Observatorio Taurino: La temporada calienta motores

Roca Rey homenajeado un día antes de recibir el premio Paquiro de manos de Vargas Llosa.

Los aperitivos invernales, como la miniferia de Vistalegre, sirven de calentamiento a los toreros. Pero en la última semana taurina también se habló de la victoria del ‘lobby’ ganadero en Bruselas o la complicación del último percance de Saúl Jiménez Fortes.

Por Álvaro R. del Moral.

Sevilla, Madrid y… Cáceres:

La actualidad taurina de las últimas semanas ha estado protagonizada por los vaivenes del famoso bombo de Simón Casas, que ha colocado a Roca Rey en el trampolín de su definitivo estrellato al su particular duelo al sol con los toros de Adolfo Martín. También se ha seguido hablando de la definitiva gestación de la Feria de Abril y el abono sevillano, de los que ya tuvieron cumplida información en este medio. Y hablando de Sevilla, hay que recordar que la empresa Pagés ha hecho su propia apuesta: subir el número de abonados con el reclamo de la indudable excelencia de la yema de los carteles. En otros tiempos, no tan lejanos, habría sido pan comido pero hoy hay que contar con otras derivas. Y la verdad, también hay que tomar el pulso al descontento de no pocos fieles abonados por la abrupta subida de sus localidades y la cancelación de ese 10% de rebaja que incentivaba el esfuerzo económico que hay que asumir. No se trata de hacer sangre pero la empresa debería tomar nota de esa marejada para mantener –y aumentar- su propia clientela. Volvemos a lo de siempre: si hay facultad de elegir festejos y entradas la condición de abonado ha dejado de tener sentido. Pues algo habrá que hacer… El caso es que la temporada, en espera del definitivo pistoletazo fallero, ya ha echado a andar. El primero en golpear –y lo ha hecho fuerte- ha sido Emilio de Justo. El torero extremeño, uno de los nombres más ilusionantes para el nuevo año, mostró su estado de forma, fondo y sitio en el prólogo invernal de Vistalegre cuajando de cabo a rabo a un gran ejemplar de Parladé. No se libró de una inoportuna fractura de escafoides de la que ya ha sido operado. Aún tiene tiempo para ponerse a punto antes de las primeras ferias del gran circuito. Emilio de Justo quiere apostar fuerte: renunció al bombo pidiendo las corridas de Victorino e Ibán en San Isidro. Seguramente optará a un tercer encierro de distinto signo. Pero es que el matador ya ha anunciado que también escogerá los ‘victorinos’ para protagonizar una encerrona en solitario en el ruedo francés de Dax. Será el próximo 7 de septiembre. Mucho antes, el 4 de mayo, se habrá enfrentado a ellos en Sevilla. Ojo al cacereño…

Victoria en Bruselas y alarma en Castilla:

Pero hay más cosas que contar de los siete días que quedaron atrás, como la primera victoria comunitaria del flamante ‘lobby’ del mundo rural, operante en el parlamento de Bruselas. La Comisión de Medio Ambiente de la cámara europea ha rechazado las enmiendas presentadas por el Grupo Confederal de la Izquierda Unitaria Europea Verde Nórdica, impulsadas por los eurodiputados de Podemos, que buscaban suprimir las ayudas a las explotaciones agrarias de toros de lidia. Hay que reiterar el dato: se trata el primer fruto de la nueva estrategia de comunicación y presencia institucional de los ganaderos de bravo en Bruselas, que han encontrado sus mejores aliados en el resto de planetas del universo rural, con la caza a la cabeza. El objetivo, recalca la Unión de Criadores, es desarrollar una política activa en la capital europea que explique qué es y cómo vive el toro bravo para así desmontar las recurrentes campañas de movimientos animalistas en las instituciones comunitarias en la última década. Aún queda saber qué pasará en la votación definitiva, prevista para abril. Pero ya que hablamos de todas las aristas de ese mundo rural redescubierto por las fuerzas políticas hay que tomar nota de la peligrosa interrupción del ejercicio de la caza en la comunidad de Castilla León, dando alas a las estrategias del Pacma. Se crea un peligroso precedente al que no es ajeno el mundo del toro. Cuidado…

Otras cosas que se hablaron en la semana que se fue:

Pero en la semana taurina que se fue también hubo que lamentar algunas noticias indeseadas. Una de ellas es la grave infección del diestro malagueño Fortes, que le ha obligado a cortar por los sano en el que, posiblemente, es el mejor momento de su vida. El torero ya ha anunciado que no podrá estar en Valencia. Pero tampoco lo hará en San Isidro. El tema es complicado y, además, va para largo. Se trata de una infección de los huesos, consecuencia de la fractura de peroné que sufrió, hace ya seis meses, en la feria de otoño de Madrid. El tema es muy serio. Fortes es un torero por descubrir. Se le desea suerte y mejoría. Pero estos días también nos brindaron una estampa de otros tiempos: fue la huelga de hambre del novillero Jesús Álvarez a las puertas de la plaza de la Maestranza. Parece que el chaval ha establecido algún contacto con la empresa Pagés que le ha animado a desistir de tan drástica decisión. No lo tiene fácil. No lo tiene nadie.

Publicado en El Correo de Andalucía

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s