El Perú de oro… Por Bardo de la Taurina

Escuchando esa voz, esa personalidad, esa manera de trasmitir, esa manera de atrapar, esa manera de expresar, esa manera de interpretar, esa sensualidad que en un jadeo se vuelve cachondería que posee y explota la peruana Eva Ayllon la que nos lleva de los géneros afroperuanos a los valses andinos, toda una mujer que le ha enseñado al mundo de la música, que en esta vida, las mujeres pa’ triunfar, necesitan redondear, no solo en atributos, no solo en cualidades, sino en todo, porque hoy pa’ triunfar se necesitan todos los números del Melate, y ya que se tienen, pues hay que tenerlos alineaditos o sea algo más que canijo, así surge ese himno que fue en lo que se convirtió ‘Cuando llora mi guitarra’ y la hoy “Reina de Landó” empieza a darle propulsión al acenso hasta enfilarse a la nominación de los Premios Grammy.

En esas estaba del gozo de lo musical y de la elevación por los vientos de los incas, cuando una mexicana me vuelve a remontar a esas tierras peruanas tan ligadas a la belleza, es la matadora “Lupita López”, a quien recuerdo en esa alternancia de campo, en el paraíso de los ganaderos, no del brillo sino del oro mismo que lo son los patrones de ‘San Simón’, los hermanos Sánchez Paredes, quienes como dueños de yacimientos minerales de plata y oro están acostumbrado a los valores y las joyas, así que no es de extrañarse que por esos lares le abriesen de par en par las puertas a su paisano que lo es de oro macizo Andrés Roca Rey, así como a la gema sureña “Lupita López” que en orfebrería torera anduvo compartiendo la diadema de la bravura, bajo la mirada del diestro apoderado Don Amado Luna.

Hombre de conceptos más que interesantes, quien considera el toreo como una cultura artesanal y por ello no concibe ni permite que a los artesanos se les regatee la paga por la aportación a las tradiciones, que eso es lo artesanal comenzando por la torería, a la que nunca se estará de acuerdo se les limite sus pagas, máxime que pa’ crear sus obras artesanales y únicas por instrumento principal llevan el alma y ponen su vida por delante, en una liturgia que siempre que sea realizada como pieza única, debe de ser redituable en todos los sentidos, Don Amado Luna desde aquellas tierras blancas nos comenta que la torera a la que apodera está transitando por una sinfonía de amplitud de repertorio y más aún de sello propio.

Y lo anterior me lleva a preguntarme y si el toreo encuentra su máxima expresión en la joyería de lo artesanal, ¿Qué van a hacer? los toreros con algunas excepciones de la última década, han sido fabricados con los moldes piratas o troqueles de imitación que fabricaron con plomo desechable los apoderados y empresarios, basándose en esas piezas originales ‘Made in Spain’ cuyas marcas ya son de sobra conocidas y de alguna manera vislumbran una no muy lejana retirada y es que las grandes marcas se volverán piezas casi de exhibición “Pepe Tomy” alias José Tomás marcó la pauta hace tiempo, “Morante de la Puebla” ya le bajo a la frecuencia, su Majestad Enrique Ponce se ha venido dejando ver menos, lo mismo que Julián López “El Juli” lo hará la próxima temporada y así los clásicos llegaran a ser solo clásicos, lo cual es mucho decir, pero ya no serán moda.

Y entonces la pregunta es; ¿Qué van hacer o que va hacer de los toreros troqueles pululantes, pero no impactantes?, ¿van a cambiar en su forma de imitar?, les tengo una mala noticia señores toreadores, la cosa o situación se les va a poner color muleta y creo que no van a poder reciclarse o convertirse en clones.

¿Por qué? pues porque al que tendrían que parecerse los que no tienen sello propio, que son la gran mayoría, es ni más ni menos que al peruano Andrés Roca Rey, y aquí va a ser donde la puerca tuerza el rabo, empezando porque pa’ parecerse al inca en lo impactante, tendrían que tener enfrente toros de verdadero cuajo, bravura, trapío, edad y de esos, muy pocos salen a la plazas lo cual no quiere decir que no los haya en el campo bravo, y aquí vendrían más consideraciones, si creen tener el valor de Andrés, la enjundia de Roca, y la ambición de Rey.

¿Por qué no tenemos más como Andrés Roca Rey que partan el queso en donde hay que partirlo de verdad que lo es en España, Francia y desde luego en México?

Lugares estos, donde hace una década en que ningún torero azteca, lleva en el pasaporte el sello de interesante, ¿alguna duda? Si la hay, la atajo de a rapidito ¿entonces porque anda circulando en las redes una llamada de auxilio pa’ que la gente del tendido les defienda su chamba con firmas que convenzan a los legisladores de que vale la pena seguirles conservando su fuente de trabajo?

El antídoto pa’ que conserven su chamba no es exhortando a que la gente vaya a las plazas concretamente a la México, lo que debería de suceder es que su exposición profesional, fuese tan realmente profesional, que convirtieran su actuación en un imán de atracción y no en un grito de desesperación en el desierto, que nadie lo va a escuchar en la asamblea legislativa y no porque no puedan gritar fuerte en el número de firmantes, sino porque como en los grupos de doble A.A. lo primero es reconocer que ya se tocó fondo y aquí andamos pensando que la fiesta que ustedes hacen con los bureles rebajados y rasurados sigue siendo atractiva, ¡cuidado con creérselo! porque la coba, es peor que la escoba.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s