Archivo de la etiqueta: Joselito Adame

¿Donde quedo el rigor de la afición madrileña? Generosa Puerta Grande para Castella en la puesta de escena de Ponce

El empresario Simón Casas se rompía la camisa frente el micrófono de canal Toros ante la puerta grande de su poderdante, mientras el prestigio de Las Ventas para muchos se iba por una coladera del coso madrileño.

La catedral del toreo esta de cabeza, su empresario no ha cumplido con lo que prometio al tomar la plaza, hay más cemento en el tendido que en años pasados, mientras que su afición y autoridades cada vez están mas cerca de una plaza triunfalista y sin rigor como por ejemplo la Plaza México, que de Las Ventas.

De la Televisión mejor ni hablar, ya que el resultado que nos arroja el festejo del día de hoy es una bomba molotov para Las Ventas.

Por Paco Aguado para el Heraldo.

El amable y festivo público que colmó este miércoles los tendidos de la plaza de Las Ventas consiguió que el diestro Sebastián Castella, aun lesionado, saliera finalmente a hombros, más por la impresión causada por el aparatoso percance que sufrió el francés que por los méritos reales de su faena al quinto toro de la tarde.

Ese preciso momento, cuando recibía de capa al astado de Garcigrande, fue la dramática clave de todo cuanto sucedió después, pues condicionó que se tomara como una heroicidad todo lo que Castella, ya recuperado del tremendo susto, le hizo al animal que minutos antes estuvo a punto de acabar con su vida.

Y es que el toro, de un violento y seco derrote de su pitón izquierdo, cuando aún conservaba todas sus fuerzas, prendió al francés por el pecho y lo zarandeó brutalmente en el aire antes de dejarle inerme sobre la arena.

Toda la plaza, hasta ese momento metida en fiesta, se quedó en silencio, impactada, conmocionada, esperando a que Castella tuviera una mínima reacción, esa que solo llegó cuando las cuadrillas lograron que se incorporara y pudieron llevarle hasta las tablas para ser atendido.

Tardó unos minutos el torero galo en recuperar las fuerzas y el ánimo, en tanto que el toro iba mostrando la calidad y la profundidad de sus embestidas. Quizá por ello, en un gesto que enardeció al tendido, Castella comenzó su faena de muleta con las dos rodillas en tierra con más voluntad que temple y acierto.

Pero ese matiz, esa falta de mando y de pulso sobre el notable toro de Garcigrande que continuó marcando el resto del trasteo, no lo tuvo en cuenta ese público que jaleó cada medio pase, cada alarde y cada efectismo de Castella como si contemplara una revelación, sin reparar en la buena condición de su enemigo, que no pedía épica sino una más profunda estética.

Sebastián Castella cortó dos orejas. Efe

Aun así, después de que Castella saliera trastabillado de una estocada volcándose entre la cuna de los pitones, se pidieron y se concedieron esas dos orejas, que fueron un desmedido premio acorde a las desmedidas reacciones de un público más impresionable de lo que era habitual en esta seria y exigente plaza.

Por Sixto Naranjo COPE:

Jesús Enrique Colombo se convertía en el noveno matador de toros al que Enrique Ponce confirmaba alternativa en Las Ventas. Ocho toreros de varias generaciones precedían al venezolano. Desde los tempranos Abellán o Juli hasta los más noveles Román o Varea. Es lo que tiene llevar casi treinta años al pie del cañón. Quien no tuvo suerte con el toro de la ceremonia fue Colombo. Un semoviente que llegó totalmente desfondado al tercio de muleta y con el que el joven diestro solo pudo brillar en un poderoso tercio de banderillas.

Se protestó al primero del lote de Ponce, muy lavadito de cara pese a sus buenas hechuras. No hubo mucho motivo para la polémica porque el animal se descoordinó al poco de salir y hubo de volver a chiqueros.

El sobrero de Valdefresno. ‘Lironcito‘ y Ponce en el recuerdo lejano. No estuvo sobrado de fuerza el toro del hierro charro, al que mimó el de Chiva en los primeros tercios. El inicio de faena, puro almíbar. Por abajo, sin violentar al toro y abriéndole los caminos. Dos tandas a derechas, aprovechando la bondad y clase del toro de Valdefresno. Muy estético, pero poca verdad en el embroque. Al natural le tropezó más el engaño, se alargaron los tiempos muertos. Cuando retomó la diestra el toro ya había echado el cierre. La estocada viajó caída y algunos intrépidos se aventuraron a pedir incluso la oreja. Pareció excesiva hasta la ovación final y la puesta en escena de Ponce y su cuadrilla, incitándole ésta a dar la vuelta al ruedo.

Colombo se volvió a mostrar como un fácil y poderoso rehiletero. Destacó en un tercer par al quiebro por los adentros de mucha exposición. Para prologar su faena de muleta, el venezolano se hincó de hinojos. Por dos veces el toro se llevó por dalente la muleta. El de Garcigrande siempre quiso salir de najas. Otro desarme ya incorporado frenó aún más la labor del joven diestro, que estuvo un punto acelerado por sus ansias de agradar.

Foto: Pablo Cobos Teran.

Anuncios

Ponce cuelga el quinto cartel de «No hay billetes» en Las Ventas de Madrid

El maestro de Chiva agotará el papel en su único paseíllo en una Feria por donde, pese a la lluvia reinante, han pasado más de 400.000 espectadores.

Por Rosario Peréz.

Más de 400.000 espectadores han acudido a la Monumental de las Ventas en las primeras 22 tardes de toros de una Feria de San Isidro de 34, la más larga de la historia.

De momento, se han colgado cuatro carteles de «No hay billetes», en las tardes de Roca Rey, Manzanares, Juli y Talavante, que en su tercer paseíllo rozó el lleno por la vía de una sustitución anunciada apenas 24 horas antes debido a la lesión de Paco Ureña.

Pese al ninguneo por parte del Ayuntamiento de Carmena a los toros, que son el verdadero santo y seña de San Isidro, cada día han desfilado por la plaza una media de 18.000 espectadores, que se dice pronto y en ningún otro espectáculo de Madrid se logra cifra así durante un mes seguido.

El nombre más taquillero de todos, según la propia empresa, ha sido el de Andrés Roca Rey, seguido de José María Manzanares, al que todavía resta una cita, el próximo viernes, tarde en la que se lucirá el sexto «No hay billetes» de San Isidro.

El quinto anhelado cartel se colgará hoy de la mano de Enrique Ponce, en su único paseíllo en la Feria. El maestro de Chiva confirmará alternativa al venezolano Jesús Enrique Colombo, en presencia del francés Sebastián Castella.

Después de una primera semana de toros sin llegar a los tres cuartos -salvo el casi lleno en la festividad del Patrón- en el Mundial del Toreo, José María Manzanares y Alejandro Talavante, con Antonio Ferrera abriendo terna, fueron los primeros en agotar las localidades y activar la reventa, con la corrida de Núñez del Cuvillo.

En los dos paseíllos anunciados de los dos primeros se agotaron los boletos, aunque Talavante -escrito está- volvió una tercera tarde por la vía de la sustitución y el camino de la Puerta Grande, junto a López Simón, en un viernes de diluvio en el que se rozó el lleno.

Más tardes de «No hay boletos» han sido las de la despedida de Juan José Padilla en su despedida de Madrid; Sebastián Castella y Roca Rey.

También: el 23 de mayo, con Perera, Talavante y Roca Rey (toros de Victoriano del Río); el día 24, en el mano a mano de El Juli con Ginés Marín (toros de Garcigrande, Alcurrucén y Victoriano).

Faltan todavía casi dos semanas de toros en este Mundial del toreo de 34 tardes, en las que rara ha sido la jornada en la que la lluvia no se ha colado como invitada.

Tarde a tarde

Estos son los espectadores que han pasado por taquilla, tarde a tarde:

Martes 8 de mayo (novillos de Guadaira para David Garzón, Carlos Ochoa y Ángel Téllez): 16.371 espectadores.

Miércoles 9 (toros de La Quinta para Juan Bautista, El Cid y Morenito de Aranda): 15.032 espectadores.

Jueves 10 (toros de Fuente Ymbro para Joselito Adame, Román y José Garrido): 14.822 espectadores.

Viernes 11 (toros de Pedraza de Yeltes para Manuel Escribano, Daniel Luque y Fortes): 15.889 espectadores.

Sábado 12 (toros de Bohórquez para Martín Burgos, Rui Fernandes, Joao Moura, Leonardo Hernández, Joao Telles y Andrés Romero): 11.623 espectadores.

Domingo 13 (toros de Baltasar Ibán para Alberto Aguilar, Sergio Flores y Francisco José Espada): 13.620 espectadores.

Lunes 14 (toros de Las Ramblas para David Mora, Juan del Álamo y José Garrido): 15.479 espectadores.

Martes 15 (toros de Puerto de San Lorenzo para El Fandi, Paco Ureña y López Simón): 22.275 espectadores.

Miércoles 16 (toros de Núñez del Cuvillo para Antonio Ferrera, José María Manzanares y Alejandro Talavante): 23.624 espectadores (Primer No hay billetes).

Jueves 17 (toros de Juan Pedro Domecq para Finito de Córdoba, Román y Luis David): 16.317 espectadores.

Viernes 18 (toros de Jandilla para Juan José Padilla, Sebastián Castella y Roca Rey): 23.634 espectadores (Segundo No hay billetes).

Sábado 19 (toros de Alcurrucén para Curro Díaz, Joselito Adame y Juan del Álamo): 22.179 espectadores.

Domingo 20 (toros de Capea para Diego Ventura y Leonardo Hernández): 21.243 espectadores.

Lunes 21 (novillos de Conde de Mayalde para Pablo Atienza, Toñete y Alfonso Cadaval): 15.763 espectadores.

Martes 22 (toros de El Ventorillo para Curro Díaz, Morenito de Aranda y David Mora): 17.042 espectadores.

Miércoles 23 (toros de Victoriano del Río para Miguel Ángel Perera, Alejandro Talavante y Roca Rey): 23.624 espectadores (Tercer No hay billetes).

Jueves 24 (toros de Garcigrande, Alcurrucén y Victoriano del Río para El Juli y Ginés Marín): 23.624 espectadores (Cuarto no hay billetes).

Viernes 25 (toros de Núñez del Cuvillo para Juan Bautista, Talavante -sustituto de Ureña- y López Simón): 22.636 espectadores.

Sábado 26 (novillos de Fuente Ymbro para Marcos, Alejandro Gardel y Francisco de Manuel): 16.823 espectadores.

Domingo 27 (toros de Dolores Aguirre para Rubén Pinar, Venegas y Gómez del Pilar): 15.013 espectadores.

Lunes 28 (toros de Partido de Resina para Sánchez Vara -sustituto de Ricardo Torres-, Javier Castaño y Thomas Duffau): suspensión.

Martes 29 (toros de Torrehandilla para Daniel Luque, David Galván y Álvaro Lorenzo).

Miércoles 30 (toros de Garcigrande para Enrique Ponce, Sebastián Castella y el confirmante Colombo): está previsto que se cuelge el No hay billetes (23.624 espectadores).

Andrés Roca Rey

Sus carteles son los más demandados. Actuó el 18 de mayo, con Padilla y Castella, frente a la divisa de Jandilla, y el día 23, con toros de Victoriano del Río, junto a Perera y Talavante.

José María Manzanares

Hizo su primer paseíllo el 16 de mayo, con Ferrera y Talavante, para dar cuenta de la corrida de Núñez del Cuvillo. Dos semanas después, el 1 de junio, torea con Castella y Cayetano los toros de Victoriano del Río.

Alejandro Talavante

Es uno de los toreros que más interés despierta en Madrid. Actúo en las citadas tardes del 16 de mayo, con Ferrera y Manzanares (toros de Cuvillo), y el 23, con Perera y Roca Rey (Victoriano del Río). También entró por la vía de la sustitución, por Paco Ureña, el pasado viernes, y abrió la Puerta Grande junto con López Simón.

El Juli

Tras su apoteosis en Sevilla, toreó el 24 de mayo en la Corrida de la Cultura, mano a mano con Ginés Marín. Entre lo más emocionante de la feria queda la faena de El Juli a Licenciado, de Alcurrucén, al que cortó una oreja.

Enrique Ponce

Comparece una única tarde, el 30 de mayo, para confirmar al venezolano Colombo en presencia de Castella. El ganado es de Garcigrande, hierro con el que abrió la Puerta Grande en San Isidro 2017.

Publicado en ABC

San Isidro: ¿Por qué no se ha aplazado la corrida en lugar de suspenderla definitivamente?

Los toreros anunciados inspeccionan el estado del ruedo por la lluvia caída en Madrid. Chema Moya EFE.

Por Antonio Lorca.

El festejo vigésimo primero de la feria de San Isidro ha sido suspendido por decisión unánime de los tres matadores a causa del mal estado que presentaba el ruedo de la plaza por el agua caída en las últimas horas.

Así se anunció por la megafonía de la plaza, pasados unos minutos de las siete de la tarde, hora prevista para el comienzo de la corrida, y cuando los tendidos no estaban ocupados ni en la mitad del aforo. Aunque en ese momento lloviznaba ligeramente, numerosos charcos poblaban el piso de la plaza, motivado no solo por lluvia, sino porque la empresa no había colocado los plásticos que, en estos casos, impiden la formación de barro.

La corrida anunciaba toros de Partido de Resina, una de las 11 ganaderías toristas de esta feria, y la terna de toreros estaba compuesta por Sánchez Vara, que sustituía a Ricardo Torres, que causó baja por enfermedad, Javier Castaño y Thomas Duffau.

Momentos antes de la hora prevista para el comienzo, las cuadrillas salieron al ruedo para inspeccionarlo y pudieron comprobar cómo las zapatillas se hundían en el barro.

A continuación, decidieron suspender el festejo, con el visto bueno de la autoridad. Algunas fuentes consultadas por este periódico relacionan los charcos con la reducción de la pendiente del ruedo de la plaza, llevada a cabo el año pasado por exigencias de Morante de la Puebla, y que ha obstaculizado el drenaje del agua de lluvia. Como se recordará, el torero sevillano no está anunciado en la feria de San Isidro de 2018. Estos hechos no impiden que hayan circulado distintas conjeturas sobre las causas de la suspensión.

Llamó la atención, en primer lugar, que no se colocaran los plásticos, práctica habitual y necesaria en caso de amenaza de lluvia.

A este respecto, Ignacio Lloret, representante de la empresa Plaza1, dirigída por Simón Casas, rechazó de forma tajante en los micrófonos de Movistar, que la empresa hubiera tenido el más mínimo interés en la suspensión, y aclaró que no se colocaron los plásticos porque impiden que el suelo se seque y, en esta ocasión, ya estaba mojado desde la madrugada.

De cualquier modo, por las redes sociales han circulado informaciones referidas a las conversaciones subidas de tono que habían mantenido por la mañana representantes de la empresa y la autoridad sobre la oportunidad de la suspensión.

Por otro lado, llama la atención que una terna de toreros sin compromisos en sus respectivas agendas y necesitados prioritariamente de un triunfo para relanzar sus carreras, decidan suspender el festejo, lo que significa que el festejo ya no se celebrará.

Sánchez Vara y Javier Castaño solo se han vestido de luces una tarde esta temporada, y el francés Duffau, que no torea en Las Ventas desde 2012, dos. Estos datos permiten sospechar que hayan podido recibir presiones empresariales para que se olviden de la corrida.

Un tercer apunte: ante la baja por enfermedad de Ricardo Torres, existe la posibilidad reglamentaria de que se pueda devolver el importe de la entrada. Aunque el dato se desconoce, es previsible que la devolución haya sido abultada, con lo que la empresa podría estar interesada en que el festejo no se celebrara y, consiguientemente, cobrar el seguro por suspensión a causa de la lluvia.

Y una pregunta final: ¿por qué no se ha aplazado la corrida en lugar de suspenderla definitivamente? En suma, no están claros los motivos exactos de lo sucedido con esta corrida torista, muy interesante sobre el papel, y que ya no será posible ver en esta plaza en la presente feria isidril.

Es de suponer, no obstante, que la empresa de Simón Casas se habrá comprometido verbalmente con los toreros anunciados en ofrecerles una oportunidad en los carteles previstos después de la feria. De otro modo, no se entiende la decisión adoptada, pues en tiempos no muy lejanos se han celebrado corridas en esta plaza con una situación meteorológica más grave que la de hoy.

Twitter @Twittaurino

Ocho con Ocho: Buena Feria Por Luis Ramón Carazo


Ir a la Feria de San Isidro y aspirar a ser testigo de faenas triunfales en siete días, es algo que cuando se tira una moneda a la fuente y se consigue el deseo, es para de inmediato ir a comprar un billete de lotería, pues no es frecuente que ocurra y sin embargo y encapsulando desde el domingo 19 hasta el viernes 25 de mayo, con todo y que ha llovido a cantaros en la capital hispana, cada tarde no ha parado en darnos alegrías y lo digo con la nostalgia de que este año por diferentes razones, me he tenido que conformar con verlas por la pantalla.

Me da gusto que el evento taurino mundial más importante del año, marche bien y que bueno para aquellos que lo han podido paladear en vivo, es una experiencia incomparable el estar en el momento en que el arte efímero del toreo se manifiesta en plenitud en el ruedo venteño.

El sábado 19, la alegría nos la proporcionó Joselito Adame con una faena de gran conocimiento y arrojo, al toro de Alcurrucén que parecía no ofrecer la oportunidad de triunfo y la cual fue labrando con gran paciencia, aunque no falten quienes lo denuestan por vaya usted a saber qué motivo.

El domingo 20 el gran rejoneador luso-hispano Diego Ventura dio una muestra más de que en su año 20 de alternativa, ha alcanzado un sitio de privilegio y ya tiene 15 salidas en hombros el centauro en su haber, como no lo ha hecho ninguno otro de sus colegas en Madrid y uno de ellos es el esquivo Pablo, a quién le corresponde haber marcado el nuevo derrotero del toreo a caballo, pero que no parece dispuesto a confrontarse hoy en día con Diego, quién está que echa lumbre coloquialmente hablando con sus cabalgaduras.

El lunes 21, un novillero de apodo taurino Toñete, tejió una faena bajo el granizo a un animal del Conde de Mayalde y le arrancó prácticamente un trofeo con base en su patente voluntad, por ser alguien en el toreo.

El miércoles 23, le correspondió en el sexto toro de la ganadería de Victoriano del Río a Andrés Roca Rey para ratificar porque es la figura que más atrae al público en el tiempo presente (como atinadamente lo comentó Luis Cuesta recientemente) y lo logra con base en un toreo serio, estoico y con sello.

La faena al sexto de la tarde fue estremecedora, después de un chubasco y de seguro para los asistentes al salir, les provocó a tomar algo que reconfortara al cuerpo y a platicar de quién atesora una gran cantidad de cualidades positivas en una tauromaquia con sello muy propio.

El día anterior David Mora, torero lleno de clasicismo con un toro del Ventorrillo nos puso a disfrutar de su forma tan añeja de interpretar el toreo.

Y el jueves 24 que se puede decir que no se haya dicho o escrito de la gran actuación de Julián López El Juli (quién como Diego Ventura, navega a punto de celebrar su vigésimo aniversario como matador de toros) con el extraordinario colorado de Alcurrucén con el nombre de Licenciado que fue noble y codiciosa materia prima, para que diera rienda suelta a su maestría Julián y solamente por la suerte suprema es que no se fue por la Puerta Grande, en mano a mano con Ginés Marín quién a su vez solamente dejó destellos de su buen trazo.

Y como si algo faltara, el 25 de mayo fue Talavante con Cacareo de Núñez del Cuvillo quién finalmente redondeó una faena plena de sentimiento de dos trofeos muy merecidos y también con un aguacero (que provocó un ruedo resbaloso)pero que no impidió que López Simón con gran pundonor le acompañara hacia la calle de Alcalá con un trofeo por faena, para sellar una fecha inolvidable y cuya replica anterior de dos toreros en hombros, lo fuera el 1 de junio de 2016 en el mismo sitio pero con Manzanares y el mismo Alberto.

Cabe mencionar que Talavante actúo en lugar del convaleciente Paco Ureña y que sus honorarios los donó a una institución sin fines de lucro y por si algo faltara tuvo la categoría de brindar, su actuación al compañero herido, lo cual provocó además un lleno por ser poco usual que una figura tomé el lugar de un compañero que por alguna razón, no comparece.

Hubo suerte, no me cabe duda, y deseamos que en la segunda parte de la feria así se mantenga, Madrid es Madrid, capital del toreo mundial y motor de una fiesta que languidece pero que cuando es triunfal, nos hace renacer la fe en ella.

Enhorabuena.

Opinión: ¿Salió fortalecida la Fiesta Brava tras el Serial Taurino San Marcos 2018?

Concluido el Serial Taurino de la Feria Nacional de San Marcos 2018, Líder Empresarial habló con Gerardo Salado, presidente del Centro Taurino México-España, y Julio César Ramos López, Secretario General de la Peña Taurina Tendido Bravo. De la conversación se pueden extraer dos conclusiones. Aguascalientes el estado más taurino de México y la Fiesta Brava ha salido fortalecida. Pero eso no exime situaciones que pueden debilitar la Fiesta Brava y provocar el alejamiento de los aficionados.

¿Aguascalientes, la auténtica ciudad taurina de México?

“Definitivamente. Por ello, se se ven grandes entradas en las corridas de toros y novilladas. El público taurino cada vez se va enterando más de sus derechos como aficionados, ante la empresa y Autoridad y se está volviendo cada vez más exigente, lo que sin duda abona a la grandeza de la fiesta en el estado”, refiere Ramos López.

“A la ciudad la veo muy bien. Aguascalientes ha dado más de 50 matadores, dime qué estado tiene eso. Y seguirá siendo semillero de toreros. La afición está viva. No hace falta más que ver los periódicos, los programas de televisión, ir a la Academia Taurina Municipal que ha de tener más de 100 niños…contamos con unas niñas toreras que te dejan totalmente sorprendido. Son adolescentes que si no llegan, van a ser buenos aficionados. Estamos en un lugar privilegiado”, expresa Gerardo Salado.

Pero pese a la buena salud que goza la tauromaquia en el estado, hubo situaciones dentro del Serial de la Feria de San Marcos que dejó molestos a los aficionados, y que si persisten, pueden provocar el alejamiento de los seguidores de pura cepa.

Críticas hacia las figuras, los ganaderos, la Empresa y la Autoridad.

Parte de la afición está muy disconforme con algunas figuras del toreo, quienes escogen lidiar toros -“novillos” más bien- sin trapío, sin edad, bobos, inválidos; la empresa por consentir las exigencias de éstos; las ganaderías por presentarlos y la Autoridad por aceptarlos y no cuidar al espectador.

“Es una realidad, no solo en Aguascalientes, sino en todo el país, incluso en Europa. En efecto, las llamadas “figuras” vienen cómodamente a torear animales carentes de edad y trapío (de manera evidente). Además, exigen ciertas ganaderías cuyo comportamiento es muy sabido representan total mansedumbre, de la cuales están cansados los aficionados, pues garantizan aburrimiento, tedio, fastidio y sensación de desperdicio de dinero. Cuando en el ruedo hay un animal bravo y encastado, con presencia de adulto, la gente se sienta al filo de su asiento por la emoción que le provoca y esto es lo que hace regresar al aficionado a la plaza”, dice el Secretario General de la Peña Tendido Bravo.

Uno de los episodios que reflejan esta situación se vivió el 29 de abril, cuando hubo de devolverse el segundo toro del lote del matador Enrique Ponce. En un video que circuló por redes sociales, se registró el momento en el que espada valenciano, visiblemente molesto, se queja y comenta: “Hay que educarlos –refiriéndose al público- porque si no se van a cargar la fiesta”

“Incidente lamentable pues el torero piensa que la afición confunde kilos con trapío. Tal parece que el diestro piensa que el público mexicano desconoce las características físicas de los toros de lidia de acuerdo a su encaste. No puede venir a una plaza de primera categoría exigiendo e imponiendo toros que evidentemente no cumplen con la edad, ni el trapío, además de haber designado en sus actuaciones a las dos ganaderías soporíferas que ya no deseamos volver a ver”, señala Ramos López. Las reses que lidió Enrique Ponce pertencen a las ganaderías de Teófilo Gómez y Bernaldo de Quiroz.

“Él debe ser el primero en exigir toros íntegros y salvaguardar el rito taurómaco, partiendo de que el eje de la fiesta es el toro bravo en plenitud de condiciones, siempre tomando en cuenta las características propias de su encaste”, declara el Secretario General de Tendido Bravo.

Pero las críticas no solo apuntan al matador. Se extienden a la empresa (Espectáculos Taurinos de México) y a la Autoridad:

“La empresa no respeta la oferta de “corrida de toros” que hace al público, pues compra animales anovillados, esto es, no da el espectáculo que ofrece y por el cual se paga, violentando las normas que regulan las relaciones proveedor-consumidor, previstas en la Ley Federal de Protección al Consumidor.

Por otra parte, la Autoridad, enviada por la administración municipal, tampoco protege al espectador de las corridas de toros, pues su deber es, en términos de ley (Código Municipal), garantizar que se lidien verdaderos toros, que la empresa cumpla con ello, sin importar las imposiciones de las llamadas “figuras”. Así, la Autoridad, frecuentemente en los festejos taurinos, deja desamparado al público que asistió al evento, cuando su deber es protegerle de los intereses de la empresa, ganaderos y toreros”

Gerardo Salado considera que ha habido encastes que han sido relegados al ostracismo porque son animales más fieros, más bravos, y pocos toreros van a aceptar voluntariamente ponerse enfrente de ellos ante la dificultad de cortar orejas o lucirse.

Pero para él, este tipo de toros desvela y evidencia a los grandes -o malos- toreros: “son encastes que cuando eres un buen lidiador, torero, un torero poderoso, tu dices ‘mira, es un matador muy poderoso, ‘mira qué bien lo metió a la muleta’, etcétera. Son toros con trapío que logran transmitir al tendido”.

¿Qué hacer para incrementar la afición?

El presidente del Centro Taurino México-España admite que los festejos pueden llegar a ser costosos, por lo que una de las posibles maniobras para incrementar la afición taurina sería que la empresa redujera los precios de las entradas. En este sentido, festejó el esfuerzo hecho de Gobierno, el Patronato y la Empresa por acercar a la gente a los toros a través del regalo de boletos para una de las corridas del serial.

Expone que otra de las acciones podría ser la mayor difusión de los distintos eventos que existen alrededor de la Fiesta Brava: festivales, corridas de aficionados prácticos, conferencias, etcétera. Otra alternativa, apunta, sería el regreso de la transmisión de algunas corridas por la cadena nacional.

“A menos de que cuentes con un sistema de cable, no hay manera de ver las corridas de la Plaza México. Anteriormente, las pasaban en cadena nacional y las narraban unos señorones de la crónica como Pepe Alameda y la gente se empapaba y se adentraba al mundo taurino”. Además, señala que los ganadores podrían beneficiar a la Fiesta Brava si dejasen de regalar o dar barata la bravura de los animales.

A la pregunta, Ramos López responde lo siguiente:

“Explicándoles la naturaleza del toro bravo, del rito de la tauromaquia. En los festejos, que haya participación y coordinación de empresa, ganaderos, toreros y autoridad, para que se lidien reses con edad y trapío, pues cuando no es así y además es evidente su mansedumbre, el nuevo aficionado se crea un pensamiento en relación a una aparente indefensión en la que se encuentra el toro ante el torero (pues se le ve pequeño, por su falta de trapío y mermado en su comportamiento, por la ausencia de bravura), cuando no debe ser así”.

“Un toro con los requisitos que exigimos, transmitirá la sensación de peligro al espectador, de que el toro se encuentra en condiciones para la lucha contra el torero que tiene enfrente y que no está indefenso ni mermado de facultades, por lo que se apreciará una lucha épica de fuerza contra inteligencia, que viene siendo la lidia o la doma del toro salvaje, máxime que el espectador podrá encontrar pasajes artísticos durante el desarrollo del espectáculo”.

Ahora bien, en esas condiciones, se despertará el interés de jóvenes y niños, para apreciar un espectáculo lleno de valores, de entrega, de aspectos éticos, estéticos y culturales que no encierra ningún otro, pero siempre en la medida de que se respete al toro y se le vea como el rey de la fiesta, imponente, bravo y jamás infravalorado ni subestimado, conservando así esa categoría de ícono de grandeza, de fuerza, de fiereza y como ícono y centro de un sinnúmero de rituales humanos en los que se venera al toro, lo que desde luego se realiza en muchas culturas alrededor del mundo”

Publicado en https://www.liderempresarial.com/time-out/salio-fortalecida-la-fiesta-brava-tras-el-serial-taurino-de-la-fnsm/

Como los buenos vinos: Lances y pases con “Denominación de Origen”

Por Alberto Vázquez Benítez.

Así como en los buenos vinos, buenos manjares, incluso deliciosos chocolates y otros comestibles y bebestibles se ha establecido, implantado y debidamente respetado, el concepto de “Denominación de origen”.

En el caso de algunos toreros debe establecerse ya esta denominación para hacer honor y reconocimiento a quienes han hecho una verdadera creación al interpretar a su manera el Toreo y determinados lances y muletazos.

El primer caso que traemos a muestra es el del torero de la Aranda del Duero, “Morenito” de Aranda y ello por la interpretación de esta media recortada debe de recibir esa denominación.

La propuesta es de Emilio Trigo de la web “Cultoro” y obedece a los lances que fueron como un guiño a los ricos caldos, lances de fijar y asentar en la primera de la Feria de San Isidro con toros de “La quinta”.

Otro torero que ya amerita que de lo que hace, algunas cosas ya lleven la denominación de Badajoz, es Alejandro Talavante, con uno de “Cuvillo” meramente frente al tendido “7” se dobló con él y sacó esa su izquierda que es privilegio de dioses, dio una tanda de inmaculados naturales que terminaban por debajo de la pala del pitón, sin duda: “naturales con Denominación de origen”.

Así ocurre con la Arrucina que de manera muy personal y de mucha exposición y arriesgue ha hecho Luis David Adame en su comparecencia en Las Ventas en Madrid, donde al final ha salido con una muy merecida oreja en la mano. Incluimos aquí un par de fotos en collage de la versión del aguascalentense que por su verdad y originalidad debe ya recibir Denominación de Aguas.

¡Como debe de ser, en el tendido! Muy bien trajeados, quietos y en silencio, el hermano mayor de Adame, José Guadalupe y el apoderado en México: Mariano del Olmo. Será curiosa coincidencia que ahora; dejándolo sólo en el ruedo a Luis David, salió con una peluda en la mano, cortada con un enorme mérito.

Como debe de ser: sólido el Matador en el ruedo, sin que le estén diciendo: “échale la muleta en la cara…lo traes fijo…le das tres y lo remates…” O, cosas que la verdad ni entienden. Lo mejor es dejarlos solos y su inspiración torera.

Bregando: Un cucharón de Cúchares

Por Jaime OAXACA.

Seguramente alguna vez habrá usted escuchado que a la lidia a caballo se le conoce como El arte de Marialva y que al toreo a pie se le dice El arte de Cúchares.

El pasado sábado 19 de mayo no fue un sábado cualquiera, se cumplieron exactamente 200 años del natalicio de Cúchares, Francisco Arjona Herrera, quien falleciera a los 50 años de edad en Cuba a consecuencia del vómito negro.

Tampoco fue un sábado común porque dos toreros mexicanos actuaban en Europa; uno, Joselito Adame en España y otro, Sergio Flores en Francia; dado el desinterés hacia los toreros mexicanos por las empresas de esos rumbos, que dos mexicanos figuren en carteles del viejo continente, tiene su gracia.

A Sergio no se le dieron las cosas como la afición mexicana hubiera querido, la población y el coso de Vic-Fezensac son pequeños, sin embargo sale el toro auténtico ahí se realiza la suerte de varas con una pureza como ya quisieran tenerla en la propia plaza de Las Ventas.

Cúchares nació en Madrid, desde muy joven se fue a Sevilla, donde taurinamente se hizo torero; él no inventa la muleta, ese trapo nace exclusivamente para llevar el toro a la suerte matar, es Cúchares a quien se le ocurre darle otro uso, empieza a adornarse, sin imaginar que años después lo realizado con el paño fuera lo más importante de una faena, al grado de ganarle la carrera en importancia a la suerte de varas.

El mayor de los Adame, por su parte, cortó una oreja en la capital hispana, acción nada sencilla.

El premio es histórico porque dos días antes su hermano Luis David había hecho lo mismo; dos hermanos mexicanos cortando oreja en la feria de San Isidro, no es algo simple.

Nadie, absolutamente nadie, suponía que Joselito pudiera logar algo con aquel segundo toro de Alcurrucén, un manso que no valía un cacahuate; todo mundo daba por hecho que a ese huidizo no le iba hacer faena, mucho menos que le iba a cortar un auricular.

La guadaña ya se estaba preparando para cobrársela a Adame y no en España, ni más ni menos que en México.

Mientras el de Aguas correteaba a “Rondeño”, ya pensaban en decirle que había dejado ir al primero de su lote, que en la corrida anterior, la del 10 de mayo, no logró nada, que había fracasado en esta feria de San Isidro, que se hubiera tirado a matar sin muleta igual que el año pasado para obtener otra oreja pueblerina.

Para sorpresa de propios y extraños, Joselito metió en la canasta al toro y al público; en la zona de toriles le cuajó pases que nadie creía que pudiera tener el castaño, los asistentes se interesaron en la faena, los olés sonaron, le metió la espada, la petición fue mayoritaria y el juez concedió la peluda.

Adame, como decía el compositor tamaulipeco Cuco Sánchez, no es monedita de oro pa’caerles bien a todos; los de la guadaña también se sorprendieron con la faena, tuvieron que cambiar el argumento: oreja benévola, oreja protestada, oreja pueblerina, no podía faltar que no es figura, que no llena las plazas, etcétera.

Polémico o no, el premio está registrado en la ficha taurina: la quinta en Madrid; pocos mexicanos pueden presumirlo.

Quizá, no lo sé a ciencia cierta, 2018 sea la primera vez que dos hermanos mexicanos participaron como matadores en una feria de San Isidro, que ambos hayan logrado cortar oreja es una hazaña para orgullecer al toreo mexicano.

Guste o no, los resultados ahí están, los Adame se sirvieron un cucharón de Cúchares.

Ocho con Ocho: ¡Viva México! Por Luis Ramón Carazo

Los toreros de nuestro país, estaban huérfanos de éxitos en Madrid y sin poder entonces reclamar sitio para ellos en la temporada española, en México lo mismo vimos en la pasada temporada grande; el público en particular, apretó a los Adame por una razón que aún no acabo de comprender y les pasó la factura de la exigencia, francamente a veces rayana en la intolerancia.

Hacía falta para los hermanos, un éxito rotundo en su comparecencia en San Isidro y está vez por la pantalla nos dimos el gran gusto verles dar cátedra, cada uno en su tarde, para demostrar que como dice el refrán; que también en San Juan hace aire y se han impuesto en toda la línea, sin dejar de lado que algunos necios de los tendidos de Madrid protestaron con ignorancia pedante,  la gran sapiencia de Joselito,  ante un toro de Alcurrucén, en el que solo él tuvo fe y así encontrar el punto del ruedo exacto y extraerle el fondo positivo del astado y cerrar con una valiente ejecución de la suerte suprema, para recibir merecida oreja.

El ganadero Eduardo Lozano, reconoció lo anterior y agregó: “hacía años que en esta plaza un torero no le encontraba lo bueno a un toro que era muy manso” Y ese gran elogio a la faena, del socio Eduardo con José Luis y Pablo proviene de una de la ganaderías que más triunfos de Puerta Grande han propiciado en Madrid en los últimos años, por ello vale mucho, sus toros  que por lo general en lo positivo tienen una forma de embestir de menos a más, humillan mucho, colocan bien la cara, tiene transmisión, mucha codicia y, sobre todo, un gran recorrido, está vez dependieron de saber sacar lo bueno a nuestro paisano, que para eso está, pero luego muchos se estrellan en el intento, y el salió con brillantez a flote, ese fue su gran mérito.

De la misma manera, el elogio de Juan Pedro Domecq para Luis David el 17 de mayo de 2018 fue afirmar: “tu compatriota era merecedor de dos orejas” y se refería a en la faena a Ombú, un precioso jabonero con prontitud, codicia y calidad cuya embestida de altos vuelos del toro, mismo que fue aprovechada con temple y colocación con capote y muleta, nunca sufriendo un mínimo enganchón en todo el trazo, un toro que con Hechizo de Fuente Ymbro por ahora me parecen de los más completos lidiados en San Isidro.

Luego con el sexto de Parladé, solamente la suerte suprema privó a Luis David de irse en hombros, fue un toro correoso, complicado y peligroso, en el que ha puesto su vocación de lograr mayores alturas y en lugar de arredrarse ante las dificultades, se jugó la piel con valor y conocimiento, aderezadas por un caché con sentimiento de torero grande.

Con toreros como Ginés Marín y Roca Rey por dar dos nombres, pudiera integrar tercias renovadas y con grandes posibilidades de respirar aire fresco y disputa feroz en el ruedo; Joselito por su parte, mostró pasta para contender con las figuras más maduras allá en su gallinero, acá siempre lo hace.

Estamos contentos, fue una semana muy buena para el toreo de México si empezamos con la firme actuación de Sergio Flores con los toros de Baltasar Ibán el domingo 13 de mayo taurino, me parce  ese el camino correcto de los toreros nuestros y enderezar la balanza tan a favor de los europeos en el planeta taurino y equilibrando la competencia en carteles en todos sitios.

Pero me desvió y cierro con un pensamiento de cariño pues se adelantó en el paseíllo de la vida,  el gran médico taurino de la Maestranza de Sevilla, Ramón Vila, al que tuve el gusto de conocer y ahora lo recuerdo con una anécdota de su carácter: en sus inicios, su padre que también fue médico, no se encontraba en la enfermería después de una grave cogida a Paquirri y el torero demandaba su presencia,  siendo Ramón el responsable.

El doctor les dice a sus colaboradores: “mi padre no va a venir y como el matador no quiere que sea yo, retirémonos”  Y entonces Paquirri apechugó, no había de otra y luego muchas veces, cuando fue necesario lo sacó adelante, convirtiéndose en amigos además de su relación profesional. Se le va extrañar y mucho.

Regreso y cierro, buena semana para México en el toreo, saboreamos las actuaciones de nuestros toreros que representan con gallardía a nuestro país en tiempos de tensión política e incierto. Bien por ellos.