Texcoco: ¿Qué sucede con la plaza de toros?

TEXCOCO, México.- La historia del Gran Faraón de Texcoco, Silverio Pérez Gutiérrez, habla de cómo un torero mexicano logró traer con resplandor el arte de la tauromaquia a un municipio que ya contaba con sus años y su historia encima; parte del objetivo era generar que los habitantes de su municipio y de cualquier lugar, pudieran conocer y tener acceso a la tradición de los toros, por años se consolidó aquella apuesta mediante una gran feria donde sus fuertes eran los caballos y los toros, con plazas y escenarios llenos, sin pensar que con el paso del tiempo, gran parte de las plazas de toros del país, registrarían bajas en asistencia y en especial la “Silverio Perez” de Texcoco.

Al pensar en cuáles son los factores que intervienen de manera directa e indirecta en la baja asistencia en las plazas de toros, la respuesta no es fácil pero algunos datos apuntan a una corriente animalista que actualmente está en aumento en la sociedad; según cifras publicadas por la pagina Animal Político de Parametría, 7 de cada 10 mexicanos en la mayoría del país están en contra de las corridas de toros, situación que contrasta con los estados donde la tauromaquia es considerada Patrimonio Cultural Inmaterial, según la UNESCO.

Aguascalientes fue el primer estado en tener dicha mención, está por demás decir que la Plaza de Toros Monumental de Aguascalientes, es considerada la segunda capital de las corridas de toros en México, pues además de los festejos que realiza durante la Feria de San Marcos, la empresa que la maneja convirtió el espacio en una Escuela Taurina Municipal para generar nuevos toreros, dejando atrás solo el negocio.

Entonces qué ocurre con la plaza de toros Silverio Pérez ¿aquellos anuncios pegado en los postes ya no tienen influencia entre la población?

Al preguntar a algunos señores sobre la tauromaquia, advierten que no saben el nombre de los toreros actuales, tampoco el hecho de que queden las corridas de toros relegadas en algunas páginas de deportes como el Reforma o solo en medios especializados taurinos, también está tendiendo un impacto directo en el gusto de la población.

Caminando por los alrededores de la plaza, surgió un comentario entre algunos señores que descansaban bajo la sombra de un árbol, quejándose del precio de las entradas, a pesar de que desconocen cuáles son los precios, piensan que son demasiado altos. Esta idea no es fantasía, es una realidad ya que en plazas de aforos medianos o pequeños, los precios de las entradas se han inflado tanto que son imposibles para la mayoría de los pobladores de esta ciudad, que además cuenta con una de las tasas de desempleo más altas del país. Aunado a esto la sensación de inseguridad -producto de algunos actos criminales en las instalaciones de la feria- han conseguido que grandes grupos de turistas que antes venían año con año a la feria, hayan dejado de asistir.

Hoy por hoy la fiesta brava vive tiempos en donde su renovación tiene que llegar urgentemente para seguir subsistiendo, sobre todo en la zona centro, que es donde existe una mayor polarización de la sociedad, a favor y en contra de la fiesta brava y la cual no solo se ha reflejado en ciudades como Texcoco, sino también sucede en la propia Plaza México, que al día de hoy está convertida para muchos aficionados y habitantes de la CDMX en un museo al cemento, por las bajas entradas que presenta la plaza domingo a domingo.

Publicado en Alianza Texcoco.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s