Corridas Generales de Bilbao: Garcigrande, otro bodrio antitoro bravo

Plaza de Vista Alegre. Quinta corrida. Más de media entrada. Toros de GARCIGRANDE /HERNÁNDEZ (3), un desfile de ejemplares faltos de casta en dosis alarmantes. JUAN JOSÉ PADILLA (5), de fucsia y azabache. Estocada (silencio). Estocada (una oreja). EL JULI (5), de negro y oro. Media estocada caída (silencio). Pinchazo y estocada corta (saludos). JOSÉ MARÍA MANZANARES (5), de azul noche y oro. Estocada delantera y desprendida (saludos). Dos pinchazos y estocada caída (saludos).

Por Carlos Ilián.

Después del bochorno que padecimos con la inválida corrida de Cuvillo había cierta esperanza de que Garcigrande fuera otra cosa, al menos más digna.

Pero de aquel bochorno nos hemos dado de cabeza con este otro, un monumento a la falta de casta, al toro bobo y a todo lo que no debe ser el toro bravo. O sea, que las dos ganaderías más comerciales del momento, pedidas por las figuras en Bilbao han sido el derrumbe de la fuerza y de la casta.

No faltarán los acólitos mediáticos del taurinismo que hayan defendido con su destreza tan insoportable colección de toras, si, no de toros.

La tarde para el público bondadoso de Bilbao ofreció un argumento para el entretenimiento y me refiero a la despedida de esta plaza de Juan José Padilla al que se le ofreció un aurrezku de honor antes del paseíllo.

Padilla decía adiós a una plaza en la que se ha jugado la vida muchas veces, esa es la verdad. Sin embargo para tan significado adiós se vistió de banderillero malo, de fucsia y azabache, un horror. Luego se encontró con un manso imposible al que despachó de trámite. El cuarto se dejaba hacer el toreo sin ninguna codicia. Padilla ofreció un recital de banderazos, molinetes y desplantes y mató, eso sí, de una estocada en todo lo alto. Cortó la oreja del adiós.

El Juli se hartó de intentar pegarle un muletazos al segundo, otro manso. En el quinto se estiró en redondos por bajo para componer una faena precisa y medida en el tiempo.

Manzanares con el tercero hizo un remedo de buen gusto ante un morucho. El sexto si que metió la cara especialmente por el pitón derecho, José Mari lo templó en los redondos componiendo con su sello particular. También midió el tiempo con tino y esta vez la espada no fue su punto fuerte.

El cartel de hoy

Toros de El Parralejo para Antonio Ferrera, Miguel Ángel Perera y Ginés Marín.

Publicado en Marca

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s