Lo que nos dejó El 2016

Por Jesús Zarate.

Advertencia: el siguiente texto no pretende ser una recopilación histórica y mucho menos un balance de las noticias taurinas del año, tan solo es un breve resumen de lo que marcó al 2016 en materia de fiesta brava.

El año agoniza, pero no logrará llevarse consigo la herencia de algunas de las noticias más relevantes que se presentaron a lo largo de 12 meses. En primer plano hay que colocar las muertes de tres toreros. Sin seguir a ningún, comencemos por el caso del novillero peruano Renato Motta, quien tras una cornada en su país perdió la vida, debido mucho más a la falta de atención médica, que propiamente a la lesión que sufrió.

En nuestros días, un percance como el que sufrió Motta no debe ser sinónimo de sentencia de muerte, en todo caso nos recuerda las lamentables consecuencias en las que muchos toreros salen al ruedo, careciendo del respaldo de un equipo médico o de un sueldo digno.

En ese renglón, el 2016 no es muy diferente al año de 1950.

El mundo se estremeció con la cornada mortal que sufrió el español Víctor Barrio. Un torero de carrera modesta que tuvo el infortunio de que el pitón lo encontrara en una trayectoria mortal. El toreo encontró sin buscarlo a un nuevo mártir, al igual que las redes sociales se nutrieron con los comentarios de odio de los antitaurinos. La muerte de Barrio desnudó la intolerancia de nuestros días.

En México perdimos a Rodoldo Rodríguez El Pana, quien tuvo la mala fortuna de caer de cabeza y sufrir fractura de las cervicales, que lo condenaban a la tetraplejía, pero que al final terminaron con su vida en el Hospital Civil de Guadalajara.

Una vida de triunfos y fracasos. Un personaje irrepetible y que marcó a toreros y aficionados.

El 2016 también nos dejó cambios empresariales importantes. En España, la plaza de Las Ventas será manejada por el francés Simón Casas, mientras que la México se liberó de la funesta administración de Rafael Herrerías, quien diluyó la dignidad y categoría del gran embudo. Mientras tanto, el grupo Bailleres sigue ampliando su poder en plazas de México y España, sin que se tenga claridad de su capacidad gestora.

En el renglón de los matadores el 2016 nos entregó a un Andrés Roca Rey, quien devolvió la emoción al ruedo, pero a consecuencia de ser cliente constante de los hospitales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s