“Hay que mantener los estándares de calidad en la Fiesta para que pueda ser lo que todos queremos”: Juan Pablo Baillères

Manuel Escribano ante un imponente toro de Mimiahuápam.

Sorpresa por el encierro.

Cuando se hacía el enchiqueramiento de los toros de Mimiahuápam para la corrida del domingo, Juan Antonio Hernández se quedó mirando, sorprendido por la catadura del encierro.

“No… Pues es una tía esta corrida. Difícilmente de aceptar que se lidie en otros cosos”, comentó.

Y sí, en efecto, eso fue: un lote complicado. Grande, tanto, que el toro más chico pesaba 520 kilos, que generalmente se ve en los astados más grandes de cualquier encierro, aun en las plazas más toristas y serias.

Uriel Moreno “El Zapata” se fue en hombros, contento por un triunfo resonante. “Y con estos toros, poder mostrarte como eres te hace sentir muy bien”, comentó el tlaxcalteca, quien le cortó una oreja a cada toro.

El de Apizaco brindó la lidia de su segundo astado a un niño con capacidades diferentes, en el tendido de sol, y esa fue otra sensación.

“Lo que puedas hacer por el aficionado siempre será algo que te emocione y ayude”, explicó el diestro.

Volviendo a lo que dijo el “Torero Azteca”, uno de los éxitos de la tarde radicó en armar un cartel de esta magnitud. “El cartel muy interesante y el encierro llamó la atención. Ya no hay de esos en nuestras plazas”.

Los empresarios Alberto Basulto y Alberto Hagar se mostraron contentos por la respuesta de los aficionados porque, dijo el primero, “cuando procuras que las cosas se hagan bien, inviertes en carteles de este tipo, la gente lo palpa y responde”.

De la misma forma se refirió Juan Pablo Bailleres, uno de los invitados especiales a la tarde del 89 aniversario del tradicional coso de Reforma.

“Hay que mantener los estándares de calidad en la Fiesta para que pueda ser lo que todos queremos”, dijo.

Como representante de Mimiahuápam y Begoña, las ganaderías de la familia, a Juan Pablo le toca dirigir también los destinos de Espectáculos Taurinos de México y estar en las empresas de su padre, como Palacio de Hierro, GNP, entre otras, además de la Plaza México, y con fuerte presencia en la Fiesta española.

“Nuestra responsabilidad es grande como ganaderos y en el mundo empresarial. Estar en esta plaza que ha sido baluarte de nuestra tauromaquia siempre va a ser importante para la familia”, afirmó el ganadero.

Ahora Toros Yucatán se enfocará a su siguiente tarde, el 25 de febrero, con un mano a mano de a pie entre dos jóvenes mexicanos que pueden llegar muy lejos y ya tienen fuerte presencia actualmente: Joselito Adame y Sergio Flores. Por delante de ellos irá el rejoneador mexicano Emiliano Gamero.

“Los aficionados se fueron contentos el domingo, quedó encendida, motivada por esta tarde de toros y toreros. Y esa es nuestra intención en Toros Yucatán: buenos carteles y aficionados satisfechos”, dijo Alberto Hagar.

“Si no hubiese llovido el sábado y la mañana del domingo la Plaza Mérida pudo haberse llenado. Pero los que hicieron tres cuartos de entrada quedaron muy satisfechos. Todos nos fuimos con esa sensación”.

Gaspar Silveira Malaver.

Publicado en el Diario de Yucatán

Anuncios

2 Comentarios

  1. Indudable la presencia del toro en esta corrida completa y bien armada. Felidades al ganadero por traer a esta plaza de primera. , Toros de primera. Siempre quedará en mi mente …y sobre todo la SOBERBIA PUYA del picador de ESCRIBANO. UN SALUDO

    Le gusta a 1 persona

  2. Enhorabuena por por la empresa,y afición de la blanca Mérida, que disfrutan de una buena fiesta de toros precisamente, por contar con la materia prima indispensable; como es el toro-toro y, no remedos del mismo.

    Ahora bien cuestiono a lo que manifestó el hijo de don Alberto Bailleres, que hay que mantener los estándares de la fiesta, para que pueda ser lo que todos queremos muy bien dicho y mi cuestionamiento, es porqué no envían a la plaza México, sus encierros tanto de Mimiahuapan, como de Begoña? ya que ellos también son co-empresarios de la misma junto con el ganadero de Xajay, y éste último sí lidia en dicho coso y ellos no.

    Aquí hay gato encerrado pues, es muy extraño que la familia Bailleres, lidia sus encierros en las distintas plazas que regentean y en el coso de insurgentes ni un pitón eso es muy raro o no? y ninguno de los comentaristas taurinos pagados o no, han hecho hasta la fecha, ningún comentario al respecto.

    Y como dijo por ahí un político hace tiempo existe un “sospechosismo”.

    P.D. Sin ser peyorativo el encierro de Mimiahuapan que se lidió en Mérida, Yucatán, “sospecho”, que fue de desecho por la sencilla razón de que con ese tonelaje que registraron en los cartelitos, pues, el más liviano pesaba 520 kilos a ese peso, hay que agregarle lo que pesaron al embarcarlos y el estrés del traslado hasta la plaza; dichos toros, pesaban en la ganadería 600 o más kilos por tanto, era un encierro ya pasado que sé le fue quedando en los potreros al ganadero y que difícilmente los lidiarían las llamadas “figuras”.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s