El laberinto de Creta. La mujer en el mundo del toro.

Resultado de imagen para cristina sanchez

“… Poseidón, para vengarse de Minos, inspiró en Pasífae [su esposa], un deseo tan insólito como incontenible por el hermoso toro…” Fragmento de la leyenda del Minotauro.

Por Miriam Nosti.

Ante  los actuales cambios políticos y sociales es lamentable escuchar frecuentemente conceptos como racismo y misoginia, pero la realidad es que estos, aunque se han librado grandes batallas contra ellos, siempre han estado latentes en varios ámbitos de la sociedad. Lo que me llevó a hacer un recuento de las mujeres que han logrado adentrarse en la historia de la tauromaquia.

Es un número realmente limitado, a pesar de esto, algunas de ellas han dejado huella haciendo un digno papel, como el caso de la madrileña “Juanita Cruz” quien debutó en 1932. Para 1933 alternó como novillera con “Manolete” como sobresaliente, cortando 4 orejas y 2 rabos. Fue la primera mujer que debutó como novillera con picadores en Las Ventas (1936) y se decía que había “sembrado miedo entre las figuras”. Desafortunadamente su carrera en España fue truncada con la prohibición del toreo de a pie para mujeres y la llegada de la guerra civil, aún así, esto no la detuvo y continuó coleccionando triunfos en América, tomó su alternativa en México en 1940. Sin poder regresar a torear a su patria muere en 1981, se lee en su tumba del cementerio de La Almudena: “A pesar del daño que me hicieron en mi patria… los responsables de la mediocridad del toreo de 1940 a 1950, brindo por España”.

Un ejemplo más, Conchita Citrón “La Diosa Rubia del Toreo” quien ante “Chiclanero” de Julián Llaguno, tras una cornada de 15 centímetros en el muslo, siguió toreando, ya en recuperación declaró: “Cuando fui a curarme iba contentísima, porque ya sabía lo que dolía una cornada” (Guadalajara, México 1940).

Pasando por varios nombres ya sea de a pie o a caballo como: Bertha Trujillo “Morenita de Quindío”, Raquel Martínez, Maribel Atienzar, llegamos a la actualidad con figuras como Mari Paz Vega y Cristina Sánchez, ésta última con una buena etapa como novillera llegó a tomar alternativa en Nimes de manos del Maestro Curro Romero y José María Manzanares como testigo (1996). En 1999 anuncia su retirada a causa, se dice, del “gran boicot y cruel oposición del machismo”. Ejemplo nacional es Hilda Tenorio como la primer mujer en tomar alternativa en la historia de La Plaza México hasta el año 2010, a ella le deseo se le abran puertas para que la veamos en más carteles.

A lo largo de la historia, la mujer se ha visto inmersa en un laberinto de complicaciones pero, de una u otra manera, siempre se ha procurado un papel en la tauromaquia. Lidiando con el toro en el ruedo y con todo lo que rodea a este mundo, los motivos y el valor que la impulsan, son iguales que los motivos y el valor de los hombres. El toro mismo no hace diferencia entre géneros, espero que las ideologías sociales y políticas actúen de la misma manera y QDRS.

Twitter: @Toros_y_Toreros

Anuncios

Un pensamiento en “El laberinto de Creta. La mujer en el mundo del toro.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s