Archivo de la etiqueta: CORRIDAS DE TOROS

«La fiesta necesita toros como ‘Licenciado’ para que haya emoción» Pablo Lozano


Pablo Lozano, ganadero de Alcurrucén, describe las virtudes de uno de los mejores toros del ciclo isidril.

Por Jaime Roch.

«Licenciado», número 122, de la ganadería de Alcurrucén, será recordado como uno de los mejores toros de este San Isidro.

Una lámina. Colorado ojo de perdiz de capa, de 530 kilos, muy astifino y armónico de hechuras. Ese fue el animal que recibió una ovación de gala por su brava condición en el arrastre póstumo después de que El Juli realizara una gran faena.
Pablo Lozano, ganadero de Alcurrucén, afirma que «Licenciado» fue un toro «muy completo por su entrega, transmisión y recorrido en la muleta. Siguió los vuelos de los trastos hasta el final, mantuvo su ritmo y duró mucho en una muleta tan exigente como la de El Juli».

El criador asegura que «la fiesta necesita toros como ´Licenciado´ para que haya emoción, con casta y fiereza en su embestida, y no como algunos de los toros que han salido esta feria, mansos y con exceso de peso».

Este «Licenciado» cotizaba al alza en El Cortijillo, finca toledana donde pastan los pupilos de los Lozano: «Estaba reseñado para la Semana Grande de Bilbao pero mi hermano José Luis hizo que entrara en Las Ventas y no se equivocó porque el toro tenía unas hechuras muy buenas y en la plaza no nos defraudó», cuenta el ganadero.

Sobre la obra de El Juli, Pablo Lozano explica que «fue una lucha de poder a poder porque el toro demostró bravura y necesitaba un torero que no le dudara por las seis arrancadas seguidas que tenía. El Juli estuvo fenomenal, cada vez que exigía al toro, el animal respondía mejor».

«Dentro de la exigencia de Madrid, creo que el toro se mereció la vuelta al ruedo porque cumplió en el tercio de varas, a pesar de que los Núñez son fríos de salida, y en la muleta fue a más. La media estocada de ElJuli frenó al presidente para sacar el pañuelo azul. En Sevilla le hubieran pedido el indulto porque su embestida se parecía a la de Orgullito, de Garcigrande», argumenta Lozano.

El alcurrucén es hijo de «Chalán», número 96, uno de los padres de la ganadería que ya ha fallecido. La historia de los toros memorables de esta ganadería en Las Ventas es tan larga como importante. El año pasado lidió a «Barberillo», al que Ginés Marín cortó dos orejas, y a «Licenciado», hermano del toro de ElJuli por parte de madre y padre que le tocó en suerte a Juan del Álamo: «El ´Licenciado´ de este año me gustó más porque tuvo una embestida más viva, más brava» concluye Pablo Lozano.

El próximo 6 de junio, sus toros vuelven a Las Ventas en la Corrida de la Beneficencia con Ferrera, Perera y Ginés Marín en el cartel. La regularidad de Alcurrucén continúa en Madrid.

Publicado en Levante EMV

Anuncios

“Analfabeta, fiesta taurina en México”

Por Jaime Oaxaca.

Como si hubiera sido planeado, en la presentación del libro Ofensa y defensa de la Tauromaquia, cuatro o cinco chicas, durante la sesión de preguntas, intervinieron manifestando su postura contra las corridas de toros; una más, quien se dijo colaboradora de alguna revista, irritada, con aires de superioridad, generalizando, dijo que el mundo es de los jóvenes y que ninguno está a favor de la tauromaquia y del maltrato animal.

Horacio Reiba, el autor de libro refutó a las chicas, inclusive leyó algún texto del libro presentado, también externaron argumento de defensa Leonardo Páez y Miguel Ángel de la Garza, quienes eran parte del presídium; Aurelio Fernández Fuentes, el moderador, intercambió números telefónicos y correos electrónicos para concertar un debate.

Las intrusas, sin proponérselo, hicieron el avío a Horacio Reiba y a su libro, porque ambos tuvieron oportunidad de demostrar que, tal como dice el título, defienden de las ofensas a la tauromaquia; apenas subiendo al exhibidor de la librería y dando resultados.

En un pletórico recinto, la biblioteca del CCU de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP), se presentó el libro Ofensa y Defensa de la Tauromaquia, entre los asistentes estaba el matador y ganadero Raúl Ponce de León, el ganadero y escritor Carlos Hernández Pavón y un numeroso grupo de aficionados al llamado Arte de Cúchares; como es frecuente, los profesionales de la fiesta no se acercan a apoyar actividades que fomentan su modus vivendi.

Leyó el prólogo de Raúl Dorra su esposa Fernanda, el texto finaliza así: “porque no soy aficionado, estoy convencido, tanto como tú, de que sería triste que nuestra cultura, ya bastante entristecida, se quede sin los toros”.

¿Por qué es importante que se publique Ofensa y defensa de la Tauromaquia? Así respondieron quienes presentaron la obra.

Miguel Ángel de la Garza, aficionado y comentarista, mencionó: “Porque el tema es actual, casi no hay página taurina, espectáculo taurino o reuniones como ésta, en que no aparezcan los que agreden a la fiesta; hay de todo: bien intencionados pero mal informados, otros regularmente informados pero mal intencionados que utilizan su poca información. Este libro, que ojalá lo lean los contrarios, puede llevar la discusión a más altura, no pretendemos los taurinos que a todo mundo le gusten los toros, de ninguna manera, lo que si debemos evitar es que busquen la abolición porque están atentando contra derechos humanos y contra la cultura del Mediterráneo y Latinoamérica; prohibido prohibir, como dijo Raúl Ponce, leyendo se quita lo antitaurino”.

Leonado Páez, escritor, medio siglo de columnista y conferencista, dijo: “Es importantísimo porque la fiesta de los toros en México se ha vuelto analfabeta; es decir: únicamente se lee los periódicos deportivos y escucha a los cronistas del sistema, le urge a la fiesta de México más pensamiento, más idea, más perspectiva y cuestionamiento, porque de otra forma seguimos en la corriente alegre de llevar la fiesta en paz; es importantísimo y oportunísimo. Ojala la BUAP, entienda que urge una reimpresión a la brevedad porque esto ojala se va a vender en dos patadas y haya un distribución como merece el contenido didáctico, oportunísimo, valiosísimo del maestro Reiba”.

Aurelio Fernández Fuentes, director de La Jornada de Oriente quien nunca ha asistido a una corrida de toros, mencionó: “Porque es un acto de cultura universal, el episodio con las muchachas fue espléndido, quieren un debate y recogimos el guante; a ver si sale, no en términos de gritos y sombrerazos, hay que pensarlo, yo creo que el libro de Reiba ha surtido un efecto que no esperábamos, disparó la discusión de un tema que me parece muy importante”

Después de los autógrafos, Reiba, el autor, no tuvo empacho en soltar: “Porque se nos está muriendo entre las manos esto y nos resistimos con todas nuestras fuerzas a que suceda; es dificilísimo publicar de toros, debo decirte que el borrador del libro circuló por bastantes casas editoriales y la única que me hizo caso fue la BUAP, mi agradecimiento porque aparte de todo es mi alma máter”; remató Horacio: “La tauromaquia es un tema casi vedado en los periódicos, imagínate en las editoriales, inclusive de fuera de México”.

Horacio Reiba es ingeniero químico, tiene maestría en letras, aficionado a la fiesta de los toros toda su vida, severo crítico taurino, chanela de lenguaje y toros, narrador de corridas de toros, y participante del programa televisivo Te lo digo Juan; su libro es una minuciosa selección de columnas publicadas en la Jornada de Oriente donde escribe hace más de 25 años; la obra está a la venta en la BUAP, en sus diferentes librerías.

Publicado en El Popular

San Isidro: A cara de perro con la mansada de Dolores Aguirre

Por Carlos Ilián.

Lo mejor que se puede decir de la tarde de ayer en la plaza de Madrid es que los tres diestros salieron vivos de la pelea a cara de perro con la mansada de Dolores Aguirre.

Ha sido una corrida de las que utilizan los corífeos de taurinismo para desacreditar el toro con emoción.

Lo malo es que en esta ocasión no les faltaría razón ante el juego de los toros de la desaparecida ganadera bilbaína. Este no es el toro encastado y exigente que pedimos quienes todavía creemos que hay algo más allá de las ganaderías que exigen las figuras del toreo.

No, lo de ayer es, en general, carne de matadero, mansedumbre podrida, irrecuperable a juzgar por el comportamiento de l conjunto lidiado en este domingo. Y sin embargo el primer toro no hizo concebir la esperanza de ver una corrida de Dolores a la vieja usanza, o sea con un punto de mansedumbre pero exigiendo y embistiendo a modo.

Por eso Rubén Pinar se fajó, plantó una pelea sincera, pasándose al toro por ambos pitones, especialmente en unos naturales a cara de perro. Fue un arranque emotivo de la tarde, que se torcería luego sin remedio.

El propio Pinar se las vio y se las deseó con el cuarto, literalmente parado.

Venegas, muy poco placeado, trapaceó en el segundo. En el quinto David Adalid hizo la suerte de banderillas con dos pares antológicos, especialmente el primero.

Venegas volvió a los enganchones y mató, eso si, de una gran estocada.

Gómez del Pilar salió por todas, y hasta se fue a portagayola en ambos toros. Se fajó por bajo con el tercero y al unipase lo trasteó por naturales imposibles. El sexto se echó, como un manso de carreta para un triste final de la esperada corrida de Dolores Aguirre.

Plaza de Madrid. Vigésima corrida. Asistencia: 15.000 espectadores, más de media entrada.Toros de DOLORES AGUIRRE (2), de pelea muy desigual en tvaras, desde dejarse pegar metiendo la cara hasta salir huyendo de la suerte, y de juego manso en la lidia de a pie.

RUBÉN PINAR (6), de azul pavo y oro. Dos pinchazos y estocada (saludos). Bajonazo (silencio).

VENEGAS (6), de verde botella y oro. Bajonazo (silencio). Estocada (saludos).

GÓMEZ DEL PILAR (6), de verde botella y oro. Bajonazo (saludos). Pinchazo, media y descabello (silencio).

Publicado en Marca

Ocho con Ocho: Buena Feria Por Luis Ramón Carazo


Ir a la Feria de San Isidro y aspirar a ser testigo de faenas triunfales en siete días, es algo que cuando se tira una moneda a la fuente y se consigue el deseo, es para de inmediato ir a comprar un billete de lotería, pues no es frecuente que ocurra y sin embargo y encapsulando desde el domingo 19 hasta el viernes 25 de mayo, con todo y que ha llovido a cantaros en la capital hispana, cada tarde no ha parado en darnos alegrías y lo digo con la nostalgia de que este año por diferentes razones, me he tenido que conformar con verlas por la pantalla.

Me da gusto que el evento taurino mundial más importante del año, marche bien y que bueno para aquellos que lo han podido paladear en vivo, es una experiencia incomparable el estar en el momento en que el arte efímero del toreo se manifiesta en plenitud en el ruedo venteño.

El sábado 19, la alegría nos la proporcionó Joselito Adame con una faena de gran conocimiento y arrojo, al toro de Alcurrucén que parecía no ofrecer la oportunidad de triunfo y la cual fue labrando con gran paciencia, aunque no falten quienes lo denuestan por vaya usted a saber qué motivo.

El domingo 20 el gran rejoneador luso-hispano Diego Ventura dio una muestra más de que en su año 20 de alternativa, ha alcanzado un sitio de privilegio y ya tiene 15 salidas en hombros el centauro en su haber, como no lo ha hecho ninguno otro de sus colegas en Madrid y uno de ellos es el esquivo Pablo, a quién le corresponde haber marcado el nuevo derrotero del toreo a caballo, pero que no parece dispuesto a confrontarse hoy en día con Diego, quién está que echa lumbre coloquialmente hablando con sus cabalgaduras.

El lunes 21, un novillero de apodo taurino Toñete, tejió una faena bajo el granizo a un animal del Conde de Mayalde y le arrancó prácticamente un trofeo con base en su patente voluntad, por ser alguien en el toreo.

El miércoles 23, le correspondió en el sexto toro de la ganadería de Victoriano del Río a Andrés Roca Rey para ratificar porque es la figura que más atrae al público en el tiempo presente (como atinadamente lo comentó Luis Cuesta recientemente) y lo logra con base en un toreo serio, estoico y con sello.

La faena al sexto de la tarde fue estremecedora, después de un chubasco y de seguro para los asistentes al salir, les provocó a tomar algo que reconfortara al cuerpo y a platicar de quién atesora una gran cantidad de cualidades positivas en una tauromaquia con sello muy propio.

El día anterior David Mora, torero lleno de clasicismo con un toro del Ventorrillo nos puso a disfrutar de su forma tan añeja de interpretar el toreo.

Y el jueves 24 que se puede decir que no se haya dicho o escrito de la gran actuación de Julián López El Juli (quién como Diego Ventura, navega a punto de celebrar su vigésimo aniversario como matador de toros) con el extraordinario colorado de Alcurrucén con el nombre de Licenciado que fue noble y codiciosa materia prima, para que diera rienda suelta a su maestría Julián y solamente por la suerte suprema es que no se fue por la Puerta Grande, en mano a mano con Ginés Marín quién a su vez solamente dejó destellos de su buen trazo.

Y como si algo faltara, el 25 de mayo fue Talavante con Cacareo de Núñez del Cuvillo quién finalmente redondeó una faena plena de sentimiento de dos trofeos muy merecidos y también con un aguacero (que provocó un ruedo resbaloso)pero que no impidió que López Simón con gran pundonor le acompañara hacia la calle de Alcalá con un trofeo por faena, para sellar una fecha inolvidable y cuya replica anterior de dos toreros en hombros, lo fuera el 1 de junio de 2016 en el mismo sitio pero con Manzanares y el mismo Alberto.

Cabe mencionar que Talavante actúo en lugar del convaleciente Paco Ureña y que sus honorarios los donó a una institución sin fines de lucro y por si algo faltara tuvo la categoría de brindar, su actuación al compañero herido, lo cual provocó además un lleno por ser poco usual que una figura tomé el lugar de un compañero que por alguna razón, no comparece.

Hubo suerte, no me cabe duda, y deseamos que en la segunda parte de la feria así se mantenga, Madrid es Madrid, capital del toreo mundial y motor de una fiesta que languidece pero que cuando es triunfal, nos hace renacer la fe en ella.

Enhorabuena.

Regresan los toros de Dolores Aguirre a Madrid

¿Cuántos toreros han triunfado en Madrid con toros de Dolores Aguirre? ¿Quién fue el último en lograrlo en una plaza de 1ª Categoría?

Los datos, claves, curiosidades y récords de Datoros a batir de la corrida del domingo con Rubén Pinar, Venegas y Gómez del Pilar con toros de Dolores Aguirre.

Es la segunda vez que el hierro de Dolores Aguirre lidia una corrida en Madrid tras la muerte de su ganadera en abril de 2013. Dolores estaba considerada como una de las mejores ganaderas de toros bravos desde que adquiriese el hierro en 1977.

El Califa es el único torero en la historia que ha desorejado un toro de Dolores Aguirre en la Feria de San Isidro (2000 y 2003).

En todo el Siglo XXI, 14 matadores de toros han puntuado con toros de Dolores Aguirre en plazas de 1ª Categoría. El torero que más orejas ha cortado ha sido Joselillo (8).

Rubén Pinar y José Carlos Venegas van a matar una corrida de Dolores Aguirre en Madrid por primera vez.

El albaceteño sólo ha estoqueado un toro de esta ganadería en su carrera (Tarazona, 2017) mientras que para Venegas es su primera experiencia.

Pinar no corta una oreja en Madrid desde 2011. Desde ese tiempo se ha especializado en matar ganaderías de los denominados “encastes minoritarios”: Miura, Palha, Conde de la Maza, Celestino Cuadri, Hoyo de la Gitana, Carriquiri, Partido de Resina, Baltasar Ibán…

El 7 de junio se cumplirán 9 años de la Puerta Grande de Rubén Pinar en Madrid con toros de Alcurrucén. Es el único de los tres toreros que saben lo que es cortar dos orejas en la primera plaza del mundo.

Gómez del Pilar vuelve a verse las caras con Dolores Aguirre tras la oreja que cortó el año pasado a Burgalito, uno de los toros importantes de 2017.

Gómez del Pilar se puede convertir en el primer torero en la historia de San Isidro en puntuar con toros de Dolores Aguirre durante dos años seguidos.

José Carlos Venegas vuelve a su cita anual con Las Ventas, donde no falla desde 2014. En su currículum constan dos orejas cortadas a toros de Saltillo. Es el torero que más orejas ha cortado a esta ganadería en las últimas temporadas.

Nadie corta dos orejas a un toro de Dolores Aguirre en una plaza de Primera Categoría desde Manuel Escribano en 2013 en la plaza de toros de Bayona.

Twitter @Twittaurino

Asociaciones “animalistas” se manifestarán este domingo en #Madrid

De SOL y SOMBRA.

Para el día de mañana supuestamente once asociaciones animalistas nacionales e internacionales han convocado una manifestación en Madrid para pedir por la abolición de los festejos taurinos “sin excepción”. Además, exigen la prohibición de la participación en espectáculos o escuelas taurinas a menores de 18 años, algo paradójico porque si piden la eliminación de los festejos taurinos, este punto saldría sobrando.

La protesta comenzará a las 12.00 horas en la Puerta del Sol con una acción que estos personajes radicales consideran “de alto impacto mediático”, en la que medio supuestamente medio millar de activistas realizarán un ‘performance’ bajo el lema ‘Tauromaquia Es Violencia’.

Y mientras supuestamente medio millar de radicales se manifestarán en las calles, en la Plaza de Toros de Las Ventas mas de veinte mil aficionados a la fiesta brava se manifestarán a favor de los toros, un espectáculo milenario cultural, blindado por las leyes y lo más importante; legal.

Con la derrota numérica a cuestas, los “animalistas” partirán desde la Puerta del Sol, seguirán por Carrera de San Jerónimo, pasando por la Plaza las Cortes, la Fuente de Neptuno y el Paseo del Prado, hasta llegar a la Plaza del Museo Reina Sofía hasta perderse en el olvido, como siempre.

Twitter @Twittaurino

San Isidro: Como el toro no recobre su estampa…

Por Luis Carlos Peris.

Poco a poco vamos acercándonos a la recta última de ese maratón táurico que es San Isidro, esa feria kilométrica que hace bueno lo de que si lo malo es largo, dos veces malo.

Todo un mes de toros grandes, enormes, sacados de tipo para un público lleno de prejuicios que parece disfrutar reventando la tarde es insufrible.

Las cámaras se encargan de multiplicar la catástrofe y sus comentaristas te machacan una y otra vez todos los días conque Madrid es Madrid y que ahí está la primera plaza del mundo.

Así una tarde tras otra mientras salen a la arena armatostes con cara de toro que se paran tras el correteo de salida para solaz de ese tendido inquisidor que mira con lupa los pitones y la colocación del torero. Y no es que hagan mal con tamaña rigurosidad, claro que no, pero como el tipo del toro no vuelva a su ser, la corrida va al caos sin necesidad de antitaurinos.

Publicado en El Diario de Sevilla

Vicente del Bosque y Miguel Abellán – Toros vs Fútbol: pasión española

Por Ángel Nieto.

Un profano en fútbol y toros como un servidor se sienta junto a Vicente del Bosque y Miguel Abellán y la pasión con la que hablan de sus profesiones y la naturalidad con la que se muestran en cada gesto hacen que uno se convierta en el mayor forofo futbolero y taurino de pro.

A menos de 24 horas de que el Real Madrid se mida con el Liverpool en la final de la Champions en Kiev y en plena Feria de San Isidro, los dos maestros se citan con el diario LA RAZÓN para debatir sobre la importancia de ambos deportes en la sociedad, no solo española sino mundial.

El encuentro tiene lugar en un hotel cercano al Bernabéu, la segunda casa del «míster» y la sede de los eternos «rivales» del torero, que lleva al Atleti en el corazón.

«Podríamos haber quedado cerca del Calderón», bromea Abellán, quien antes de tomar la alternativa jugó en la cantera de los rojiblancos. Ambos tienen la mirada puesta en Kiev. Incluso el diestro reconoce que, aunque sea del Atlético de Madrid, «siempre que un equipo español juega contra un extranjero apoyo al que es de mí país, sea cual sea». «Como el Atleti ya ha hecho sus deberes, que era ganar la UEFA, y ha aprobado el examen con muy buena nota, ahora le toca al Madrid y por supuesto que les apoyo. Como madrileño y español estoy con ellos», afirma. Del Bosque, que se muestra sorprendido al descubrir que Abellán antes de torero fue futbolista, añade a las palabras del matador que «también muchos madridistas se han alegrado del triunfo del Atleti», al tiempo que reconoce que él, madridista de nacimiento, siempre tuvo también como «enemigo» (en lo deportivo, claro está) a los rojiblancos.

Para estos «miuras», los toros y el fútbol son y serán parte del ADN de España y se muestran orgullosos de ellos. «El mundo del fútbol y de los toros se llevan bien porque siempre han sido y son el principal ocio de España», dice el ex seleccionador. «En la época de don Vicente –insiste en llamarle así pese a la insistencia del madridista en quitarle el don­–, o ibas a los toros o al fútbol, no había otra cosa. Ahora existen otras opciones, pero estas dos siguen siendo fundamentales porque forman parte de nuestra cultura», asevera Abellán.

Según Del Bosque, la afición es fiel por la adrenalina que desprenden ambos deportes, por el grado de compromiso con ellos y porque «siempre han estado ahí». Eso sí, matiza, que mientras que los jóvenes realizan un gran seguimiento a los eventos deportivos, «lo de los toros les cuesta un poco más». Pero Abellán tiene la explicación que nada tiene que ver con lo económico, pues «se puede ir a una corrida de San Isidro por seis euros y acudir a la final de un partido de fútbol te cuesta un riñón». «También es cierto que el toreo es un espectáculo que no es tan fácil de entender, pero creo que el motivo de que los jóvenes prefieran el fútbol tiene que ver con el desarraigo con el mundo del campo». Por ello, él ha creado un negocio, una granja móvil llamada Los Tetes, a través de la cual acerca a los colegios el mundo animal. «Los niños cuando ven los animales no socializan con ellos, tienen miedo de los conejos y las gallinas», reconoce, al tiempo que apunta a que el movimiento de jóvenes taurinos está comenzando a crecer de nuevo y existen cada vez un mayor número de asociaciones juveniles de esta índole.

El ex líder de los merengues añade que también influye la visibilidad. «Mientras que los entrenamientos de fútbol son retransmitidos por todos los medios, nadie muestra a los toreros cuando están durante meses entrenándose en las fincas», dice. Para él, en ambas profesiones lo fundamental es la técnica, palabra que repite en numerosas ocasiones durante el encuentro. «Sin técnica no eres nada. Es parte del oficio. La táctica sale de una manera más natural, pero la técnica es lo fundamental», indica Del Bosque. «Pero esto es algo que lleva tiempo, ya que lo nuestro son profesiones artesanales», matiza Abellán. Ensayo y error.

Ahora es Cristiano Ronaldo quien inunda las vallas publicitarias, pero otrora eran los matadores y bien lo recuerda el matador madrileño.

«Los mitos eran los grandes toreros: El Cordobés, Manolete… Creo que el fervor de los toreros es algo que no ha ocurrido en otro ámbito de la historia. Cuando murió Manolete se paralizó el país. Cuando toreaba El Cordobés la gente dejaba de ir al trabajo. Eso no ocurre ahora ni con Messi ni con Ronaldo, siendo lo que son. Ese icono social no lo ha conseguido ningún artista o deportista», apuntala Abellán. «Incluso había rivalidades y piques entre partidarios de unos y otros, al igual que ocurre ahora en el fútbol», añade Del Bosque.

En relación a la conexión que guardan ambos mundos y las similitudes de sus protagonistas, sale a colación la campaña de San Isidro en la que los diestros han posado como modelos, una faceta que hasta ahora habían explotado más los futbolistas.

-¿Por cierto, Miguel, por que todos los toreros se afeitan?¿No hay toreros con barba? Pregunta el ex seleccionador de La Roja.

-Para torear siempre vamos afeitados sí. Es verdad que hemos cuidado mucho la imagen, aunque todo evoluciona a la hora de vestir por ejemplo. Aunque es verdad que los futbolistas han evolucionado más adaptándose a las modas. Nosotros seguimos manteniendo la línea «más torera», responde Abellán.

-Es que me parece muy llamativo. Nunca he visto un torero con barba. Todos los futbolistas llevan barba. Es raro ahora ver a un futbolista que no la lleve o que no esté tatuado o que no lleve los pelos alterados. Para eso los toreros sois más fieles a la tradición.

Tras este impasse estético, retoman la charla hablando del buen ejemplo que son toreros y futbolistas para los jóvenes, por los valores de equipo, vida saludable y cooperación que exige su profesión. Pero como contrapartida «maduran a la fuerza antes que el resto. Un vestuario te hace espabilar», confiesa Del Bosque. «Y en los toros, si te juegas la vida desde niño maduras sí o sí», añade el matador natural del barrio de Usera. Y, aunque salvando las distancias, Abellán, que sabe lo que es ser jugador y torero, confiesa que el balón y el toro no son tan diferentes. «Hay defensas que son peor que un miura. Ya me lo decía mi padre, piénsatelo dos veces antes de meter la pierna… Hay que ser muy valiente también. Imagínate a esos futbolistas de antaño tan fuertes, con esas piernas y esas caras de malos…te echabas a temblar», dice soltando una carcajada cómplice con el madridista, al que siempre ha admirado. No sin la vergüenza oportuna de Del Bosque, Abellán le dice que él ha sido «profeta en su tierra. Es imposible que alguien no quiera a don Vicente. Le admiro por todo lo que nos ha dado, lo que ha unido Vicente no lo ha conseguido ningún presidente del gobierno».

Y a continuación, como es lógico, llegan los comentarios sobre la difícil situación que atraviesa España y la crisis catalana. En la mente está cómo el deporte ha servido para unir a sociedades partidas como bien reconocería Nelson Mandela. «Todos los que estamos en el escaparate tenemos la tarea de unir, algo que falta en este momento en España. Todos quieren ganar, llevar la razón y lo que no se dan cuenta es que lo importante es escuchar al otro. Sé que es complicado. La sociedad está muy crispada. Creo que habría que ir más al fútbol y los toros para tener mejor carácter», apuntilla con tono de humor Del Bosque. Para Miguel Abellán, la clave está en tener «más sensibilidad con el prójimo». «Creo que a España le vendría fenomenal volver a ser campeones del mundo, sería bueno para volver a unir al país», sentencia el torero, que incide que lo bueno del fútbol y la tauromaquia es que no entiende de ideologías. «No es de ricos ni de pobres. Ni izquierda ni derecha. Son la fiesta del pueblo, de todos los españoles», dice con rotundidad.

Publicado en La Razón