Manzanares regresa a Las Ventas 


Manzanares regresa tras la apoteosis del 2016.

Por Jesús Rubio.

Fue en su única tarde y era la extraordinaria de la Beneficencia. Con el cartel de «No hay billetes» y una expectación máxima, Madrid crujió como pocas veces lo había hecho antes. Ese día, José María Manzanares se coronó como el rey de Las Ventas, a los ojos del Rey emérito que presidió el festejo desde su Palco Real. Iba de grana y oro, muy torero. En su primero no pudo lucirse ante un deslucido animal. Pero la apoteosis llegó en el quinto. 

Antes, ya había abierto la Puerta Grande de Las Ventas Alberto López Simón cortando dos orejas, pero que se quedaron a años luz de las de Manzanares. Josemari se recreó en cada muletazo, en cada lance, en cada suerte. Derrochó torería sobre el ruedo madrileño meciendo el capote con suavidad a la verónica. Fue la antesala de una faena de muleta que formó un auténtico delirio en la plaza. Y «Dalia» fue su cómplice. El otro protagonista. Un excepcional toro de Victoriano del Río. Fue una máquina de embestidas, descolgó en cada una de ellas. Formaron una simbiosis única toro y torero. Fue la faena de 2016.

Y hoy se le vuelve a esperar con ganas, con la ilusión de volver a ver al Manzanares más colosal, el de aquella tarde inolvidable. Ya luce en las taquillas el “No hay billetes”. De nuevo, 24.000 personas. Hará el paseíllo para lidiar en esta ocasión un encierro de Juan Pedro Domecq. Para el alicantino este será su paseíllo vigésimo desde que confirmó la alternativa en Madrid. Sólo en una ocasión se vistió de luces como novillero y cortó una oreja. Ocho trofeos ha conseguido Manzanares como matador de toros, cuatro desorejando a dos astados, permitiéndole salir por la puerta grande (2011 y 2016), las dos únicas que ha conseguido en sus 14 años de alternativa. Con el hierro ganadero de Juan Pedro Domecq se ha anunciado en tres ocasiones (2009, 2011 y 2013) y ha conseguido cortar sólo un apéndice con sus toros, en 2011.

Manzanares alternará junto con Cayetano Rivera Ordóñez, con quien ya lo ha hecho en dos ocasiones en Madrid, en San Isidro de 2008, el día que se confirmó en Las Ventas, y en 2011. De aquella confirmación hasta hoy, Cayetano sólo ha realizado cuatro paseíllos en esta plaza y ha cortado un trofeo, en su primera comparecencia. La última tarde que se vistió de luces en el coso venteño fue en mayo de 2011 para lidiar un encierro de El Torero y Carmen Segovia. Con los toros de Juan Pedro Domecq nunca se ha acartelado en Madrid.

Por último, cierra la terna el peruano Joaquín Galdós, que esta tarde confirmará la alternativa que tomó la temporada pasada en Istres, con Manzanares como padrino. Hoy se volverá a repetir el mismo ritual, pero con Cayetano como testigo. Su presentación como novillero fue en San Isidro de 2015, donde fue cogido por su primer novillo que le produjo un traumatismo craneoencefálico con pérdida de conocimiento. 

La misma imagen que el pasado sábado nos impresionó con Francisco José Espada. Después volvió en las novilladas de junio y en la Feria de Otoño del mismo año. En la temporada pasada sólo actuó en una ocasión.

Publicado en La Razón 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s