Archivo de la etiqueta: Luis David Adame

Es lo que digo yo: Una apuesta pérdida

Screenshot_20181006-012146

Había una vez un torero con un duende mágico que intentó alguna vez luchar contra el sistema, pero el sistema se lo devoró…

Por Luis CuestaDe SOL y SOMBRA.

Ese podría ser el inició de un cuento de ficción taurino, pero la realidad es que el sistema no se devoró a ese torero mágico, fueron los adolfos y un espíritu apático que una vez más se le congeló en el momento clave al Tala.

O tal vez convendría aclarar un poco: Alejandro Talavante había puesto por azares del destino en esta ganadería todas sus esperanzas para su segunda comparecencia en la feria de otoño, pero los de Adolfo Martín fracasaron estrepitosamente y no han mostrado algo que permitiera abrigar una esperanza de triunfo para un torero artista como Talavante.

Los adolfos fueron tan malos como suelen ser los toros malos; inválidos y descastados como esas ganaderías por las que ha apostado tanto Talavante desde sus inicios y especialmente cuando formaba parte del Status Quo del toreo.

La verdad es que el petardo pudo ser peor, no por nada sino porque todo es empeorable en esta vida.

Pero afortunadamente para el Tala, la bronca no fue mayor. ¿Pero que paso si Talavante había partido plaza con una postura aflemencada como para dejar el alma en Madrid?

Pues paso que el Tala se atrevió con su primero a recibirlo ‘a porta gayola’ y ahí se le acabaron las ganas de quemar Madrid.

Lo que siguió fue dramático, esperábamos ver al Tala al menos poniéndose solemne y farruco, pero ni eso. El Tala al borde de la espantada no pudo ni siquiera construir alguna tanda con algo de mando para ejecutarla.

Ese torero de antaño pletórico de gusto estético y con algunos soplos de arte, hoy era un matador derrotado, sin alma y sin espíritu.

De noche le paso el cuarto de la tarde, con el que fue no fue capaz de dar dos pases seguidos con un atisbo de fundamento técnico y después de un sainete con la espada, se acabó la apuesta otoñal del Tala. Que sólo eso tuvo de bueno: que se acabó.

Hubo un tiempo – y esto no es un cuento de ficción- en que las grandes figuras también apostaban fuerte como lo hizo Talavante y de alguna manera salían victoriosos. Tan sólo hay que recordar la encerrona de Paco Camino un junio de 1970 en Madrid. “El eco romántico de Paco Camino”, fue el título de la crónica de Cañabate. Seis toros de distintas ganaderías y ocho orejas. Seis vacadas, las de mayor antigüedad: Juampedros, Buendías, Miuras, Pablorromeros… Nadie consiguió nunca tal hito en Madrid hasta que llegó el Maestro Camino.

He aquí una de las diferencias que hay entre los toreros antiguos y los modernos: a los antiguos les echaban en algunas ocasiones toros duros y los cuajaban. Los modernos, cuando les salen a esas fieras no les pueden y encima, como paso con el Tala, resulta que no los saben torear.

Talvante y coleta. La contracultura taurina en su máxima expresión.

El resto de la corrida fue un concierto de pegapasismo inconexo orquestado por dos jóvenes que también tendrán mucho que meditar: Álvaro Lorenzo y Luis David Adame, ya que ambos pasaron de puntitas por Las Ventas dejando una pobre imagen a pesar de su desbordante juventud.

Pero ya vendrán los palmeros de siempre y algunos profesionales para gritar a los cuatro vientos: ¡Baja tu! y con eso tratar de justificárse para evitar las comparaciones con algunos toreros de otra época y esta bien, en algunas ocasiones también tienen derecho a molestarse porque lo que hacen tiene más mérito que estar sentado en el tendido. Pero que poca autocritíca.

En lugar de molestarse y andarse comparando con los aficionados del tendido, porqué mejor no se miran en un espejo y se comparan con aquellos toreros antiguos a los que si les sobraba la torería y que así como le podían a los toros pastueños, también le podían al toro de poder, bravo o manso, cuya casta agresiva exigía poseer mucha técnica para dominarlo. Eso, o venían el fracaso y la cogida. Ayer por ejemplo, Talavante optó por el fracaso.

Es lo que digo yo.

Twitter @LuisCuesta_

Screenshot_20181006-001244.png

Anuncios

Diego Ventura, El Payo y Luis David en Querétaro

De SOL y SOMBRA.

Como ya lo habíamos anunciado en este medio el próximo 30 de noviembre regresa Diego Ventura a Querétaro. Esta sería la primera de las dos actuaciones de Ventura en la Santa María de Querétaro dentro de su campaña por ruedos mexicanos.

El cartel es de verdad interesante ya que alternará con Octavio García “El Payo” y Luis David Adame con astados de la ganadería de La Estancia.

Más adelante la empresa dará una conferencia de prensa, en donde darán a conocer todos los pormenores del festejo.

Poco a poco la campaña del rejoneador lusitano/andaluz está tomando forma y se van conociendo las fechas de su calendario, que hasta el momento supera en el papel e importancia al de Pablo y Guillermo Hermoso.

Twitter @Twittaurino

Feria de Zacatecas: Pinceladas de buen toreo del Payo en el triunfo de Luis David Adame

deportes201809163

Por Juan Carlos Valadez – De SOL y SOMBRA,

Realmente muy poco había pasado taurinamente hablando en la feria, pero el día de hoy Luis David Adame puso actitud y pundonor, mientras que El Payo dejo algunos chispazos de buen toreo ante otra entrada regular en la Monumental.

Los toros de Los Encinos de hechuras desiguales, algunos con los pitones aparentemente castigados, tampoco estuvieron sobrados de fuerzas, razón por la que los toreros no quisieron apostar por el tercio de varas. Destacaron los lidiados en primero y sexto lugar que fueron los más importantes del encierro.

Hubo pinceladas de buen toreo en el primero y llegaron de la mano del Payo, que atesora mucha calidad, aunque a veces se resista a mostrarla. El de Los Encinos era un toro blando, sin mucha acometividad, pero noble. El torero se relajó y dictó una lección de buen toreo con la muleta. Sus muletazos resultaron lentos y largos, plenos de empaque, de buen gusto, de sabor a toreo de siempre. Tocó la música y ahí quedaron sobre el ruedo pinceladas de arte. Pero, como era de esperar por sus antecedentes con el acero, El Payo pinchó y todo quedó en una ovación.

El Payo que no es un gladiador, que quede claro, con su segundo que no quería pelea, tampoco el se quiso pelear y ya está. Y aunque se intento justificar, así son los toreros de arte y de vena.

Adame II, que en su primero había tenido una discreta actuación, se descaro con  “Carito”,  segundo de su lote, con el que anduvo bullidor y lucido, tanto en banderillas como en la muleta y no estuvo por debajo del toro, al contrario, pero su toreo en mi opinión resulta superficial y con poco fondo. Tiene mucha facilidad con el capote, pero con la muleta su toreo dice poco y le falta más hondura.  Las bernardinas finales tuvieron el efecto suficiente para que parte del tendido se le rindiera y le otorgarán dos orejas con lo que se ha convertido hasta el momento, en el triunfador del serial taurino de la Feria Nacional de Zacatecas 2018.

No tuvo suerte en Zacatecas el peruano Joaquín Galdós que tiene un buen concepto del toreo, pero no superó la prueba y se le vio glacial a veces,  aunque también hay que apuntar que sufrió de la probona, incierta y descastada embestida de sus toros.

Al final queda para el recuerdo el arte de El Payo y las ganas de triunfo de un Adame II, que hay que anotar, tiene una gran suerte en los sorteos.

LOS ENCINOS / PAYO, GALDÓS y LUIS DAVID ADAME 

Seis toros de Los Encinos, desiguales de presentación y juego, entre los que destacaron los lidiados en primero y sexto lugar. Todos sospechosos de manipulación de sus astas.

Octavio García “El Payo”: Ovación y palmas.

Joaquín Galdós: Silencio en su lote.

Luis David Adame: Ovación y dos orejas.

Plaza de Toros Monumental. 3a. corrida de feria. Un tercio de entrada, una mala entrada en el día fuerte de la feria, que fue alentada por una desafortunada lluvia que cayó poco antes del festejo.

 

Cuatro festejos toristas + el regreso de Arturo Macías y de Luis David Adame en Las Ventas

Tres desafíos ganaderos -seis encastes distintos- y una novillada componen el ciclo en el que comparecerá el mexicano Arturo Macías.

Listos los nombres de los matadores de toros para la Feria de Otoño, con Luis David Adame en el sorteo.

De SOL y SOMBRA.

Tres desafíos ganaderos, en modalidad de corridas de toros, y una novillada torista componen la programación taurina del mes de septiembre en la plaza de toros de Las Ventas. Madrid apuesta por un año más por esta modalidad de enfrentar a dos ganaderías en cada tarde, hierros de encastes diversos y del gusto de la afición madrileña. Como la propia novillada que abrirá el mes, el domingo 2 de septiembre, en la que se lidiarán utreros de Saltillo.

Estos son las combinaciones de los cuatro carteles programados para el mes de septiembre en Las Ventas:

Domingo, 2. Novillada. Alberto Pozo, Manuel Ponce y Jesús Díez (novillos de Saltillo).

Domingo, 9. Primer desafío ganadero. Fernando Robleño, José Carlos Venegas y Cristian Escribano (toros de Saltillo y Valdellán).

Domingo, 16. Segundo desafío ganadero. Javier Castaño, Ricardo Torres y Arturo Macías (toros de José Escolar y San Martín).

Domingo, 23. Tercer desafío ganadero. Sánchez Vara, Javier Cortés y Thomas Dufau (toros de Palha y Pallarés).

En los tres festejos de los desafíos se dará protagonismo al tercio de varas, y para ello se marcará en el ruedo la zona del caballo, delimitada entre el tendido 7 y el tendido 8; otras tres rayas hasta el centro del ruedo señalarán la distancia a la que se arranca al toro.

Luis David Adame en la Feria de Otoño

Las doce bolas del sorteo de la Feria de Otoño ya tienen nombre. Según lo ha dado a conocer el semanario Aplausos, y a falta de confirmación oficial, Simón Casas tiene cerrados, salvo cambios de última hora, los once toreros que cubrirán los doce puestos para las cuatro corridas de toros que se celebrarán en el serial venteño.

El único doblete lo hará Alejandro Talavante, último triunfador de la Feria de San Isidro, que ha aceptado el reto de anunciarse dos tardes en el nuevo formato de sorteo con el que se elaborará la Feria de Otoño. El extremeño, rebelado por causas de fuerza mayor contra el sistema al que alguna vez perteneció, pretende reivindicar su categoría de figura que considera menoscabada.

También estarán los triunfadores de San Isidro 2017 y 2016, Ginés Marín y David Mora, aunque el caso de Mora no se entiende del todo. A ellos hay que sumar a Diego Urdiales, ausente en el ciclo isidril de este año y de todas la ferias importantes con la excepción de Bilbao; Román, que hará su cuarto paseíllo en Las Ventas esta temporada; Paco Ureña y Álvaro Lorenzo, que ya sabe lo que es abrir la puerta grande de Las Ventas esta campaña; Octavio Chacón y Emilio de Justo, dos toreros revelación de la temporada; Luis David Adame, que cortó una oreja en San Isidro y hace unos días en Bilbao; y Fortes, que tan grata impresión ha dejado en sus dos actuaciones este año en Las Ventas.

Además de una tercia de novilleros, se anunciará una encerrona de Diego Ventura dentro del ciclo de otoño.

Fuente: El Pais

Solo para Villamelones: Los toreros emergentes

Sergio Flores en Las Ventas el pasado San Isidro.

Por Manuel Naredo.

Tan inmersos solemos estar en los aconteceres cotidianos de la Fiesta, que realmente muy poco miramos hacia el futuro inmediato; nos atraen los triunfos y sinsabores de las llamadas figuras, pero reparamos un mínimo en aquellos que, apenas detrás, se están significando como sus sucesores.

¿Quiénes son esos toreros, tanto aquí como fuera de nuestras fronteras, que atendiendo a sus características, podrían convertirse en las inmediatas figuras del toreo mundial? He aquí algunos nombres.

Ginés Marín, joven torero jerezano, aunque criado en Olivenza, de apenas de veintiún años. Le nació el gusto por el toreo viendo a su padre, quien se desempeñó como picador de segunda profesión. Egresado de la Escuela Taurina de Badajoz, tomó la alternativa en Nimes de manos de Morante de la Puebla, luego de haber encabezado el escalafón novilleril. Ha tenido rotundos triunfos en plazas españolas y francesas de primera importancia, incluyendo la de Las Ventas de Madrid.

José Garrido, de Badajoz, aunque con ascendencia cordobesa, y con veinticuatro años de edad, se doctoró en Sevilla de manos de Enrique Ponce, luego de que, como novillero, se hiciese llamar “Gallero”; su padre fue mayoral de los caballos Domecq y eso propició que el torero, además, sea un gran jinete. Mantiene una relación amorosa con la diseñadora María José Espinosa, una de las hijas de Fermín Espinosa, Armillita.

Andrés Roca Rey, nieto del por muchos años empresario de la plaza de toros de la capital peruana, tierra natal del diestro, es también hermano menor de otro torero, Fernando, y se ha convertido en el fenómeno de taquilla más importante del mundo, gracias a su personalidad y a los múltiples triunfos en casi todas las plazas donde se presenta. Tiene apenas veintiún años y tomó la alternativa en Nimes de manos de Enrique Ponce.

Jesús Enrique Colombo, nacido en Táchira, Venezuela, y con apenas veinte años, mató su primer becerro a los diez años. Hace escasos nueve meses le cedió los trastos como matador de toros el francés Sebastián Castella en Zaragoza, luego de una temporada novilleril plagada de triunfos y reconocimientos.

Sergio Flores, nació en Apizaco, Tlaxcala, hace veintisiete años, y ha sido un ejemplo de empeño y tenacidad, sobre todo a lo largo de varias temporadas novilleriles en Europa, donde finalmente tomó la alternativa, de manos de Julián López, El Juli, en la plaza francesa de Bayona. Sus reiterados triunfos en cosos mexicanos lo han convertido en un atractivo especial en los carteles nacionales.

Luis David Adame, hermano menor de Joselito, apenas tiene diecinueve años y nació en la capital de Aguascalientes; se ha hecho en España y Francia, país donde se doctoró, teniendo como padrino a Alejandro Talavante, en el histórico coso de Nimes. Ha mantenido, desde entonces, una intensa actividad, primero en su tierra natal y después en Europa, donde se está labrando su propia y particular carrera.

Todos ellos son apenas unos nombres de quienes, seguramente, estarán encabezando la baraja taurina de ambos lados del Atlántico, aunque algunos de ellos, quizá, sólo podrán hacerlo en su propia tierra, y algún otro lo haga ya, de manera contundente, en todos los sitios.

Es la nueva generación de toreros emergentes que acaso vengan a ocupar los primeros sitios de quienes están por irse.

Publicado en Diario de Querétaro

Así vio la prensa la actuación de Luis David Adame en San Sebastián

Luis David Adame. Foto “Luis David” Twitter.

De SOL y SOMBRA.

Zabala de la Serna – El Mundo: Luis David Adame se dejó ir un lote de triunfo en la segunda tarde de la Semana Grande de San Sebastián.

De los Toros del Parralejo, el de mayor nota, mejor estilo y hechuras más armónicas, cayó en manos de Luis David. Guapo Molinero. Que ya de salida colocó su chata cara en las verónicas acinturadas y bien voladas del mexicano. Midió el castigo ante el aparente contado potencial. Sólo aparente. Porque se vino arriba. El galleo por chicuelinas y el quite por saltilleras alegraron a la parroquia. La faena fue de más a mucho menos. Desde el prólogo que nació con una arrucina extemporánea y murió con un pase del desdén pasando por el toreo fundamental. Los largos y ligados derechazos prometían pese a la escasez de reunión y embroque. La velocidad se mantuvo por encima del compromiso, cada vez menor. Tres naturales notables enseñaron lo que podía ser el toro -¡ese pitón!- y todo lo que no se aprovechó. Por fuera el torero, la colocación y el trazo. Unas bernadinas cambiadas como cierre y cortina de humo. La espada no arregló el entuerto. Y las mulillas arrastraron a Molinero íntegro.

En el lote de Luis David también entró otro buen toro, el último de la desigualona corrida. Bulló el capote del hidrocálido. En el saludo por verónicas y chicuelinas; en las rogerinas al paso; y en el malabarístico quite de Zapopán. No lo sangró apenas en el caballo. La apertura por cambiados puso la llamada de atención en la abundante labor. La bondadosa embestida le valió a Adame para desplegar una tauromaquia despegada y ramplona. Los circulares invertidos como máximo exponente de la creatividad… La embestida decreció en el kilométrico metraje. Normal. El broche por luquecinas y un desplante a cuerpo gentil. Todavía, después de tanto todo para nada (José Hierro) quiso matarlo en la suerte de recibir. La estocada fue finalmente al encuentro. Pasada y de muerte retardada. Dos descabellos; un aviso. El generoso público pretendió premiarle. Paseó la vuelta al ruedo Luis David con el gesto contrariado. El enfado sería por no desorejar de verdad un par de toros tan boyantes. Digo yo.

Carlos Ilián – MARCA: Como el año pasado el lote de El Parralejo se lo llevó el mexicano Luis David Adame y en su intento de aprovechar tan suculento manjar de bravura y buen estilo terminó por enredarse en dos faenas que fueron un auténtico tutti frutti. Utilizó los circulares invertidos y el cambio de mano para tapar lo que no hizo en el toreo fundamental. En el tercero corrió la mano en un natural larguísimo como homenaje a la clase del toro, pero fue solo un chispazo. En el sexto le pidieron la oreja después de dos intentos de descabello. El palco la negó.

Antonio Lorca – El País: Y no les anduvo a la zaga el mexicano Adame, muy variado con el capote, superficial como pocos con la muleta, acelerado en todo momento, bullanguero, deshilvanado y mal con los aceros. Trazó una buena verónica en el recibo a su primero, otras dos de calidad al sexto, y el público se divirtió -por primera y única vez en toda la tarde- con un quite por vistosas zapopinas. Es verdad, no obstante, que le pidieron la oreja del último con más pañuelos que los que se vieron en la petición para Curro Díaz; este la paseó y Luis David no. Habría que preguntarle al presidente…

Patricia Navarro – La Razón: «Molinero» sí que trajo al ruedo de San Sebastián cositas buenas. Fue bravo y encastado. Y repetidor. No pasaba por ahí como si nada, sí pasaba por ahí como si todo. Luis David intuyó lo que tenía delante, al menos en los primeros compases de la faena. La comenzó agudizando más el ingenio, con las arrucinas por la espalda y buscando el factor sorpresa, que el toreo fundamental, al que le costó llegar y construirlo. En ello se disipó la faena antes de hacerse fuerte. Sorprendió de nuevo con unas bernadinas al filo y una espada sin contundencia. Suavón fue el sexto. El lote se lo llevó el mexicano. Por lopecinas el quite. Temple en la muleta. Cuando quedaba todo que decir. Imprimió el torero suavidad, ante las repetidas arrancadas del animal, pero sin acabar de embrocarse con él, siempre en línea y resolviendo la falta de estructura de la faena con los socorridos circulares. Con la estocada… se fue la tarde.

COPE – Más que manejables, sino bravos y con claras posibilidades fueron los dos que compusieron el lote de Luis David, que salió decidido con ellos a repetir ese triunfo en el coso donostiarra que los dos astados le sirvieron en bandeja.

Desde que saludó al primero con una larga cambiada de rodillas, el mexicano bulló con el capote, tanto a la verónica como en los quites y galleos, llevando el engaño por delante o a la espalda, o incluso haciéndolo volar como en las vistosas zaponinas que le instrumentó al sexto. Quiso hacer de todo Luis David, aunque siempre con un punto de ligereza y ansiedad que fue de lo que tuvieron especialmente sus faenas de muleta, tanto al tercero, que se vino arriba en banderillas, como al sexto, que resultó tan noble que hasta pecó de cierta sosería. Ambos trasteos fueron variados, con muletazos y adornos de todas las marcas, como decían los clásicos, incluidos los repetidos y manidos circulares por la espalda, solo que al toreo fundamental del azteca le faltaron matices tan importantes para calar en el tendido como son el reposo, el ajuste y la sinceridad en los cites. De todas formas, a Luis David le pidieron la oreja del sexto con más fuerza que antes se había solicitado otra para Curro Díaz en el cuarto, sólo que esta vez el presidente, que antes se pasó de generoso, no tuvo el pañuelo tan suelto.

Andrés Amorós – ABC: Luis David, el segundo de los Adame, fue aquí el triunfador, el año pasado. Destaca por su facilidad y entrega (ha sufrido varios percances). Luce variedad con el capote en el tercero, apenas picado. El toro, encastado, se viene arriba en la muleta, embiste con prontitud y alegría, repite hasta atosigar al diestro: alterna lo clásico con lo efectista, en un trasteo desigual, mal rematado con la espada. Lancea vistoso en el último, quita por zapopinas. El toro embiste dormidito, le deja estar muy a gusto, ligar templados muletazos. Aunque el toro está parado, se empeña en citar a recibir y agarra la estocada pero falla con el descabello: petición no atendida por el presidente.

Twitter @Twittaurino

El toro para el arrastre y el torero para la enfermería

Por José Alberto Benítez.

Ante la vorágine informativa que genera el mundial de futbol y una vez concluido el mundial de toros en Madrid, toca ser breves; y resaltar, que bien lo vale el triunfo en Istres del segundo de los Adame: Luis David, triunfo con corte de 3 orejas 3, dos de ellas a su segundo, después de meterle estocada de entrega absoluta que le costó o dicho de mejor manera; cambió, en un toma y daca con mucho valor, saliendo del encuentro con una cornada afortunadamente limpia; es decir, sin dañar estructuras vitales, pero sí muy grande en cara externa de muslo derecho.

Esa estocada y la lidia de su segundo le valieron dos muy bien cortadas peludas, más una que había cortado al primero, salió con 3 orejas 3 en la espuerta. Pues las dos últimas ya no pudo pasearlas al ir directo a la enfermería.

También es de anotarse y resulta importante decirlo que el otro triunfador, el galo Sebastián Castella, quien también cortó 3 orejas 3, se negó a salir a hombros, como bien se lo ganó. Negativa a recibir el homenaje en volandas por respeto al compañero Luis David herido. Cosa que no sucedió así, apenas en Aguas, donde al ser herido Arturo Macías “El Cejas”, el otro Adame, José Guadalupe sí salió en volandas, pese a la realmente aparatosa y muy peligrosa cornada de Macías.

Así se dan las cosas, igualito —ya que estamos inundados de ambiente futbolero— igual, que los compatriotas nuestros, majaderos y sin kk que incendiaron una bandera alemana.

Más que una falta de respeto, esta actitud demuestra falta de ¡…Otras cosas!

Istres: Cornada y triunfo de Luis David Adame

MOMENTO DE LA CORNADA SUFRIDA POR LUIS DAVID EN LA PLAZA DE ISTRES | JUSTINE MESSINA | @LUISDAVIDADAME.
MOMENTO DE LA CORNADA SUFRIDA POR LUIS DAVID EN LA PLAZA DE ISTRES | JUSTINE MESSINA | @LUISDAVIDADAME.

De SOL y SOMBRA.

Abrió plaza un toro de Jandilla que lidió con temple Antonio Ferrera en los primeros tercios. El toro no estuvo sobrado de fuerzas, por lo que el diestro tiró de pulso y mucho temple para no violentar al toro. Mató de una estocada y fue ovacionado.

El cuarto fue otro ejemplar enclasado pero al que le faltó chispa en el último tercio. Ferrera realizó una faena correcta por los dos lados, con fases muy limpias. Pero al conjunto le faltó coger vuelo por la escasa transmisión del toro de Jandilla. Mató de una estocada entera pero el toro tardó en caer, por lo que llegaron a sonar dos avisos. Aún así, Ferrera dio una vuelta al ruedo.

Sebastián Castella comenzó a cimentar su triunfo en Istres cortando una oreja a su primer oponente, al que recibió con verónicas de rodillas y al que quitó después por ajustadas chicuelinas. El diestro galo, que reaparecía tras su percance y triunfo en Las Ventas, toreó con firmeza y aguante a un toro noble y enclasado. Muy buenas tandas al natural y muy despaciosos los cambios de mano. Alargó la faena y tras un pinchazo, el premio quedó en un trofeo.

El quinto salió abanto pero se fue centrando a lo largo que transcurrió la lidia, terminando embistiendo con notable nobleza y profundidad. Castella se explayó en una faena muy completa, con naturales de largo trazo y redondos de ajustado compás. Una tanda final a izquierdas a pies juntos fue la más lograda. La estocada cayó caída pero no fue impedimiento para que Castella pasease las dos orejas del toro.

Luis David se mostró variado con el capote ante el tercer toro de Jandilla. El toro tuvo raza, buen son y mucha clase, lo que aprovechó el mexicano para trenzar una faena ligada en la que siempre dio mucha dimensión y largura a los muletazos por ambos pitones. Pese a un pinchazo previo a la estocada, paseó una oreja como recompensa.

Al sexto, el torero azteca le cuajó un precioso quite por zapopinas. Después, muleta en mano, Luis David toreó con templanza y largura a otro buen ejemplar de Jandilla. Expuso mucho el joven diestro, que epilogó su faena con unas ajustadas manoletinas y una estocada volcándose sobre el morillo de la que salió herido en el muslo. Le fueron condecidas las dos orejas.

Sebastián Castella no quiso salir a hombros por respeto a su compañero herido.

Parte Medico:

El diestro Luis David Adame ha resultado herido este domingo en la plaza de toros francesa de Istres cuando entraba a matar al sexto toro de la corrida de Jandilla.

El diestro azteca ha sufrido una cornada muy extensa en la cara externa del muslo derecho que ha afectado a varios músculos. La buena noticia es que pese a extensión de la herida, ésta ha sido limpia ya que el pitón no ha tocado ni venas ni arterias importantes.

Luis David ha sido intervenido en el misma enfermería de la plaza de toros de Istres y tras pasar por el hotel, ha emprendido rumbo a Madrid para ponerse en las próximas horas en manos del doctor Máximo García Padrós.

Publicado en COPE