Archivo de la etiqueta: Joselito Adame

Feria de San Luis: Una Golfería Monumental

Adame en el Paseo de San Luis. Foto Joselito Adame Twitter.

El cartel con el que iniciaba la feria de San Luis Potosí en su edición 2018, era quizás en el papel el más redondo, ya que incluía la despedida de un veterano torero como Garibay, la participación de una supuesta figura del toreo como Adame I y El Payo, un torero que tiene buenas maneras y que intenta hacer el toreo clásico en algunas ocasiones, aunque ayer no lo consiguió.

Dicho esto, la corrida de hoy es de las que deben tomarse como ejemplo de lo que no puede consentirse en una plaza de toros como El Paseo. Hay que volver a recordar que la mejor defensa de la Fiesta es ella misma con su grandeza, que conlleva una alta dosis de pureza.

Pero hoy en San Luis no hubieron toros de primera, no se picaron los toros, hubo un indulto inmerecido y se cortaron orejas de dudosa calidad.

Por Juan Carlos Valadez.

San Luis Potosí.- Los aficionados a la Fiesta Brava dicen que nunca hay una corrida de toros totalmente mala. Pero a veces también se equivocan de cabo a rabo.

Pero vamos por partes, hay que dejar muy en claro que la corrida de Julián Handam ha sido un enorme fraude. Toros sin una gota de casta, ni trapío, ni aparentemente la edad reglamentaria. Unos mini armarios tremebundos, algunos inválidos y todos sospechosos de manipulación de sus astas. Total….¡Una tomadura de pelo!

Los empresarios del Paseo no pueden estar contentos con lo que les vendió Julián Handam, porque además de lo impresentable, estos novilletes carecían de bravura. Un fraude para una plaza como El Paseo, porque a estas reses les falto lo mínimo que un toro debe tener: bravura, sobre todo, y fiereza cuando menos.

Yo en lo personal creo que lo que que ha traído a San Luis Potosí Julián Handam es una declaración de odio a la Fiesta y quizás de desahogo personal. No se puede criar unos animales más inválidos, más bobos, más antitaurinos que los seis toretes, que este señor ha mandado para hacer el más deprimente de los ridículos.

Pero vamos a poner nombres y apellidos a los responsables de este petardo que hace más daño a la Tauromaquia que todos los antitaurinos juntos. No son pocos los que pregonan la tesis que los males de la Fiesta estan dentro de la misma. Y es cierto, ya que los taurinos son los únicos culpables de esta golfería.

Pero mucho ojo, seguir tomando por idiota a la afición les puede resultar además de imprudente, cada vez más arriesgado. Ahora que si lo que se pretende es cargarse la fiesta, se va por buen camino.

Y como sin toro todo lo demás sale sobrando, el festejo fue una pantomima y un engaño total para todos los aficionados que pagaron un boleto por asistir a una corrida de toros y que terminaron asistiendo a una novillada fraudulenta.

Escenas del sorteo. Foto Tauro Nota.

Los otros autores intelectuales del fraude:

Ignacio Garibay que había pasado sin pena ni gloria con su lote, indultó gracias al efecto del dios Baco, un torito impresentable del hierro de Santa Bárbara por una faena destemplada, sin reposo, ante un astado noble encastado, que no se merecía el indulto, ni pensamos que pueda ser para vacas.

Adame I, ya no es el de antes, parece que la firmeza y la seguridad se le extraviaron o la guarda para España y ahora ofrece una imagen por momentos de impotencia, algo inaceptable para una supuesta figura del toreo en cualquier escenario. Adame I le tumbó una oreja al segundo de su lote tras señalar un bajonazo. Mientras que El Payo le cortó otras dos orejas al segundo de su lote, un becerro cornicorto con los pitones romos y afeitados hasta más no poder.

De verdad que se les debería de caer la cara de vergüenza, porque entre la autoridad y los taurinos están destruyendo esta fiesta. Y van a conseguir que desaparezca porque no es posible mayor incompetencia ni un ataque más furibundo al corazón mismo de este espectáculo.

Ficha del Festejo 

San Luis Potosí. Primera corrida de feria. Casi tres cuartos de aforo. Toros de Julián Handam, desiguales de trapío, sospechosos de pitones, inválidos y amodorrados, excepto el 6º, que tuvo más calidad. Un toro de regalo de Santa Bárbara, sospechoso de pitones, que mereció el premio del indulto.

Ignacio Garibay: Ovación, vuelta e indulto de un toro de regalo.

Joselito Adame: silencio y oreja.

Octavio García “El Payo“: ovación y dos orejas.

Twitter @Twittaurino

Anuncios

Triunfa Piedras Negras en Teziutlán, una ganadería de leyenda…

Siete Mares de Piedras Negras. Foto Miriam Cardona.

Convoca Piedras Negras y, triunfa porque salvo el sexto todos los lidiados en algún momento brindan emoción, eterno distintivo de la centenaria casa tlaxcalteca.

Mal el palco de la autoridad manejado por las administraciones de los toreros, ya que equivoca la concesión de trofeos y autoriza llevar a cabo el sorteo fuera del horario reglamentario y las instalaciones de la Plaza.

Por Luis Eduardo Maya LoraDe SOL y SOMBRA.

El toro bueno, por presencia y esencia, apareció en segundo lugar en Teziutlán.

Nombrado “Siete Mares” y la referencia jimenista –“entre las tempestades”- se hace buena al surcar las arenas de El Pinal con toda la dignidad de su trapío, enmorrillado alto, serio al frente pero, como prácticamente toda la corrida, perfectamente degollado. Y se fue al abordaje apretando al segundo espada en el recibo, José Adame.

La del cárdeno era sobrepasar límites. Al subalterno Víctor Mora lo hizo padecer y a su lidiador, pese a extender lo más posible la muleta, le puso las cosas en modo exigente y los doblones se quedaron en un intento. Lo mismo que el toreo con la derecha ante un toro al que había que someter por bajo, quedarse quieto, toreó para la galería cuando enfrente tenía un toro que apretaba y no tragaba pantomimas. Espadazo caído, dobló el astado que de su sangre humeaba vapores que se volvían neblina.

Parece que la de Piedras Negras es una sangre que al vaporizar humea casta. Palmas al toro. Y protestas al hidrocálido.

También destacaría en el triunfo de Piedras Negras por su espléndido recorrido por ambos pitones en el último tercio el corrido en quinto lugar, herrado con el número 518 de nombre “Mezcalero” de 490 kilogramos, cárdeno claro, ojalado y bocinero con espléndida fijeza y tremenda emoción por el lado derecho, homenajeado con un merecido Arrastre Lento y lidiado por Jerónimo.

Ovación grande también para una empresa que escucha y que, pese a las presiones, resiste lo más que puede y que ha apostado en los últimos dos años por traer lo que, malamente, se le ha puesto la etiqueta de “duro” o de “difícil”.

Al final el resultado, artístico y de taquilla, refuerza nuevamente el cartel y la categoría de Piedras Negras.

Aquí la crónica completa del festejo.

Twitter @CaballonegroII

La Niebla Humeante – Triunfa Jerónimo con Piedras Negras en Teziutlán.

Así embistió, empujando por su casta, “Mezcalero” de Piedras Negras a la muleta de Jerónimo. Y así, largo y por abajo, roto de sentimiento, llegó el derechazo del torero. FOTO: Tadeo Alcina Rivera.

Convoca Piedras Negras y, sin traer su corrida más pareja en remate y juego, triunfa porque salvo el sexto todos los lidiados en algún momento brindan emoción, eterno distintivo de la centenaria casa tlaxcalteca. En medio de la bruma de la sierra, de menor a mayor, Jerónimo hace valer el sello, su personalidad y largueza para superar sus momentos de desigualdad y salir en hombros. De mayor a menor, José Adame se aprovecha de la taurinamente adolescente concurrencia para salir a hombros en una tarde desconcertante ante el más bravo de la corrida que le exhibe y con el que no respalda su supuesto cartel. Inicio esperanzador de una Feria que mejora.

Por: Luis Eduardo Maya Lora – De SOL Y SOMBRA. Teziutlán.

Se apodera la niebla, brumosa y lluviosa, cubriendo la Perla de la Sierra, de las torres de la Catedral hasta su Plaza de Toros, El Pinal. Afortunadamente, techada. Por lo que el “blanco animal divino//engolado y soñoliento” que decía Gabriela Mistral, no hará de las suyas.

En la tierra de Maximino Ávila Camacho está viva la sensación taurina.

Claro. Alimentada por no pocos taurinos locales, orgullosos de su tierra y que pugnan año con año por el toro. Por una empresa que escucha y que, pese a las presiones, resiste lo más que puede y apuesta en los últimos dos años por traer lo que, malamente, se ha puesto la etiqueta de “duro” de “difícil”, a lo que muchos, incluyendo “taurinos” alzan la ceja. Como a los que sí nos gustan los toros, nos encanta que lo difícil se haga realidad, “El Pinal” abre su feria con un hierro que en un año, para alegría de la afición, se ha lidiado ya tres veces.

El resultado, artístico y de taquilla, refuerza su cartel y categoría.

Y es ya una cita obligada: Piedras Negras en Teziutlán es ineludible.

Pero la sospecha comienza desde que el taurineo aparece. Estos personajes sombríos que presionan con todas las artimañas posibles para quitarle algo, lo que sea, a los encierros: que si los sobreros de otro lado, que si sortean a puerta cerrada, que mejor fuera de la plaza, que si entre más chicos, mejor. Y muchas otras perrerías. Todo eso, menos mal, queda fuera cuando el primero de la tarde gusta por la belleza de su cárdena y berrenda capa, así como la manera de tomar el capote de Jerónimo, largo y por abajo.

El torero de la región responde con lo mejor de sí. Intenso su trazo y preciso su avance de tablas hasta más allá de las rayas para rematar con media de cartel. Pero el puyazo hace que el berrendo frene, que su casta se escape y llegue parado al último tercio sumado a la imprecisión de Jerónimo, inoportuno desarme, toreo rápido y múltiples pinchazos, dejan todo en pitos tras aviso.

El toro bueno, por presencia y esencia, aparece en segundo lugar.

Nombrado “Siete Mares” y la referencia jimenista –“entre las tempestades”- se hace buena al surcar las arenas de El Pinal con toda la dignidad de su trapío, enmorrillado alto, serio al frente pero, como prácticamente toda la corrida, perfectamente degollado. Y se va al abordaje apretando al segundo espada en el recibo. José Adame, joven de edad pero colmilludo al torear, lancea con la solvencia que de él se espera, con rapidez y levantando el pie de recibo en cada lance, aunque buena es la media.

Momento grande es el encuentro del cárdeno oscuro con el caballo. Derriba por empujar, amenaza la cuadra, basta su mirada que busca pelea y el peligro se percibe con el humeante poderío del astado y al que su lidiador, le otorga la gracia de no dar el tan necesario segundo puyazo. Torear es el arte de elegir y Adame, así se lo juega.

Solo que torear es dominar, tener las armas y usarlas en la medida exacta.

La del cárdeno es sobrepasar límites. A Víctor Mora lo hace padecer, ni la trampa de Juan Ramón Saldaña tocando para que banderillear a la media vuelta impide que Mora deje de pasar en falso y a su lidiador, pese a extender lo más posible la muleta, le pone las cosas en modo exigente y los doblones se quedan en intento. Lo mismo que el toreo con la derecha ante un toro al que hay que someter por bajo, quedarse quieto. Adame lo hace a retazos pendiente de salir más que de hacer entrar a su dominio al burel al que no le desengaña, ni por error, con la mano izquierda.

Zapatillazos por montones, torea para la galería cuando enfrente tiene un toro que aprieta y no traga pantomimas, mucha velocidad, por fuera, con la coreografía preconcebida termina por aburrir al toro y hacerle derrotar para arriba, un torero que cuando se lo propone es el heredero de las más corrientes formas recientes en el toreo mexicano.

Espadazo caído, dobla el astado que de su sangre humea vapores que se vuelven neblina.

Parece que la de Piedras Negras es una sangre que al vaporizar humea casta.

Palmas al toro. Y protestas al hidrocálido que resumiría su tarde en dos tandas al afligido cuarto, muy serio y hermoso cárdeno claro, bajo y bien cortado al que, de nuevo, ni por asomo consigue poner lo que le ha faltado sobre la mano izquierda, incluso es desarmado, de pena el final con intento de luquecinas. Pinchazos y piadoso silencio. Luego el tongo con el sexto, que tanto se empeña su gente a que, anovillado y de horrible cabeza, juegue. Para mal. Adame, si no luce con el toro serio, menos con el medio toro.

Salida a hombros para cubrir el expediente.

Entonces, cuando priva la vulgaridad, el maneo del taurineo, la nebulosa que quiere cargar lo más esencial del toreo, entre niebla, el humo de la casta encuentra su cauce en el sello y la personalidad, el nombre propio de Jerónimo. Siempre de menos a más. Sólido con el capote, vuelve a recibir con lances precisos al tercero, de cara y cabeza discretas pero con hechura exacta para embestir. El entrepelado duda al salir, solo un instante, entonces cambia el terreno el diestro serrano para lancear, largo y a la vez poderoso y hacer notar que ayer los Piedras Negras no es que se dejen o no, sino que el domino surge del toreo bien hecho.

Como las verónicas de Jerónimo a este cuarto que enciende la flama ante un coro que no comprende pero que siente y claro hay un reflejo en sus venas de que eso, lo que haya sido, ha sido valioso, desde que le pisa el terreno y se pone en el sitio, Jerónimo hace andar al astado y le remata lucidor con media.

Correcto el planteamiento, medido en varas, prontitud en banderillas.

Y el conocimiento rinde frutos. Cada muletazo de inicio encauza la embestida, somete por ambos pitones. Más allá del sabor y la personalidad es la plenitud de lo fundamental, que el astado pide quedarse quieto por ambos pitones. Jerónimo, cuando lo logra, derrocha su caudal de emoción prolongado en los naturales, en uno, su propio trazo hace que su toreo, a pesar de tomar la muleta más allá del centro, dicta la circunferencia del toro que camina con emoción pero que exige el temple so pena de enganchar y deslucir. Se adorna torero.

Jerónimo, luego de los pinchazos al primero y el primer pinchazo a este en la suerte contraria, cobra estoconazo, toda la mano se va empapada de esa sangre que con la que tanto se identifica. Y aunque hay una oreja, la emoción y el mérito se juntan en aclamada vuelta que rompe las nieblas y las dudas.

Jerónimo puede, como dice un gran aficionado, la cosa es que se decida.

De pronto, tras la fallida lidia al cuarto. Otra vez Jerónimo luce a la verónica y hace ver que de nuevo, el cárdeno, “Mezcalero”, quinto de la tarde, toma espléndido el capote por el lado izquierdo y el torero, despliega el lance, bellamente, llega a las rayas y luce en la media. Luego del puyazo, breve, pero en lo alto, el toro se alegra en el cite a la distancia para que vengan las chicuelinas, una muy asilverada, para rematar y de ahí, la brega no dilata y tras brindis a particular, Jerónimo, confiado y dispuesto, se brinda en pleno a la faena.

Alterna lados por arriba, alivia y se gusta en el de la firma y la fase de exploración del pitón derecho, incluye los derechazos largos y, luego de inoportuno enganchón, el remate enciende la cosa. Para la siguiente tanda, que remata con buen trincherazo, ya se anuncia el milagro posterior, suena “Silverio”, y tres son los derechazos de absoluta rotundidad, captura y despliegue de la emoción de la sangre brava que valen el boleto y la promesa, hoy cumplida, que torear es emocionar.

Aun al natural, vuelve una tanda breve, pero el bien ya se había hecho.

Luego una estocada caída, cierto, la emoción contagiada llevó a las dos orejas a la vuelta al ruedo del ganadero aun sin ser esta su más completa corrida, pero si la ilusión recompensada de ver un nuevo capitulo piedranegrino.

Que pronto sea.

Solo el humo de la casta, los vapores de la emoción son los que pueden deshacer la brumosa nebulosa, esa que ayer enciende y encuentra el aire de esencia en Jerónimo que bien podía, estando así, haber levantado toda la niebla con calor taurino.

Que con ese calor taurino bien podría haberse levantado toda la niebla de la gran Sierra de Puebla.

Texto:@CaballoNegroII.

RESUMEN DEL FESTEJO.

Plaza de Toros “El Pinal”. Teziutlán, Puebla. Feria del Toro 2018. Domingo, Agosto 5 de 2019. Primera de Feria. Más de Tres Cuartos de Plaza en tarde fría con bruma que rodea sin ingresar al coso, apenas un rayo de sol aparece a la muerte del quinto. Palco flojo y manejado por los toreros que equivoca la concesión de trofeos y autoriza llevar a cabo el sorteo fuera del horario reglamentario y las instalaciones de la Plaza. Pésima actuación de la Banda de Música con casi nulo repertorio taurino.

6 Toros, 6 de Piedras Negras (Divisa Negro, y Rojo) Desigual en hechuras de sospechosísimas encornaduras; el sexto impresentable en todo aspecto. Débil el primero. Serio aunque muy atacado el berrendo en cárdeno primero, que llegó sin fuerzas al último tercio. Bravo y creciente el lidiado en segundo lugar, número 540 “Siete Mares” nombrado de 520 kgs., hermoso entrepelado, alto, vuelto de pitones que tumba al caballo y muestra poder en los tres tercios, mereció mejor suerte. Espléndidos por su recorrido por ambos pitones en el último tercio los lidiados en tercero y, especialmente, el corrido en quinto lugar, número 518 de nombre “Mezcalero” de 490 kilogramos, cárdeno claro, ojalado y bocinero con espléndida fijeza y tremenda emoción por el lado derecho, homenajeado con merecido Arrastre Lento. El muy serio cuarto, pese a rajarse al final, tiene un momento de recorrido y cierta casta hasta desarmar a su lidiador y orientarse. El cierra plaza, anovillado, cariavacado con los pitones presumiblemente dañados, no debió lidiarse nunca.

A la muerte del quinto, el ganadero Marco Antonio González y su hijo dieron la vuelta el ruedo acompañados del primer espada.

Jerónimo (Grosella y Oro) Pitos tras Aviso, Oreja y Dos Orejas con Protestas. Joselito Adame (Grana y Oro) Dos Orejas con Protestas, Silencio y Leves Palmas. Ambos espadas salieron a hombros.

César Morales fue derrumbado por el segundo. Juan Ramón Saldaña hace un enorme quite de riesgo a Diego Martínez al salir de un par al cuarto, no obstante toca a la distancia al segundo de la tarde a fin de obtener la ventajosa media vuelta a favor de Víctor Mora, fatal con banderillas mejor con el capote pese a ser enganchado en varias ocasiones.

Al finalizar el paseíllo se realizó un homenaje, con develación de placa en honor del Profesor Bruno Pérez Vázquez, cronista por años de la Plaza de Toros “El Pinal”, célebre locutor de la radio local, recientemente fallecido. A partir de esta corrida el burladero de la radio en el callejón de la plaza llevará su nombre. DEP.

La cruz en el sitio. Estocada entera, mojándose los dedos de Jerónimo, ante el tercero. Foto: @MyRyCar.

Jerónimo, José Adame, El Juli y Roca Rey los nombres de la jornada en Mexico y España

De SOL y SOMBRA.

Jerónimo y José Adame tuvieron una tarde triunfal marcada por la polémica en Teziutlán, en donde ambos se repartieron cinco orejas ante astados de Piedras Negras, que estuvieron justos de presentación y de juego variado.

Teziutlán, Pue.- Plaza “El Pinal”. Primera corrida de feria. Más de tres cuartos de aforo. Seis toros de Piedras Negras, justos de presentación y juego, entre los que destacó el 5º que fue premiado con el arrastre lento.

Jerónimo: Pitos tras aviso, oreja y dos orejas.

José Adame: Dos orejas con protestas, silencio y palmas.

***

Cañadas de Obregón, Jal.- Corrida extraordinaria. Plaza “Rodolfo Gaona”. Casi lleno, en tarde agradable. Cuatro toros de Xajay, de juego desigual, entre los que destacó el 1o.

Uriel Moreno “El Zapata“: Dos orejas y oreja.

Ernesto Javier “Calita“: Palmas y oreja.

***

Lagos de Moreno, Jal.- Corrida de feria. Lienzo charro. Casi lleno, en tarde nublada. Siete toros de La Paz, de muy buen juego en términos generales.

El rejoneador Jorge Hernández Gárate: Ovación.

Fernando Robleño (España): Silencio y ovación tras petición.

Diego Silveti: Dos orejas y ovación.

José María Pastor: Dos orejas y dos orejas y rabo.

ESPAÑA

La Puerta Grande de Miguel Ángel Perera y El Fandi en el Puerto de Santa María, el triunfo del rejoneador Andrés Romero en la última de las Colombinas de Huelva, y la oreja que pasearon cada uno El Juli y Roca Rey en Pontevedra han sido los titulares de la jornada taurina de hoy.

Seis corridas de toros, una novillada picada, dos festejos de rejones y tres festivales se celebraron hoy en España. Estos son los resultados:

CORRIDAS DE TOROS

PONTEVEDRA.- Primera de feria. Casi tres cuartos. Toros de Alcurrucén, de correcta presentación y juego desigual. Destacó sobremanera el tercero, un toro encastado, con recorrido y mucha transmisión. Rebrincado y a la defensiva, el blando primero; noble pero de escaso recorrido, el segundo; con “carbón” pero a menos, el cuarto; sin clase, el rajado quinto; y bruto y sin clase, el sexto.

Julián López “El Juli”, silencio tras aviso y oreja. José María Manzanares, ovación y ovación tras aviso. Andrés Roca Rey, ovación tras aviso y oreja.

EL PUERTO DE SANTA MARÍA (CÁDIZ).- Un tercio. Toros de La Palmosilla, aceptables de presentación de juego desigual. El mejor, el tercero. También se dejaron primero y cuarto; mansos y deslucidos, segundo, quinto y sexto.

David Fandila “El Fandi”, oreja en ambos. Sebastián Castella, ovación en ambos. Miguel Ángel Perera, dos orejas y silencio.

ÍSCAR (VALLADOLID).– Primera de feria. Dos tercios. Toros de Los Eulogios, de muy desiguales hechuras y de juego también dispar. Descastado y sin fuerzas, el primero; manejable, el segundo; sin clase, el tercero; manso y parado, el cuarto; con clase pero escaso fuelle, el quinto; y remiso y deslucido, el sexto.

Juan José Padilla, silencio y oreja. Juan del Álamo, dos orejas y ovación tras aviso. Román, oreja y silencio.

En cuadrillas, Roberto Martín “Jarocho” y Javier Gómez Pascual saludaron tras banderillear al segundo.

VILLACAÑAS (TOLEDO).- Más de media. Toros de Apolinar Soriano, cuajados de carnes aunque cómodos de cabezas. El mejor, el cuarto; nobles y manejables, segundo y tercero; justos de raza, el resto.

Antonio Nazaré, silencio y dos orejas. Cristian Escribano, dos orejas y oreja. Francisco José Espada, dos orejas y oreja.

VINAROZ (CASTELLÓN).- Casi media. Toros de Manuel Ángel Millares, discretos de presentación, mansurrones y de poco juego.

Paco Ramos, oreja en ambos. Jesús Martínez “Morenito de Aranda”, oreja y ovación tras aviso. Abel Valls, oreja y dos orejas.

NAVAS DE SAN JUAN (JAÉN).- Más de media. Cuatro toros de El Cotillo (1º, 3º, 4º y 5º) uno de Valdeinfierno (2º) y uno Hermanos Collado Ruiz (6º), correctamente presentados y de juego noble en líneas generales, excepto el segundo que fue muy complicado.

Curro Díaz, oreja y dos orejas. Juan Ortega, ovación y dos orejas. Álvaro Lorenzo, dos orejas y palmas.

NOVILLADAS PICADAS

ESTELLA (NAVARRA).– Un tercio. Novillos de Hermanas Azcona, de juego desigual.

El rejoneador Pablo Donat, vuelta al ruedo. Javier Orozco, oreja y vuelta al ruedo tras aviso. Emilio Silvera, silencio y vuelta al ruedo tras aviso.

FESTEJOS DE REJONES

HUELVA.- Más de tres cuartos. Toros de Los Espartales, correctos de presentación y juego desigual.

Andy Cartagena, ovación y oreja con fuerte petición de la segunda. Diego Ventura, ovación y oreja. Andrés Romero, ovación y dos orejas.

FUENGIROLA (MÁLAGA).- Menos de media. Novillos de Pietro de la Cal, correctos de presentación. El cuarto premiado con la vuelta al ruedo.

Fermín Bohórquez, oreja y dos orejas. Lea Vicens, dos orejas, y dos orejas y rabo. Pablo Domecq, ovación y dos orejas.

FESTIVALES

LANZAHÍTA (ÁVILA).- Tres cuartos. Novillos de La Peregrina, manejables.

Pedro Gutiérrez “El Capea”, dos orejas y oreja. Gómez del Pilar, dos orejas y rabo, y oreja.

PULGAR (TOLEDO).- Tres cuartos. Novillos de La Olivilla, buenos.

David Luguillano, dos orejas, y dos orejas y rabo. Damián Castaño, dos orejas y dos orejas y rabo.

LA PUERTA (GUADALAJARA).- Casi lleno. Novillos de El Cotillo, manejables.

Jesús de Alba, oreja. El novillero Mario Palacios, oreja. El becerrista Álvaro Seseña, dos orejas.

Twitter @Twittaurino

¡Se busca un líder! O lo que más se le asemeje Por Bardo de la Taurina

José Adame en Teziutlán ante un astado de Piedras Negras. Foto Joselito Adame Twitter.

Ha resultado interesante entre las teclas el revuelo de la sola posibilidad de prever los derroteros que podría seguir la Fiesta de los Toros y Los Toreros, si es que la moneda que está en el aire o la espada que se blande incierta y titubeante sobre el destino de los festejos taurinos, cobra fuerza y vigor sobre en cuales de las varias aristas posibles podrán ser tocadas y que van desde que; la fiesta continúe en la zozobra, que siga al garete, que se le meta en cintura, que no se permita la actuación en los ruedos de los chilpayates y hasta los conscriptos, que igualmente se castre a los menores, a los pubertos y a los que andan arañando la juventud de presenciar las corridas de toros o lo que a ellas se les asemeje, luego viene la alternativa de las corridas incruentas o la del sepelio.

Ante estos escenarios factibles y sea cual sea, sin duda se deben de tomar medidas precautorias, eso que ni qué, pues por lógica será menos complicadísimo hacerles frente, que ya con el niño ahogado, más aquí la gran incógnita, ¿Quién o quienes van hacerse cargo de esas medidas preventivas?, ¿Quién?, ¿Quién?, ¿Quién?… esto es tan incierto que francamente no le veo ni la punta a la madeja pa’ siquiera tener idea de quien la pudiera jalar, comenzando por el hecho de que sea cual sea el sector del que se trate se esta carente de un mandón o líder visible, pues siendo francos, fuera poses y vámonos enfundando en el terno de la sinceridad, con la primera pregunta que sería ¿si sectorialmente ese personaje es un fantasma?, ¿Quién va hacer el guapo, que convoque a la unificación? O dicho de otra manera quien (es) van a convocar a las cúpulas para que luego ellas encuentren a ese hombre que lleve la voz cantante, presencia, cultura, expresión, convencimiento, diálogo, sabedor del arte del cabildeo, ducho en el terreno de las negociaciones…
Insisto en cualquiera de los departamentos, con uno se puede ir formando el bloque.

Y porque no comenzamos por enterarnos lo que significa e implica ser un líder y el ejercicio de su liderazgo porque no vaya ser que estemos pensando en la suavidad de las margaritas, que mece el verano, cuando lo que la fiesta tiene enfrente, son las flores de cempasúchil listas pa’ posarse sobre el catafalco, ¿sabemos a quién hay que enfrentar?, ¿sabemos dónde están los enemigos?, ¿sabemos cómo llegar a ellos físicamente?, ¿sabemos con qué argumento arguir?, ¿o estamos pensando en ir a joder a los vecinos de la casa de transición?, porque si es así, mejor ahí la dejamos , pues el ridículo no solo contribuye al daño sino que se vuelve una roca más a remover en el cráter de la salvación,

¡Porque a la fiesta hay que salvarla, no solo defenderla!

¿O que no nos hemos dado cuenta del daño que se le ha causado?, porque si la fiesta está anoréxica, desgastada, jodida es porque no la hemos sabido robustecer de abajo a arriba y de arriba abajo, la hemos dejado desinflarse cuando debería de ser un orgulloso pavo real que brille con su plumaje de rey, con su seda en los ternos, con su luz en los bordados y con su fuerza en los machos, con esa altivez de toreros figuras, mandones que estremecían los alberos, llenaban las primeras planas de los periódicos, convocaban a las multitudes, despertaban la admiración de los aficionados, de los intelectuales, de los artistas, de los poetas, de los músicos, del pueblo y de los políticos, esa era una fiesta robusta, llena de respetabilidad y de poder, al grado que no había político completo sino había pasado la prueba del tendido acudiendo a una plaza de toros, no a darse un baño de pueblo sino a sortear el ácido jalón de la aceptación popular.

Démonos cuenta que los anti taurinos y los políticos que los usan para los votos no son el mal, son solo la consecuencia de lo que la debilidad de esta fiesta kermesera les ha permitido que surja y peor aún, que sea usada pa’ mancillarla a cambio de una o unas causas proteccionistas de unos animales diferentes a nosotros, a los que ni siquiera se les conoce en esencia, ya no digamos en arte, cultura e historia, que es por donde se deben enfocar las baterías aunadas a otras expresiones como la turísticas.

Los que están enfrente unos con el trinche y los otros con la conveniencia, no son otra cosa que víctimas de la ignorancia o enemigos de la razón cultural, más sin embargo son fuertes porque están aglutinados en un objetivo que es el destruir, enfrentémoslos uniéndonos a través de las dos armas insustituibles en la fiesta, los toros dignos en su esencia y los toreros capaces enfrentarlos con gallardía, pues solo así la gente en esta lucha creerá que esto va en serio, comenzando por la preocupación de los primeros que van a perder el oficio, pues chorchas, mitos y cachondearías a la gente nunca le van a faltar y tan es así, que en lugar de exigirles a los protagonistas acción, se les quiere exigir a los enemigos que no entren en acción.

¡Maldita sea!

FERIA TAURINA DE SAN MATEO 2018 EN LOGROÑO: Mano a mano del Juli y Urdiales; y toros de Victorino

Oscar Chopera, de la empresa Martínez Flamarique ha presentado la Feria Taurina de San Mateo 2018, que incluye 4 corridas de toros y una de rejones mixta. Destaca un mano a mano entre El Juli y el arnedano, Diego Urdiales; la corrida con Ponce, Manzanares y Roca Rey; y la que incluirá toros de Victorino Martín con el mexicano José Adame en el cartel.

Entre los ‘debes’, la afición logroñesa notará la falta de algún nombre como Morante, Talavante o Ventura.

La feria se abrirá el 16 de septiembre con la semifinal del Campeonato nacional de recortadores.

El día 18, toros de Victorino Martín para Juan Bautista, Manuel Escribano y Joselito Adame.

El día 19, toros de Zalduendo para Juan José Padilla (en lo que será su despedida de Logroño), Antonio Ferrera y Ginés Marín.

El 20 de septiembre, toros de Juan Pedro Domecq para Enrique Ponce, José María Manzanares y Roca Rey.

El 21 de septiembre, festividad de San Mateo, el mencionado mano a mano entre El Juli y Diego Urdiales, con toros de tres ganaderías diferentes.

Y el día 22, corrida de rejones mixta para Pablo Hermoso de Mendoza, Lea Vicens y Guillermo Hermoso de Mendoza.

Habrá precios A (más caros) en las corridas de los días 20 y 21 y precios B en las de los días 18, 19 y 22. La renovación de abonos del 4 al 7 de septiembre y nuevos abonos del 4 al 9, mientras que la venta de entradas sueltas comenzará el 11 de septiembre. Un año más, habrá precios especiales para jóvenes y jubilados.

Publicado en COPE

Feria de Huamantla 2018: Corridas de Toros

La Feria Nacional de Huamantla 2018, una de las ferias más importantes, antiguas y tradicionales de todo México, se llevará a cabo del viernes 3 al domingo 19 de agosto. Será la edición número 144 de esta celebración que se realiza en honor a la Virgen de la Caridad Patrona de Huamantla, en el estado de Tlaxcala.

De SOL y SOMBRA.

Finalmente quedaron conformados los carteles de la feria de Huamantla 2018 y como siempre sucede con esta feria, hay opiniones encontradas.

La nueva propuesta de la empresa es apostar por la calidad y no por la cantidad, lo cual nos parece una lógica innovación al serial feriante, ya que en los últimos años se habían incluido carteles insípidos y sin mucho sentido, que tan solo hacían la feria taurina mas abultada en cantidad y no en calidad.

Para esta edición tomando en cuenta el delicado momento que vive la fiesta brava en nuestro país, hubiéramos esperado una novillada o alguna gesta, pero no, en realidad no hay nada innovador en los carteles del centenario.

Sin embargo hay que señalar que las combinaciones son interesantes y estarán encabezadas por el regreso de José Adame a la feria. También anuncian junto al mayor de los Adame al Payo, que ya para esos días se rumora que estará estrenando nueva administración.

El gran ausente del serial será Sergio Flores y un clásico de Huamantla como lo es Uriel Moreno El Zapata, que en esta edición ha sido marginado de la feria, mientras que Ignacio Garibay le dirá adiós a la afición tlaxcalteca el día de la Huamantlada.

Se ofrecerá un descuento a los que adquieran el mini abono de los dos festejos y habrá una sección denominada “tendido joven”, al parecer con precios muy accesibles para estudiantes y menores de edad.

En los próximos días haremos un análisis más profundo de la feria y de su historia.

¿Usted estimado lector que opina de los carteles?

Los carteles son los siguientes:

Martes 14 de agosto, Corrida de las Luces (nocturna). Toros de Xajay para el rejoneador Santiago Zendejas, José Adame, El Payo y Angelino de Arriaga .

Sábado 18 de agosto, Huamantlada. Toros de la Soledad para el rejoneador Luis Pimientel, Jerónimo, Ignacio Garibay y Arturo Saldívar.

Twitter @Twittaurino

Noticias de España: En Alicante Manzanares y Carretero salvan la tarde / José Adame indulta un toro del Ventorrillo en Las Rozas de Puerto Real

Manzanares y los astros salvan la tarde Por José Luis Benlloch:

Se juntaron los astros. Manzanares rescató la tarde. Sucedió en el quinto. Digo yo que para algo existirán los astros: para salvar maridajes como el de Manzanares por San Juan. Iba la tarde de aquí para allá, mucho torero y poco toro.

También suele pasar cuando se anuncian los de Juan Pedro Domecq.

Pero salió el quinto y se puso a embestir. Sin gran emoción, con mucha toreabilidad, co toda la suerte del mundo en tanto en cuanto Manzanares, obligado por la tierra y por su condición de figura, le dio distancia, tiempo, mimo, ni muy fuerte ni muy flojo, y el toro se creció en su bondad y la faena lo hizo en calidad. Más generosa sobre la mano derecha, excelente en una serie zurda, sin duda el momento de la tarde.

A esas alturas Alicante era una fiesta, con motivos por el toreo de Josemari -otro momento cumbre fue un molinete absolutamente enroscado y ligado con el de pecho- y porque suponía salir del muermo en el que nos habíamos metido. La obra, una vez más, la rubricó con un volapié soberbio. La muerte radical del toro y el clamor del público llevaron a la aparición simultánea de los dos pañuelos de la presidencia. Dos orejas y puerta grande: estamos en Alicante y ni los astros ni Manzanares podían permitir otra solución a la tarde.

Era la tercera corrida de toros de la feria y volvió a llenarse la sombra hasta niveles de auténtica asfixia. Y por esta vez no tenía mal aspecto el inclemente sol.

Afuera no más de cuatro docenas de antitaurinos vociferaban hasta donde les dio el jornal del día. No mucho, por cierto. Y en la plaza la tarde arrancó con la entrega del trofeo de triunfador de Hogueras 2017 a Josemari y con una alternativa, la de Diego Carretero, así que emoción sobre emoción.

Para el primer acto, los compases del himno de Hogueras. Para el segundo, las ovaciones cariñosas de los seguidores del toricantano llegados desde sus tierras albaceteñas. Al toro de la alternativa, Rezongana, toro vivo, chico, bueno, un diez en toreabilidad, el neófito le aplicó un recital capotero. Toreó a la verónica rítmico, suave y sedoso. En la misma línea se manifestó en un quite por chicuelinas y luego la faena, brindada a su mentor, el matador Luis Rubias, tuvo buen trazo, buena intención, momentos lucidos en un principio, algunos más amontonados al final, de tal manera que fue todo de más a menos. En su segundo, que cerraba plaza, estuvo animoso, buscando con fe el éxito que le diese vida. Encontró los mejores momentos sobre la mano izquierda y lo despachó de un excelente estoconazo. Le concedieron dos orejas, que con la del primero fueron tres que le convertían en el triunfador numérico de la tarde.

Sin más historia

El resto de la corrida no tuvo gran historia. El segundo de la tarde fue un muñeco con el que Morante quedó inédito con el capote. Primera mala noticia de la tarde. En cambio su arranque de faena fue precioso. Los ayudados por alto los hubiese firmado Cagancho. Un molinete intermedio muy airoso y la trincherilla nos retrotrajeron a su tierra sevillana y ya vimos poco más porque el toro muñeco no entendía tales fruslerías y se puso incómodo. Excusa suficiente para que Morante abreviase. La gente le pitó porque vino a la plaza con el pack morantista, que supone las ovaciones delirantes y los pitos ñoños, vengan o no vengan al caso.

Su intervención capotera ante el quinto fue radicalmente distinta. Lo recibió por chicuelinas: qué gracia, qué donaire, qué facilidad, y qué torería. Y qué mierda de toro, por cierto. A partir de ahí, el mundo al revés. Morante se puso voluntarioso e insistente. Trabajador. Morante, por Dios, ¡no nos traicionemos los principios!

Del tercero apenas recuerdo unos lances muy parados de José María, muy descargado sobre los talones. El toro, castaño, zancudo y con poca clase, no reaccionó ni siquiera a la perfecta técnica del alicantino. Mucho torero y poco toro en una lucha absolutamente desequilibrada. Lo remató de dos pinchazos y un soberbio volapié.

La corrida acabó tan tarde como en días anteriores, sólo que hubo más motivos para justificarla. La imagen de los dos toreros por la puerta grande –Manzanares y Carretero– recuperaba el perfil más propio de las Hogueras.

Publicado en Las Provincias

***

Mexicanos en España:

El diestro mexicano Joselito Adame indultó hoy un toro de El Ventorillo en la localidad madrileña de Las Rozas de Puerto Real y salió a hombros junto a su compatriota Sergio Flores que desorejó a un astado de vuelta al ruedo del mismo hierro.

Se lidiaron toros de El Ventorillo, desiguales de presentación y juego. El mejor, el cuarto, número 42, de nombre “Bordador“, que fue indultado. También fue bueno el tercero, premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre.

Joselito Adame, oreja, y dos orejas y rabo simbólicos.

Juan del Álamo, silencio y oreja.

Sergio Flores, dos orejas y silencio.

La plaza registró casi media entrada en los tendidos.

Twitter @Twittaurino