Palmas pa’ los palmados Por Bardo de la Taurina

De la muerte uno de mis subrayados son los obituarios serios y los epitafios elegantes, máxime cuando son labrados en honor de quienes dijeron algo durante su estadía, que no es lo mismo que quienes pasaron por aquí sin haber pasado, que por cierto es como el granel, que es de lo que más pulula, aunque también habría que decir como dijo un difunto No hay muerto malo, amén de que las lágrimas hacen crecer al palmado, hay de todo tipo de muertos, unos muy decentes, educados y respetuoso de las normas de urbanidad como lo fue el caso hace años de “Don Nitolas” al que un día de domingo no asistió a la corrida aludiendo a un demonio que traía en los conductos esofágicos, al buen hombre le vino una hemorragia mientras veía la transmisión por lo que la hija trato de mandarle un mensaje a su médico de cabecera que lo era el ilustre galeno Dr. Hernán Christerna, el barón la atajo y a medio hablar entre un mar de sangre alcanzó a decirle -El doctor está en los toros, ¿cómo se te ocurre interrumpirlo?- al terminar la corrida ya solo quedó abrir la cripta familiar y guardar su estuche.

Así cada cual muere no sé si de la manera que debería, más como dijo el filósofo de Güemes -De que uno se muere, se muere- así en estos días de Aguascalientes, me llegaron noticias que emprendió el viaje a la tierra de nunca jamás ese hombre que tantos viajes realizó transportando toros de lidia Don Manuel Arellano durante los años setenta y ochenta, en verdad que este personaje fue uno de los más confiables realizando un oficio sin el cual sería imposible dar festejos taurinos.

Luego en el desorden del tiempo otro balde fue la partida del amigo de muchos, el matador José de Jesús hijo del “Azteca” se había presentado como novillero en la Plaza México, allá por el año del 1979 y pa’ el 1980 ya “El Mandón” le estaba otorgando la alternativa en Villahermosa, Tabasco, una tarde llamo con esa voz entusiasta y conquistadora la cual aquí y en Portugal donde fue luz de brillo era atrapadora pa´ la charla -Tienes que ver un pedazo de torero se llama Lorenzo Garza Gaona-, mandó por mi menda pa’ invitarme a almorzar a su residencia, en donde a Porta Gayola me recibió con unos somellos cascabeleros, luego llegó una paella con paellero incluido y de ahí a la ganadería de La Guadalupana a disfrutar del chaval poseedor de una de las perchas más interesantes de las últimas épocas, ¿Qué te pareció? ‘No es tan guapo como tú, pero torea mejor que tú’, desde aquí mi sentimiento pa’ mis amigos Lorenzo Garza Hurtado y Garza Gaona ¡Figuras de la amistad!

Cuando ya andamos en los setenta a la vuelta de cualquier esquina nos agarra la Señora de Blanco, como sucedió con el “Mayo” Mario Torres Calleja desde siempre formó parte del paisaje taurino al que algunos llaman familia, cuando en realidad se trata de un gremio en el que cada quien jala pa’ donde se le da su gana, “Mayito” literalmente tiro la capa y se aventó a la cara la cámara, un día me dijo; -Ponme a la gente en suerte en el tendido y compartimos los aplausos-, creía que la gente de parné iba a sombra y por eso por ahí camellaba, la época de los celulares que a todo mundo convierten en un fotógrafo lo pusieron a pasar aceite, nunca le compre una fotografía porque no soy afecto a los espejos de las vanidades y se quejaba por ello, más sin embargo un día me regaló una foto y todavía la dedicó en la que aparece el saliendo a hombros con una peluda en la mano en Tepalángo Mor. 1972 tomada por el fotógrafo VEGA la publico en (http://charlasdeltupinamba.blogspot.com/) porque veo que todas las fotos que de él, sus cuates están sacando corresponden a su época de fotógrafo añejo).

En alguna ocasión me dijo y creo que a otras personas también solía decirles -A la fiesta le queda muy poco tiempo de vida así que gocémosla como nos la dan- le manifesté que eso era solo una opinión partida por la mitad en una primera parte sin discusión en lo relativo a que la fiesta va a desaparecer en poco tiempo, pero discrepo en que por ello debemos de gozarla a como nos la embutan porque a ese paso el período final lo vamos a ver con animales de importación, “Mayo” pelo sus ojillos de canica de agüita y exclamó -¿ Van a traer Toros de España? ¡No hombre! ¡Borregos de Australia!… Claro con la doble excepción que los ganaderos serios y/o empresarios digan; – Mis toros dicen; ¡no al mercantilismo!-, y la otra, que los aranceles internacionales les metan un jitomatazo a los promotores, y entonces sí, les va a salir más caro el caldo que las albóndigas.

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s