Ocho con Ocho: Tiempo de novilladas en la capital Por Luis Ramón Carazo

El autor con José Tomás.

El 20 de julio Arroyo oficialmente inicia su serial, en búsqueda del futuro taurino mexicano.

Y dada la reciente actuación triunfal en Granada de José Tomás eché a caminar la memoria, para recordar que hace un cuarto de siglo el de Galapagar se presentó en La México, como novillero y recuerdo que en alguna entrevista al preguntarle porque, él respondió: “Para no tener que poner dinero en España, en México no me cuesta”
Treinta y dos novilleros se presentaron en la Temporada de 1994, en 27 festejos que transcurrieron del 29 de mayo al 23 de octubre.

Tal vez el novillero mexicano que más ilusiones provocó fue el después matador de toros José María Luévano que en la Gloria reposa y desde luego Miguel la Hoz con el que alternó mano a mano entre toreros de Aguascalientes, el 9 de octubre con novillos de Xajay y en la que salió a hombros Chema y con un trofeo en la espuerta Miguel quién tomó alternativa en San Luis Potosí posteriormente y ahora está en el retiro.

Entre otros nombres de memoria recuerdo a Ricardo Montaño, Paco González, Rogelio Treviño, Marcial Herce, Carlos Rondero, Arturo Velázquez Talín, El Niño de San Juan, Chilolo, Manuel Martínez Ibargüengoitia, Fernando Ochoa, El Canario, Carlos Ortega, Juan Pablo Llaguno, El Zapata, El Calesa, Rubito, Diego Bricio, Iñaki Elías, Jorge Mora, El Niño de la Greca, Ricardo Moreno, Bernado Rentería y el torero a caballo, Lorenzo Cué.

José que marca la pauta del toreo desde hoy en día, se presentó con los novillos de Manolo Martínez (quién apoyó al novillero en los principios de su carrera en México) el 3 de julio con Rogelio Treviño, que ahora vive en España retirado del toreo y El Zapata que sigue como todos sabemos en la brega. Tomás con su estoico valor conmovió a la parroquia capitalina y obtuvo un trofeo.
La fotografía con el que escribe se tomó en el patio de cuadrillas de La México, antes de partir plaza el día de su debut.

Posteriormente regresó el 31 de julio con novillos de San Martín, propiedad por aquellos años de Chafic Handam y Marcelino Miaja con Ricardo Montaño y Manuel Martínez el hijo de Manolo, tuvo una gran actuación, en medio de un aguacero torrencial que obligó a suspender el festejo al finalizar el tercer novillo: Salimos ateridos de la plaza pero con el corazón latiendo por una media novillada vibrante.

La última actuación de José Tomás fue con el mismo cartel anterior y con novillos de San Martín el domingo siguiente 7 de agosto. José tuvo como premio una vuelta al ruedo por fallar en la suerte suprema y Ricardo Montaño recibió un trofeo.

Por tener que cumplir con el servicio militar en España hasta ahí dejó su etapa novilleril en La México, para regresar a tomar la alternativa al año siguiente después de cumplir con la mili y convertirse posteriormente en la sensación novilleril de España en 1995.

Un cuarto de siglo ha transcurrido desde aquellos años que al escribirlo me traen a la memoria recuerdos gratos de la temporada que enmarca el debut de uno de los toreros que han marcado época en el toreo y que como otro colega y paisano suyo consagrado pocos años más tarde Julián López El Juli, decidieron tomar a La México como su primer escalón para ascender a las grandes alturas del toreo.

Ojala y eso sea nuestra plaza Monumental, para quienes se presenten en nuestra capital en las próximas semanas, es justo y necesario.

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s