Archivo de la etiqueta: Sevilla

Pablo Lozano: “Diego Ventura precisa otro tipo de toro con más movilidad para Sevilla”

Ventura / D.S.

Ventura se enfrenta a la empresa Pagés.

Por Luis Nieto.

Diego Ventura lidiará una corrida en solitario con seis toros de ganaderías diferentes el próximo 15 de abril, a las seis de la tarde, en la plaza de toros de Espartinas. Es la respuesta del rejoneador de La Puebla del Río a la empresa Pagés, que no le incluyó en los carteles de la Feria de Abril al desestimar el jinete la ganadería de Bohórquez. “El año próximo vendré a Sevilla si me gusta la ganadería y el cartel”, ha declarado el rejoneador.

Ventura, acompañado de su apoderado, Pablo Lozano, ha explicado a los medios de comunicación su ausencia en la Feria de Abril: “No me arrepiento de lo que dije en su momento. La empresa dijo que se enteró por la alcachofa de mis deseos. Siempre he soñado con esta plaza. Sevilla es el sueño de todos los profesionales. Mi preparación siempre va encaminada a Sevilla y Madrid. Si no puedo torear en mi plaza me quedo con el alma rota, me pregunto hacia dónde vamos, y como profesional y aficionado me muestro indignado, pero no me voy a venir abajo. Esto será un punto de inflexión. En 2008 toreé una mixta en Sevilla porque le hacía falta a la empresa y ahora no han querido”.

Pablo Lozano ha añadido: “Casi no hubo conversaciones con la empresa… Ya se sabe lo que quiere lidiar Diego en Sevilla. Y no se trata de menospreciar a la ganadería de Bohórquez, pero Diego precisa otro tipo de toro con más movilidad para Sevilla. De hecho la matará en otras plazas… Llevamos tres años intentado cambiar la ganadería en Sevilla… Queremos un ganado distinto, que galope, que provoque la emoción en los espectadores”.

El festejo de Espartinas -los hierros se harán públicos en los próximos días y pertenecerán a distintos encastes- será una corrida de toros a beneficio de la Asociación Niños Hacia el Futuro (ANEF) de La Puebla del Río, de la que Ventura es padrino. Lozano ha afirmado que “se han establecido precios “muy asequibles para todos los públicos” con el objetivo de “llenar por completo la plaza de toros de Espartinas y poder hacer una importante aportación económica a ANEF”. En el festejo intervendrá también el grupo de forcados Amadores de Alcochete, que harán pegas en dos de los toros que se lidien. Ésta de Espartinas será la cuarta ocasión en que Diego Ventura lidie una corrida en solitario. Antes lo ha hecho ya en Sevilla, Ronda y Huelva.

El torero explica: “Me hubiera encantado que hubiera sido en la Maestranza de Sevilla, sin duda, mi plaza, junto con Madrid, la que más me ha dado y a la que tanto le he dado también. Ya que no me lo han permitido, no me he querido resignar a dejar a la afición de Sevilla sin verme ni tampoco a no celebrar con ellos mi aniversario de alternativa. Y por eso nos pusimos a trabajar en esta corrida, en Espartinas, que es hacerlo a las puertas de Sevilla, de mi casa. Y a la manera en que quería hacerlo, sin que nadie me pusiera cortapisas, libre para ofrecerle a los aficionados y al público aquello que esperan de un torero al que consideran figura del toreo”.

El rejoneador ha aseverado que su relación con Fermín Bohórquez se ha resentido y en cuanto a su rivalidad con Hermoso de Mendoza ha señalado: “La relación con Pablo se ha frenado y no ha sido por nuestra parte… Es hora de que hable la otra parte y diga los motivos por los que no quieren que actuemos juntos”.

En cuanto a su ausencia en Valencia, ha relatado: “No nos han llamado. Han dado por supuesto que no quería la de Bohórquez. Me pasan cosas que me preocupan como aficionado. No he debutado ni en Pamplona ni Logroño. Llevo cuatro años sin acudir a Jerez. No he vuelto a Nimes después de un triunfo de clamor… Como profesional sigo adelante, pero como aficionado me da mucho que pensar porque estamos echando piedras al tejado de la Fiesta”.

Con respecto a San Isidro ha señalado: “No ha habido movimientos. Espero que nos llamen. Quiero seis toros en Madrid para celebrar los veinte años de alternativa que cumplo en este 2018”.

Publicado en El Diario de Sevilla

Anuncios

Ramón Valencia: “Los monopolios no conducen a nada bueno”

El gerente de la empresa Pagés habló en COPE.es de los carteles de Sevilla y la situación actual de la Fiesta.

Redacción Toros @alberocope

Sevilla ya tiene carteles y el empresario de la Real Maestranza pasó esta semana por El Albero para analizar la temporada 2018 en el coso de El Baratillo. Las combinaciones del Domingo de Resurrección, Feria de Abril, novilladas de abono y la Feria de San Miguel son definitivas y como siempre, dan para mucho análisis y debate.

Ramón Valencia se mostró de primeras “contento” por la confección final de estos carteles. Pero también matizó en COPE que “lógicamente hay alguna ausencia de algunas figuras que no están muy a mi pesar. Pero en términos generales estamos bastante contentos y son unos carteles positivos para la afición”.

Si hay una palabra que se ha repetido como un mantra desde la empresa Pagés para definir las combiciones de esta temporada, esa es “equilibrio”. “Creo que esa palabra define muy bien los carteles”, continuó explicando Ramón Valencia. “Se suelen hacer ferias con seis o siete carteles rematados y este año lo hemos conseguido. La cobertura que le hemos dado a los toreros sevillanos no es por un matiz localista, es que se han ganado el sitio y aquí están”.

Tras la presentación de carteles, ahora el objetivo de la empresa Pagés será, un año más, conseguir recuperar el número de abonados anterior a la crisis. Por ello, Ramón Valencia reconoció que “setecientos y ochocientos abonos, como pensamos el año pasado, es lo que esperamos subir. La situación económica ha mejorado y sería una cifra a considerar”.

“La labor de todo empresario es que los carteles sean del gusto de la afición y que ésta llene la plaza”

Morante será ausencia en la Feria de Abril pero Sevilla lo disfrutará por partida doble en la septembrina Feria de San Miguel. “Que Morante no esté en la Feria de Abril ha sido porque ha querido empezar su temporada más tarde. Es una decisión personal y es muy respetable. Pero hay que alabar su esfuerzo de torear dos tardes en San Miguel porque potencia mucho esa feria”.

Quien no estará una temporada más en Sevilla es José Tomás. “Hubo con él contactos como todos los años”, explicó el empresario en COPE. “Tengo la costumbre de llamarle todos los años. Este año lo hice antes de Navidad. Su apoderado me dijo que iban para México y que a la vuelta le llamase. Después nos dijeron que no habían planificado aún la temporada y que pasaba otro año más de Sevilla”.

Diego Ventura, Paco Ureña o Cayetano son las ausencias más destacadas de este año en Sevilla. “Este es un abono largo pero todo el mundo no cabe y tenemos que contar con ello desafortunamente”, relató con realismo el empresario hispalense. “Diego Ventura se autoexcluyó el año pasado cuando hizo esas declaraciones y es de respetar. Después ha pedido una corrida mixta y esta empresa no ve esas corridas mixtas. A Ureña le ofrecimos varias ganaderías y se ha quedado fuera por decisión personal. Con Cayetano, que en Sevilla tiene un tirón especial, le ofrecimos tres o cuatro encastes y él consideraba que debía matar otros encastes y ha decidido no venir. Con todos se ha hablado y si no están no será por culpa de la empresa”.

“A mí también que me gustaría que el abono sevillano pudiese admitir más corridas toristas, pero ya lo hemos probado y cuesta trabajo”

El elenco ganadero elegido también dio para el debate. Sólo Victorino Martín y Miura se salen del predominante encaste Domecq en sus distintas versiones. “Aquí tenemos trece corridas de toros. Cuando el abono duraba más, con una Feria de Abril de más de dos semanas, teníamos cuatro o cinco días con otros encastes y no tuvimos el respaldo de la afición para poder mantenerlos. En Madrid, donde tienen treinta días de toros, pueden permitirse una semana torista. Pero aquí cuesta más trabajo ese tema y lo tenemos cubierto con Victorino y Miura hoy por hoy”, explicó el gerente de Pagés.

Más allá de la temporada sevillana, Ramón Valencia también explicó en El Albero su acuerdo de colaboración con Simón Casas y se refirió a esa frase tan comentada que argumentaron ambos en su escueto comunicado enviado a las redacciones taurinas en la que explicaban que el motivo de su colaboración era “potenciar todos los vectores de desarrollo de la Tauromaquia priorizando el fomento de la calidad y la protección de los nuevos valores”.

“La frase es corta pero concisa. Soy bastante amigo de Simón y él mío desde hace años. Ha llegado un momento en el que hemos considerado que las dos plazas más importantes, Madrid y Sevilla, deben tener un diálogo más permanente y constante para potenciar la Fiesta, analizarla, apostar por los jóvenes, las novilladas y analizar en definitiva el estado de la Fiesta. La colaboración existe pero sin vincular ambas empresas. Intercambiando ideas, que es muy bueno. Creo que los resultados se verán con el tiempo, el año que viene o el siguiente. Este es el objetivo, no hay otro. No se le puede dar más vueltas a lo que es muy sencillo”.

“La colaboración con Simón Casas no pretende ser un monopolio. Si uno ve los carteles de Valencia o Sevilla se puede comprobar. Los monopolios no conducen a nada bueno”

Por último, Ramón Valencia también abordó la situación actual del empresariado taurino y los últimos movimientos de ANOET ante varios pliegos de condiciones que regirán concursos de adjudicación de plazas como Zaragoza o El Puerto de Santa María. “En este invierno han salido varios pliegos que hemos analizado y hemos considerado que son inviables. Esto le hace mucho daño a la Fiesta. Queremos que las administraciones cada vez que saquen a concurso una plaza, tengan un contacto con los empresasarios para contrastar opiniones. Al mundo del toro se le puede asfixiar de muchas maneras, y una de ellas haciendo pliegos inasumibles. ANOET está siendo cada vez más consciente de ello y de ahí que estemos más cohesionados. Habría que hablar de las novilladas, de sus costes… todo eso poco a poco habrá que ir consiguiéndolo”, concluyó Ramón Valencia.

El nuevo eje ya ha movido ficha

Por Alvaro R. del Moral.

La contratación de José María Manzanares ha revelado una de las claves del sorprendente acuerdo que une en un mismo empeño empresarial al combo de plazas que gestionan Ramón Valencia y Simón Casas. El alicantino ya estaría puesto, previsiblemente, en los puentes de mando de Sevilla y Madrid además de Valencia, Alicante, Málaga, Mont de Marsan o Nimes. Esa contratación en bloque, orquestada por dos empresarios que han recalcado que abarca “todas” sus plazas en un brevísimo comunicado, supone la primera contestación a los interrogantes que planteábamos la semana pasada en torno a esta inesperada alianza. El binomio alinea en el mismo frente a dos personas y personalidades opuestas aunque no sabemos si complementarias. La tercera pata de la contratación del alicantino -y de unos cuantos toreros más propios o en su órbita- son los hermanos Matilla, discretísimos y discutidos fontaneros de las entrañas del toreo. Los apoderados charros controlan directa o indirectamente la confección de gran parte de los carteles que se cuecen en la piel de toro y ya deben estar tejiendo la primera urdimbre de los carteles abrileños que, en mayor sigilo que otras ocasiones, ya se encuentran en plena cocción. Cabe pensar que esta nueva forma de operar en el mercado también tendrá su reflejo en la contabilidad de las empresas. En el horizonte -lo repetimos una vez más- sigue dibujándose una polarización de la patronal taurina de la que aún desconocemos las consecuencias.

¿Qué se puede contar de la Feria de Abril?

Y ya que hablamos de Manzanares y su encaje sevillano hay que destacar que su nombre podría ser ya fijo en la tarde del Domingo de Resurrección, ese brillante mascarón de proa de la temporada baratillera que obliga a echar toda la carne en el asador. El tercer espada de la terna, dicen, es Andrés Roca Rey, figura precoz, torero de la casa y único matador que desorejó a un toro por partida doble en la pasada campaña maestrante. Las complicaciones podrían llegar a la cabecera del cartel. Debía ser el sitio natural de Antonio Ferrera, triunfador de la última Feria de Abril e indiscutible torero del año. No sabemos en qué quedará la cosa si, tal y como siguen contando, el puesto cuenta con otros novios como Enrique Ponce o El Juli, que quiere celebrar su vigésimo aniversario de alternativa con gestos y acontecimientos puntuales. Los carteles no tardarán en salir del horno.

Barcelona: en la muerte de Pedro Balañá

El fallecimiento del propietario de la Monumental de la Barcelona ocupó la primera línea de actualidad taurina de la pasada semana. La muerte de Pedro Balañá Forts es también la de la ¿última? esperanza de volver a contemplar la lidia de un toro bravo en el histórico coso barcelonés, último bastión taurino de Cataluña que, al menos hasta ahora, estaba perfectamente dispuesto, preparado y cuidado para celebrar un espectáculo taurino. Era una resistencia pasiva a la traída y llevada abolición que, en el terreno teórico, había quedado revocada por la sentencia del Tribunal Constitucional. El actual panorama sociopolítico que vive la región no es el mejor caldo de cultivo para cocinar la recuperación de la fiesta. Pedro y María José Balañá Mombrú, tercera generación de esta casa empresarial diversificada en otros negocios de la industria del ocio no moverán un dedo por ello. Y tampoco tienen demasiado radio de acción, ésa es la verdad. Don Pedro se ha muerto con ganas de abrir la plaza. “Oye tú, ¿podemos ya dar toros?”. Ésa fue su pregunta cuando el alto tribunal se pronunció sobre la inconstitucionalidad de la abolición. Ya no podrá hacerlo. No sabemos si pudo hacer más por el toro en Cataluña pero su responsabilidad sería exactamente la misma que la de todo un sector que nunca movió un dedo mientras veía desmontarse piedra a piedra la arquitectura taurina de la región que más toros daba de España. Cuando llegó la abolición legal sólo había tierra quemada.

Fuente: CORREOWEB

Tensión en Sevilla ¿Otro G5?

Por Pedro Toledano.

En el mundo del toro, los abusos, las excesivas complacencias o las rutinas un tanto extravagantes, suelen hacer acto de presencia con más frecuencia de la deseada. Son los males que suelen afectar a aquellos sectores de la economía en los que la endogamia se hace presente con inusitada frecuencia. En estas fechas se están poniendo en marchas las primeras gestiones entre empresarios, ganaderos y apoderados, para diseñar lo que será la temporada que comenzará apenas concluya el mes de enero.

Lo cierto es que se está apreciando cierta tensión en los primeros encuentros entre los distintos estamentos. Una tensión que ha venido a hacerse más visible a raíz de la reunión mantenida entre los empresarios de Sevilla, Ramón Valencia, a la sazón apoderado, o exclusivista, de la figura emergente Roca Rey, y el productor francés, Simón Casas, de quien hay que remarcar que además de ser gestor de un gran número de plazas de Francia y España, también gestiona a Castella, e indirectamente a otros toreros.

El comunicado que estos empresarios hicieron público, recogía que habían llegado a un acuerdo para: «potenciar todos los vectores de desarrollo de la Tauromaquia priorizando el fomento de la calidad y la protección de los nuevos valores». Llegados a este punto hay que decir que es una obviedad que el empresario siempre debe procurar fomentar la calidad, y que la «protección de nuevos valores» debería ser baza, no sólo a potenciar ahora, sino como filosofía continuada.

Sin embargo, más allá de los argumentos esgrimidos por tan poderosos profesionales, potenciar la calidad y salvaguardar la carrera de los nuevos valores, subyace algo que no han descifrado en su comunicado, y que deberían haber hecho si querían evitar que saltaran las alarmas que anuncian un nuevo enfrentamiento con las figuras, como aquella del G5 que dejó huérfana a la feria de Sevilla.

Los empresarios quieren renegociar los honorarios y abrir los carteles de las fechas claves a los nuevos valores, mientras que las llamadas figuras se quieren hacer fuertes arropándose entre ellas. Al final choque de intereses que acabará pagando el aficionado.

Ay, si cada uno se dedicara a lo que debe hacer.

Fuente: Las Provincias

MANUEL ESCRIBANO: “Tras la cornada he tenido una evolución enorme en poco tiempo”

Por Luis Nieto.

El matador de toros gerenense Manuel Escribano arranca 2018 actuando este mes en tres países distintos: Colombia, Venezuela y México. Tras su incursión en ruedos americanos, Escribano comenzará su campaña en España en Valdemorillo. Un arranque fuerte con la finalidad de ponerse fino de cara a una temporada en la que seguirá a su lado Raúl Gracia El Tato como apoderado y hombre de máxima confianza. Todo ello tras remontar la gravísima cornada de 2016 y terminar el año pasado en el puesto 12 del escalafón, sumando 36 corridas y consiguiendo 46 trofeos.

Manuel, un comienzo con mucha actividad…

-Un comienzo fuerte y calentito para llegar fino y preparado a las primeras ferias. Me marcho el día 19 porque toreo el 21 en Bogotá, donde confirmaré alternativa; el 26 lo hago en la plaza venezolana de San Cristóbal y el 28 toreo en Mérida, de México.

Aunque todavía no se han hecho oficiales los carteles, ¿arrancará su campaña española en Valdemorillo?

-Sí. Toreo el 11 de febrero junto a Abellán y Juan Miguel, que tomará la alternativa, con toros de Monte La Ermita.

-¿Y luego?

-Estamos pendientes de Fallas.

“En 2016 he crecido y he conseguido cotas muy altas, como Bilbao, donde hice la faena más completa”

-¿Qué planteamiento tiene para este año?

-El mismo. Quiero continuar apretando en las ferias grandes como en Sevilla, Madrid y Pamplona. Las primeras ferias serán decisivas.

-¿Qué le supone que le represente un apoderado independiente, como es El Tato?

-Desde el punto de vista de la contratación para mí es más difícil, pero El Tato me aporta mucho como torero, en concreto en aspectos técnicos y estéticos.

-La temporada pasada fue la primera continuada tras la terrible cornada en 2016. ¿Cómo la definiría?

-Ha sido muy meritoria, ya que he tenido una evolución enorme en poco tiempo. Parece mentira que no se haya notado nada artísticamente. He sumado unas treinta y seis corridas y la mayoría en plazas grandes.

“Me falta todavía movilidad en los dedos del pie y en el tobillo y tengo periodos de insuficiencia venosa”

Tras la cornada, no le arroparon precisamente…

-No ha habido margen de error. Incluso en algunas plazas que había triunfado anteriormente no me contrataron, como sucedió en Santander, Gijón, Burgos, alguna más del norte y Málaga.

-¿Qué ha sido lo mejor?

-La constante evolución, superar las dudas y llegar al punto de estar casi como cuando me fui. He crecido y he conseguido cotas muy altas como Bilbao, donde hice la faena más completa, cuajando el toro de principio a fin y matarlo.

-¿Y lo peor?

-La espada. Hubiera cortado orejas en Sevilla, Madrid y Pamplona. Pero era lógico después de tanta inactividad. He tenido que resetearlo todo desde el inicio.

-¿Le quedan secuelas de la cornada?

-Me queda recuperar mi nivel físico de antes. Me falta todavía movilidad en los dedos del pie derecho y en el tobillo y tengo periodos con insuficiencia venosa.

-¿Cuándo alcanzará el cien por ciento de su nivel?

-Eso no se sabe. El tema neurológico es siempre algo imprevisible.

“En Sevilla quiero matar la de Victorino. Se habla que estará también El Juli. Y torear otra más”

-¿Está recuperado psicológicamente?

-Sí, totalmente.

La contratación para Sevilla.

-Ni idea. No se ha hablado nada.

-¿Qué le gustaría?

-Quiero matar la de Victorino. Se habla de que estará también El Juli. Y me gustaría una segunda que habría que ver.

-¿Y en Madrid?

-Me gustaría cambiar la de Adolfo Martín por la de Victorino, que no he matado nunca en Las Ventas, y otra más. Me falta pegar un zambombazo fuerte en la plaza de Madrid.

Con un apoderado independiente como El Tato es más difícil… pero me aporta mucho como torero”

-¿En qué momento se encuentra su tauromaquia?

-Busco la pureza y la profundidad, sin perder de vista la estética. Con el capote también me encuentro a gusto y con las banderillas. Y con la espada he estado matando últimamente bien. Ya no tengo dudas.

-¿Por qué no ha cuajado el cartel de banderilleros?

-La verdad es que cuando nos han anunciado a Fandi, Padilla y a mí ha sido un espectáculo garantizado.

-¿Qué meta tiene a largo plazo?

-Continuar creciendo y escalando posiciones.

Fuente: Diario de Sevilla

Juan Ortega y Pepe Luis Vargas: Buscando el toreo puro

Por Lorena Muñoz.

Juan Ortega y Pepe Luis Vargas forman una pareja perfecta. Torero y apoderado. Desde hace poco más de un año comparten un proyecto, objetivos e ilusiones. «He descubierto un toreo nuevo que hacen toreros contados. El maestro me lo ha ido desvelando y enseñando. Ha hecho que me enamore de ese concepto. Este tiempo ha sido para asimilarlo y llevarlo a cabo en el campo y donde hemos toreado».

Juan Ortega (Sevilla, 1990) tomó la alternativa en 2014 y asegura que su apoderado le cambió la vida. «Fue algo nuevo, el principal aporte profesional de verdad que he tenido. Gracias a Dios he tenido a mi alrededor a gente muy buena que me ha querido y apoyado pero no desde el punto de vista de un profesional que se ha puesto delante». Y mucho más que eso. «Es un milagro tener a una persona con dedicación plena y que se involucre en tu sueño. Es un regalo que encontré con el maestro».

Ese es el calificativo que Ortega usa para dirigirse al torero Pepe Luis Vargas (Écija, 1959), profesor de la escuela de tauromaquia de Sevilla y fundador de la de Écija, que se estrenó como apoderado con el joven sevillano. «Lo de Juan fue una casualidad aunque las cosas están predestinadas. Sin caballos le vi cosas que me gustaban. Fui a verlo a la confirmación de la alternativa y no entendía cómo estaba parado siendo tan buen torero. En Guillena le dije que no se aburriera. Al tiempo me llamó para decirme que no se había olvidado de mis palabras y me pidió que lo apoderara», relata.

Así empezó su relación profesional. Más que la representación son maestro y alumn o. Amigos. Hasta conocer a Vargas, Juan Ortega dio sus primeros pasos en la Real Venta de Antequera. «Empecé con 9 años. Mis padres me traían por las tardes y entrenaba con Miguelito Monroy, el Lebrija, Azuquita. Estuve unos meses en la escuela de Sevilla Amate luego en la escuela de Córdoba mientras estudiaba. Mi padre es quien me inculcó el concepto, es muy buen aficionado. Aprendía de todo aquel al que me iba arrimando».

El camino no era fácil. Para Vargas era su primera experiencia en los despachos pero veía en el torero todas las cualidades necesarias para triunfar. «Llevaba mucho tiempo desconectado de las empresas pero creía que podía aportarle mi experiencia. No se trataba de que fuera un torero como yo le dijera sino que sacara al Juan Ortega de verdad. Eso es lo que me interesa. Tiene temple, gusto, clase, naturalidad. Y la personalidad innata que se necesita, ese pellizco que gusta en Sevilla y que no se aprende, con eso se nace», argumenta.

«Un torero que sirva se puede acoplar al sistema. Juan Ortega puede dar una sorpresa en el toreo»

Podía enseñarle, corregirle y aportarle conocimientos. En lo demás, era una experiencia nueva para ambos. «Mi batalla empezó en abrir la agenda de empresarios y ganaderos. Todo el mundo dice que el toreo está muy difícil pero lo está para el que no sirve. Quien está preparado y mentalizado abre las puertas. El sistema es distinto, el toreo y el toro, pero un torero que sirva se puede acoplar al sistema. A Juan le digo que tiene que esperar su oportunidad, estar muy preparado, muy consciente y queriendo ser torero de verdad. La oportunidad va a llegar y a eso estamos esperando. Confío en él, a que le llegue ese día porque estoy seguro de que con las condiciones y la capacidad que tiene, Juan Ortega puede dar una sorpresa en el toreo».

La oportunidad pasa por Sevilla donde todavía no se ha presentado como matador. «Soy el único torero en activo que no ha toreado», destaca el diestro. «Su oportunidad se la merece», apostilla el apoderado. Ortega interioriza las palabras de Vargas y las hace suyas. «Mi sueño es Sevilla, es mi plaza, donde quiero estar. Es de las pocas que tiene la posibilidad de cambiarte la vida y abrirte camino igual que Madrid, pero a la Maestranza la llevo en el alma».

El sevillano lo tiene claro. «Nos preparamos para esa oportunidad. Sabemos que de ese día depende todo. El maestro lo ha dicho: el sistema ha cambiado. Ese día tienes que estar. Tengo fe y confianza en mí. La oportunidad va a llegar y la voy a aprovechar». Para ello se prepara Juan Ortega, siempre de la mano de Pepe Luis Vargas.

Confianza y dedicación plena

En 2017 ha toreado dos corridas y dos festivales. Más allá de los números, el diestro se queda con las sensaciones. «Ha sido un salto cualitativo enorme. Antes toreaba un poco por inercia, ahora siento que hago las cosas con un fundamento, con un porqué y siempre dentro de mi concepto y personalidad », confiesa. El sevillano, que ha estudiado Ingeniería Agrónoma, tiene dedición plena al toreo y entrena todos los días mañana y tarde. «La mentalidad de saber qué significa ser torero y creer en mí son las dos cosas que más he cambiado en este tiempo», subraya.

Publicado en Finanzas 

@Taurinisimos 129 – Gloria Victorino Martín Andrés (1929-2017) Homenaje @VictorinoToros.

Programa @Taurinisimos de @RadioTVMx del viernes 6 de Octubre de 2017. Conducen Miriam Cardona @MyRyCar y Luis Eduardo Maya Lora @CaballoNegroII.

Homenaje, Recuerdo de Victorino Martín Andrés (1929-2017)
Memoria de grandes toros de Victorino de 1982 a 2017.

Imágenes de Ruiz Miguel, Luis Francisco Esplá y José Luis Palomar, “El Capea” y Luis Miguel Encabo en Madrid.

Faena de “El Tato” en Sevilla 1997, “El Cid” en Bilbao y recuerdo de “Zotoluco” en Valencia.

Faena e indulto de “Cobradiezmos” en Sevilla, 2007.

Faena e indulto de “Belador” en Madrid, 1982.

Juan Bautista en Logroño en 2017.

La próxima emisión de @Taurinisimos será el próximo viernes 13 de Octubre de 2017 a las 7 pm (Mex) a través de http://www.radiotv.mx

#EsperamosSuOpinión.

Twitter: @Taurinisimos.

Mail: taurinisimos@gmail.com.

FB/Taurinísimo

Sevilla: Nuevos recortes en el calendario y cuentas que se resisten a cuadrar


Por Álvaro R. del Moral.

La temporada 2017 ya está en la historia. La empresa Pagés ha organizado un total de 15 corridas de toros, una de rejones, siete novilladas picadas y cuatro sin picar que suman los 27 espectáculos taurinos de una campaña taurina que ha adelantado el cierre a la feria de San Miguel dejando en blanco, no sabemos si para siempre, la clausura tradicional del doce de octubre.

Ha llegado el momento de echar números y hacer cábalas; de seguir cavilando en torno al futuro inmediato de una plaza que, ya lo analizábamos hace un año, ha cambiado de clientela y hasta de personalidad.

El abonado, definitivamente, ha cedido su puesto al espectador ocasional. Ramón Valencia, gerente de la empresa Pagés, lo tradujo a números: en 2017, con la flor y nata del escalafón anunciada en los carteles de la temporada maestrante, sólo se habían logrado sumar 129 nuevos abonados a los 160 que ya se habían incorporado en 2016. El desplome, eso sí, se ha detenido. Pero las cifras siguen estando muy lejos de los 6.500 que se alcanzaron en 2009. En la actualidad el número localidades abonadas no pasa de 2.500 y volver al estatus anterior se antoja inalcanzable. Ya no es necesario estar sujeto a la tarjeta de abonado para elegir los cuatro, cinco o seis espectáculos deseados y en la localidad apetecida. 

La ausencia de ventajas económicas o auténticos incentivos –la rebaja del 10 por ciento se ha solapado con el aumento de precio de algunas localidades– sigue figurando en el debe de la empresa. Los abonados supervivientes, mientras tanto, siguen demandando algún cariñito que se hace demasiado de rogar. Ésa es la verdad.

Pero es que la empresa también ha debido comprobar con estupor que algunos nombres que resultaban infalibles en la taquilla por sí mismos –apunten el de Morante o Manzanares– sólo redondean la recaudación en compañía de otros toreros de la primera línea. El caso es que la pescadilla se muerde la cola: un cartel de campanillas y a plaza llena, arroja pérdidas; los de medio tono, que antes servían de colchón económico y relleno del abono, ya no concitan interés… En esa tesitura, el futuro de la actual arquitectura de la temporada está en la picota. La del 12 de octubre, una fecha devaluada, ha sido la última cita tradicional en caer del calendario. ¿Habrá más?

Pero también se habló de otras cosas en la temporada que se fue, como la insoportable duración de los festejos, que tocó fondo en 2017. Se ha ensayado una nueva salida del ruedo del caballo de picar que no ha servido para casi nada. La solución global empeña a todos: empezando por los matadores y terminando por la autoridad. El manierismo de los tempos es una de las peores taras que ahora soporta el espectáculo. Y hablando de días y horas: se ha estrenado un nuevo calendario para los festejos picados de junio que tiene visos de prevalecer. Del domingo pasan al jueves; de la tarde, a la noche. Se ha agradecido el cambio. Sólo queda que atraiga a más público.

Publicado en El Correo Web