Ensure Taurino Por Bardo de la Taurina

El otro día en la televisión vi algo relacionado con las toreadas y oí que hay que defender a la Fiesta de los anti taurinos y entonces me dije; ¡Ah caray! hay quienes siguen pensando que los anti son los enemigos de esto, luego se referían a los niños a los que les quieren crear afición mediante la práctica *primaria de un ballet, gimnástico, coreográfico en el que usan capotes y muletas, y donde el clímax del ejercicio lo alcanzan cuando practican una rutina que llaman ‘echar el toro’, o embestir, suena entretenido y hasta divertido.

*Primaria refiriéndome que en esa etapa de inducción supongo no instruyen a los infantes sobre el uso de divisas, banderillas, puyas, estoques, descabellos, puntilla.

Y solo por curiosidad o más bien por preocupación pregunto; ¿Cuánto tiempo o espacio le dedican a la inducción cultural taurina? Lo cual deberían de hacer con conocimiento y, entusiasmo , porque mil a uno que es mucho más probable que de esos niños brote un pintor, un escritor, que más bien pa’ cuando sean grandes los chavales sería un historiador, un periodista, un médico especializado en cornadas y fracturas, una bailarina de flamenco, un curador de arte, que un torero, que además no van a tener donde torear, porque la fiesta como todo en la vida tiene su etapa de transición; surgimiento, expansión, popularidad, esplendor, letargo, decadencia, castración, desaparición y recuerdo, sin descartar la del renacimiento, y aquí vienen dos preguntas, ¿Por qué etapa transita la fiesta actualmente?, y más aún para cuando esos niños sean autónomos en la toma de sus decisiones y hasta de su autonomía económica, ¿en qué etapa estará la fiesta? en la del “Oblivion” como el tango de Astor Piazzolla. – Matón de la desmemoria
y el sin recuerdos es Oblivion rey.-

Las llamadas escuelas progresaran en la medida en que estén al frente de ellas personajes, maestros o instructores, que tengan mucho que decir sobre lo que en realidad es la Fiesta Brava y ahí es donde la cuesta se torna sinuosa, porque sin conocer a todos sobretodo en la provincia, sí sé que existe un apostolado por parte de seres mitológicos o filosóficos como *Rafael Gil “Rafaelillo”, César Pastor, Manolo Arruza, Amado Luna por citar a los excelsos que son ejemplo de por donde tiene que ir el tenor de la academia.

*Ya que expresamente con mayúsculas, respeto y admiración me referí a los cuatro nombres me pregunto ¿habrá quienes los comprendan en su real esencia…?, lo dudo por eso me queda claro que al “Pana” no lo entendieron ni las empresas y sí en cambio fue usado por ellas y por los medios que se montaron en su drama y fantasía pa’ aterrizarlo como esnobismo, que nada tiene que ver con cuando el toreo saca su magia, su embrujo, su duende…su incomprensión que es el cielo de la locura, más llena de cordura que pudiera existir ¡sí! más lo que no existe es la comprensión y es que el caviar no es pa’ todos los tacos, mire usted ya se me está haciendo agua la boca con ese convivio en el que vislumbro, a Miguel Cepeda “El Breco”, a Jacobo Hernández, a José Rubén Arroyo, a “Curro” Plaza, quienes tienen tanto que aportar sobre todo en lo referente a ese estallido llamado misticismo.

Hasta donde alcancé a medio escuchar en el programa dijeron que están yendo a las universidades, a sembrar la semilla o despertar el interés, lo cual francamente me pareció que no tiene ningún caso, pues cuando menos en la capital se ahorrarían los interesados tiempo con solo filtrar en las redes sociales algún anuncio que vaya en el sentido de la opción que significa la Plaza México, los domingos pa’ echar tragos, toparse con guapas mujeres, machos atractivos y oír música estridente mediante el pago de un cover (boleto), es lo mismo que se da en “La Maraca” o en “El California Dancing Club”, donde uno elige si baila o solo va al desmadre.

Esa gente milenians a los que están tratando de llegarle, los nombres de los toreadores les son tan indiferentes, las ganaderías de donde procedan los animales igual y más como se llame tal suerte o pase, pues pa’ ellos el motivo de decir salud y pedir las otras se da cuando un torero más quieto se quede, más embarre el cuerpo sin importar que lo haga a panzazos, y más vistoso les resultan las suertes y los pases de oropel, que lo esencial, eso sí, siempre y cuando se lo hagan a un Novillo o a un Toro en el más amplio y estricto sentido de la palabra, volveré con esto, nada más permítaseme decir antes de que se me vaya que también salió en la tele la palabra o creo haberla oído de una correlación con ser buenos ciudadanos y hasta ahí llegué… y aquí decir que he escuchado a los antis decir que los niños que asisten a los festejos se vuelven agresivos, violentos, pues ni lo uno ni lo otro.

Por cierto, lo que sí pregunto a los pregoneros; ¿Es ejemplo pa’ los niños que una inmensa mayoría de los adolescentes y adultos, muchos de ellos padres de familia les enseñen a los niños dentro de la plaza a lanzar cojines al ruedo?, ¿es ético que le anuncien a la gente y pague por ver novillos o toros y con excepciones se empiece a dudar de que lo que está en el ruedo corresponde a lo anunciado?, ¿es ético que los sorteos de los toros en casos determinados sean amañados?, ¿es ético que a los novilleros en varias plazas les cobren su toro como si fueran aficionados prácticos?, ¿es ético que en la plaza más grande del mundo el oscurantismo como no mostrar los toros previos a ser lidiados, se dé?, ¿es ético que se satanice en ocasiones la libre competencia entre toreros?, ¿es ético que se censure la libertad de expresión privando de información a los periodistas que no son cómodos?, ¿es ético que a una persona discapacitada no se le dé el trato habitual para su condición?, ¿es ético que algunos apoderados en algunas plazas manden mutilar los cuernos a los bureles?, ¿es ético por no decir fraudulento que usted pague por una cerveza y le retaquen el vaso de espuma y no del líquido?, ¿es ético llegar a la taquilla y que le digan que no hay boletos y ahí mismo un revendedor le ofrezca el boleto que desea?, ¿es ético que los jilgueros de la empresa maquillen los acontecimientos propiciando con ello el engaño?, ¿lo necesita la Fiesta?, eso en lo global, en lo personal usted pregúntese ¿quiere ese ambiente pa’ que su hijo lo tome como ejemplo de formación?, ¿quiere seguir siendo usted el abuelo romántico que llevo al nietecito a la plaza por primera vez?, ¿no estaremos adelantando los tiempos de los niños? Y que conste que no estoy refiriéndome a los pasajes violentos y crueles de la lidia, aunque comprensivos por la naturaleza, instinto y razón de la existencia del toro bravo, que por supuesto existen.

Ya mejor al azar tome un libro que resultó verdaderamente interesante que se llama “Citar, templar, mandar” de la autoría extraordinaria de Pepe Malasombra de fecha 2006, editado por Ediciones Sin Nombre Conaculta, de la serie La Centena Ensayo, de esta magnífica obra le cito estrictamente algunas frases o referencias, la primera pa’ retomar lo de los Novillos y los Toros:

-Este tipo de burel, bajito, sin mucha caja, de pitones acucharados y boyante, casi pastueño es lo que entre milenios se juega en las plazas de México… (pág. 16):

-El toreo es un arte inminentemente teatral.
A los toreros, como a los actores se les puede definir en la misma escala que Konstantin Stanislavski urdió en El Arte Escénico. “Farsantes, imitadores y creadores”
Los primeros son o más bien no pueden ser llamados toreros, pues son melodramáticos, cursis, periódicos vacíos de forma y fondo…
Los segundos pueden ser llamados toreros, pero nunca artistas, ya que son copistas, falsificadores, engañadores, dueños de la forma mas no del fondo…

Mientras que los terceros, “los que se dejan arrastrar por su propio sentimiento creativo”, son los únicos que merecen la denominación de toreros, pues armonizan el fondo y la forma en su “ritual orgánico”-. (pág. 19)

-Así, el taurómaco sabe que sobre cada uno de los cuernos del toro hay un diamante, y quien lo corta merece la cárcel.

Nada más mezquino que un astado sin sus brillos…- (pág. 35)

Y va esta –Herrerías Rafael entre sus frases célebres se le recuerda aquella – “en el mundo del toro no se concilian intereses, sino se administran vanidades”- (pág. 62)

Así que a quitarse de tanto superfluo, alfombras rojas, mesas de paño verde y a darle a la Fiesta Novillos y Toros de verdad, abrir puertas a los toreros y cerrárselas a los no toreros, y usted lector asista a la plazas cuando le plazca y será mejor que lo haga para disfrutar el día que las empresas le ofrezcan un espectáculo digno, ahora que si quiere convertirse en defensor pues alístese a la Guardia Nacional.

¡Caray! Primero los que hacen la fiesta, los que la difunden bajo ordenanza y también el público que lo *permitió degollaron a la gallina del arte y los huevos de oro ahora quieren darle una transfusión, o subirle las defensas dándole su Ensure, no será que antes habría que volver a la esencia de la semilla, donde también se daban muchas cosas anormales, nada más que existía taurinismo en todas las líneas.

*¿Cuándo el público ha armado una bronca justa y necesaria en las últimas décadas por la falta de bravura o trapío de un burel o la falta de entrega de un toreador, o la dádiva de una oreja?, se entiende de las porras que de su comportamiento depende que la empresa les permita exhibirse con cualquier pretexto en la arena, ¡lo cual jamás debería de permitir! pues en ella se juegan la vida los hombres vestidos de luces y ¡nadie más!, pero también está el público libre el que ya se cansó de gritar, de satanizar, de reclamar con razón que la empresa meta carteles unos flojos y otros flojísimos y la manera de reprocharlo o castigando es que cada vez asiste menos a las plazas, y decir que donde si les fallo a los pocos asiduos es que ahora que la empresa por enésima vez los ignoro al dejarles descortésmente sin comunicación respecto a los planes que había pa’ la temporada de novilladas solo se volcaron a través de las redes sociales sin que a nadie se le ocurriera manifestarse a cacerolazos en las instalaciones del Palacio de Hierro en Polanco, pidiendo al Sr. Juan Pablo Bailleres y al Sr. Antonio Barrera que ordenaran que sus representantes en la colonia Nochebuena dieran la cara e informaran, ese, era el camino.

Se podría pensar que urge una porra, grupo, caterva organización absolutamente libre, fuerte, consistente, poderosa taurina, cultural y económicamente, pero ya ¿pa’ qué?, si ya escucha usted ese tan, tan, tan, que no son los acordes de un pasodoble, son sonidos emitidos desde la Asamblea de la Ciudad de México unos y otros en el consorcio de los Cosió dueños de la plaza que han soltado las manos al chango, o las Manos de Chango.

Y ya sabe usted cuando ande bajo de defensas Ensure es la fórmula.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s