SOLO VUELTA A LA CIRCUNFERENCIA PARA LAGRAVÉRE Y “ARMILLITA IV” Y SALIDA AL TERCIO PARA GINÉS

Fermin Espinosa. 📸 Foto NTR Toros.

Por Sergio Martín del Campo R.

Más bien pasada por xilocaína resultó la novena corrida de la feria sanmarqueña. El modesto cartel de este primero de mayo apenas atrajo público para que el coso Monumental registrara una entrada con el 25 por ciento de las gradas cubiertas.
Ahora le correspondió a la ganadería de Xajay desacorralar un encierro bien presentado según la destara general, pero, eso sí, manso, descastado y soso que provocó, en la mayor parte del tiempo en que transcurrió la función, la indiferencia del cónclave.

La tercia apalabrada se vio deseosa de lograr el éxito, y en cierto modo lo logró, muy a pesar de que no hubo apéndices de por medio; en contrapartida, los aficionados pagaron el esfuerzo visto batiendo sus palmas cuando fue menester.

Michel Lagravére (silencio, silencio y vuelta con el de obsequio) con el primer toro, tardo, soso y de mal estilo, no hizo las cosas mal ni con el percal ni con la sarga, empero su labor en conjunto careció de interés a pesar de que se vio insistente. Se le agradeció más que terminara el sopor de una estocada delantera y un certero golpe con la espada corta.

Un toro rematado y musculoso echó para su segundo turno. De muy mal juego fue. Apenas habiendo sido requerido en el último tercio, se rajó y procuró el patrocinio del enmaderado, concretándose el yucateco a cumplir cuando usó los engaños y sufriendo a la hora de matar, sobre todo al empuñar la espada de cruceta.

En medio de la inseguridad total, se atrevió a regalar un séptimo proveniente de la misma vacada. Al salir evidenció su desafinación con el resto del encierro; era gordo, aunque sin remate y de testa por demás modesta. El joven diestro, que un día, aún de novillero se echó encima a la prensa local y al público aguascalentense, puso entusiasmo y se fue a los medios para de hinojos dar las buenas tardes al adversario con una larga. De pie practicó el toreo variado y pasó al tercio mortal sosteniendo alegría en las diligencias. El bóvido fue el único que por recorrido y prontitud se dejó hacer más el toreo. El de seda y oro, mientras tanto, pegó muchos pases, pero del conjunto de todo lo visto, varios sí que le resultaron buenos y finalmente más o menos entusiasmó a la mayoría.

Ganada una oreja, pinchó en el primer viaje, y con arrebato y decisión arrancó a matar en un segundo turno, dejando el arma toda en el cuerpo del ungulado en zona delantera, y siendo dramáticamente cogido a la altura del pecho. A duras penas llegó por su pie a la barrera y ahí derrumbó su humanidad haciendo pensar en una cornada seria; afortunadamente antes de que las asistencias le introdujeran a la enfermería, recobró el aplomo y retornó al antagonista para despacharlo de un certero descabello.

El segundo astado igualmente derramó sosería en el ruedo; sin embargo, se desplazó menos mal que el anterior y esto fue en parte aprovechado por Fermín Espinosa “Armillita IV” (palmas y vuelta) para que entregara un trasteo pausado, de voluntad y logrando cuadros de fineza torera. De cualquier forma el número no llegó a mayores y menos cuando se observó mal con el estoque. 

Con cuajo y bastante enmorrillado fue el quinto. Poca oportunidad ofreció para el triunfo; apenas pasó entero y obedeciendo el engaño púrpura, y aunque lo hizo manteniendo siempre la testa en alto, el joven dinástico paulatinamente le fue organizando ordenadamente una labor plausible en la que no faltaron apuntes de su conocida delicadeza estética, cerrada de estocada delantera y caída.

De aspecto juvenil fue el tercero, y nada tardo comenzó a desarrollar sentido; no obstante tal indeseable condición, el jerezano Ginés Marín (al tercio y silencio) se manifestó en una actuación entregada y valiente con ambos engaños, sobre todo al tomar la sarga, dejándose ver entusiasta y entreteniendo a la clientela, pese a que el bicorne terminó soseando y desparramando la mirada hacia las alturas. El extranjero firmó su paso de pinchazo hondo, tendido y delantero más certero descabello.

El sexto era un bueyón y ante él se desempeño pulcramente, deshaciéndose del asunto a la mayor brevedad.

Fuente: Noticiero Taurino Mexicano

Anuncios

Un pensamiento en “SOLO VUELTA A LA CIRCUNFERENCIA PARA LAGRAVÉRE Y “ARMILLITA IV” Y SALIDA AL TERCIO PARA GINÉS”

  1. “armillita 165,3 es la peor basu-ra que pueda haber en el toreo en México, hijo de papis, compadres de maricas y de más porquerías, es una basura basurienta que solo quita lugares a los que SÍ quieren, saben y pueden. Ojalá se retire pronto

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s