Aguascalientes: Roca Rey, por la Puerta Grande

Roca Rey ha tenido una soberbia actuación en Aguascalientes. Foto Luis Cuesta.

Se presentó Roca Rey en una tarde de mucha expectación, toreó, enloqueció Aguascalientes y se lo llevaron a hombros. Esa es la versión corta de su actuación. Sus compañeros de cartel, Joselito Adame y Diego Silveti, no tuvieron muchas opciones porque el sitio de Roca Rey en la actualidad y la forma que tiene de interpretar el toreo, generalmente no tiene contestación.

Roca Rey continuará marcando la diferencia en este 2019 porque su toreo es ortodoxia pura que combina a la perfección el arte y el valor.

Por Luis Cuesta – De SOL y SOMBRA.

Roca Rey toreó con gusto en Aguascalientes. Sus redondos al primero de su lote rayaron la exquisitez. La afición hidrocálida no se extrañó pues sabe que éste es un torero de gusto, de valor y a veces exquisito. Por eso se le aprecia y se le espera respetando íntegros sus bien ganados créditos en apenas tres años de alternativa.

Con su primer toro se le quería ver a Roca Rey en esta plaza y vaya si entendió al de Begoña, un toro de salida parado y reservón al que metió en su muleta a base de mucho temple y mando.

No aparento ser un toro muy bravo de salida, pero una vez sometido en la muleta de Roca Rey se quería comer la muleta y termino embistiendo arriñonado y tomando codicioso la muleta.

Una simbiosis perfecta entre un toro bravo y un torero en su mejor momento, y que frente a frente hacían presumir la cumbre del arte de torear. Y así fue el caso. Roca Rey, hizo una faena histórica en Aguascalientes al tirar de los derechazos y de los naturales imprimiendo el temple y el consentimiento que exigían aquellas embestidas del de Begoña. Desde la primera embestida lo fue metiendo poco a poco en su muleta prodigiosa. Fue una labor de dominio absoluto sobre un animal al que enseñó a embestir y con el que, finalmente, dibujó el toreo por ambas manos. Sin moverse de su sitio y con un dominio completo le dio muletazos por alto y por bajo hasta que el astado se cansó de embestirle.

Ahí quedo la exhibición del muleteo bueno, algunos que van de figuras lo único que saben hacer es pegarles derechazos corriendo de un lado a otro, en cambio, Roca Rey lo toreó quieto, templado y ligado, y mientras degustaba aquellas exquisiteces, la afición reconoció al torero que quiere y espera como su nuevo ídolo. Finalizó su actuación con unas apretadísimas manoletinas que electrizaron a los aficionados, para después señalar una estocada que, aunque quedó un poco caída, fue de efectos fulminantes. El tendido exigió las dos orejas y la autoridad las concedió para beneplácito de toda la afición que hizo un imponente lleno en la Monumental.

El resto de la corrida ya no tuvo la misma intensidad, pero mantuvo el interés de los espectadores.

Roca Rey, por ejemplo, estrello sus ilusiones de repetir su triunfo con el sexto de la tarde, un toro soso y de cortas embestidas con el que estuvo por encima de sus condiciones y del que obtuvo una ovación por su entrega.

Completaron la terna espadas que también tienen su calidad, si bien les va saliendo a girones, y según y cómo la sienten. El tiempo no pasa en balde. Joselito Adame con mucha solvencia entendió a la perfección al primero de la tarde, un toro de imponente lámina que tuvo calidad en sus embestidas y del que se llevó una oreja tras una labor en donde hubo momentos de buen toreo, pero también de mucha firmeza. Al cuarto, flojo y boyante, le hizo una media faena con poco eco en el tendido.

Unos derechazos en un punto de la faena de Diego Silveti al segundo toro de la tarde, permitían presagiar una faena importante, pero el toro cambió de lidia y desarrollo sentido, sin embargo Silveti no se amedrentó y no terminó desbordado. Por el contrario, dejó la impronta de su valor y de sus ganas por llegar a ser un torero importante. El quinto no le permitió desarrollar su toreo y su labor -aunque fue demasiado larga- dejó muy poco para el recuerdo.

Begoña / Adame, Silveti, Roca Rey

Toros de Begoña, bien presentados entre los que destacaron los lidiados en primero y tercer lugar de la lidia ordinaria. Joselito Adame; estocada (oreja); estocada tras una serie de pinchazos (silencio). Diego Silveti: estocada (silencio); estocada tras una serie de pinchazos (silencio). Roca Rey; estocada (2 orejas); estocada (ovación) Salió a hombros. Plaza Monumental de Aguascalientes, 2ª corrida de feria, 25 de abril. Lleno.

Twitter @LuisCuesta_

Anuncios

1 comentario »

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s