El recuadro: El virrey perulero

Hemos tenido la suerte de que surja un torero que vuelve a llenar las plazas. Se llama Andrés Roca Rey.

Por Antonio Burgos.

Cuentan que le preguntó una vez a Antonio Ordóñez un aficionado osado y pesado: -Maestro, ¿usted qué escuela del toreo prefiere? ¿La rondeña o la sevillana?

Y aquel genio inigualable del toreo en el siglo XX, que tenía en sí mismo a su peor enemigo, por lo desabrido que dicen que era y que conmigo nunca lo fue, sino todo lo contrario, respondió con la retranca serrana de su tierra:

-Mire usted, en el toreo sólo hay dos escuelas: la de los que saben torear y la de los que no saben.

Como si fuera aquel aficionado que se atrevió a poner en un brete al monumental torero de Ronda, osaría yo ahora decir:

-Hoy en día en el toreo hay solamente dos escuelas: la de los que llenan las plazas y la de los que no dejan más que cemento en los tendidos.

Que era lo que le dijo Luis Miguel Dominguín una tarde a Curro Romero, señalando unos vacíos tendidos de sol:

-El peor público es ese, los que no han venido.

Nada de esto se cumple con este virrey del Perú que nos ha llegado a la tierra donde Gallito era el Rey de los Toreros: con Andrés Roca Rey. Como este sábado, en la Feria de San Miguel de Sevilla, dicen que da por terminada la que para él, tomando el título del libro de Fernando Quiñones, ha sido «La Gran Temporada», no quiero que termine sin que le dedique el debido elogio, como fenómeno sociológico y como figura indiscutible. En este difícil momento de la Fiesta, cuando tantos la ponen en cuestión y la prohíben, hemos tenido la suerte de que surja un torero que vuelve a llenar las plazas. Se llama Andrés Roca Rey y, déjame que te cuente, limeño, ha vuelto a ser ese valor seguro para los empresarios, que ya saben que con su nombre en los carteles se vende todo el papel. Este verano, cuando llegaban las 10 de la noche, abría la aplicación de «Aplausos» en el teléfono móvil y le decía a la Jefa de mi Casa Civil:

-Vamos a ver dónde ha salido hoy a hombros Roca Rey.

No fallaba. No ha habido tarde de este más que sangriento taurino agosto, el de los largos viajes de los cochecuadrillas de Málaga a Bilbao, en que no haya salido Roca Rey por la puerta grande, con dos orejas, o con tres, o con cuatro. Más que Rey, Roca es este virrey perulero que nos llegó del otro lado de la mar océana para animar una amenazada Fiesta. Tiene, en una sola pieza, la pureza del citado Ordóñez cuando se echa la muleta a la izquierda y también asegura, con sus temerarios pases cambiados, lo que el gran público anda buscando en José Tomás, sólo que en plazas de primera categoría, con televisión, junto a las figuras, con el hierro que sea y sin tanto cuento del alfajor del ocultismo y las rarezas.

Lo conocí cuando acababa de tomar la alternativa y apenas tenía 18 años, en casa de Rocío de la Cámara. Viéndolo resolver sobre la marcha, con inspiración, con genialidad, todos los problemas que cada vaca tentada presentaba, me acordé de lo que sentenciaba Pepe Luis Vázquez: «Se torea con la cabeza». Tiene Roca una capacidad única para resolver los problemas de todos los toros que le tocan y a los que acaba haciéndoles faena, aunque sea llevándose a los mansos al terreno de su querencia. Me recuerda los conocimientos de Paco Camino, al que Gonzalo Carvajal, padrino de tantos sobrenombres taurinos, llamó «El Niño Sabio de Camas». Este es el Niño Sabio de Lima. ¿Que es un torero para los que no les gustan los toros? Pues eso precisamente es lo que necesita la languideciente Fiesta, que no quede en una liturgia para iniciados, pero con los tendidos vacíos. Enhorabuena por su gran temporada, torero, apreciado Roca, más que Rey, virrey perulero que, como un cante de ida y vuelta, ha venido para animar nuestra Fiesta.

Que falta le hace.

Publicado ABC

Anuncios

Un comentario en “El recuadro: El virrey perulero”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s