“Me gustaría enviar un mensaje a los empresarios para que no se televisasen los seriales completos”: ¿Morante vs el futuro de la fiesta brava?

El diestro se sincera sobre su temporada antes del compromiso en la Feria de San Miguel, donde se anuncia las dos tardes y habla con la periodista Lorena Muñoz para ABC SEVILLA.

Fiel a su costumbre hace declaraciones polémicas y da su opinión personal acerca de la fiesta que a él le gustaría, que quizás no sean del agrado de muchos.

Por Lorena Muñoz.

Morante de la Puebla: «Mi relación con Sevilla está entre el amor y el odio»

En el despacho de Joselito El Gallo, a finales de 2017, firmó Morante de la Puebla el contrato para la Feria de San Miguel. Fue el gran ausente en abril y es el gran esperado en septiembre.

¿Se ha hecho larga la espera?

Sevilla siempre es como la eterna espera. Esté o no esté, uno la piensa, realizar la faena de su sueño. Piensa y siente que en este marco es la plaza en la que descubrió que el sueño de ser torero se podía hacer realidad.

La afición sí que espera a Morante.

Me causa mucha alegría por el interés que despierta pero también me llena de preocupación porque se cumpla el sueño del que viene a verme.

Fue el primer torero en firmar para llevar el peso de la Feria de San Miguel, ¿le pesa ahora el compromiso?

Acostumbrado a mi trayectoria y a mi sino no tengo más remedio que estar preocupado porque la campanada de la victoria ha sido siempre en el último asalto. Tengo el cuerpo y la mente hechas a sufrir. Estar las dos tardes, si las cosas no van saliendo y los toros son deslucidos, pesará. Ese pensamiento lo tengo, me acompaña, aunque espero que sean dos tardes importantes para mi carrera y para Sevilla. Me conformo con que, si no son las dos, que sea una, ya que he apostado firme por copar la Feria de San Miguel.

Padilla se despide y Cadaval toma la alternativa, ¿qué les dirá?

Creo que a Padilla no se le debe decir nada porque lo sabe todo, lo que vaya a saber nuevo será cuando no esté delante del toro. A Cadaval, en esta tierra de tantos consejos, le diría que hiciese lo que le venga, la intención y el sentimiento es al final lo que transmite y por lo que uno sueña con ser torero.

2018 es una temporada diferente que empezó en Jerez, ¿ha sido como esperaba o distinta a lo que planeó?

No ha sido tan distinta porque tengo motivos por los que estar contento. Ha habido faenas importantes, otras tardes más aciagas pero tampoco ha habido ninguna tarde en la que haya habido una tragedia. Un torero se juega su integridad física y a veces incluso se llega a perder. Yo estoy contento, la verdad, con mi temporada y con la guinda que la he puesto en Sevilla. Con esa intención de responsabilidad vengo, sabiendo que fue la primera que contraté y que los últimos serán los primeros.

Otra apuesta fuerte es el festival del 12 de octubre, ¿cómo surge la idea de anunciarse con un miura?

Siempre me ha hecho ilusión matar un toro de Miura* y siempre me ha dado tanto miedo matarlo… No suele ser decisión del torero sino de las circunstancias o de la empresa y yo nunca he tenido esa desesperación ni esa imperiosa oportunidad, pero siempre me había hecho ilusión. Era una ocasión bonita. Sabemos de mi admiración por Joselito así que siendo el festival para las obras de caridad de la hermandad de la Macarena, no vi una ocasión más entrañable para que yo me animase.

En junio estuvo en la presentación de un libro sobre el centenario de la Monumental de Sevilla, el sueño de Joselito. ¿Con qué sueña Morante?

Sueño con hacer una plaza portátil cuadrada en mi pueblo. Tengo el proyecto para los encierros de La Puebla del Río. Si no da tiempo este año, será para el siguiente. Me gustan las plazas de quitaipón por el jolgorio y el ambiente que se forma cuando se montan, es mucho más popular. Antiguamente eran cuadradas igual que las de las fincas en las que se tentaba.

Hace un año se retiró harto de los toros grandes y del sistema. ¿Ha cambiado algo esta temporada?

Es difícil de cambiar. Lo que sí he procurado es no estar en sitios en los que se me va mucho de las manos el poder llevar ilusión. ¿Qué voy a cambiar yo? Puedo mandar el mensaje, pero los cambios se dan con más tiempo.

¿Qué le gustaría cambiar?

Cambiaría a los veterinarios, no tiene ningún sentido que digan si un toro es apto morfológicamente para la lidia o no. Saben mucho de sanidad y del papeleo que es a lo que se deberían ceñir. El trapío y la morfología lo dejaría en manos del presidente que es quien da la cara en un palco.

Planteó un año sin televisión ¿le ha condicionado no estar en plazas?

Sí, en todas las que se televisan. Se unen varias cosas. La primera es que, como decía Rafael de Paula, «el Espíritu Santo no sale en la televisión». Y la segunda es que la forma de retransmitir no me gusta. Continuamente se está interfiriendo en la obra que está haciendo el torero con los comentarios. Los comentaristas deberían mantener más el silencio. Es la única actividad artística en la que se está criticando en el momento de realizarla. En el flamenco o en la pintura se hace después. Hoy día se quiere explicar todo y el toreo no tiene explicación, es un sentimiento. Los sentimientos no tienen explicación. Es mi gran preocupación del año que viene. Movistar Plus Toros, un canal privado, está en la mayoría de sitios importantes. Me gustaría enviar un mensaje a los empresarios para que no se televisasen los seriales completos.

Madrid se televisa, ¿qué le parece el sorteo para la Feria de Otoño?

El sorteo tiene su atractivo, pero después cuando estás delante del toro no tiene ninguno. Es un morbo, está bien que se alimente, pero ¿qué pasará cuando el torero se ponga delante del toro? ¿Creará un ambiente favorable o seguirán diciéndole al torero que mata las corridas que él quiere? Si la parte crítica de Madrid me dice que no se va a meter con el toro que tengo delante, ya es un alivio grande. En Madrid desde que uno hace el paseíllo ya se están metiendo con algo. Cuando sale el toro, salga el que salga, no les convence ni les gusta. Si se acallan todas esas voces, bendito sea, pero no creo que lo vaya a conseguir. ¿Me apuntaría? Depende del pito y de la pelota. No estaría mal. Si todo eso de las protestas se acabara, al menos uno iría más tranquilo.

Sigue desempolvando suertes antiguas como el galleo del bú que hizo en León. ¿Hará algo en Sevilla?

Ojalá lo pudiese hacer en Sevilla y no el bú, sino otras suertes antiguas o en desuso pero que son clásicas. Tiene que salir ese toro que me lo permita

¿Qué cosas le inspiran?

Un toro que se mueva con nobleza; me inspira mucho José, mi afición, cosas unidas más a mi niñez, más al sentimiento que a la razón. Es lo que más me motiva. Tengo en mi pensamiento y en mi ilusión poder realizar en Sevilla cosas nuevas que hago en el campo y entrenando de salón. Hasta que no se graba el disco no queda y Sevilla es la discografía más importante del toreo.

Sorprendió y mucho con el traje goyesco de Ronda, ¿cómo fue la idea?

Llevaba tiempo queriendo hacer algo especial con alguien que supiera de las telas, de los adornos. Rehuía de los diseñadores internacionales que habían hecho cosas porque el toreo es muy de nuestra cultura española. Vicky Martín Berrocal hizo un trabajo extraordinario, es sencillo y lujoso, tiene mucha calidad, una idea muy romántica como la época de Goya. Me inspiré en un traje del actor Rodolfo Valentino.

¿Piensa en abrir la Puerta del Príncipe?

Sí, es el sueño pero claro, es tan difícil… Hace dos años me enfadé un poco con el presidente, no por cortar una oreja sino como casi siempre voy por delante en los carteles, si no le cortas las orejas al primer toro es imposible. Y más cuando el público te las pide. No me suelo enfadar porque es un tema que no me preocupa demasiado, me preocupo de la calidad de lo que ocurra en el ruedo. Y también por las pendientes del ruedo que estén lisitas para las querencias de los toros.

¿Se siente torero de Sevilla?

En Sevilla siempre se me ha exigido mucho, es una plaza a la que vengo con mucha ilusión y sufro porque a veces no salen las cosas. El público se enfada y me pregunto el porqué. Es una relación entre el amor y el odio que no es una situación agradable pero la acepto. También se que es una plaza en la que cuando me arrebato es un público que sabe profundizar hasta dentro. Sevilla es así. La indiferencia es más preocupante. Hay compañeros que me dicen que el silencio de Sevilla es lo que más les preocupa. Y llevan razón.

¿Cambiará de apoderado en 2019?

El compromiso con Manolo Lozano era por un año. He aprendido muchísimo con él, es un aficionado y un taurino como no quedan, muy romántico pero a final de año el apoderamiento termina. No sé por dónde tirar en 2019.

* Morante lidiará un novillo afeitado ya que el reglamente lo permite en un festival y no un toro de Miura.

Publicado en ABC SEVILLA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s