Martínez Conradi, ganadero de La Quinta: “Tienes impotencia cuando no reconocen tu trabajo”


Álvaro Martínez Conradi, La Quinta, “Tienes impotencia cuando no reconocen tu trabajo y no entienden la morfología de este encaste.”

Por Jaime.

Hoy hablamos con Álvaro Martínez, ganadero de La Quinta. Con él repasamos las peculiaridades de un encaste único. La clase, la incomprensión de reconocimientos y mucho más… Una conversación de toros realmente enriquecedora en la que el ganadero no puede ocultar su pasión por el toro y por las joyas únicas de este encaste que cría.

¿Para ser ganadero lo primero es la afición?

Por supuesto, esto nace por una afición. Es vocacional, por mucha afición que tengas si no lo sientes y no lo ves como algo tuyo, con la pasión que ponemos para criar al toro de lidia, que es tan difícil por su desigualdad y comportamiento variable. Necesitas afición porque son más los disgustos que las alegrías.

¿Se puede vivir del toro?

Algunos sí. Es licito, lo veo bien y quién pueda, olé por él. Al final te juegas tu patrimonio, inviertes y si lidias en plazas buenas pues olé.

En su caso…

Han venido años buenos que hemos ganado dinero, regulares y malos. en los que hemos perdido. Si haces balance a unos años, en nuestra ganadería -lidiamos poco- nos va costando. Una ganadería brava no es solo la crianza del toro ya que hay que mejorar fincas, las cosas se deterioran. alambradas, gasoil, mejora de instalaciones…

Es un continuo no parar de invertir y lo que queremos es que el toro esté en las mejores condiciones. Ha evolucionado la crianza y la perfección de presentación, manejo… Ahora se presentan mejor que hace 40 años. Antes eran erales en comparación, en los años 50. Eso requiere una importante inversión, Los piensos son caros no se puede escatimar, las vacas muy cuidadas…

¿Por qué Santa Coloma?

Mi padre tenía mucha afición de joven a los toros. Nuestro abuelo fue agricultor y ganadero no de bravo. Mi padre siempre ha vivido en el campo relacionado con agricultura y ganadería pero nunca había tenido bravo. Le gustaba el caballo -hizo pinitos de rejoneador- no se por qué pero el encaste que más le gustaba era Santa Coloma y pudo comprar la ganadería. Cuando él quería hacerse ganadero salió a la venta la de Buendía y por amistad se hizo. La familia Buendía quería que estuviera en manos cercanas y conocidas para que hubiera relación entre las ganaderías porque el encaste se cerraba y era una forma de abrirse.

¿Para usted Santa Coloma qué supone?

Hemos nacido con la ganadería. No concebimos otra cosa. El toro nuestro cuando embiste es distinto a todos. Pone de acuerdo a todos los componentes de la fiesta: público, torero, nosotros como ganaderos y empresario que es quién monta el festejo. Cuando sale embistiendo -lo vimos en Las Ventas- tiene algo especial que nos llena mucho.

No es el toro comercial.

Nunca pretendió mi padre ganar dinero con el bravo. Con esto queremos satisfacer nuestra afición, poner nuestro granito de arena para dar diversidad. Si conseguimos sacarlos como nos gusta estamos satisfechos. No queremos que nos cueste pero no buscamos como principal el ganar.

A todos les encanta la embestida del Santa Coloma pero no la matan.

En el tú a tú es muy bonito pero la realidad es otra. Cada uno tiene sus preferencias y es respetable.

Muchos hablan del cariño hacia este encaste pero en los reconocimientos… ¿Qué sientes cuándo ves que esta “comprensión” en los reconocimientos no aparece…?

Tienes impotencia cuando no reconocen tu trabajo y no entienden la morfología de este encaste. Todos deben tener su sello y hoy tienden a estandarizar. Todos buscan la misma forma de embestir y torear y lo bonito es la variedad en hechuras, embestidas y formas para que haya una riqueza. Te encuentras con veterinarios y presidentes que se ciñen a un reglamento y parámetros de longitud de pitón, pesos… Esas características del toro moderno. Algunos se han adaptado, lo admiro, y otras como nosotros que lo intentamos y vimos que no era bueno, hemos tenido obsesión de mantener el toro entipado, bajo, no pesador y eso hace que no lo vean en los reconocimientos. En algunas plazas que se dicen aficionados y defensores de S.Coloma ves que no es cierto porque pitan.

¿Nota cierta incomprensión en los aficionados y prensa?

Uno siempre quiere más pero si hago balance estamos contentos. Se vuelcan con nosotros y esto te motiva para seguir recuperando este encaste y ponerle donde debe. Con la prensa puedes estar de acuerdo o no pero la fiesta es debatible. Cada uno ve el toro de una forma. Si no hubiera un debate… Se debe debatir con respeto, pero por no gustarme un torero o un toro no me meto con él. A mí me puede gustar o no un torero o su forma de interpretar el torero o la forma de embestir un toro. Todo es debatible, lo mejor es debatir.

¿Usted eliminaría la báscula?

Es un arma de doble filo. Lo que haría en vez de eliminarla es que se cumpliera según está legislado. ¿Has visto salir toros de 460 kg en plazas de primera? El reglamento dice que el peso minimo en plaza de primera es 460 pero no se cumple ya que si salen toros con ese peso, los protestan. ¿Estaría bien que se eliminara y primase la primera impresión? Estaría bien, pero dirían que si se abusa, que si saldrían chicos… Todo puede llegar a un equilibrio con toros con condiciones minimas y no rata o sardinas.

¿Qué importancia dan al tercio de varas?

Es lo primero. Cuando seleccionamos lo que vemos es a la becerra o al que buscamos para semental es valorarlos en el peto porque ahí te dice su fondo de raza, cómo se emplea y cómo se crece en el castigo. La bravura en el caballo es lo principal y luego en la muleta tiene que tener ese fondo y casta para venirse arriba y cuando estén sometiéndolo se sienta podido y entregado.

Defíname bravura.

Cuando un animal demuestra que tiene poder, casta, que tiene fiereza, para mí eso es bravo. Que coja los vuelos por abajo, que venda cara su vida. Para mí eso es un animal bravo, que no pare de acometer. No me gusta que sean tardos, esos no pelean. Bravura es que no paren de pelear.

¿Cómo compatibilizar el no parar de acometer con la clase de Santa Coloma?

Buscamos humillación, clase, ritmo en la embestida y miramos tiene más recorrido o menos. El bravo no quiere parar de acometer, no se sale de la muleta porque la quiere y le falta recorrido. Cuando se conjuga esa clase y bravura se consigue el animal perfecto.

¿El novillo de Ángel Sánchez?

Digamos que es una embestida especial, diferente que cuando lo toreen tan bien y embisten tan bien te emocionan como ese día. De eso se trata esto. Por ver un animal embestir con clase, categoría y fiero al que uno se anteponga a todo eso. Ése es mi concepto

Santa Coloma ha visto reñida la fuerza con la clase.

Son animales, pueden encontrarse mal un día. no es una tónica general. El segundo novillo salió acalambrado porque quizás no le sentó bien el corral o un porrazo en chiqueros. El animal no se cayó pero se le notaba mal

¿La clase está reñida con la fuerza?

Sí, es cierto. Hay que tener cuidado y con el equilibrio no se puede uno pasar. Me gusta a mí más el toro con poder pasado de casta que uno con excesiva clase. Cuando sale con tanta clase necesita un torero tan bueno que sepa torearlo con mucho gusto, temple y sin tirones. El toro tiene que tener suerte.

Vivimos en una época de sesenta pases y Santa Coloma no es de tantos.

El Payo, Valverde, Lázaro, Cid, Sánchez… han salido triunfadores con novillos nuestros y no eran faenas de 60. Fueron más de intensidad que de cantidad. Abogo por la intensidad frente a la cantidad. Estamos convirtiendo esto en un espectáculo que se hace eterno. No podemos estar 3 horas en un tendido.

El Payo corto una oreja a un novillo de La Quinta en Las Ventas.

Me habla de novilladas, ¿problemas en los reconocimientos?

Claro que ves ése problema. Lidiamos erales, novilladas picadas . Esta ganadería es así, ves ese problema pero no hay otra. Si el toro tiene trapio de plaza de 3 y en plazas de 3 no lo quieren los toreros pues tenemos que lidiar de erales.

Este año vuelve a Villaseca tras la concurso.

Fue un novillo facilón, no es el que nos gusta. Íbamos a ganar. Debería haber unas pocas ferias más como Villaseca, es importantisimo lo que hacen con los novilleros y ganaderías. La repercusión, la forma de hacer las cosas, cuidar todo tipo de detalles y cuando llevan novilladas serias, la gente responde y el triunfador importa. Nos apetece mucho y ojalá que los animales nos dejen en buen lugar.

Este año…



Sevilla 8 Junio, Mont de Marsan, Chateauranard, Nimes. Madrid San Isidro y Albacete. Nos queda otra novillada picada que no está cerrada y otra corrida más pequeña para plaza de 2da.

Publicado en Patrimonio Taurino

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s