15ª Plaza México: ‘No que No’ un toro para el recuerdo 

La tarde en el papel nos prometía cosas interesantes con la ganadería de Barralva y una tercia compuesta por toreros curtidos y triunfadores.

Atrás en el calendario y en el tiempo habían quedado los festejos de aniversario, mientras que todavía con su recuerdo fresco en las retinas y en el alma, regresaba la temporada a su curso regular.

Esperábamos una mejor asistencia, pero finalmente no hubo la reconciliación anhelada, ya que la plaza no registro ni un tercio de entrada.

Por Luis Cuesta –  De SOL y SOMBRA.

Cuando la corrida comenzaba salió un toro del encaste Saltillo, de nombre No que No con 528 kilos de peso, bravo de verdad, que embistió con codicia a todo lo que se le puso por delante y nos hizo ilusionarnos con la esperanza de la añorada bravura, ya que No que No nos regalo un emotivo espectáculo.

De salida acudió con poder al capote de Ureña, que lo veroniqueó con gusto dada la acometividad del animal. El de Barralva peleó con bravura en el caballo en el único puyazo que recibio; y llegó tras un quite atropellado por gaoneras al tercio de banderillas con brío y persiguiendo a las cuadrillas con mucho celo a la salida de cada par, en carreras de poder a poder.

Tampoco desentonó el toro bravo en la muleta de Paco Ureña que confirmaba su alternativa. Desde el primer cite dejo ver su encastada nobleza que iba acompañada de un largo recorrido, con la cara siempre humillada y comiéndose la muleta en cada embestida.

Y así, fue una y otra vez mientras Paco Ureña no atinaba en cogerle el aire, solo lo consiguio en dos tandas, porque el resto de los muletazos y las series no llegaron a alcanzar la belleza que la calidad del toro merecía. Entregado el torero pero sin ideas, la faena fue decayendo hacia el final, al tiempo que la plaza se ponía del lado del protagonista de aquel mágico encuentro y que era un excepcional toro bravo, con codicia y nobleza, que merecía honores más altos que una ovación en el arrastre lento.

Completamente diferente fue el segundo de su lote, un toro con mucha plaza pero también con mucho genio y sin clase, con el que Ureña solo pudo mostrar sus deseos de agradar. Se esperaba mucho más del torero español, pero ya será para otra tarde.

Quien si dejo una muy buena impresión fue Sergio Flores con su segundo, un toro que no ofrecía muchas garantías de triunfo a medida que avanzaba la lidia. Pero afloró la inteligencia con todos sus conocimientos y con ellos extrajo por el mejor lado que era el pitón izquierdo, algunos naturales con el toro imantado en la muleta y alargando el viaje hasta donde le alcanzaba el brazo. Asentado y serio, Flores hizo mejor a un toro que en otras manos quizás hubiera tenido una vida más breve y menos exitosa. Fue una pena que anduviera tan mal con la espada, porque dejo ir una oreja que ya tenía ganada.

También se esforzó mucho ante el tercero, que poco valía después de una espectacular vuelta de campana que lo dejaría muy disminuido para su lidia.

Y con mucho ánimo pero sin ideas claras regreso Arturo Saldívar. Que la verdad tuvo escasas opciones y tal como vino se fue. Poca clase tuvo su primero y muy complicado fue el quinto.

Resumen del Festejo:

Plaza México. Decimoquinta corrida de la Temporada Grande. Menos de un cuarto de entrada. Seis toros de Barralva, tres del encaste de Atanasio Fernández y 3 de Saltillo bien presentados pero de muy poco juego en líneas generales, salvo el excepcional primero que recibio el arrastre lento por su nobleza y bravura.

Paco Ureña, que confirmaba su alternativa: división de opiniones y leves pitos.

Arturo Saldívar:  Pitos tras aviso y leves pitos.

Sergio Flores: Silencio y ovación.

Incidencias: Destacó en varas con el sexto Luis Miguel González.

Twitter @LuisCuesta_

Anuncios

Un pensamiento en “15ª Plaza México: ‘No que No’ un toro para el recuerdo ”

  1. Un gran toro para el recuerdo si señor, lastima que Paco Ureña no lo cuajo del todo. Para mi lo mejor lo realizo Sergio Flores con el sexto.

    El pobre Saldivar esta perdido no es ni la sombra de lo que alguna vez fue.

    Buena crónica señor Cuesta, me da gusto leerlo nuevamente: Menos Cué y más Cuesta por favor en De Sol y Sombra….

    Raúl Vázquez.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s