Rafaelillo: «Sigo creciendo como torero y manteniendo mi crédito»

Por Miguel Massotti (Dax, Francia).

Seguimos en la Feria de Dax, donde dos toreros murcianos circulan por el circuito de las grandes citas taurinas. Dos leones, uno lorquino y el otro del Barrio del Carmen, se baten el cobre y los aceros con las ganaderías más importantes, los compañeros de cartel más renombrados y los públicos más exigentes.

Visitamos a Rafael Rubio en su hotel francés –donde sólo pernoctó una noche– un día antes de que toreara en Las Arenas de Beziers, plaza edificada sobre un antiguo coliseo romano y donde hizo ayer el paseíllo, mano a mano, con el ídolo nacional, Juan Bautista con los Miuras.

Pero antes del atragantón de hoy (ayer para el lector), vamos a preparar la digestión, con toros de Pedraza de Yeltes (los ´euskomiúras´, les llaman).

Rafaelillo sí lleva la cuenta de su temporada, ahora que estamos en la mitad justa.

Desde La Magdalena de Castellón al Pilar de Zaragoza, este es el punto medio y el de más festejos del año, la Virgen de Agosto. Llevo diez corridas de toros en Europa y las dos de este año en Colombia, donde parece seguro que vuelvo muy pronto.

Además de Colombia, ya estoy anunciado los últimos días de septiembre, dos tardes en la feria de Santa Cruz de Cajamarca (Perú). Luego me quedaría en España, Zaragoza, para terminar la temporada como en años anteriores. Pero este no es un año cualquiera.

¿Cuándo empieza a complicarse la temporada 2017?

Con los primeros carteles importantes. Me quedo fuera de ferias como Valencia o Sevilla y cuando llego a Madrid me toca tirar la moneda al aire y jugármelo todo. Otra vez a revalidar como si fuera un torero sin trayectoria ni temporadas contrastadas por éxitos suficientes. Y entonces, como dicen en el fútbol, que «no entra la pelotita». Los sorteos me son esquivos y la mala suerte en los lotes de toros me pone al borde del ataque de nervios.

¿Cómo se soluciona el problema de los sorteos y de que siempre te toque bailar con la más fea?

De mil maneras. Con trabajo, esfuerzo, perseverancia. Revisando todos los detalles, con mi gente de confianza€ y también rezando con fe y hasta con algún tic supersticioso. Así es la vida: son rachas que vienen y también se van. Desde Pamplona la cosa cambia y ya en Valencia me reafirmo. Murcia y las plazas de la Región. Hablemos de nuestra tierra.

¿Por qué una ausencia tan dolorosa de La Condomina?

Cuando hay una avalancha de agua, queda el barro. Yo espero que las aguas vuelvan a su cauce y cuanto antes, mejor. Mejor para la afición, para la Plaza y para mi carrera. Ni rencor, ni rabia€ Prefiero mirar adelante y hacer todo lo posible porque las cosas vayan por el mejor camino para todos. Pero en vísperas de la Feria de Murcia, los dos grandes ausentes toreáis mano a mano. Sí, un cartel muy bonito con Antonio Puerta en su pueblo, Cehegín. El sábado 9 de septiembre y una corrida de Miura.

¿Cuántas corridas de Miura has matado en tu vida?

Llevo cincuenta y dos. Hoy, en Beziers, la que suma cincuenta y tres. Y la de Cehegín, cincuenta y cuatro. Y la primera en la Región de Murcia. No me digas.

¿Nunca mataste una de Miura en Murcia?

Ni en Murcia, ni en plaza alguna de la Región. He matado Dolores Aguirre y otros hierros de los que no te dan un respiro, pero lo de Miura nunca. Por eso me hace especial ilusión esta cita de Cehegín.

El torero permanece reflexionando en voz alta.

«A estas alturas de la temporada, me veo bien. He recuperado confianza en mí, sigo creciendo como torero y mantengo el crédito ante la afición, empresarios y mi apoderado. Podíamos haber capotado y estamos remontando»

Murciano hasta la cepa. Carmelitano y a mucha honra. Rafaelillo habla claro y de frente. Sin maldades, ni rencores. Toda una lección de hombría y bondad.

¿Quién será el marrajo que le haga daño a este torerazo, al que no se resisten ni los Miuras?

Apoteosis de Rafaelillo en Dax al cortar dos orejas TOROS DE PREDAZA DE YELTES.

Con lleno absoluto y calor ´a la murciana´ se celebró en Las Arenas de Dax una corrida de Feria en la que abría cartel el diestro carmelitano Rafael Rubio ´Rafaelillo´quien perdió una oreja en su primero, por culpa de la espada, y resolvió con grandeza la bravura del cuarto para cuajar una faena de temple, valor y maestría, que redondeó con un estoconazo fulminante. A sus manos fueron las dos orejas y el toro fue paseado en vuelta póstuma triunfal. A este toro, lo recibió con largas de rodillas y también comenzó faena genuflexo. El burel era una máquina de embestir de 590 kg. Hubo tandas de tres circulares seguidos sin enmienda, con clamor popular. Y hasta voces pidiendo el indulto, que la mayoría acalló sensatamente. MIGUEL MASSOTTI (Dax, Francia)

Publicado en La Opinión de Murcia

Anuncios

Un pensamiento en “Rafaelillo: «Sigo creciendo como torero y manteniendo mi crédito»”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s