Diego Ventura pone la rúbrica en Querétaro a su año más grande

De SOL y SOMBRA.

No cabía otro final que no fuera éste, posiblemente, para la mejor temporada de un rejoneador en la historia de este arte.

Lo atestigua el peso implacable de lo conseguido. Aquel rabo de Madrid, el de Arles también, la encerrona en Las Ventas, las diecisiete puertas grandes en la primera plaza del mundo, el indulto del toro Fantasma en la México.

Hitos todos ellos, de ésos que, de forma muy extraordinaria, se consiguen alguna vez en el cómputo de una vida completa, pero que Diego Ventura ha tornado en habitual en su camino de un año que era el de los veinte años y que ya es el año que marca el antes y el después de los años que tienen que venir.

Lo hecho, escrito está y ya no tiene vuelta atrás, sino muchos pasos adelante en la proyección social de un arte que no sólo no es menor, sino que es mayúsculo*

Resumen del Festejo:

Querétaro, Qro.- Corrida Navideña. Tres cuartos de entrada. Toros de De la Mora, bien presentados, entre los que destacó el 3o. con vuelta y los jugados en 5o. y 6o. lugar que recibieron arrastre lento.

Diego Ventura: Oreja y dos orejas.

Jerónimo: División de opiniones (dos avisos) y silencio.

Ignacio Garibay (en su despedida): Dos orejas y dos orejas.

Con información de Diego Ventura Prensa*.

Twitter @Twittaurino

2 Comentarios »

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s