Épica faena de José Garrido con un viejo y resabiado sobrero en Zaragoza


El extremeño arranca una oreja a base de jugarse la vida a pelo y suma otra con el anterior de su lote; fue atendido en la enfermería de una cornada en la pierna izquierda con una trayectoria ascendente de 15 centímetros que llega hasta la meseta tibial y otra de 8 que desgarra fibras del gemelo con pronóstico menos grave.

Por JAVIER VALERO –  ZARAGOZA.

José Garrido se jugó la vida de verdad con el quinto, un sobrero de Lagunajanda que el próximo mes cumplía seis años. Y vaya si se le notó la edad. En la primera serie por el lado derecho cogió al torero de muy mala manera. Durante segundos de auténtico pavor, el toro le tiró tres o cuatro derrotes buscando el pecho y la cara. El manto de la Pilarica dejó todo más en un susto. Garrido siguió en el ruedo herido y de nuevo se puso por el mismo pitón, aguantando carros, carretas y gañafones de un toro que embestía con la cara arriba, orientado y resabiado.

Un bajonazo terminó con la vida del toro y a sus manos fue una nueva oreja ganada a ley, con una plaza entregada en justicia. Pasó a la enfermería por su propio pie. Allí sería intervenido de una cornada cercana al gemelo de pronóstico menos grave.

Ya había logrado un trofeo del primero de su lote, de la ganadería titular de Fuente Ymbro. Pero esta vez con muy contados pañuelos y una labor de muchos muletazos.

La corrida comenzó con la alternativa del mexicano Leo Valadez ante un toro de nombre Agitador, marcado con el número 27, negro de 507 kilos. Fue el mejor con diferencia de los de Fuente Ymbro. Y a la postre del festejo. Se le notó al azteca con los nervios propios de un día tan señalado y no le sacó partido. Ovación cariñosa. Una oreja consiguió del sexto,un toro con genio y al que el toricantano Valadez le puso ganas y mucho interés. Una estocada baja y de efecto rápido llevó todo al generoso trofeo.

Joselito Adame se encontró en primer lugar con un toro inválido ante el que nada pudo hacer. En el cuarto, toro reserva del mismo hierro, se pegó un arrimón pero mató mal. Lo que no le impidió dar la vuelta al ruedo entre algunas protestas.

Zaragoza está bajando mucho el nivel de exigencia: se aplauden los pinchazos, cualquiera saluda tras un regular tercio de banderillas y se conceden las orejas con escasa petición. El presidente tendría que estar algo más firme: cuando se mata de estocada caída no se dan trofeos.

Al final tarde quedó la épica de Garrido por encima de todo.

Plaza de toros de La Misericordia. Martes, 10 de octubre de 2017. Cuarto festejo de feria. Media entrada.

Cinco toros de Fuente Ymbro, el 4º como sobrero, y uno de “Lagunajanda” que saltó en quinto lugar; 1º bueno; 2º invalido; 3º repetidor; 4º bueno; 5º desarrolló sentido; el cinqueño 6º, complicado.

Joselito Adame, de azul pavo y oro. Media y descabello (silencio). En el cuarto, pinchazo y estocada (vuelta protestada).

José Garrido, de blanco y azabache. Estocada trasera y caída (oreja). En el quinto, estocada baja (oreja).

Leo Valadez, de blanco y plata. Dos pinchazos y estocada (ovación). En el sexto, casi entera caída (oreja).

PARTE FACULTATIVA


José Garrido
fue atendido en la enfermería de una cornada en la cara interna del tercio superior de la pierna izquierda con una trayectoria ascendente de 15 centímetros que llega hasta la meseta tibial y otra de 8 centímetros que desgarra fibras del gemelo. Pronóstico menos grave.

Publicado en El Mundo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s