Crónica de una crítica anunciada

Winston Churchill.

 Por: Miriam Nosti.

“Las críticas no serán agradables, pero son necesarias.”

Winston Churchill.

La RAE define la crítica como un adjetivo inclinado a enjuiciar hechos y conductas generalmente de forma desfavorable. En el sentido filosófico, se refiere a la acción de discernir y deriva de la palabra –criterio-. Es la acción dirigida del intelecto expresada como opinión. 

Al emitir una crítica sobre un torero, ganadería o empresa en las redes sociales, ésta tiene una repercusión inmediata, la cual puede ser negativa-destructiva como positiva-constructiva en sus extremos, en su estado ideal, se interpreta como negativa-constructiva. La acción de ejercer una crítica pública, de algo o de alguien es necesaria, pues tiene la finalidad de hacer notar un hecho, lo que conlleva un grado de responsabilidad intrínseca con consciencia de que habrá beneficiados y/o afectados.

Viendo desde fuera y únicamente con base en las críticas que leo sobre la tauromaquia en la CDMX, ésta se encuentra en una situación delicada, podría decir que en un estado terminal. El enfoque en la mayoría de las notas es por mucho negativo. Se habla de plazas vacías, falta de bravura en los astados, precios elevados, carteles que no invitan, desorganización; opiniones que se repiten constantemente, en diferentes tonos y de distintas voces que exponen pero sólo pocas veces proponen. Algunos son los que, en una cruzada optimista, ven el vaso medio lleno, plantean la situación como transitoria, de adaptación y reajuste, unos cuantos, como de transformación y renovación para mejorar. Esta polarización de opiniones llega a confundir y, esa confusión es la que se está reflejando en las redes. Nada bueno para la tauromaquia nacional.

Los juicios lanzados al hiperespacio, serán para muchos, hasta cierto punto, una referencia para generar o reforzar una opinión. La responsabilidad de interpretación queda en manos del lector, quien a partir de su conocimiento y experiencia, podrá emitir un juicio de valor personal como opinión formal, y en ocasiones, analítica. Cuenta además, con el derecho de réplica que ejercerá o no a gusto propio.

La libertad de expresión es un derecho, es la exposición responsable de criterios personales por medio de la palabra.

Expongamos realidades y, cuando se hable de problemas, busquemos acompañar la crítica con propuestas.  Así, cada vez serán más las opiniones que aporten y ayuden a regenerar la imagen y situación por la que pasa la tauromaquia capitalina y QDRS.

Twitter: @Toros_y_Toreros

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s