Ruinas de Aniversario – Efecto Regalo en nuevo Teofilazo julista.

El Juli. Foto Plaza México.

A topes, con un guión bien estudiado, con la tolerancia del desorden por parte de la autoridad y de promoción del mismo por parte de la propia Empresa involucrada en otro escándalo, Julián López sigue al amparo del abuso y el repudio, con el cartel a la baja, con la necedad a la alza y principalmente con la mediocridad más vulgar y el toreo más corriente que se le recuerde. Aprovechando el “Efecto Regalo” le terminan regalando dos orejas inmerecidas luego del mitin acaecido en los turnos de lidia ordinaria donde no hay pasión porque no hay contraste ni razones para el mano a mano. Sergio Flores, reducido por su administración, a lamentable patiño, comienza a tomar el camino de la comodidad, solapado por una absurda cargada taurina que, aparenetemente, lo puede todo.

Por: Luis Eduardo Maya Lora – De SOL Y SOMBRA. Plaza México.

Su lesa majestad, Julián López, vuelve a hacer de las suyas.

Es más, arrastra todos los vicios que desde su presentación de matador de toros en México con aquella novillada disfrazada en la Santa María queretana, ha hecho propios: anovillerarse, agazaparse en las faldas de lo impresentable y tratar de rescatar las cosas con dos pincelazos o aludiendo a la sensiblería de un público que aun le espera y hasta le aprecia.

El público que no la Afición.

Esa que le deja hueco medio tendido de sombra y cuarto de tendido en sol.

La empresa ha podido observar que la otrora figura, ya no es rentable. Menos con la combinación que nos recuerda aquella guasa de la afición de inicio de los años cuarenta de los años pasados: “La yunta de Silao… Tan malo Garza como El Soldao…” Hoy tan malo es Teófilo como Bernaldo. ¿Quién sabe cuál es peor? Probablemente Teófilo que toro por toro ensucia el nombre, el color de la divisa y arrastra la cobija, por no decir que su prestigio.

Pero todo se parece a su dueño.

Por ello “Juli” se nota vulgar y corriente por toda la lidia, lo mismo con el débil primero al que no atina como hacerle ver mejor dada su falta de temple y de compromiso, que con el horrible tercero al que intenta llevar en periferia y que con la punta de la muleta, intenta pegar pases al tercero, por un momento logra ligar hasta pasar al enganchón y al empujón con el toro. Con la gente, con toda razón en contra, regala un toro, de Bernaldo manipulando la masa y dando salida a su frustración.

Y en el inter se carga a Sergio Flores, el muchacho de Tlaxcala al que no solo no sienta bien estos encierros sino que lo dejan como un simple agregado, un patiño reducido a leves intentos como los derechazos al fino pero sin remate primero, que le desarma, increíblemente dos veces y con el que se nota insustancial.

El estilo es al torero y se torea como se es.

Por ello, Flores, con estos astados mustios se pierde con facilidad.

Así, sometido a los caprichos del otrora niño prodigio, el hijo pródigo tlaxcalteca se nota fuera de toda proyección taurina, le devuelven al sexto, enfrenta a un novillo descarado como reserva y él mismo se reserva todo para los regalos, donde aparecería un astado no reseñado. Pero como decían los antiguos dinosauros de la política en los sesenta: “Todo es posible en la Paz”. Absolutamente todo, hasta lidiar toros no reseñados. Y de regalo.

Y como Sergio y el resto felices están en la muy conveniente comodidad, solo en el de regalo Sergio puede estar a su aire con un xalpeño que comienza con sosería, algo flojo y sin fijarse Destaca el tlaxcalteca, mucho, con el capote al recibir a regañadientes y rematar torero con media. Flores ya parece un (otro) guión aprendido: péndulos, muletazos a la trágala, manotazos tras volteretas y brincos exagerados en la premiación.

Injusta, claro.

Puesto que Flores se dedicó a la galería, al quedar fuera de cacho en varios momentos hasta provocarse la voltereta que caldeó los ánimos, incendió un supuesto éxtasis y, tras estocada caída, salen las dos orejas.

Claro, en la Plaza México, todo es posible más en los exámenes extraordinarios.

Y sobre todo cuando “Juli” se digna a lidiar un toro mejor presentado pero de una ganadería que parece espejo de la titular. Bernaldo de Quirós echa un chico y acuchardo, bien hecho astado que embiste y que cae en la tentación de rajarse, no obstante los lances y muletazos de “Juli”, las zapopinas con brincos incluidos y una desigual faena, donde lo mismo templa, por fuera y sin compromiso, claro, que lo mismo se descuadra y termina a empujones o enganchones.

“Juli” da coba, se sale de la cara antes de rematar para alargar la embestida, compone la figura, sabedor que el toro pasa, liga a la distancia y cuando se ven enganchado, los efectos especiales tienen su aspecto conciliador con la gente, que saca sus frustraciones y las encausa en el efecto del anuncio de los regalos.

Donde todo se olvida.

Entonces cuando la faena crece el toro se raja y López, tan por fuera y tan oportunista en sus cites, no pierde más el tiempo y deja un maravilloso julipié, ejemplo de martingala que en pleno y falso frenesí desata la ira de la frustración hasta llegar a las dos orejas.

Y una, inexplicable, desmemoriada, salida a hombros.

Ver para creer.

Veinte años, que se cumple a final de este, son los que “Juli” tiene de confirmar en México…

Y no entiende.

Teófilo es lo único que mata, para qué esforzarse.

Claro, si hay toda una plaza que le ha puesto las orejas en la mano, más una autoridad complaciente y una empresa promotora no de la Fiesta sino de la tibieza y la poca frente taurina que tiene.

Eso no es lo más grave.

Lo más grave es esa Afición que ya no llena el numerado, esa que, en todo su derecho, dijo nomás. Ahí está la luz roja, no en el terno de la comodidad, otrora el de los valientes, grana y oro. Hoy, Juli, encabeza la alarma roja del toreo.

La de la mediocridad y las ruinas en las que tiene a La México.

Texto: @CaballoNegroII.

RESUMEN DEL FESTEJO.

Plaza México. Temporada Grande 2017-2018. Domingo, Febrero 4 de 2018. Décima Segunda de Derecho de Apartado. Menos de Media Plaza en tarde fresca y agradable. Pésima decisión del Palco de autorizar la desigualdad, la falta de trapío y el impresentable encierro. No reseña la Autoridad al lidiado en octavo lugar. Mala valoración del Usía en la premiación en los turnos fuera de la lidia ordinaria.

8 Toros, 6 de Teófilo Gómez (Celeste, Plomo y Blanco) pitados de salida. Impresentables, salvo el quinto, por cariavacados y chicos, débiles y sin fondo alguno, sin casta, el sexto es devuelto dadas las protestas por falta de trapío; 2 de Bernaldo de Quirós (Divisa Obispo, Rojo y Verde) el sexto lidiado como sobrero que sustituye al devuelto titular. Anovillado y débil. El lidiado en séptimo lugar resulta mejor presentado y con recorrido por ambos pitones, no obstante rajarse en el último tercio. Y 1 de Santa María de Xalpa (Divisa Amarillo, Rojo y Verde) anunciado erróneamente como “Xalpa“, negro y serio, falto de remate, de más a menos, cabeceando en la muleta.

Julián López “El Juli” (Sangre de Toro y Oro) Pitos, Pitos, Silencio y Dos Orejas con Protestas. Sergio Flores (Grana y Oro) Pitos, Silencio, Palmas y Dos Orejas con Protestas.

Saluda Christian Sánchez al banderillear al séptimo. Destaca Ángel Martínez hijo en ese mismo turno.

Un espontáneo vegano fue debidamente interceptado en un movimiento destacado del arenero Carlos Cadenas al que la Afición le hizo saludar una ovación.

Anuncios

5 comentarios en “Ruinas de Aniversario – Efecto Regalo en nuevo Teofilazo julista.”

  1. Me prometí ya no hacer comentario alguno sobre las arteras puñaladas que sistemática y cotidianamente; le asestan a la fiesta de los toros en la plaza México, los protagonistas de la misma, pero ha podido más la indiganación y la frustración que me causa domingo a domingo por lo que acontece en el coso de referencia, que nuevamente me manifesto como lo hacen otros aficionados que también en su justo derecho de réplica ya sea en pro o en contra de quienes con valentía y por su propio derecho como comentaristas taurinos y por supuesto como aficionados que son, denuncian los atropellos que cometen los toreros de importación. Así que por favor discúlpenme por no haber cumplido con mi promesa.

    Todos los caprichos e imposiciones que les cumplen a los diestros extranjeros ( españoles), cuándo se dignan torear en el coso de insurgentes así como en los del interior de la república de exigir a rajatabla encierros y alternantes y sobre todo, cobrando caro por el fraude y abuso de confianza que llevan a cabo, con la complacencia servil y humillante tanto de los empresarios, ganaderos, autoridades y gilguerillos oficiales y la única manera de erradicar ese colonialismo y vasallage al que nos tienen sometidos los toreros gachupines, es renunciar a seguir llenándoles los bolsillos con nuestra presencia en las plazas pagando admisiones muy onerosas sin que dichos costos correspondan a un evento digno y honrado; por el cuál los aficionados pagamos.

    Me gusta

  2. Palabras duras, pero es la realidad actual de lo que nos ofrece el Juli en sus presentaciones en todas las plazas, La México no iba a ser la excepción. Y lamentables también las declaraciones de los ganaderos en la entrevista, que sólo los exhibe como comparsa del deplorable e inmerecido espectáculo que se tragó publico y afición.

    Me gusta

  3. no se quien haya escrito el comentario anterior no sale el nombre,pero es la 1a, vez que estoy de acuerdo con esa reseña del mano a mano del juli y flores el sr. juez nunca debio de aceptar ese lote de la ganaderia teofilo gomez ademas de regalarlelas orejas a flores

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s