Muere Iván Fandiño tras recibir una cornada en Francia

Momento de la cornada.

De S y S.

El torero español Iván Fandiño, de 36 años, ha muerto tras recibir una cornada en una corrida en Aire-sur-l’Adour, en el sudoeste de Francia. El matador, natural de Orduña (Bizkaia), fue cogido por un toro de Baltasar Ibán (la becerra que mató a Antonio Bienvenida era también de esa ganadería), dehesa de El Escorial (Madrid), tras tropezarse con el capote y caer al suelo. Una vez caído, el astado lo empitonó en el costado derecho.

El torero fue prendido en un quite con el capote, momento en el que trastabilló y, una vez en el suelo, el animal le metió el pitón en el costado, a la altura de los pulmones

A toda prisa fue conducido a la enfermería, y desde allí a un hospital de Mont-de-Marsan donde nada pudieron hacer por su vida, certificando su defunción.

El diestro vasco, nació el 29 de septiembre de 1980, se vistió de luces por primera vez en Llodio (Álava), tomó la alternativa en Bibao en agosto de 2005 y la confirmó con Antonio Ferrera y Morenito de Aranda el 12 de mayo de 2009. Era un torero hecho en las capeas, sin tradición familiar en el mundo del toreo, a los que se aficionó con 14 años. Nunca quiso fichar por una casa grande.

En 2016 toreó 34 corridas, en las que logró 34 orejas y 3 rabos. Este año tuvo tres corridas en Madrid, la última el pasado 29 de mayo. Sus anteriores corridas antes de la que ha acabado con su vida fueron en Plasencia e Inca.

Torero de gran personalidad y estilo clásico, se convirtió en imprescindible en las ferias más importantes del mundo. 

El último torero español fallecido por una cornada en el ruedo fue Víctor Barrio, quien murió con 29 años, tras ser corneado en la plaza de toros de Teruel el 9 de julio de 2016. Este, a su vez, fue el primer matador muerto en el ruedo en España desde 1992. A escala mundial, un total de 138 profesionales del toro -36 matadores entre ellos- han muerto como consecuencia de las heridas sufridas en plazas, fincas o tentaderos, desde el siglo XX.

Anuncios

4 pensamientos en “Muere Iván Fandiño tras recibir una cornada en Francia”

  1. IVAN FANDIÑO

    “Ha muerto el diestro, en la Francia, se fue al cielo . . . su fragancia.”

    Allá, en Orduña, Vizcaya,
    en España, temple y talla,
    nació un torero valiente,
    de los que admira la gente.

    Iván Fandiño, llamado,
    por la afición, bien amado,
    sus corridas destacadas,
    testigos fueron las gradas.

    Clásico, fiel, efectivo,
    único vasco en activo,
    orgulloso de su origen,
    se encomendaba a la Virgen.

    Más, la tragedia en un quite,
    ¿por qué mi Dios lo permite?,
    un infeliz resbalón,
    dio al traste con la función.

    Cornada apunta al costado,
    el espada lastimado,
    su arrojo lo puso en pie,
    dos, tres pasos, el traspié.

    Reina dolor, desconsuelo,
    el toro frustró un anhelo,
    “Provechito”, Baltasar Ibán,
    trunca la vida de Iván.

    La fiesta brava, de luto,
    el silencio es absoluto,
    que vuelen pañuelos blancos,
    con los lamentos más francos.

    En mano tengo un rosario,
    el alma cual relicario,
    va mi oración, por Fandiño,
    con respeto, con cariño.

    La vida es como un estambre,
    tiñose el ruedo de sangre,
    tal diestro perdió en la Francia,
    se fue al cielo su fragancia.

    Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
    Ciudad de México, a 17 de junio del 2017
    Reg. SEP Indautor No. (en trámite)

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s