Guadalajara: Por favor, las golondrinas para la seriedad en el Nuevo Progreso

Enrique Ponce con su segundo de Jaral de Peñas. Foto NTR Toros Twitter.

Lo decía el público: “Esto es un atraco”. A coro lo decían en el tendido: “¡Esto es un atraco; manos arriba!” pero amigos no hay por qué escandalizarse ni de los encierros terciados, ni de la falta de trapío o de las sospechas de afeitado. Esto es lo que sucede cada tarde cuando actúan juntos Enrique Ponce y José Adame. El atraco típico de invierno.

Por Juan Carlos Valadez – De SOL y SOMBRA.

Guadalajara, Jalisco.- Estábamos en las afueras de la plaza esperando entrar al coso del Nuevo Progreso, cuando vimos pasar unos amigos de esos aficionados de “toda la vida de Guadalajara”, amigos de tal y tal ganadero, del empresario, del periodista de la “tele”, de algunos toreros de moda o en el retiro, así como de todos sus hijos, nietos y hasta de los taquilleros.

Nos saludamos y de pronto uno del grupo soltó un comentario que iba según lo recuerdo de esta manera; “que bueno que han venido los De SOL y SOMBRA para ver al maestro Ponce, porque hoy será su tarde, ya lo verán” remató su comentario con cierto aire aflamencado este tapatío de cepa, muy elegantemente vestido siempre y de los pocos taurinos fieles qué hay todavía en esta plaza.

Casualmente nuestros asientos no estaban muy alejados y entre toro y toro pude ver a nuestros amigos muy serios toda la tarde en sus barreras de sombra esperando la puerta grande, que apenas antes del paseíllo se daba por segura para Ponce y al final ni se abrió ni nada.

– ¿Que te digo? Esto es una ciencia imperfecta le comenté a la salida del festejo al oráculo tapatío.

Y es que el ambiente era inmejorable, tres cuartos de entrada y casi todos daban por segura la puerta grande para los tres matadores y también para los ganaderos de moda, lo que propiciaría una vez más el titular habitual de las reseñas taurinas de provincia: “La tercia y el ganadero por la puerta grande”.

Pero nada de eso paso porque el encierro de los Encinos y de Jaral de Peñas fue en líneas generales manso, desclasado y muy justo de fuerza.

Después de un inicio de festejo amable, la tolerancia de la afición disminuyó por el poco juego de los tres primeros astados que saltaron al ruedo y lo demás fue pan y circo. Pero toreo lo que se dice toreo verdad no hubo, tan solo vimos un remedo de ese toreo moderno vulgar que pulula en toda la urbe taurina por estos días.

Porque no vea usted qué límites alcanzó el pegapasismo de los meritados artífices. Vamos a excluir al Conde que ayer dijo adiós tras una faena a su segundo toro de Los Encinos, en donde por momentos anduvo asentado con la muleta -tras un brillante tercio de banderillas- en una faena de series cortas, que finalmente pudo rematar con una gran estocada para llevarse dos orejas y el reconocimiento del público tapatío. En este toro cometió una grave pifia el veterano juez de plaza Alfredo Sahagún, al otorgarle inmerecidamente el arrastre lento al toro.

Pero los que si no tienen perdón son Enrique Ponce y José Adame cuyo desaforado pegapasismo alcanzó niveles francamente intolerables en el Nuevo Progreso. Afortunadamente ambos contaron con un público desinformado que atribuye a la maestría todo en cuanto hagan, así sea correr, cómo efectivamente hace Enrique Ponce entre pase y pase. Además en la peor versión que le he visto en nuestro país.

Ponce que en esto de correr es un maestro, ayer nuevamente se estrelló con la incomprensión y el repudio de un sector del público tapatío que no le permitió nada durante su actuación. Así hubiera pegado cien pases con cien carreras, el sector serio de la plaza no le compró el abuso del pico; ni los pases al hilo del pitón descaradamente fuera de cacho; ni tampoco sus poncinas.

Al segundo de su lote de Jaral de Peñas, un toro justo de presencia que fue protestado durante toda la faena, le instrumento una faena superficial, ventajista e interminable entre gritos de ¡novillero! del tendido, que culminó con un bajonazo. Y ya no hubo puerta grande, ni oreja, ni aplausos, ni nada. Al final lo único que se escuchó fueron pitos y protestas para el torero de Chiva en ambos toros.

El Conde anduvo discreto con su primero del hierro de Jaral de Peñas, un toro noble que sacó algo de casta, en una faena por derechazos poco fundamentada y otra por naturales sin echar la pata pa’ lante según mandan los cánones. A su segundo de Los Encinos le cortó las dos orejas y para su buena suerte, su despedida resultó triunfal y emotiva.

José Adame que ahora es dirigido artísticamente por El Zotoluco, le montó al primer de su lote una faena malísima por derechazos, larga y muy poco aplaudida. Y al sexto le pego también otra faena interminable, voluntariosa, pero sin arte alguno, pero que fue muy aclamada por el sector “light” del público; y solo porque mató mal no le dieron la oreja. Que es de lo que se trataba hoy para Ponce y Adame, de abrir la Puerta Grande, algo que solo el torero que decía adiós consiguió finalmente.

Por cierto el palco de la plaza de Guadalajara dió risa y es que permitieron el juego de un encierro terciado sin el rigor que exige esta plaza.

Ojalá que esta corrida no sea recordada por haber arruinado el exiguo crédito de la plaza de toros del Nuevo Progreso, o la que terminó por echar a los pocos aficionados fieles que quedaban en esta ciudad y que acabó definitivamente con la fiesta verdadera en esta ciudad cargada de tradición taurina.

LOS ENCINOS, JARAL DE PEÑAS / PONCE, EL CONDE, ADAME

Tres toros de Los Encinos (1, 3 y 5) tres de Jaral de Peñas (2, 4 y 6), algunos justos de presentación, inválidos y dóciles, siendo él lidiado en cuarto lugar muy protestado por su falta de trapío, el quinto de la ganadería de Los Encinos fue premiado equivocadamente con el arrastre lento.

Enrique Ponce: Pitos en su lote.

Alfredo Ríos “El Conde” que decía adiós a los ruedos: Silencio y dos orejas.

José Adame: Silencio en su lote.

Plaza “Nuevo Progreso”. Cuarta y última corrida de aniversario. Tres cuartos de entrada.

Twitter @Twittaurino

6 Comentarios »

  1. Amigos aficionados no se molesten, en esta viña del señor cualquier miau amigo de algún torero escriben para defender lo indefendible, pobres villamelones, porque el concepto del torero que tienen es tan pobre que su meta son los Adames con eso ni para que buscarle 5 pies al gato.
    El concepto del toreo es uno solo y largo como la carretera de Zacatecas a Saltillo, y el torero que no busca esa guía se convierte en un pega pases mas, porque en el toreo no todo son orejas y rabos, esos son retazos, una faena tienen que ir acompañada de registros como marcan los canones de la tauromaquia para quedar cincelados en la pupila y recuerdo de los buenos aficionados.
    Y con relación al festejo de Guadalajara empezando por el juez un empleado mas de esta empresa que no le toma el pulso al aficionado.
    Los ganaderos gente con muchos años en el medio, no saben a estas alturas el tipo de toro que tienen que traer a esta plaza que es de primera, años atrás la mas seria de la republica.
    El maestro Ponce tiene que pensar muy bien, con que corrida y de que ganadería tiene que elegir para volver a entrar en Guadalajara, debería de buscar en sus registros y asesores.
    Joselillo Adame no encaja en el aficionado de Guadalajara y menos dantos tantos pases sin ton ni son, porque estructurar una faena es otra cosa que escarbe dentro de si, porque ni con nuevos apoderados le encuentra la punta a la madeja de tauromaquias que trae dentro, como consejo en la vida hay que ser uno mismo y fiel a sus conceptos………
    Y del Conde pues que le valla bien en su nueva etapa en esta vida.
    Una tarde para el olvido que no quedaran en la mente ni pupila del buen aficionado de Guadalajara, y menos para los que nos desplazamos de otras ciudades de la republica esperando ver un espectáculo
    digno de una plaza de primera.

    Me gusta

  2. valadez y luis gonzalez ya leyeron quien triunfo en Ecuador en la 1a. corrida de feria JOSE LUIS ADAME grabencelo casi no hay corrida que torean lod ADAME sin que corten pelo no son como los Diego Silveti El Payo sus idolos de barro y valadez yo no ofendo como tu de cual tomaste fue tu ultimo comentario

    Me gusta

    • “José Luis Adame”? Quien es ese?… Conecte las manos al cerebro antes de ponerse a escribir sinsentidos e idioteces, aprenda a manejar comas, acento, ortografía y redacción, porque no se entiende un carajo de lo que escribe. Aparte de villamelón se nota a leguas que tiene ud. la cultura de un peón de albañil que quiere pasar como “entendido”. Termine la primaria, cuando lo haga y aprenda a expresarse con la corrección debida entonces podrá hacerse entender y opinar.

      Me gusta

  3. Juan Carlos buenos días, soy tu servidor Ramón Guardado que en ocasiones hago minientrevistas en YouTube sobre la Fiesta, ojalá y pudieras contactarme para ver si podemos hacer una con este tema de las figuras que en México torean muy comoditas…

    Me gusta

  4. Tarde de las que quitan afición, en donde se vio que a Alfredo Sahagún le importó más quedar bien con sus ex-patrones que con el público que paga.
    Tarde donde un cínico que se hace llamar “figura del toreo” viene a engañar a los claveleros, con una faenita de medios pases y un espadazo caído y acabar mendingando la orejita al juez. Donde Adame, junto a su hermano, se convierten en la versión moderna de los hermanos Almada; quieren aparecer en todos lados y no hacen nada; dirigen, producen, actúan, se matan, reviven, pero de torear, nada. Del Conde poco se puede decir, demostró porque su trayectoria transcurrió entre la mediana segunda fila, toreo de efecto, codillero y sin profundidad… que le vaya bien en su nueva vida.
    El ganado terciado y sin trapío, parece que al ganadero Martínez Urquidi le preocupa más ponerle nombres ridículos a sus animales, que preocuparse por enviarlos con presencia. Lo mejor es que fue la última

    Me gusta

  5. Tarde para el olvido, como tantas donde, cuando se puede hacer afición, se da gato por liebre al villamelonaje incauto que acude al llamado del figurón de la novillería mundial Enrique Ponce. Tarde donde la lejana seriedad del Nuevo Progreso recibe otro escupitajo de autoridades, profesionales y empresa a partes iguales aún con el bochornoso antecedente del mes de octubre donde el escándalo tronó.

    El sector duro seguirá yendo y seguirá defendiendo su plaza, por más que le incomode y le cause escozor a coberos, aplaudidores con pluma y micrófono, “afisionaos güenos” con cortesía o pase en mano y a toda la fauna de vividores de la fiesta que todo aplauden al llamado de la cortesía, la invitación a pachangas y tertulias-besamanos.

    En Guadalajara manda el tendido duro y no nos van a callar. Ponce que no vuelva y Adame en lo posible tampoco. Que imponga el que LLENA, si no llenan a tragar y a salirle a chon lagañas.

    Le gusta a 1 persona

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s