¿La fiesta en paz? Tanquete taurino en Los Azulejos con dos festivales el 13 de octubre


Por Leonardo Páez.

Cada quien su fiesta y el toro bravo en la de todos, debería ser la consigna, pero donde la puerca tuerce el rabo es a la hora de ponerse de acuerdo en lo que es un toro y lo que significa bravura, ya que para esa clasificación suelen anteponerse intereses ajenos a la esencia y vigencia de la tauromaquia.

Afortunadamente aún quedan promotores y ganaderos con una idea clara de lo que es hacer fiesta sin menoscabo de esa esencia, es decir, del respeto a la dignidad animal, del toro de lidia, de los actuantes y del público, que suele saber poco, pero siente, y mucho, cuando no es tomado en cuenta por las empresas en los carteles, con diestros importados que no importan o nacionales no consolidados. Y luego los positivos se sorprenden de que la gente no asista a las plazas con antojadizos carteles de ferias apoyadas por los gobiernos pero sin criterio taurino.

Con motivo del 25 aniversario de la alternativa del diestro jalisciense Alfredo Ríos El Conde, el sábado 13 de octubre se llevarán a cabo dos festivales en la plaza de toros Conchita Cintrón del Centro Caballar Los Azulejos, en la Zona Esmeralda de Atizapán de Zaragoza.

El primero dará inicio a las 12:30 horas, con los matadores Juan Rodolfo Islas, Luis Miguel Cuéllar, Pepe Medina y el novillero michoacano Emiliano Villafuerte El Moso, quienes lidiarán toros de La Guadalupana, del escrupuloso ganadero don Juan Flores Chávez. Como incentivo, el triunfador de este festejo tomará parte del segundo, a las 16 horas.

Este nuevo cartel lo integran, además de El Conde, el pundonoroso matador hidrocálido Fabián Barba; el triunfador José Luis Angelino, de Tlaxcala; el magnífico diestro capitalino Juan Luis Silis –además de triunfar con hierros que antes lo tuvieron al borde de la muerte, ¿qué se necesita para torear en este entreguista país?–; el recientemente alternativado José Medina; el novillero michoacano Emiliano Villafuerte, El Moso, y el debut de Karla Santoyo como rejoneadora, quienes lidiarán siete ejemplares de La Guadalupana, cuyo criador ha seleccionado de manera especial.

Por si faltara, también se podrá disfrutar del siempre vistoso espectáculo ecuestre de Santa María de los Alamares, así como de la actuación especial de la bailaora Karina Jiménez y su grupo Pasión Flamenca, sin faltar la verbena anexa, que es un agasajo. Todo esto con el claro propósito de lograr el acercamiento de los aficionados y de atraer nuevos partidarios de la fiesta en una labor proactiva; es decir, con propuestas sustentadas en criterios taurinos, con oportunidad y eficiencia, ha dicho el incansable Pepe San Martín, promotor de este suculento banquete, no sólo en lo taurino sino complementado, con carpas de alimentos y bebidas en un arbolado entorno. Esto es tomar en cuenta al toro, a los toreros y al público en un marco de categoría para honrar, de verdad, a la fiesta brava.

Publicado en La Jornada

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s