¿La Fiesta en Paz? Se despidió Zotoluco

Adiós ¿Para siempre?
  • Nacionalismo de emergencia

Por Leonardo Páez .

¿Usted ya puso su banderita tricolor? 

En redes sociales, en la ventana de su casa, alrededor del tinaco del agua, no importa, póngala. Se trata de demostrarle al nuevo coco gringo que amenaza al mundo en general y a nuestro México lindo y querido en particular, que somos un pueblo unido, sobre todo en momentos en que osados enemigos intenten profanar con sus plantas nuestro suelo.

Estas reacciones fugaces, que no actitudes conscientes y cotidianas a nivel nacional, me recuerdan a esas jóvenes que, cada día, son exhortadas a llegar vírgenes al matrimonio –también martirmomio o martirio con algún provecho–, y un día antes de la boda la madre cambia de canal para decirle que de ahora en adelante flojita y cooperando, que el sexo no es malo si lo suscribe un sacramento y lo bendice un ministro de culto, y que ya ves cómo nos ha ido a tu papá y a mí, etcétera.

¿Cuántos sexenios llevamos de abierta postración ante el gobierno de Estados Unidos y su nefasta ideología del nuevo orden mundial, el pensamiento único y la economía neoliberal a ciencia y paciencia de todos? ¿Quién nos convenció de suplantar las leyes con el dinero y de poner todos los huevos en la misma canasta? ¿Cuándo desechó el Estado mexicano conceptos como independencia, soberanía, autodeterminación? Quizá cuando nos tragamos la piña de que globalización era solución, de que se podía ser moderno y competitivo por decreto no por congruencia, y de que era mejor importar y consumir que producir, a cambio de mal exportar recursos humanos y naturales. El nacionalismo bien entendido, no la patriotería, se construye a diario por gobernantes y gobernados, no se improvisa ante amenazas.

Taurinos, ¿de verdad quieren defender a la fiesta de los toros? Exijan entonces a las empresas que descubran, apoyen y promuevan, con agresiva imaginación no con temor, a los toreros de su país; que éstos, debidamente estimulados, compitan entre sí y, sin dejarse relegar por los importados que figuran, enfrenten al toro cuatreño.
Ahora, si nadie quiere pagar este toro y ninguno lo quiere torear, entonces dejen de culpar a antitaurinos, a públicos fastidiados, a autoridades sometidas y a legisladores extraviados. El problema es primordialmente interno, y resulta idiota, o cínico, pedir a la gente que asista a un espectáculo tedioso, de apoteosis predecibles y con toreros muy vistos ante el toro artista, preferido por las figuras de menguado sentido ético y corresponsables de esta crisis.

Ayer se despidió de los ruedos en la Plaza México el matador Eulalio López Zotoluco, con 49 años de edad y 30 de alternativa, lapso en el que toreó más de mil corridas, padeció segregaciones, ninguneos, deficiente manejo de imagen, y a cambio contó con el apoyo de su padre, de algunos promotores visionarios y del público, hasta convertirse, con base en esfuerzo, inteligencia torera, valor, agudo sentido de la competencia y la superación, más sus proezas en España, en primera figura del toreo mexicano, no sólo por todos esos méritos sino además porque al miope sistema taurino de aquí le convino, más que media docena de toreros con imán de taquilla, una sola figura-cuña, infortunada fórmula que ahora pretende continuar en la persona de Joselito Adame.

¿Por qué infortunada? Porque ser figura única exige además de técnica sólida, regularidad en las actuaciones, sentido de competencia, afán de triunfo, toros artistas cada tarde y ser un torero importante o interesante, poseer una personalidad tal que lo haga apasionante.

Publicando en La Jornada 

Adiós a “Zotoluco” el momento de la despedida acompañado por sus hijos. FOTO: Plaza México.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s