Ocho con Ocho: Vista Alegre Por Luis Ramón Carazo

Por muchos años llegando el mes de agosto pensaba que el siguiente asistiría a la plaza de toros de Bilbao y después de mucho desearlo y gracias al trabajo en la gestión de empresas, es que por fin pude cruzar el umbral de un coso que ostenta como bandera el trapío de los astados que se presentan tarde con tarde.

Recordé al llegar, que mi padre José Luis se refería con gran afecto a Manuel Martínez Chopera a quién conoció en la época de los sesenta del siglo pasado cuando venía a México con toreros, por mencionar un genio, Paco Camino. Hoy en día el quinto de la dinastía de nombre Manuel ya trabaja en la empresa con su padre, ellos gestionan en nombre de la Junta Administrativa, las llamadas Corridas Generales.

La plaza fue inaugurada en 1962 y el primer matador de toros mexicano que pisó la obscura arena del ruedo bilbaíno fue el Príncipe del Toreo, Alfredo Leal el 19 de agosto en el año inaugural; en 1963 Manuel Capetillo el 24 de agosto logró obtener el primer trofeo para la espuerta de un torero mexicano en ese ruedo.

El máximo triunfador mexicano lo es Curro Rivera (por cierto sobrino nieto de Martín Agüero, gran torero vasco quién fue un gran ejecutor de la suerte suprema) en 1971 salió dos veces en hombros por la puerta grande, tarea no fácil porque implica haber obtenido dos trofeos en un mismo toro y desde entonces queda el reto para los toreros mexicanos en lograrlo.

El 19 de agosto de 2018 en su primero de la tarde de la ganadería de Torrestrella, Luis David Adame nos puso a soñar con una actuación de gran torería con el capote y la muleta, rematada con la suerte suprema al encuentro, que por un pelo no quedó en mejor sitio y que hubiera significado mucho más, que un merecido trofeo que paseó orgulloso con una bandera mexicana al cuello.

Representó Luis David bien a México, en una plaza en la que sólo 14 matadores de toros mexicanos en su historia lo han pisado, uno de ellos Jorge Gutiérrez en 1982 y que sabemos que de salud actualmente va mucho mejor y eso nos causa gran alegría. Con la de ayer fueron 23 corridas en las que ha intervenido un espada nuestro, acotando que Manolo Martínez sufrió en 1969 un percance y en ese renglón por fortuna para los nuestros, es el único.

Curiosamente el trazo de la plaza de Vista Alegre fue la guía para la construcción de la plaza Nuevo Progreso de Guadalajara y el parecido es notable en su estructura, el arquitecto tapatío José Manuel Gómez Vázquez se basó en el coso para casi 15 mil espectadores en los planos de Luis María de Gana.

Desde luego en el coso anterior al actual, los mexicanos desde Gaona fueron protagonistas de sucesos importantes en una tierra con un lenguaje diferente pero amable para el viajero.

Faltan varios festejos en la Semana Grande o Aste Nagustia en vasco, ya los platicaremos, por lo pronto me despido como lo hacía mi recordado Gabino Lombana cuando al despedirse usaba la palabra, Agur o sea que te vaya bien, en vasco.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s