Es lo que digo yo: El tiempo es sabio, pero no siempre es justo

Ignacio Garibay en un momento de la tarde de su despedida de la Plaza México. Foto Plaza México Prensa.

Por Luis CuestaDe SOL y SOMBRA.

El tiempo es sabio pero no siempre es justo y precisamente “tiempo sabio” fue el nombre del toro de Julián Hamdan que regaló Castella tras haber haber pasaportado un lote muy malo de la ganadería titular y con el que por momentos anduvo muy cerca de lo gloria.

Sebastián Castella realizó una faena emocionante, pero intermitente; aunque la realidad fue que se le escapó un toro de puerta grande por sus fallos con la espada y por no haber conseguido estructurar una faena completa ante un noble y encastado astado, muy justo de trapío.

Tiempo sabio” llegó al tercio final con tranco, prontitud, fijeza y transmisión. Sin embargo la faena por momentos resultó monótona y Sebastián anduvo acelerado, con la muleta enganchada y sin muchas ideas. Es cierto que también hubo grandes muletazos y toreo del bueno con el capote, pero la faena de triunfo grande nunca llegó del todo.

El remate final fue un bajonazo certero que emborronó la faena, algo que no le importó a un público desinformado y festivo que pidió con fuerza las orejas y que atinadamente el juez de plaza no concedió. La oreja que finalmente se llevó fue un premio menor para el torero y para el ganadero que crió un toro de verdad bravo.

También hay que señalar que fue reprobable la actitud de Castella al encarar al juez Jesús Morales por no haberle otorgado la segunda oreja tras el sartenazo que señaló, algo que nos habla del poco respeto que le tienen algunos toreros a la Plaza México.

El resto del festejo tuvo otras dos partes: Un final feliz para Ignacio Garibay en su despedida y una tarde desaborida para Diego Silveti.

Garibay pudo despedirse con dos orejas en la espuerta y el respeto de la afición que lo trató fenomenal toda la tarde. En ninguna de sus dos faenas se produjo el prodigio del toreo, pero tuvieron autenticidad y lo más importante fue que Garibay pudo vivir por última vez la soledad trágica que viven el toro y el torero, frente a frente en el centro del ruedo de la Plaza Mexico.

De las dos faenas la del cuarto toro fue la más emotiva y la más completa, es cierto que en el transcurso de la obra hubo imperfecciones, el temple no se produjo con la necesaria continuidad y los enganchones de muleta mancharon un poco la faena, pero se ganó a ley la oreja y en la vuelta al ruedo el público se le entregó con fuerza.

Y si la tarde de Garibay tuvo un desenlace feliz, la de Diego Silveti fue la otra cara de la moneda, ya que su lote estuvo compuesto por dos toros muy justos de fuerzas.

El primero que era de una invalidez clamorosa, en la muleta se mantenía a duras penas sobre las cuatro patas, pero fue un bomboncito sumiso. Silveti le dio todos los naturales y derechazos templados que pudo, pero sin mucho calado en el tendido.

El sexto, pese a su invalidez, fue un toro noble que le permitió todo, pero soso. Silveti que anduvo muy bien con el capote toda la tarde, con la muleta lo toreó con entrega pero sin lograr emocionar, salvo cuando recurrió a los cambiados por la espalda, capetillinas y bernardinas. Al final le instrumento cualquier cantidad de pases y aunque pegar pases y torear, en opinión de algunos aficionados, son un mismo concepto. En la tauromaquia no lo son.

Pegar pases es endosarle al toro suertes inconexas, sin estructurar la faena con propósito de, dominio. Torear es todo lo contrario: Es ligar las suertes para un progresivo dominio del toro y, una vez conseguido, la faena está hecha.

La oportunidad del triunfo que necesitaba, la perdió con la espada con su segundo, al que si lo llega a matar a la primera oportunidad, seguramente le hubieran pedido la oreja por como estaba el público de festivo ayer en la Plaza México.

El encierro de La Estancia tampoco dio el juego esperado por todos, aunque hay que señalar que hubo dos toros nobles con movilidad (1° y 4°) y que los corridos en tercero y sexto lugar tuvieron clase en sus embestidas. El problema fue la poca fuerza y casta de todo el encierro.

Una élite de sabios de la tauromaquia atribuye a la consanguinidad las caídas de los toros, sin embargo afamados catedráticos que han estudiado a fondo el tema aseguran que la consanguinidad nada tiene que ver, y que más consanguinidad había en las reses de principios del siglo pasado, y no se caían. A lo mejor el mal no está en el toro, sino en el hombre.

Es lo que digo yo.

Para el próximo domingo anuncian dos toros de Reyes Huerta para rejones y de Arturo Gilio para Andy Cartagena a caballo, Arturo Macías y Leo Valadez.

Twitter @LuisCuesta_

Anuncios

5 Comentarios »

  1. Que pena siento como aficionado y tener que decir mi Verdad que creo que es la de muchos.
    SER BUEN AFICIONADO CON COMCEPTOS PUROS DEL TORO Y EL TOREO, REQUISITO IMPRESINDIBLE PARA SER PROFESIONAL DEL MEDIO TAURINO.

    La fiesta se la están cargando los propios profesionales del mundo del Toro, si tocamos rama por rama nos lleva al tronco, que es el TORO eje de la fiesta, desgraciadamente la cabaña Brava Mexicana esta en una curva descendente sobre la raza y bravura que debe prevalecer en esta casta de este bello y único animal.
    La emoción primer sentimiento que tiene que tener la FIESTA TAURINA, sin esta emoción el toreo no tienen sentido ni da valor al espectáculo que es una lucha de vida y que culmina con la muerte.

    La cabaña brava ganadera Mexicana esta en decadencia Total y los culpables son los ganaderos, que confunde la calidad en la embestida con docilidad, facilidad y simpleza, buscando el famoso Toro que piden las figuras un toro que no moleste estar delante del mismo.

    Siempre he mantenido que lo principal que te lleva a involucrarte en este apasionado mundo taurino es la afición al mismo, pero partiendo de ser muy buen aficionado con los conceptos muy claros y puros del toreo y del toro, de ahí se desprende todo lo demás, si el aficionado se convierte en profesional de este mundo taurino, bien sea como torero, ganadero, comunicador, empresario taurino etc. si estos valores no los tiene bien definidos serás un muy mal profesional dentro del ámbito que se desenvuelva.

    En la búsqueda de una bravura descafeinada los ganaderos equivocadamente le han bajado al toro la raza, esa bravura noble pero arrogante viril que hace crecerse al castigo, con fijeza, humillación, largo recorrido y tiempo, donde el torero primero domine y encause esa embestida, para después crear esas obras de arte que paran el tiempo y se recrean de por vida en los recuerdos, por lo mismo enfatizo tanto en la emoción que nos da la bravura en el ruedo ante un toro bravo y un torero gallardo, que nos hace respetarle por jugarse la vida mientras en la fragua del toreo forja una pieza sin igual en un espectáculo único y vivo como es el toreo.
    Cuando se conjugan estos dos elementos que nunca deben faltar ni andar por separados el toreo se convierte en una olla en ebullición llena de emoción, sentimientos, arte, belleza y elegancia.

    Sres. Ganaderos y Empresarios luchen por mantener su negocio puro hoy día seria con etiqueta de producto Orgánico esto nos garantizaría la verdad única bravura e integridad de las astas y con esta verdad el toreo vuela por si solo sin ayuda de nadie, los toreros volverán a tener esa plusvalía que muchos han perdido y lo mas importante el publico que paga su boleto y mantiene este espectáculo volverá a los tendidos.
    Es indigno lo que se esta ofreciendo en todas las plaza del país; toros mansos impresentables, inválidos, con presunción de astas manipuladas como lo que presenta la plaza México la mas importante y escaparate de la fiesta en toda la republica, Sres. profesionales hagan conciencias incluyendo la tapaderas de los medios de comunicación presentes en la retrasmisiones, si la fiesta sigue por este camino seguro llega al abismo.

    Ganaderos que hablaban y dan entrevistas antes y después de la corrida, donde expresan que ellos crían y seleccionan un toro con arte para el disfrute del torero….. ante poniendo en segundo lugar al publico aficionado espectador que es sin lugar a duda el consumidor del producto y mantiene el espectáculo.
    Por favor tomen conciencia del momento que pasa la fiesta ustedes los profesionales y piensen en nosotros los aficionados de a pie que pagamos boletos por ver un espectáculo digno que llene nuestra afición.
    Medios de comunicación no generalizo, solo para aquellos mercenarios que tapan bloquean y disimulan la verdad, deberían de utilizar sus medios de comunicación para guiar al nuevo aficionados y llenarlos de valores puros y éticos de esta fiesta, no me sirven los comunicadores que hacen mención siempre sobre historias del toreo que sin dudas son importante pero siempre que se comenten en su justo momento.
    En las retrasmisiones tienen y deben hacer análisis técnicos y educativos valorando las condiciones y características de cada toro en su comportamiento, si es acertada la lidia que el torero esta proponiendo debido a las circunstancia del momento con todo lo que con esto conlleva, esto seria una manera correcta de guiar y hacer buenos aficionados siempre anteponiendo los valores
    auténticos de la fiesta,

    Me gusta

      • Más claro ni el agua lo que manifiesta valientemente el aficionado R. P. Moreno, qué haciendo aflorar su afición, pasión y respeto por la fiesta de los toros, señala y acusa a los protagonistas de la misma, por el gran daña que le están causando a tan hermoso espectáculo.

        Podremos quién o quienes nos atrevemos a elevar nuestras válidas inconformidades por los atropellos qué, sistemáticamente cometen en contra nuestra dichos protagonistas, y gastar tiempo y ríos de textos elaborados para denunciarlos y de paso, respetuosamente pedirles a esos “malandrines”, corrijan sus actitudes fraudulentas en contra nuestra como aficionados que somos, y jamás podremos hacerlos reflexionar para que acepten el engaño que nos hacen así, como a la propia fiesta que es de la que viven como profesionales que son. Y sobre todo que entiendan y acepten; qué, nosotros la aficionados: ¡SOMOS LOS QUE SUBVENCIONAMOS LA FIESTA DE LOS TOROS POR TANTO, SOMOS LA PRIORIDAD, A ATENDER Y CUIDAR!

        Le gusta a 1 persona

  2. Decepcionante el juego y la presentación del encierro de Los Encinos, perdiendo las manos a pesar de que los toreros trataron de cuidarlos en ocasiones sólo señalando el puyazo y sin obligarlos en la muleta, falta de fuerza, descastados, Garibay le puso sentimiento a su faena con el 4o y estuvo bien con el capote, Diego Silveti tuvo pasajes interesantes de buen toreo con el anovillado 6o que nadie protestó, pero falló con la espada. Castella tuvo el mejor toro de la corrida en el de regalo, uno de los mejores que le he visto a Hamdan que últimamente ha tenido tardes decepcionantes en La México, un cambio de manos de pintura y una serie de naturales emocionante, pero cae en el toreo acelerado, deteniéndose de los cuartos traseros, acortando demasiado la distancia, y permite los enganchones de un toro que no tenía malas ideas y le permitía desarrollar su toreo, era de triunfo para como estaba la afición de la plaza, cada vez menos exigente pidiendo las dos orejas a pesar del bajonazo, y aventando cojines al ruedo al final.
    Contribuye la mala narración de los cronistas, confundiendo a la nueva afición y haciendo comentarios totalmente contrarios a lo que la mayoría vimos en el ruedo, incapaces de una crítica a la ganadería y por momentos olvidando los fundamentos y términos para describir una faena, será un martirio soportarlos en las transmisiones el resto de la temporada.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s