque si esto no sucede muy pronto nos podremos lamentar de haber tenido todo en las manos y no haber hecho nada contundente para defender, desde adentro, a una fiesta que es única y con la que, por desgracia, muchos quieren acabar allá afuera.

Antonio Ferrera con el abreplaza, Conspirador de De la Mora, se excedía en ocasiones al abrirlo con la muleta y ello no gustó a un sector del público. No estuvo del todo confiado con un toro que tenía y mostraba peligro. Tres pinchazos y un bajonazo lo hicieron retirarse entre abucheos. A Dije, de San Isidro, le pesaron los kilos, tuvo poca movilidad y nulo fondo, batallando el diestro español para sacarle algo de faena. A Bombón, sobrero de regalo de la ganadería de esta última ganadería, el de Buñola le extrajo algunos detalles emotivos y saludó desde el tercio después de haberlo pasaportado.

Joselito Adame se pegó un arrimón ante Ojos Claros, de De la Mora, llegando a conectar con algo de toreo bullidor. Mató hasta el tercer intento. 443 Aniversario, de San Isidro, se rompió el pitón derecho en el primer tercio, acusó ello en un nuevo remate contra un burladero, al iniciar la faena de muleta, ocasionando que la gente presionara para que el coleta hidrocálido obsequiara un astado más. El octavo de la noche Gente Buena, de la dehesa Refugio Peña, se paró pronto y no se prestó para el lucimiento del de a pie.

Octavio García El Payo toreó exquisitamente de capa a Volcán, de De la Mora, en el tercio final comenzó haciendo templada y buena faena, después por dejarle la muleta en la cara se terminó enredando al astado sin poder estructurarle una labor constante y armónica con series largas. Por el izquierdo el burel no mostró cualidad alguna, pero por el pitón derecho humillaba emotivamente, con bravura y clase, además de haber mostrado fijeza. Tras estocada casi entera, en buen sitio, al matador queretano le dieron dos orejas, recriminadas por varios de los presentes. Los restos del toro recibieron merecido arrastre lento. Al sexto, Viva Aguascalientes´n, de San Isidro, poco le pudo hacer aunque él estuvo dispuesto.

Aguascalientes (México). Plaza de Toros Monumental. Corrida del 443º aniversario de la ciudad. Cerca de dos tercios de entrada en tarde con viento. Ocho toros de dispareja presentación, siendo bueno el tercero de la tarde: Cuatro de San Isidro (4º,5º, 6º y 7º de regalo), tres de De la Mora (1º, 2º, 3º) y uno de Refugio Peña (8º de regalo)

Antonio Ferrera (Sangre de toro y oro): División de opiniones en su lote y salida al tercio en el 7º que fue de regalo.

Joselito Adame (Verde manzana y oro): Palmas, silencio y palmas en el 8º que fue de regalo.

Octavio García “El Payo” (Gris y oro): Dos orejas protestadas y salida al tercio.

Destacó en banderillas y en su labor de brega Víctor Mora. Se ordenó merecido arrastre lento a los despojos del tercer toro de la ganadería De la Mora.

Después del paseíllo se realizaron honores a la Bandera de México y se interpretó el Himno Nacional ante la presencia del Ejército de la 14va. Zona Militar.

Publicado en Por el Pitón Derecho

¿La Fiesta en Paz? La Clonada, más propuestas cuadradas

Por Leonardo Páez.

Que no le digan, que no le cuenten, anda feliz toda la gente una vez que la empresa La Clonada anunció los primeros 11 carteles de la temporada menos chica 2018-19 en la Plaza México, excepto los disgustados de siempre y algunos analfabetos metidos a diputados como de izquierda e improvisados cuestionadores de una tradición que, gracias a la complicidad de sucesivas empresas, gremios y autoridades, no de los antitaurinos, irremediablemente se nos escurre entre las manos, como tantas otras cosas en este agraviado país.

Con idénticos criterios que la empresa anterior, de hacer las cosas de espaldas a la afición pero al gusto de los que figuran y excluyendo una vez más a ganaderías y a toreros con sobrados méritos y cualidades para ser incluidos, La Clonada anunció sus 11 primeros carteles: en noviembre 11, dos toros de Villa Carmela para el rejoneador Diego Ventura, así como seis de Barralva para Enrique Ponce, El Payo y Luis David. Noviembre 18, reses de La Estancia para Ignacio Garibay, quien se despide; Sebastián Castella, y Diego Silveti. El 25, astados de Arturo Gilio para Andy Cartagena, a caballo, y Arturo Macías y Leo Valadez.

Diciembre 2, de Santa Bárbara para Jerónimo, Antonio Ferrera y Juan Pablo Sánchez. El 9, de Xajay para Diego Urdiales, El Payo y Sergio Flores. El miércoles 12, Corrida Guadalupana con toros por designar (sic) para Morante de la Puebla, Joselito Adame, Sergio Flores y Andrés Roca Rey. El 16, de Boquilla del Carmen para Juan José Padilla, quien se despide; Arturo Saldívar y Armillita IV. El 23, toros de Barralva para El Conde, quien se despide; El Zapata y José Luis Angelino. El 30, toros de Enrique Fraga para los rejoneadores Hernández Gírate, Emiliano Gamero y Andrés Rozo. Enero 6, de Rancho Seco para Fabián Barba, El Calita y Diego Sánchez. Y el 13 de enero de San Mateo para Federico Pizarro, que se despide; Fermín Rivera y Gerardo Adame.

Oportuno mensaje de Pavón

El maestro Pavón observa: “Hoy, novilleros y matadores de alternativa, salvo alguna excepción, torean igual, sobre todo los egresados de escuelas taurinas. Torean bien, con el valor necesario para saber estar delante del toro pero, ¿qué más? Si solamente quieren comer del toro, pues ahí la llevan, pero si quieren ser sensacionales y verdaderos imanes de taquilla, sálganse de la fila y provoquen la escandalera. De otro modo desfilarán con el grueso de los toreros que simplemente torean bien. ¿Aspiran sólo a eso? Como en desfile va toda la torería. Formaditos y parejitos. ¿Habrá quién se decida a salirse de la fila y ser un torero sensacional y apasionante como lo fueron desde novilleros Carmelo Pérez, Félix Guzmán, Joselillo, Amado Ramírez, El Callao, El Pana, Valente Arellano y otros?” ¡Salud, maestro Pavón! Ojalá alguno entienda.

¿Quién no quiere hacer negocio?

¿Negocio o qué? La Plaza México tiene 41 mil 274 localidades: 2 mil 277 en siete filas de barrera; 3 mil 277 en nueve filas de primer tendido; 12 mil 794 en 23 filas de segundo tendido, 105 en balcones, 833 en palcos y mil 279 en lumbreras, lo que hace un total de 20 mil 565 localidades numeradas. A 350 pesos en promedio por localidad, la media entrada arroja 7 millones 197 mil pesos, y por cuatro domingos suma 28 millones 791 mil pesos al mes, sin contar las 20 mil 709 localidades de general. ¿Cuántos domingos serán de medias entradas?

Un asiduo lector de este espacio ofrece cuatro derechos de apartado de la fila 16 del segundo tendido de sombra en la Plaza México. Interesados, comunicarse al 15 20 42 93.

Publicado en La Jornada

“Calita”, herido, y Valadez, cortan orejas en Pachuca; Lomelín aplaudido

De SOL y SOMBRA.

Los matadores Ernesto Javier “Calita”, que resultó herido, y Leo Valadez cortaron un par de orejas en la segunda y última corrida de la Feria de San Francisco, celebrada en la plaza Vicente Segura, de Pachuca, mientras que Antonio Lomelín fue aplaudido.

Calita“, que escuchó ovación en el primero de la tarde, en el cuarto fue cogido y sufre una herida en el muslo izquierdo, aunque se quedó hasta matar a su enemigo y obtuvo un apéndice.

Lomelín, en el segundo mostró destellos para ser aplaudido al final de su labor y lo mismo sucedió en el quinto.

Valadez puso empeño en el tercero de la tarde en una faena de mucha entrega para cosechar un trofeo a toda ley. Con el sexto, mal con la espada. Silencio con un aviso.

Se lidió un lote de Begoña, todos desiguales en su comportamiento y presencia. La plaza registró una pobre entrada.

Calita“, fue intervenido de una herida de dos trayectorias en el muslo izquierdo.

Twitter @Twittaurino

Morante reaparece en La México el próximo 12 de diciembre: ¿Con televisión o sin televisión?

De SOL y SOMBRA.

Morante reaparece el próximo 12 diciembre en la Plaza México en la corrida Guadalupana y la pregunta que mucha gente de provincia y de otros países se hace es: ¿con televisión o sin televisión?

Sin duda es una pregunta interesante ya que en la presente temporada española de José Antonio Morante, no ha habido televisión en en ninguno de los paseíllos en que se anunció y según confirmó el propio matador a la revista Aplausos, no se iba a dejar televisar durante todo el 2018.

El propio Morante ha llegado a declarar que “sin televisión se crea más misterio” y “como decía Rafael de Paula, «el Espíritu Santo no sale en la televisión». Y otra cosa que no me gusta es la forma en que las narran. Continuamente se está interfiriendo en la obra que está haciendo el torero con los comentarios. Los comentaristas deberían mantener más el silencio. Es la única actividad artística en la que se está criticando en el momento de realizarla. En el flamenco o en la pintura se hace después. Hoy en día se quiere explicar todo y el toreo no tiene explicación, es un sentimiento. Los sentimientos no tienen explicación. Me gustaría enviar un mensaje a los empresarios para que no se televisasen los seriales completos” declaró el pasado mes el de la Puebla del Río a un medio español.

Ante estas opiniones vertidas y con lo crítico de la televisión que ha sido recientemente Morante al igual que José Tomás, es casi un hecho que el festejo Guadalupano del próximo 12 de diciembre no será televisado, como sucedió hace casi un año cuando alternó José Tomás.

Habrá que esperar la confirmación oficial.

El cartel del 12 de diciembre está compuesto por Morante, Roca Rey, Joselito Adame y Sergio Flores con toros aún por designar.

El resto de los carteles de la Temporada Grande los puede ver en este enlace: Carteles 2018-19

Twitter @Twittaurino

CARTELES – Plaza México 2018 – 2019: Una Temporada Grande en Diminutivo.

Plaza México: Carteles Temporada Grande 2018-2019.

Una carpa instalada sobre el ruedo de La Plaza México ha sido el escenario escogido por la empresa comandada por Mario Zulaica y Javier Sordo para dar a conocer las combinaciones definitivas de la Temporada Grande 2018 – 2019.

Por Luis Cuesta – De SOL y SOMBRA.

La Temporada Grande de la Plaza México, la de mayor trascendencia en América, comenzará el próximo 11 de noviembre bajo un ambiente de gran expectación como todos los años, pero también con graves defectos organizativos, que incluyen la desatención al público y la abundancia de carteles mediocres, así como la ausencia, no suficientemente justificada, de algunos toreros.

Igualmente, destaca, dentro de la desigualdad de la Temporada, la inclusión guardada con o sin intención de Andrés Roca Rey para el 12 de Diciembre.

La primera parte de la temporada inicia el 11 de noviembre y termina el domingo 13 de enero y constará de un total de 11 festejos, algunos de ellos mixtos.

A dos tardes irán El Payo y Sergio Flores, mientras que el resto del elenco lo harán una sola tarde.

Destacan entre todos los carteles del serial el cartel que inaugura la Temporada y la corrida Guadalupana.

En el apartado ganadero, las principales novedades respecto al año pasado serán los hierros de Arturo Gilio, que debuta, el regreso de Villa Carmela y la extraña decisión de dejar la Corrida Guadalupana con toros por designar.

La baja más significativa de la Temporada será la de los toros de Teófilo Gomez… hasta el momento.

Análisis de la Temporada Grande.

Hay que empezar diciendo que la no inclusión de Roca Rey a la Temporada, habría sido sangrante para muchos que le vieron torear durante el 2018. Pero afortunadamente han conseguido acartelarlo para el 12 de diciembre. Corrige a tiempo la empresa un golpe que habría sido muy lamentable.

La empresa de la Plaza México, cuyo gerente operativo es Mario Zulaica, ha montado una primera parte de la temporada que no satisface los gustos generales de la Afición, con unos carteles en su mayoría mediocres, pocos bien rematados en su conjunto, lo cual no impide que el precio de las localidades sea el mismo para todas las corridas, toreen supuestas figuras o presuntos modestos.

Por añadidura, a pesar de que las 11 corridas de toros del derecho de apartado generan más de 20 puestos, nos hubiera gustado que repitieran en otra tarde toreros que interesan igual que algunos que están colgados, simplemente porque les apodera el propio empresario o por razón de los intercambios interesados que se hacen los exclusivistas.

Se vuelve a mencionar a carteles cerrados, imposible la repetición.

Entre los diestros extranjeros excluidos de los carteles en esta primera parte se encuentran El Juli, aunque él si esta anunciado en el elenco, Manzanares, Miguel Ángel Perera y Emilio de Justo, así como el mexicano José Mauricio, entre otros.

Habrá algunos ausentes, como José Tomás que no querían participar en la Temporada Grande, pero algunos de los antes mencionados seguramente lo deseaban fervientemente y los empresarios de la Plaza México no han sido capaz de contratarlos y anunciarlos, por esta razón es dudoso que se trate de los mejores empresarios taurinos de la actualidad, como algunos proclaman.

En cuanto a los toreros mexicanos hay que recordar que la sede del toreo sigue vacante, y la torería mexicana ha de pelear esta temporada para ocuparla por derecho propio.

Hay ilusión por ver nuevamente al Payo y a Sergio Flores, principalmente, por las excelentes campañas que ambos han realizado. Aunque quizás sea El Payo, por esa línea del toreo puro y por las importantes muestras de su calidad artística, quien mayores expectativas despierta.

A Joselito Adame no se le agota la ilusión y sin duda ha madurado en su técnica y en su toreo, sin embargo la afición de la Plaza México aún no termina por entregársele y seguramente cada vez le apretarán más, ya que es el único torero de todo el escalafón que se ha proclamado como figura del toreo.

Luis David Adame habrá de consolidar las altas expectativas que despertó o las zonas tibias del escalafón pueden ser su próximo destino en España y México. Diego Silveti consolida una personalidad hiperbólica, con destellos de buen toreo y por momentos tremendista, pero que tiene su público. Juan Pablo Sánchez tiene reconocida su calidad y aún no ha llegado al límite de sus posibilidades. Fermín Espinosa “Armillita” tiene la onza del arte al igual que sus antepasados y en cualquier momento puede darnos una sorpresa, ya que se le ve más maduro y responsabilizado que en otras temporadas. De último momento se incluyó a Diego Sánchez en la temporada, un torero muy joven en el que muchos tienen puestas sus esperanzas.

Y luego hay un buen número de toreros que perdieron ritmo y compás, dispuestos para la repesca: ahí está el caso por ejemplo de Arturo Saldivar; el de un torero veterano como Arturo Macías, visceral, y que, según sea la corriente, va para arriba, torerísimo, o para abajo; Fermín Rivera a quien llevaron al Olimpo en su mejor momento y no le cogió el gusto, pero al que esperamos volverle a ver triunfar; ahí también esta Jeronimo, que torea de dulce y aunque se le clasifique de “modesto”, tiene en su toreo mas torería y expresión que muchos otros.

No importa, sin embargo, ver combinaciones repetidas como La Estancia para Castella y Silveti o la increíble repetición de la combinación ecuestre de Cartagena y su chabacanería con Macías y sin mérito alguno, Leo Valadez.

Las despedidas de tres toreros triunfadores en su momento de esta plaza como lo fueron El CondeIgnacio Garibay, Federico Pizarro, también tendrán su dosis de interés, aunque su mejor momento no sea quizás el presente.

“No hay toreros”, dice el tópico mexicano.

Pero si los hay.

Ahí están los mencionados así como el resto del elenco de toreros y rejoneadores mexicanos.

Los diestros extranjeros

Nuevamente Enrique Ponce ahí está, un año más -hasta que se canse-, y con él es preciso contar cuando se trata de organizar una corrida de relumbrón. El “Pirata” Padilla dirá adiós a los ruedos en la presente temporada con Boquilla del Carmen y la presentación de Antonio Ferrera seguramente despertará mucho interés por la calidad con la que ha reverdecido su toreo en las últimas temporadas europeas. También se ha programado al renacido Diego Urdiales, que menos mal ha venido, de último momento, a realzar los carteles ya que sin él y Roca Rey habrían sido mucho menores.

El resto del elenco extranjero está compuesto por Sebastián Castella y los rejoneadores Diego Ventura, Andy Cartagena y el colombiano Andrés Rozo. Hay que señalar que Diego Ventura regresa a la Plaza México después de una ausencia de seis años y en su mejor momento.

Los grandes protagonistas

La temporada tiene también otros protagonistas. Los otros grandes protagonistas serán los toros, siempre y cuando estos tengan trapío, casta y pujanza. Saltarán a la arena los Saltillos en sus mil ramas y algunos otros del encaste Domecq y Atanasios camuflajeados en los hierros de un puñado de ganaderías con solera. Ojalá que todos embistan.

Lo que no tenemos que olvidar es que el espectáculo taurino aunque posee valores sustantivos, es también competencia, y cada tarde tendría que operar la selección de los mejores en cuanto al ganado que se debería de lidiar en la temporada. Sin embargo esto no pasa con la regularidad que todos esperaríamos para la Plaza México.

“No hay toros, el toro ha perdido casta”, es otro tópico.

Pero sí los hay, y algunos todavía conservan la casta. Se ve en cuanto los respetan adentro y fuera del ruedo. Y más se vería si los taurinos dieran paso a la docena de divisas que para ellos “no venden un pitón”, pero cuyos ganaderos realizan un fuerte esfuerzo para seleccionar y criar el tipo de toro con el temperamento que quiere la afición actual y que desgraciadamente no podemos ver en la Plaza México con la regularidad que quisiéramos, ya que las actuales figuras extranjeras y nuestros toreros optan generalmente por la comodidad.

El trapío de los encierros

En la Plaza México con el trapío de los encierros sucede una cosa; hay un toro que describe el reglamento y parte de la afición, exige, y otro el que pretenden imponer los taurinos profesionales.

Para el reglamento y el aficionado, el toro ha de tener los cuatro años cumplildos, trapío, defensas intactas, estado sanitario perfecto. Pero para los taurinos profesionales, debe ser un dije, según su jerga; es decir, escasamente fiero de aspecto, joven, terciado, y si es chico, mejor; brocho, flojo, suave de temperamento y codicioso, pero no tanto que llegue a molestar. Es por eso que vemos nuevamente anunciadas ganaderías que a pesar de fracasan un año si y el otro también, continúan apareciendo en el derecho de apartado de la temporada.

El afeitado

El afeitado es un tema tabú entre taurinos y autoridades, sin embargo las sospechas de la afición capitalina con cada nueva temporada están justificadas al no existir exámenes post-mortem en La Plaza México.

Este tema es una vieja cuestión que no se armoniza, ni en el terreno teórico ni en el práctico. El reglamento señala las características esenciales que ha de tener el toro, y los aficionados no admiten a discusión que se altere la integridad del mismo, pues a todos nos repugna que se le desnaturalice y más en una plaza de primera categoría.

Porque así como los toros tienen que cumplir con ciertas características, los toreros también tienen que cumplir con características esenciales: es decir que tengan el valor para enfrentarse a toros en óptimas condiciones físicas, sin manipulación de sus astas; y que conozcan a fondo su oficio, para resolver, sin accidentes, los problemas de la lidia.

Pero como no se trata de estafar a nadie, habría que anunciar las corridas tal como sospechamos que saldrán en algunos casos: “seis toros despuntados”, “justos de fuerza”, “terciados”, y “descastados”.

Con estos antecedentes y basándolos en lo que hemos visto en las últimas tres temporadas, sería también razonable suprimir un tercio de la lidia: ¿Pues para qué se necesitan picadores con toros así?

Primera plaza de México

La expectación que ha despertado el ciclo que hoy se ha anunciado es real, pero los interesados (en este caso la empresa) no deberían atribuirse todo el mérito, pues esta obedece a la gran expectación que siempre despiertan las corridas de toros en la capital desde el siglo pasado, y si es verdad que en la época otoñal e invernal se acrecienta, conviene recordar que la Temporada Grande con este formato de dar los carteles por adelantado, no es un invento de la actual empresa y que es además un formato muy criticado por lo cuadrado y cerrado que resulta para la mayoría de los aficionados.

Nuevamente a Tauroplaza le correspondía la parte mayor de la responsabilidad de aquellos que tienen el estamento empresarial, es decir la responsabilidad de combinar sabiamente todo el potencial con los mejores toros y toreros para que la fiesta entrará en ebullición y la temporada 2018 – 2019 no fuera una más. Pero se han quedado cortos, por lo menos en esta primera parte de la Temporada Grande.

¿Que calificativos merece la primera parte de la temporada grande?

En general y en el papel, carente de interés, insípida, con algunos carteles soporíferos, sin muestras de innovación.

Nuevamente han cubierto el expediente, pero no parece que su oferta pueda ilusionar a los aficionados por repetitiva ya que la Temporada 2018-19 en el papel es un clon de la de años anteriores.

Ante esto la pregunta es: ¿Acaso no es posible otra formato de temporada, señores empresarios? Porque si no lo es, ustedes no son tan buenos o no mandan lo suficiente.

Porque no se trata solo de arriesgar su dinero, hay que inventar e innovar para ilusionar, cómo muestra tenemos a Las Ventas de Madrid en su feria de otoño.

Conclusiones

Después de conocer los primeros carteles podemos concluir diciendo que la temporada es un clon del año pasado y del antepasado.

Entonces ¿para qué se ha cambiado de empresa? Esa es la gran pregunta.

Los carteles:

Noviembre 11, Toros para rejones de Villa Carmela y para lidia a pie de Barralva para Diego Ventura a caballo, Enrique Ponce, El Payo y Luis David.

Noviembre 18, Toros de La Estancia para Ignacio Garibay, que se despide, Sebastián Castella y Diego Silveti.

Noviembre 25, Toros de Arturo Gilio para Andy Cartagena a caballo Arturo Macías y Leo Valadez.

Diciembre 2, Toros de Santa Bárbara para Jerónimo, Antonio Ferrera y Juan Pablo Sánchez.

Diciembre 9, Toros de Xajay para Diego Urdiales, El Payo y Sergio Flores.

Diciembre 12, Corrida Guadalupana: Toros por Designar para Morante de la PueblaJoselito AdameSergio Flores y Andrés Roca Rey.

Diciembre 16, Toros de Boquilla del Carmen para Juan José Padilla, que se despide, Arturo Saldívar y Fermín Espinosa “Armillita”.

Diciembre 23, Toros de Barralva para El Conde, que se despide, El Zapata y José Luis Angelino.

Diciembre 30, Rejones. Toros de Enrique Fraga  para Hernández GárateEmiliano Gamero y Andrés Rozo.

Enero 6, Toros de Rancho Seco para Fabián BarbaEl Calita y Diego Sánchez.

Enero 13, Toros de San Mateo para Federico Pizarro, que se despide, Fermín Rivera y Gerardo Adame.

Como todos los años esperamos los comentarios de la Afición tanto aquí como en los análisis posteriores de la temporada que prepararemos, como ya es una costumbre en De SOL Y SOMBRA.

Twitter: @LuisCuesta_ 

Enrique Ponce: «Me niego a llamarlos animalistas. Y si lo son, no lo son más que ninguno de nosotros.»

Por Rosario Pérez / ABC.

«La Tauromaquia del siglo XXI». Bajo este título se inauguró este jueves el II Congreso Internacional Taurino, organizado por el Ministerio de Cultura y la Región de Murcia. El torero Enrique Ponce fue el encargado de descorchar el acto con un brillantísimo discurso, en el cada frase era una sentencia, una verdad como la del toro y el toreo.

Ponce, que puso al Teatro Romea en pie, comenzó su filosófica conferencia de poético modo. La anáfora como santo y seña de un prólogo de «La tauromaquia como camino…». «La tauromaquia como camino y vínculo que nos une en un destino cultural común. La tauromaquia como camino de vertebración de los pueblo. La tauromaquia como camino de una cultura irrenunciable de los pueblos, como valores humanitas… La tauromaquia como camino de vida de los pueblos».

Un silencio de Maestranza en tarde de Resurrección solo roto por la voz de maestro, que puso los puntos sobre la íes con su difícil facilidad, con su elegancia, con esa manera de ahondar en cada terreno y lanzar mensajes a todo el que lo quisiera oír, partidiarios y detractores de la Fiesta, en definitiva, a partidarios y detractores de la Cultura.

Compartimos algunas de sus perlas para enmarcar, frases que invitaban a la reflexión, “frases llenas de contenido cultural”, como aseguró Román Fernández-Baca, director general de Bellas Artes. ,Antes el presidente de la Región de Murcia, Fernado López Miras, se declaró aficionado a los toros, de Ponce y de Zidane, además de tener un recuerdo para Paco Ureña, gesto que desató una emocionada ovación.

Una hora antes, fue Enrique Ponce quien emocionó a los espectadores y desató una ovación de gala con sentencias como estas:

-Sean generososo con el esfuerzo, no se dejen nada dentro. Que nadie se sienta perdedor aquí.

-Mi compromiso con la Fiesta es total. Jamás haré lo suficiente para de devolverle a la Fiesta todo lo oque la Fiesta me dio, desde que me introduje en ella de la mano de mi abuelo Leandro.

-Es un deber de los toreros estar con nuestra gente y en los medios de comunicación. Es fundamental para conseguir implantar la simbología.

-El toreo no pertenece a nadie ni a nada, no tiene afiliaciones, es un bien cultural.

-Murcia es la coherencia adaptada a los tiempos, que vive bajo el respeto a su cultura.

-Mi máxima: no estamos ante una época de cambio, sino ante un cambio de época, que es distinto.

-Las redes sociales aportan un altavoz a cada humano.

-Se opne en entredicho la essencia de lo humano. Y todo tiene que tenr su espacio: cultura, religión, deporte, música, las relaciones entre las personas, entre padres e hijos…

-Algunos se permiten la osadía de pedir un referéndum. Suplen su ausencia de talento con referéndum. Tratando de cercenar la cultura de un pueblo a quien deciden representar.

-Las culturas nacen y crecen. Si tienen que deaparecer, lo harán por su peso.

-La tauromaquia tiene que buscar su sitio. Comenzamos a rediseñar el futuro de la Fiesta, sin variar su esencia. En los libros de teoría del liderazgo ya aparece que quienes sobreviven son los que mejor se adaptan al nuevo medio. Ya no es tiempo de quejarse.

-Me niego a llamarlos animalistas. Y si lo son, no lo son más que ninguno de nosotros. Genera confusión social. Animalistas somos todos los que criamos y amamos a los animales.

-No debemos menospreciar esos movimientos subvencionados de los que se llaman animalistas. Escucharlos es la mejor manera para hcer frente a sus mentiras. Son personas con desequilibrio empático, que tienden a comportarse mejor con un animal que con un humano; es un desequilibrio emocional. Han inventado la nueva compasión emocional.

-Sus eslóganes de asesino y tortura se están desgastando por los nuevos aires filosósicos del toreo. Gran parte de la sociedad empieza a admitir nuestro discurso como un camino humanista.

-Hay que ganar la batalla ética y moral de la calle.

-No nos debe importar que nos roben nuestro dinero, que no nos den las subvenciones que el toreo aporta a las arcas del Estado. Pero lucharemos por nuestros derechos.

-Si tenemos que elegir, preferimos que nos roben nuestro dinero a nuestra cultura.

-El aficionado no va a los toros a disfrutar, va a emocionarse.

-Los toreros debemos intentar abrir nuevos caminos sin alterar la ortodoxia.

-El toreo es el arte entre las artes.

-Amamos al toro como se ama a todo lo que se necesita. Le entregamos nuestra vida. Solo los toreros entregan su vida por crear una obra de arte.

-Sobre nuestros hombros está despositado todo el peso de esta cultura milenaria.

-Se puede evolucionar sin perder la identidad.

-Seamos leales al toro, en la plaza y en la calle.

Programa científico

El Congreso continúa este viernes con una jornada intensiva con ponencias dedicadas a la Tauromaquia en la sociedad española actual, la Fiesta como sector productivo, las polémicas jurídicas actuales. Eso, pr la mañana. La tarde se inaugurará con «Cazas, juegos y ritos taurinos, entre lo sagrado y lo profano, una cultura circunstancial de la epopeya humana» y continuará una ponencia sobre la Tauromaquia como diversidad cultural y patrimonio.

El sábado se abrirá con una mesa redonda sobre la afición y los festejos populares. La jornada sigue con Tauromaquia y cultura. Pondrán el broche Andrés Amorós y Juan José Padilla, en un diálogo sobre el torero como héroe popular.

Publicado en ABC