Competencia, pero sin un gallo mandón

Por Luis Nieto.

La temporada taurina 2016 ha estado marcada en los ruedos por la competencia de valores emergentes con figuras consolidadas; algo imprescindible y que incluso ha llegado tarde si nos atenemos a la respuesta de los aficionados; por ejemplo, en Sevilla, donde las figuras retornaron tras un par de temporadas, no hubo la recuperación prevista del abono, según la propia empresa. Esa aportación de nuevos matadores con ansias de triunfo ha deparado una mayor competencia, aunque en el corral, la presente campaña no ha contado con un gallo mandón, en un prolijo escalafón con 172 matadores de toros.

En cuanto a esas batallas en la arena, con demasiados mano a mano que quitaban un puesto en ese tipo de festejos y no tenían armazón suficiente para el tirón taquillero, se ha despertado la competencia, pero nadie ha arrasado. Y por regularidad con éxitos resolutivos en las grandes plazas, especialmente Madrid y Sevilla, tampoco hay un triunfador absoluto de la temporada española 2016.

De los matadores de toros consolidados en cabeza, Alejandro Talavante es quien ha cuajado mayor número de faenas, marcadas por la inspiración; algunas de ellas inolvidables y no rematadas adecuadamente con la espada. José María Manzanares, que desilusionó en la Feria de Abril de Sevilla, se redimió en San Isidro en Madrid y en la Maestranza dio una gran dimensión ya en la Feria de San Miguel, con su gran clasicismo. Otro de los toreros más significativos del año es Enrique Ponce, quien con un cuarto de siglo como matador de toros continúa dictando lecciones de maestría y estética, como hizo en Sevilla, Madrid, Istres, Gijón, Santander o Zaragoza, entre otras plazas.

Curro Díaz, uno de los toreros que mejor expresión tienen, ha estado pletórico en Madrid, consiguiendo una Puerta Grande y en otra actuación preñada de torería en la Feria de Otoño, obteniendo también triunfos en Francia y España ante toros de distintos encastes y ganaderías duras.

De los tres diestros que comenzaron la presente campaña como emergentes –Roca Rey, López Simón y José Garrido- ha brillado especialmente Roca Rey, quien con un valor descomunal e improvisación ha impactado en la mayoría de cosos donde ha actuado, sufriendo dos serios percances en la cabeza y perdiendo casi una treintena de festejos. López Simón, con regularidad, se ha encaramado en el liderato estadístico. Y José Garrido ha destacado, entre otras plazas, en Bilbao.

Juan José Padilla, que abrió la Puerta del Príncipe en la Feria de Abril; Morante de la Puebla, desigual, realizó faenas arrebatadoras, como la de Sevilla. El Juli y Castella, con entrega, se han mantenido en primera línea. Otro de los nombres propios del año y un caso muy doloroso es el de Manuel Escribano, quien tras cuajar una faena pletórica en lidia y generosidad al toro Cobradiezmos, de Victorino Martín al que indultaron en la Maestranza, y encadenando luego éxitos consecutivos tuvo que abandonar por un terrible percance el pasado 25 de junio en Alicante, donde un toro le arrancó la safena y la femoral de la pierna derecha que le cortó la temporada.

Entre los toreros situados en los diez primeros puestos y todavía sin citar se encuentran El Fandi, también con encomiable regularidad en número de trofeos y Miguel Ángel Perera en un año complicado para el extremeño.

Para 2017 han despertado expectativas como Javier Jiménez, con triunfos en Sevilla, Pamplona y Zaragoza y que sufrió graves percances, Juan Bautista, Rubén Pinar, Cayetano, Paco Ureña, David Mora, Fandiño, Fortes, Román, Varea, El Cid, David Galván, Joselito Adame, Ginés Marín, Juan del Álamo, Eugenio de Mora, Román, Varea, Juan Leal, Álvaro Lorenzo, Gonzalo Caballero, David de Miranda, Joaquín Galdós y Luis David Adame, que este año lideró el escalafón de novilleros hasta doctorarse.

En cuanto a los sevillanos ha sido ostensible el descenso en contratos de Daniel Luque, que ha ocupado el puesto 30, con 15 corridas. Sin apenas opciones y con menos de diez corridas: Antonio Nazaré, Borja Jiménez, Pepe Moral, Esaú Fernández, Salvador Cortés, Oliva Soto, Miguel Ángel Delgado, Luis Vilches, Juan Ortega, Lama de Góngora y Marco Antonio Gómez continúan luchando por ascender peldaños en el escalafón; entre tanto Agustín de Espartinas ha cambiado el oro por la plata.

Un espada que se ha retirado este año tras una carrera digna ha sido César Jiménez, en su día líder del escalafón.

Con corridas duras alcanzaron nota, entre otros, Rafaelillo, Pérez Mota, Octavio Chacón, López Chaves, Sánchez Vara y Alberto Lamelas.

Novilleros

El escalafón novilleril, con 140 toreros, sumido en un proceso de transición, ha sido liderado al término del año por Manolo Vanegas. En el mismo aparecen entre los diez primeros puestos los sevillanos Pablo Aguado y Rafael Serna, que han despertado interés este año en Sevilla y Miguel Ángel León, con actuaciones importantes, como las de Villa del Prado. Otros sevillanos situados para la próxima temporada son Curro Durán, Alfonso Cadaval, Daniel Araujo y Mario Diéguez.

Luis David Adame, hasta su doctorado, fue el torero que lo lideró y que más impactó. Con actuaciones de peso en las plazas de máxima categoría, entre sus muchos triunfos, figura un indulto del novillo Certero, de Montealto, en Villa del Prado.

Otros cuatro jóvenes valores a tener en cuenta son el francés Adrian Salenc, quien fue declarado triunfador de la XXIX Feria de Arganda del Rey; Diego Carretero, que ganó La Naranja de Oro de Algemesí; Daniel García, que se alzó con El Alfarero de Oro de Villaseca de la Sagra y Leo Valadez, que fue premiado con El Zapato de Oro de Arnedo.

Rejoneadores

En cuanto al mundo del rejoneo, con 105 jinetes, se echa en falta, un año más, competencia directa entre Pablo Hermoso de Mendoza y Diego Ventura. En la zona superior, además de estos dos rejoneadores, se incorpora la amazona francesa Lea Vicens, quien ha dado un importante salto cualitativo y cuantitativo, quedando en cabeza con Ventura. Con los de arriba, se ha consolidado el joven Leonardo Hernández y tras ellos Andy Cartagena ha dado la talla.

Ganaderías

En cuanto a ganaderías, destacan las de Victorino Martín, con tres toros indultados -Sevilla, Calasparra e Illescas- y Núñez del Cuvillo, con corridas de nota en Sevilla, Nimes y Zaragoza. A distancia también han mantenido un buen nivel Victoriano del Río, Alcurrucén y García Jiménez.

Fuente: Diario de Sevilla

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s